Aparato digestivo




descargar 29.68 Kb.
títuloAparato digestivo
fecha de publicación18.01.2016
tamaño29.68 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Química > Documentos
Aparato digestivo

El aparato digestivo es un tubo largo con paredes musculares y un revestimiento epitelial del tipo glandular. El extremo superior de este tubo es la boca, su extremo inferior es el ano.

El sistema digestivo es el conjunto de órganos que tienen las funciones de:

  • Ingestión: los alimentos deben ingresar al tubo digestivo a través de la boca.

  • Digestión: los componentes orgánicos de los alimentos deben ser degradados hasta piezas muy pequeñas.

  • Absorción: las moléculas pequeñas son transportadas desde el tubo digestivo hacia el interior de las células.

  • Egestión: los materiales no digeribles de los elementos son eliminados del cuerpo.

Componentes del sistema digestivo

  • Boca

  • Tubo digestivo

  • Glándulas salivales

  • Faringe

  • Esófago

  • Estomago

  • Intestino delgado

  • Intestino grueso

  • Ano

  • Hígado

  • Páncreas


La Digestión
Los alimentos que ingerimos contienen células animales o vegetales con las moléculas que nuestro organismo necesita. Pero para incorporarlas primero se deben degradar o romper hasta lograr un tamaño adecuado.

Para ello, existen diferentes mecanismos y estructuras que llevan a cabo el proceso de digestión.

La digestión puede ser realizada de dos maneras diferentes. La digestión

mecánica está llevada a cabo por los dientes y los movimientos musculares del sistema digestivo (movimientos peristálticos o peristalsis) que producen una acción de mezclado sobre los alimentos ingeridos.

La digestión química está a cargo de unas moléculas llamadas enzimas que se comportan como verdaderas tijeras que cortan en forma específica a las distintas moléculas de los nutrientes.
La boca

En el hombre la boca es el primer lugar donde ocurre la digestión mecánica y química de los alimentos ingeridos. La acción de los dientes es cortar y moler los alimentos en pequeños fragmentos.

La digestión química de la boca está a cargo de una enzima, llamada amilasa salival que se encuentra en la saliva. Esta enzima actúa solamente sobre el almidón, un tipo de azúcar.

Existen tres pares de glándulas salivales (color blanco) que producen la saliva. Esta lubrica los alimentos para facilitar la deglución, disuelve algunas moléculas que, de esta manera llegan a las papilas gustativas de la lengua y contienen además enzimas que pueden matar a ciertas bacterias.
Luego de la deglución, el viaje del bolo alimenticio continúa por la

faringe, que conecta la boca con el esófago. A partir de este último, los

órganos se caracterizan por presentar una serie de movimientos rítmicos que colaboran con el transporte del alimento y en el proceso de digestión. Son los movimientos peristálticos o peristalsis.
El estómago es un saco muscular que tiene tres funciones básicas:

recibe los alimentos que llegan desde el esófago y los descarga lentamente hacia el intestino; realiza digestión mecánica gracias a sus intensos movimientos peristálticos; realiza digestión química a cargo de enzimas y ácido clorhídrico (HCl). La masa alimenticia se denomina ahora quimo.
La principal parte de la digestión ocurre en la primera porción del

intestino delgado denominada duodeno. Los productos semi-digeridos que provienen del estómago son finalmente digeridos en el duodeno, tanto en forma mecánica como química, y se denomina quilo. El hígado y el páncreas vuelcan al duodeno jugos digestivos para colaborar con el proceso de degradación de los alimentos.
El hígado, el órgano más grande del cuerpo, entre sus muchas funciones, fabrica bilis que se almacena transitoriamente en una pequeña bolsita denominada vesícula biliar. El estímulo de la ingestión promueve que la vesícula descargue su contenido hacia el duodeno. La bilis no contiene enzimas pero colaboran en el proceso de digestión de los lípidos.
El páncreas fabrica el jugo pancreático, un líquido que contiene una serie de enzimas que actúan sobre glúcidos, grasas y proteínas. Además neutraliza la acidez con la que llega el quimo desde el estómago.
Absorción intestinal
Una vez obtenidos los productos de la digestión, en el intestino delgado

se produce el proceso de absorción. Los nutrientes atraviesan la pared del intestino y finalmente llegan a los capilares sanguíneos y linfáticos que los transportarán hacia todo el organismo.
El quilo avanza constantemente a lo largo del intestino. Por lo tanto, para que la absorción sea máxima y no se pierda parte de los nutrientes, es necesaria una extensa superficie de absorción. Es decir que cuanto más largo sea el intestino, mucho mejor. Pero, la cavidad abdominal representa un límite para esto. El intestino, por una cuestión de espacio, sólo puede tener una determinada longitud. Sin embargo, este problema es solucionado de otra manera más ingeniosa, la pared interna del intestino presenta numerosos pliegues, llamados vellosidades. Además cada célula de la pared celular presenta su membrana celular con muchos pliegues, las microvellosidades. El conjunto de estas especializaciones le otorgan una superficie interna de aproximadamente 250 m2.
El intestino grueso
La última porción del tubo digestivo está formada por el intestino grueso. Todas las sustancias que no fueron digeridas o absorbidas atraviesan una válvula (una especie de compuerta) que separa el intestino delgado del grueso e impide el retroceso de los materiales. En el intestino grueso se realiza la reabsorción del agua. A medida que el alimento avanzaba por el tubo digestivo, diversos órganos volcaban sus jugos para favorecer la digestión y el transporte. Se estima que llegan a liberarse unos 8 litros de agua diaria al tubo digestivo. Evidentemente, si perdiésemos toda esa agua nos moriríamos deshidratados, por tal motivo, es muy importante la función de recuperación del agua.
El intestino grueso también aloja una gran cantidad de bacterias (la flora

intestinal) que viven a expensas de los productos no digeridos y absorbidos. Estos microorganismos producen una serie de vitaminas que son absorbidas por nuestro cuerpo. Esta es una relación ventajosa para ambos: las bacterias tienen un ambiente y alimento constante y nosotros obtenemos las vitaminas que, de otra manera, serían deficientes en nuestra dieta.
Finalmente, las heces o materia fecal llegan al último sector del intestino

grueso, denominado recto, y son eliminadas a través del ano.

http://maelcuerpohumano.wikispaces.com/file/view/aparato-digestivo.jpg/222639442/aparato-digestivo.jpg

similar:

Aparato digestivo iconI. Anatomía del aparato digestivo El aparato digestivo está constituido...

Aparato digestivo iconAparato digestivo

Aparato digestivo iconAparato digestivo

Aparato digestivo iconAparato digestivo valoracióN

Aparato digestivo iconAparato digestivo Introducción

Aparato digestivo iconBiología. El aparato digestivo

Aparato digestivo iconOrganización estructural del aparato digestivo

Aparato digestivo iconAnatomia del aparato digestivo de las aves

Aparato digestivo iconAnatomia del aparato digestivo de las aves

Aparato digestivo iconEl aparato digestivo suministra al organismo un aporte continuo de...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com