Objetivo y utilidad de la formulación y la nomenclatura




descargar 17.69 Kb.
títuloObjetivo y utilidad de la formulación y la nomenclatura
fecha de publicación18.01.2016
tamaño17.69 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Química > Documentos

Colegio

El Valle Sanchinarro

Dpto. Ciencias

Asignatura: FyQ 4º ESO

Ficha teórica

Definición de Nomenclatura

y formulación

Revisado:

27/12/2015

Páginas:

/




NOMBRAR Y FORMULAR:

EL LENGUAJE QUÍMICO DESARROLLADO PARA LOS COMPUESTOS
INTRODUCCIÓN
La ciencia se estructura con un lenguaje propio. La rama o disciplina más básica de la ciencia es la matemática, cuyo lenguaje presta al resto de ramas. La física y la química, apoyándose en el lenguaje matemático, construyen el suyo propio para expresar sus contenidos con fórmulas y nombres. Por tanto, el lenguaje químico está constituido por la formulación y la nomenclatura.
El lenguaje químico es algo que comenzó a desarrollarse desde que se inicia el estudio de las sustancias, es decir, desde muy antiguo.
Al principio se les ponían nombres propios, y sin ninguna regla, pues se conocían pocas sustancias, pero a medida que aumentó el número de sustancias conocidas fue necesario crear una serie de reglas que permitieran, tanto nombrar compuestos como conocer su fórmula química para ordenarlos y clasificarlos.
A lo largo de toda la historia de la ciencia se han desarrollado varias formas de nombrar a los compuestos. A medida que la comunidad científica se ha ido entendiendo, tiende a unificarla en una sola, a la que se le ha dado el nombre de Nomenclatura Sistemática, dictada por la IUPAC. Sin embargo es importante conocer la Nomenclatura Tradicional, pues se empleó durante mucho tiempo y muchos manuales están basados en ella. Actualmente está en desuso y se recomienda a los profesores que vayan dejando de enseñarla en las aulas progresivamente.
La nomenclatura Sistemática tiene dos variantes, la Sistemática de Stock o funcional y la Esteoquiométrica o de Nombre-lectura.
OBJETIVO Y UTILIDAD DE LA FORMULACIÓN Y LA NOMENCLATURA
Además de la identificación de las sustancias, y la determinación de las proporciones en que los elementos entran a formar parte en los compuestos, la formulación y la nomenclatura tienen otro objetivo que puede perderse de vista: identificar el estado de oxidación de los elementos que constituyen la molécula, lo cual nos ayuda a entender el comportamiento químico del elemento en las condiciones de reacción, es decir, el comportamiento de la materia, que es el fin último de nuestro estudio.
DEFINICIÓN DE FORMULACIÓN Y NOMENCLATURA
De nombrar las sustancias químicas, tanto elementos como compuestos, se encargan una serie de normas, reglas o pautas a las que llamamos Nomenclatura.
Al desarrollo de las fórmulas mediante la combinación de los símbolos de los elementos siguiendo unas normas le llamamos Formulación química o simplemente formulación. Para formular nos basamos en el concepto de valencia química y en que la materia es neutra.
Por tanto, al hablar de compuestos químicos hemos de distinguir entre formular, que consiste en desarrollar la secuencia de símbolos de los elementos que los forman con los subíndices que indican el número de átomos de cada elemento; y entre nombrar, que consiste en varias palabras que indican el grupo de compuestos al que pertenece y el compuesto concreto del que se trata, y para lo cual disponemos de una serie de normas.
Clasificamos los compuestos o sustancias químicas en varios grupos. Para cada uno de ellos hay matices, pero la formulación y nomenclatura general es igual para todos.
El lenguaje químico para cada elemento químico1 consiste en su nombre y su símbolo2, es decir, su nomenclatura es su nombre y su fórmula es su símbolo. Pero los elementos químicos se combinan y dan lugar a compuestos químicos, de hecho es raro que no lo hagan.

Para poder trabajar y estudiar los compuestos químicos3 es necesario identificarles; tanto ponerles nombre y como asignarles una fórmula. Combinando los símbolos de los elementos con números que determinan la proporción en que aparecen en la molécula construimos las fórmulas de los compuestos químicos.
LAS ECUACIONES QUÍMICAS
Además de identificar las sustancias, la química ha desarrollado unas expresiones para simbolizar las reacciones químicas naturales que reciben el nombre de ecuaciones químicas, pues son ecuaciones donde en vez de números aparecen fórmulas de sustancias químicas relacionadas con el signo +. En ellas también aparece un término que hace referencia a la energía que interviene en el proceso.
Orden de escritura de los símbolos de los elementos
El orden de escritura de los símbolos de los elementos se basa en la tendencia a ceder electrones de los átomos que se combinan, es decir, en el carácter metálico. El de mayor tendencia a ceder, el más metálico, se anota el primero.
También lo podemos ver desde el punto de vista contrario, pero el resultado es el mismo. El elemento con más tendencia a atraer hacia sí a los electrones de enlace, a la que llamamos electronegatividad, se escribirá en último lugar. Tal y como se define, la electronegatividad es un concepto que tiene sentido sobre todo en el contexto del enlace covalente.

En sustancias iónicas resulta sencillo saber qué elemento es el más electronegativo, evidentemente aquel que da lugar al anión.
Aunque pocas, hay algunas excepciones, por ejemplo los hidruros de no metales o hidruros no metálicos. Esta serie de hidruros resulta especial por tener dos peculiaridades contradictorias frente a nomenclatura y formulación:


  • En cuanto a nomenclatura, a pesar de que el hidrógeno actúa como protón se nombran como si actuara como hidruro.




  • En cuanto a formulación, se pone primero el símbolo del elemento más electronegativo, es decir, el no M, y luego el símbolo del H.

1 Elemento: sustancia pura cuyas partículas están formadas por átomos con el mismo número de protones en el núcleo, es decir, con el mismo número atómico. Un elemento no se puede descomponer en una sustancia más simple mediante cambios físicos. Nitrógeno, plata, aluminio, azufre, oro, son ejemplos de elementos. Hablaremos del elemento hierro o del elemento azufre, pero en general, y para simplificar, hablaremos de hierro, de azufre, y ya estaremos entendiendo que nos referimos al elemento en cuestión.


2 Símbolo químico: abreviatura (una letra mayúscula o dos: una mayúscula y una minúscula) para representar a los elementos químicos.

3 Compuesto o especie sustancia pura constituida por dos o más elementos diferentes combinados en una proporción constante.


similar:

Objetivo y utilidad de la formulación y la nomenclatura iconNomenclatura y formulación

Objetivo y utilidad de la formulación y la nomenclatura iconResumen el objetivo de este proyecto es resaltar la presencia de...

Objetivo y utilidad de la formulación y la nomenclatura iconFormulación y nomenclatura (III)

Objetivo y utilidad de la formulación y la nomenclatura iconEjercicios de formulación y nomenclatura

Objetivo y utilidad de la formulación y la nomenclatura iconFormulación y nomenclatura orgánica

Objetivo y utilidad de la formulación y la nomenclatura iconSerie 3: formulacion y nomenclatura

Objetivo y utilidad de la formulación y la nomenclatura iconEjercicios de formulación y nomenclatura

Objetivo y utilidad de la formulación y la nomenclatura iconFormulación y nomenclatura de los

Objetivo y utilidad de la formulación y la nomenclatura iconEjercicios de formulación y nomenclatura

Objetivo y utilidad de la formulación y la nomenclatura iconFormulación y nomenclatura de química orgánica


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com