Centro de Información de Sustancias Químicas




descargar 24.32 Kb.
títuloCentro de Información de Sustancias Químicas
fecha de publicación14.08.2016
tamaño24.32 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Química > Documentos






Centro de Información de Sustancias Químicas,

Emergencias y Medio Ambiente – CISTEMA



CONTROL DE DERRAMES DE PRODUCTOS PELIGROSOS
Los accidentes por el uso de sustancias, ocurren principalmente debido al desconocimiento de la peligrosidad que revisten aún si se utilizan en pequeñas cantidades.
Uno de los factores más frecuentes y que contribuyen a que estas situaciones se presenten, es la deficiencia o carencia de identificación en los envases o contenedores de los productos. Pero cuando la emergencia es inminente debe procurarse disminuir su impacto, para lo cual es necesario definir procedimientos y obtener recursos básicos.
El vertimiento accidental de un producto químico debe ser tratado con extremas precauciones ya que los riesgos asociados a la sustancia involucrada se aumentan y al mismo tiempo se generan nuevos peligros.
PREVENCIÓN  (ANTES)
Únicamente llevando a cabo prácticas preventivas, es que se puede garantizar en cierta medida, que se mantiene un control sobre situaciones imprevistas y disminuye notoriamente la probabilidad de sufrir grandes pérdidas a consecuencia de un accidente. Con el fin de contribuir a la verificación de algunos aspectos importantes en lo referente a emergencias químicas, CISTEMA enumera los siguientes puntos:


  • Todas las personas que manejan productos químicos, deben conocer de manera general, las sustancias y los peligros que ellas pueden ofrecer; de esta manera, comprenderán que deben protegerse y habrá mayor colaboración en caso de presentarse un accidente.




  • Siendo conscientes de un peligro potencial, debe existir un plan de prevención y atención de emergencias, muy bien estructurado.




  • Como parte fundamental del plan se debe contar con personal debidamente capacitado, para lo cual se debe elaborar un programa continuo de entrenamiento a todo nivel, pero especialmente dirigido hacia el personal que va a intervenir directamente en la eventualidad de una emergencia.




  • Todas las personas que manejan directamente las sustancias, deben tener claro el hecho de que nadie puede actuar hasta que el “Equipo de respuesta” o personal experto se haga cargo, así crea poder solucionar el problema. Una emergencia nunca debe ser atendida por una sola persona ya que aquello que puede parecer insignificante, puede salirse de las manos en cualquier momento.




  • Se debe contar no sólo con el recurso humano sino también con los equipos que se requieren, ya que el éxito en la atención de emergencias depende en un 80% del equipo disponible.




  • El plan de prevención debe también considerar un programa de inspección de envases y etiquetas. Así mismo, se debe tener un sistema de alerta bien definido.




  • Es necesario que las personas que manejan productos químicos, conozcan a fondo la información que contiene una hoja de seguridad o MSDS y la puedan interpretar en caso de emergencia. Esta información debe estar 100% disponible. Se sugiere colocar a la salida del laboratorio, en un lugar de fácil acceso, un folder que contenga las hojas de seguridad de los productos que se manejan; este debe organizarse por orden alfabético.




  • Mantener a la mano, números telefónicos de apoyo puede ser de gran utilidad: CISTEMA, Bomberos, Cruz Roja, etc.



EN SITUACIÓN DE EMERGENCIA (DURANTE)

En una emergencia real, nunca habrá tiempo suficiente para planear lo que se debe hacer. Por esta razón, se insiste en formar expertos que puedan responder instantáneamente y en forma seria y responsable.
Los pasos a seguir en el momento de detectar un vertimiento, goteo o escape se describen a continuación:


  • Reportar el derrame al coordinador o responsable del área para tomar decisiones en forma adecuada, tales como evacuación, activación del equipo de respuesta o brigada, etc. Todo ello va relacionado con la magnitud de lo ocurrido. Intentar atender un vertimiento accidental bajo criterio propio, puede ser peligroso.




  • Evacuar el área y mantenerse en un lugar seguro; así mismo, alertar a otras personas sobre el hecho.




  • Determinar el nivel de protección personal necesario de acuerdo con las características del producto y de su cantidad. Igualmente, se debe seleccionar el equipo accesorio adecuado como por ejemplo, ventiladores a prueba de explosión para evacuar vapores inflamables.




  • Colocarse los elementos de protección personal antes de realizar cualquier procedimiento o actividad de limpieza (incluida la ventilación del lugar).




  • Demarcar las zonas según las distancias designadas para cada producto. Consultar a CISTEMA.




  • Eliminar fuentes de peligro asociadas y proteger el medio ambiente: por ejemplo, cubriendo los drenajes de agua con barreras especiales para evitar la contaminación o eliminando las fuentes de ignición si se trata de materiales inflamables.




  • Armar diques o barreras con material absorbente inerte. El uso de arena, aserrín, tierra u otros materiales similares DEBE EVITARSE, debido a su bajo poder de retención, su naturaleza combustible (en el caso del aserrín), su difícil manejo operativo y disposición final antiecológica.




  • Recoger el derrame puede implicar transvasar el contenido a un recipiente seguro, absorber simplemente con materiales inertes, introducir un contenedor en otro etc.




  • Una vez recogido, el producto se debe empacar y etiquetar correctamente para su posterior eliminación ecológica; es necesario recordar que un procedimiento de limpieza que se lleve a cabo en forma impecable, pero que no tenga en cuenta la contaminación ambiental, es TOTALMENTE INÚTIL.




  • Lavar el área afectada y descontaminar todos los implementos utilizados. Tan pronto como sea posible, las personas que atendieron la emergencia deben tomar una ducha, así hayan utilizado protección total y aparentemente no hayan tenido contacto con la sustancia.


Los vertimientos accidentales de productos químicos pueden ser muy peligrosos, no importa cuan pequeños e insignificantes parezcan ser”.
Material absorbente:
En la actualidad se consiguen en el comercio materiales absorbentes que reemplazan y superan en gran medida, las características de elementos como la arena o el aserrín. Se agrupan según las características químicas de los materiales y se facilita su disposición final:


  • Ácidos, bases y productos desconocidos;

  • Desechos aceitosos, líquidos refrigerantes, solventes y agua;

  • Aceites, pero no agua y

  • Líquidos inflamables.

  • Diques de contención en poliuretano.


Estos productos que se presentan en calcetines, almohadas y paños absorbentes, son una buena alternativa para el manejo de derrames y fugas en la planta y en la carretera.

A diferencia de los elementos convencionales, los absorbentes no liberan el producto químico recogido aún lavándolos o agregando solventes. Por ello, son ecológicamente seguros. Además, pueden ser incinerados en forma adecuada para disminuir el impacto ambiental ocasionado por la sustancia vertida en la emergencia.

DESPUÉS



Una vez controlada la emergencia, es necesario mantener vigilancia permanente sobre la contaminación del aire antes de autorizar el ingreso a las áreas de trabajo. Igualmente, se debe evaluar lo ocurrido con el fin de determinar las causas y establecer las acciones correctivas y preventivas del caso.

Elementos básicos para atención HAZ-MAT:


  • Equipos de aire autocontenido y/o respiradores con filtros adecuados.

  • Trajes encapsulados y semiencapsulados en telas certificadas como resistentes a productos químicos.

  • Guantes, Botas, Monogafas.

  • Palas antichispas.

  • Bolsas y contenedores especiales para transporte de desechos.

  • Sistemas de aireación y/o extracción de vapores, a prueba de explosión.

  • Explosímetro o medidores de gases apropiados.

  • Equipo de comunicaciones.

  • Equipo de extinción de incendios.



EL NIVEL DE PROTECCIÓN


La selección de los elementos de protección para una emergencia química, puede variar según las condiciones propias de la emergencia. Por tanto, la empresa debe prepararse teniendo en cuenta la clase de riesgo y las cantidades de productos que se almacenan.
Nivel A de protección:


Es la mayor protección para el sistema respiratorio, la piel y los ojos. Se usa cuando:


  1. La sustancia ha sido identificada y su potencial de daño es alto, de acuerdo con la probabilidad de salpicaduras, inmersión o intoxicación por exposición a vapores, gases o partículas que incluso pueden absorberse por la piel.

  2. Existen vapores o gases que no han sido identificados plenamente y no es posible predecir el riesgo que pueden ocasionar.

  3. Ante operaciones en espacios confinados con atmósferas altamente contaminadas con productos químicos.


Nivel B de protección:

Corresponde al mismo nivel de protección respiratorio de A, pero con menos protección para la piel. Es el mínimo recomendado para ingresar a lugares en los cuales el riesgo está perfectamente identificado y la atmósfera está contaminada con sustancias cuyas concentraciones alcanzan o superan el TLV pero no representan un riesgo severo para la piel.
Se utiliza cuando el aire contiene menos del 19.5% de Oxígeno.

También cuando se trabaja en espacios confinados.
Nivel C de protección:


Corresponde a la misma protección de B, pero con menos protección respiratoria.
Se usa cuando los contaminantes no se encuentran en concentraciones altamente peligrosas y el contenido de Oxígeno supera el 19.5% en el aire.

También cuando los filtros del respirador son capaces de remover el contaminante.
Nivel D de protección:


No requiere protección respiratoria pero sí, una mínima para la piel.

Se usa cuando no existe riesgo potencial en la atmósfera debido a que la concentración del producto está por debajo de ½ TLV. También cuando no existe alta probabilidad de salpicaduras, inmersiones o intoxicación por inhalación o contacto.


  • Fecha de impresión: 09/08/2016



  • Elaborado por:


CISTEMA – ARL SURA



Derechos Reservados: Cistema – ARL Sura Página de

similar:

Centro de Información de Sustancias Químicas iconCentro de Información de Sustancias Químicas

Centro de Información de Sustancias Químicas iconCentro de Información de Sustancias Químicas

Centro de Información de Sustancias Químicas iconCentro de Información de Sustancias Químicas

Centro de Información de Sustancias Químicas iconCentro de Información de Sustancias Químicas

Centro de Información de Sustancias Químicas iconCentro de Información de Sustancias Químicas

Centro de Información de Sustancias Químicas iconCentro de Información de Sustancias Químicas

Centro de Información de Sustancias Químicas iconCentro de Información de Sustancias Químicas

Centro de Información de Sustancias Químicas iconCentro de Información de Sustancias Químicas

Centro de Información de Sustancias Químicas iconCentro de Información de Sustancias Químicas

Centro de Información de Sustancias Químicas iconC entro de Información de Sustancias Químicas


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com