La Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una




descargar 267.49 Kb.
títuloLa Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una
página2/8
fecha de publicación03.01.2016
tamaño267.49 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Historia > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8

Maria Elvira Marcinari da Silva – Campinas, (SP), Brasil
En mi adolescencia, participé en la Cruzada Eucarística. Con los cambios traídos por el Concilio Vaticano II, muchas cosas quedaron sin sentido, ya que dejamos de tener los momentos de adoración del Santísimo, las visitas y otras cosas así.

Mi llamada propiamente dicha comenzó con una invitación recibida directamente del P. Paulo Dekker (sacerdote de la Congregación, que se dedicaba a la formación en Campinas, en 1991).

En principio, respondí a la invitación por curiosidad y fui. Pero en seguida, en el primer encuentro, comprendí que podía recuperar lo que había perdido. De ese modo, en la formación, fui aprendiendo cosas de los fundadores (P. Damián, P. Eustáquio) y del celo que tenían por la Eucaristía y en especial por el ser humano.

En cada encuentro me iba entusiasmando por todo y sentía que iba rescatando mis valores y su sentido, sólo con la formación específica del “Carisma de los Sagrados Corazones”.

Conocer la Congregación fue también un encuentro con Hermanos, unidos en un solo corazón delante del Santísimo, independientemente de diferencias personales, de raza o de color. Una unión donde nos encontrábamos sin importar la distancia, pues el Santísimo es el mismo en el mundo entero.

Hoy soy ministra extraordinaria de la Eucaristía y también trabajo con otras dos laicas en un proyecto de atención a la salud popular con plantas [5] medicinales, en la casa de la Congregación en Campinas.

Incluso ante las dificultades de ser laica ss.cc., puedo decir que las gracias recibidas son mayores que las dificultades encontradas. Cuando nos damos cuenta de la misericordia de Dios en nuestra vida, nuestra manera de mirar se transforma; tanto en la vida privada como en la comunitaria y social.

La presencia de Dios tiene que formar parte de nuestra vida. Y tengo el convencimiento de que, como laica ss.cc., debo ser presencia de la misericordia y del celo por la vida.

Mi sueño es que, en todas las situaciones de la vida, tengamos la fuerza necesaria para superar las dificultades con la gracia de Dios. Como hicieron los fundadores, José Maria Coudrin y Henriqueta Aymer de la Chevalerie: estar y ser presencia de Dios en el lugar que vivimos; y que más personas puedan conocer y vivir todo eso.

Odette Véjar de Gavilanes – Quito, Ecuador
Habían pasado muchos años desde el momento en que por primera vez ingresé a la comunidad de los Sagrados Corazones cuando alguien me comunicó que se iba a formar en el Ecuador la Tercera Rama de la comunidad, la Rama Laical.

Me interesé en ello, asistí a la reunión convocada por Madre Antonia García Del Valle ss.cc., quien con muchísima claridad nos hizo conocer lo que nos pedía el Señor: vivir el Carisma Sagrados Corazones era el reto.

En mi mente y en mi corazón surgieron las preguntas, los miedos y las dudas. Comprometerse era muy serio, sin embargo, pensé que el Señor a mí me había dado mucho, y que a lo mejor podía dar un nuevo sentido a mi vida, podía ser útil a los demás y sobre todo reencontrarme con Él.

Pudieron en mí, más los sentimientos de amor y entrega que las monjitas sembraron en mi corazón desde la niñez para decirle sí al Señor. Vinieron a mi mente tantos y tantos recuerdos de mi vida en la comunidad como alumna, como madre de familia y por último tantas vivencias como Inspectora en el Colegio de Rumipamba. Era el momento de devolver tanto amor.

Fue así que ingresé a la comunidad laical Padre Damián nombre escogido por el grupo por el ejemplo que este maravilloso sacerdote nos había dado y al cual queríamos seguir.

El camino no ha sido fácil, como no es fácil seguir lo que el Señor nos pide, pero hemos tenido momentos maravillosos; el compartir la presencia de Jesús en el Sagrario ha tenido un encanto especial, volver a recordar que el Jesús de la Eucaristía el Cristo resucitado está vivo por mí y que late de amor por todos nosotros esperando una respuesta.

La guía de Madre Antonia García del Valle fue fundamental fuimos empapándonos e interiorizando cada vez más; de la espiritualidad Sagrados Corazones aprendimos que debíamos ser agentes de comunión, que íbamos a toparnos con muchos problemas pero que el amor a Dios nos levantaría como así ha venido sucediendo.

En nuestras reuniones reina la fraternidad, los compañeros varones han salido de misión a ciudades alejadas de la capital, apoyados siempre por el trabajo del grupo femenino que desde lejos los hemos ayudado para lograr nuestro objetivo evangelizar.

Las visitas del Santísimo a nuestras familias nos han llenado de un gozo espiritual profundo y hemos logrado unirnos más.

Hoy el grupo está creciendo; hubo un momento en que creímos que se desintegraba, pero la fe y el apoyo de las religiosas nos han ayudado para seguir adelante.

Nuestro sueño es formar una comunidad fuerte para contemplar al Señor en la oración, vivir el amor en actitud fraterna y anunciar este amor como misión. [6]

Leonardo Sales Rios y Silvana Tereza De Moraes – Belo Horizonte,(MG), Brasil
Leonardo

La invitación de hacer parte de la Rama Secular, yo la vi como una gran oportunidad para ayudar a las personas más necesitadas de fe, amor y paz. El hecho de ser Laico ss.cc., de conocer el carisma, nos hace reflexionar mucho sobre nuestra existencia, sobre nuestra misión para el próximo y sobre nuestra responsabilidad en la construcción de un mundo más fraterno.

En la vida diaria, por ser laicos, podemos ir en lugares donde los religiosos no pueden llegar. Podemos llevar el Evangelio en los hogares, en el trabajo, o sea podemos llevar la Palabra de Dios, en todos los lugares donde estemos.

Espero que más personas puedan sentir este llamado de donación y compartir con nosotros nuestros compromisos; y también espero que los laicos y los religiosos se relacionen siempre más y que algunos sacerdotes acepten los laicos de manera total.
Silvana

Yo he sentido y siento la necesidad muy grande de contemplar, vivir y anunciar a Dios y su Evangelio. Cuando me invitaron a comprometerme como miembro de la Rama Secular encontré las respuestas a todas mis expectativas. El ser miembro de la Rama Secular implica que toda tu vida está modelada por el carisma.

Cada día mi vida se desarrolla más a la luz de este carisma: contemplar, vivir y anunciar al Señor Jesús. Este carisma se manifiesta en la familia, viviendo, adorando y amando; en la catequesis, anunciando, viviendo, contemplando; en el trabajo, sirviendo, viviendo, anunciando y adorando, ayudando a que nuestros Hermanos sean amados y respetados por la sociedad.

Mi sueño es trabajar con los Padres, Hermanos, Hermanas y Laicos para una vida y una sociedad más digna para todos y sobre todo para los menos favorecidos.

Yvonne Downey – Sruleen, Irlanda
Mi nombre es Yvonne Downey y procedo de una parroquia situada a unos 14 Km. al sur de la ciudad de Dublín. Nuestra parroquia se llama Sruleen, que traducido del original irlandés significa “Pequeña Corriente”. Hace muchos años los Hermanos y Hermanas de la Congregación de los ss.cc. fundaron la parroquia, y en ese tiempo estuve implicada activamente en la formación de la nueva parroquia, que está dedicada a los Sagrados Corazones de Jesús y de María. Trabajando íntimamente con los Hermanos y Hermanas de la Congregación me hice consciente de su único carisma. Siempre me sentí atraída por su carisma de amor, compasión y su gran hospitalidad. Hace cinco años aproximadamente me pidieron que considerase llegar a ser miembro de un nuevo grupo, ahora conocido como Asociación de Laicos ss.cc. Los dos primeros años fueron de formación, en la que conocimos la historia de la Congregación, el Buen Padre y la Buena Madre.

Guiados por el Espíritu Santo, y apoyados por el amor y las oraciones de los Hermanos y Hermanas de la Congregación, hace dos años dimos los primeros pasos para ser un grupo más autosuficiente, eligiendo un equipo formado por un presidente, un secretario y un tesorero, del que soy miembro. En estos dos últimos años hemos continuado nuestro itinerario ss.cc. y el 19 de Noviembre de 2005, con otros 10 miembros, hicimos nuestro primer compromiso por un año en la Asociación de Laicos ss.cc.

Ser asociado laico ss.cc. juega una parte importante en mi vida. Mi vida de oración ha tomado un significado nuevo y más profundo. Los lazos de amor, interés y amistad con los otros miembros que han surgido en estos años es una gran fuente de apoyo y compañerismo. Una de las cosas que más me gustan y espero impaciente es el tiempo que pasamos juntos en adoración una vez por semana. Estar unida en la oración diaria con los compañeros asociados laicos y la [7] Congregación en el mundo entero proporciona un gran sentido de ser una con los demás y con el Señor.

Mis esperanzas y sueños para el futuro del grupo en Irlanda sería que nuestra Asociación de Laicos ss.cc. continúe creciendo y con la guía del Espíritu Santo esperamos invitar a otros a venir, ver y testimoniar que el amor de Dios está presente en el mundo, y se manifiesta en el amor que compartimos y el interés que mostramos unos por otros. Os pedimos que recéis por nosotros, al mismo tiempo que nosotros rezamos por nuestros hermanos y hermanas Laicos de todo el mundo.

Josie Dumdum – Chino Hills, (CA), EE.UU.
Un poco de mi historia personal… Llegué a los EE.UU. en 1975 desde Filipinas dónde yo enseñaba en una universidad. Tengo el bachillerato en ingeniería química y un grado de maestría en química. No estoy casada y por consiguiente, no tengo hijos. Soy parte de una familia de 5 hermanos. Aunque ya estoy jubilada, trabajo ahora a tiempo parcial en una Escuela Comunitaria para Adultos como profesora de matemática y también a tiempo parcial como Coordinadora General de Pastoral en nuestra Parroquia de St. Paul the Apostle.

El cómo yo me uní a la Rama Secular es una historia entretenida que yo no planifiqué ni esperé. Nadie me reclutó ni me pidió que me uniera a la Rama Secular, como sucedió con los otros miembros. Permítanme empezar mi historia compartiendo con ustedes algo sobre mi vida

Un día en nuestra capilla, cuando estaba yo orando ante el Santísimo Sacramento, me vino a la mente el pensamiento que probablemente yo necesitaba pertenecer a una comunidad laical. ¡Yo no había pensado en esto antes, pero allí estaba yo entreteniendo ese pensamiento! Así es que yo le pegunté al Señor, “Y Tú que piensas sobre esto?” Yo le pedía su opinión, si esa idea era o no buena para mí. Unos meses antes, yo me había jubilado después de trabajar 25 años como investigadora científica en una compañía petrolera. Era entonces una voluntaria a tiempo completo coordinando en la parroquia el Progama de RENOVACION.

Después de sentarme, vi a mi derecha un papelito en el que se leía que la Congregación de los ss.cc. estaba organizando una Rama Secular y que las personas interesadas podían asistir a una reunión. Yo me volví al Santísimo Sacramento y dije al Señor, “Tan rápido me contestas?” No fue sólo la opinión del Señor sino lo que yo consideré como un definitivo, lo que me trajo a la Rama Secular.

Yo pertenezco a la Parroquia de St. Paul the Apostle en Chino Hills, California. Una parroquia relativamente nueva, fundada y atendida por sacerdotes de los ss.cc. En esta parroquia entré en contacto con la Congregación de los ss.cc. por primera vez. Nunca había oido hablar de ellos en Filipinas donde yo crecí. Los Padres ss.cc. Mike Maher, Ken McCabe y Pat O’Hagan y los otros sacerdotes de los ss.cc. con quienes yo entré en contacto, tuvieron y continúan teniendo una gran influencia en mí y en todos nosotros, los miembros de la Parroquia. En su manera de vivir y servie la comunidad, ellos encarnen el amor de Cristo y de nuestra Madre Bendita y son modelos que intentamos imitar.. Por eso, el formar parte de la Rama Secular fue para mí formalizar mi pertenencia a la familia parroquial.

El ser un miembro de la Rama Secular me ha introducido a las oraciones diarias del Oficio Divino, al estar constantemente consciente del amor de Cristo por nosotros y a pensar en cómo puedo ser yo un instrumento para hacer patente a otros ese amor en todo cuanto yo hago. Es en este orar y trabajar con otros miembros de la Rama Secular que yo encuentro un sentido de comunidad con ellos. El grupo de voluntarios en el Programa de Alimentación para los pobres y los sin hogar en el Centro de María, un ministerio ss.cc., ha recogido y enviado ropa usada, libros, alimentos y medicinas a la misión ss.cc. en Filipinas. También apoya las vocaciones sacerdotales colaborando en la Casa ss.cc. de Discernimiento y dando regalos monetarios a jóvenes seminaristas. Ha patrocinado varios eventos para recaudar fondos (concierto, obra de teatro, ventas de alimentos caseros) con el propósito de tener nuestro propio centro en el futuro y llegar a ser una entidad autofinanciada.

Es mi esperanza que la Rama Secular continuará creciendo no sólo en número sino también en recursos para estar al servicio de la comunidad – sirviendo a los pobres, yendo en misión como los Hermanos y Hermanas, evangelizando y extendiendo la palabra de Dios. [8]

Divino Tavares Gomes – Belo Horizonte, (MG), Brasil
Me fui sintiendo llamado a la Rama Secular en un tiempo cuando vi el buen testimonio de la vida consagrada de algunos sacerdotes y seminaristas, con los que mantenía contactos por medio de encuentros los fines de semana, la celebración de la Eucaristía y participando en la pastoral de la comunidad parroquial donde se encontraba el Postulantado. Fue creciendo la amistad y, junto con ella, se fue despertando un deseo de “beber de la fuente” que hacía de aquellas personas una gente sencilla, cariñosa, acogedora, atenta, etc. ¡Su estilo me interpelaba!

Así, en 1991, los padres y seminaristas me invitaron a un encuentro en la casa del Postulantado. Y después vinieron más y más invitaciones… Era el comienzo de un proceso de formación, para un grupo de más de treinta personas -de las que, al final, diez hicieron sus compromisos y hoy quedamos nueve- en el que fuimos descubriendo lo que era ser Laico ss.cc.

Puedo decir que la Adoración a la manera ss.cc. y la forma de vivir la Eucaristía me atrajeron hacia los Corazones de Jesús y de María, y fue una gracia de Dios el que surgieran personas en mi vida que me mostraran ese “camino de libertad”, como los Padres ss.cc. Sérgio Stein, Henrique Leijen, Waldir Souza, Osvânio Humberto Mariano, Geraldo Abílio Ribeiro, Paulo Dekker, Vicente Hernández Castelló, Élcio R. Mota Félix, Eribaldo Santos, Fernando G. da Silva, Walterson José Vargas, y las Hermanas ss.cc.Vera Regina dos Santos, María Dolores Traver, Bernadete María Marafón, Valeria Gomes dos Santos, y otras. Son personas para mí muy especiales y muy queridas, ya que participaron en nuestro proceso formativo. Con ello(a)s descubrí mi vocación laical en los ss.cc. El ser simpatizante y amigo ss.cc. fue “dejando sitio” al vínculo de hermandad con los Sagrados Corazones. ¡El primer compromiso llegó en 1998!

El carisma ss.cc. se manifiesta en mi persona, dándome ánimo y fuerza para continuar siendo miembro de una Congregación que carga con las “huellas de la pasión de Cristo”. Somos adoradores de alguien que se dio completamente, que murió porque amaba a los últimos de la sociedad de su tiempo; y todo por amor de su Padre. ¡Así somos! ¡Eso es lo que nos enseñaron nuestros fundadores! ¡Eso es lo que nos enseñaron con sus vidas los beatos Damián y Eustaquio!

Se manifiesta en la vida familiar. Sueli, que también es laica ss.cc., y yo tenemos dos hijos: Douglas, de 16, y Evandro, de 12 años. Tratamos de vivir la relación matrimonial y familiar a partir del carisma ss.cc. Reconozco que no sería nada fácil educarlos sin esa riqueza espiritual. Y queremos ser esa presencia ss.cc. en la vida de otras personas que se nos acercan, pues: “gratis recibisteis, dad también gratis”.

Se manifiesta en el trabajo que nos sustenta. Soy metalúrgico. Es impresionante cómo el ser humano se vuelve materialista, es manipulado, y se vuelve esclavo, la mayoría de las veces sin ni siquiera darse cuenta, sin tener conciencia de lo que es ser libre. En esos encuentros y desencuentros del trabajo, en las ocasiones para hablar o en el silencio, trato de mostrar o, mejor, presentar a los demás que Dios es misericordioso. En una fábrica, todo el mundo “sabe todo”… pero a la hora de vivir lo que se habla es cuando se comprueba la limitación humana para percibir a Dios en la vida. Quien trabaja en la industria sabe que ahí dentro no hay corazón. Hay muchos casos de injusticias, trampas, arrogancia, jefes a los que les gusta humillar a las personas, etc. En esas circunstancias es donde me siento llamado a ser presencia ss.cc., ya sea escuchando, hablando, tratando de mostrar que siempre hay una salida, intercediendo… Aprendí, con el carisma ss.cc., a levantar el corazón al Padre en esos momentos y a darle gracias, con el silencio de estilo ss.cc., por ponerme en esas situaciones en las que la solución no es tener dinero, como muchos piensan.

En fin, se manifiesta en la propia vivencia de asumir dentro de la Iglesia actividades y trabajos pastorales donde te encuentras con las más diferentes necesidades y carencias del pueblo. Así es como vivo y como quiero “gastar la vida”: Contemplando, Viviendo y Anunciando el Amor Misericordioso de Dios, encarnado en la persona de Jesús y vivido por María Santísima.

Tengo esperanzas y sueños de que un día podamos, realmente, vivir de manera común la misión ss.cc. Nuestros estatutos lo dicen claramente en el cap. I –Naturaleza y Finalidad- punto 3: “Los miembros de las comunidades seculares ss.cc. participan en la misión de la Congregación tal como viene expresada en el capítulo primero de las Constituciones, que es común para las dos ramas de Hermanos y Hermanas…” Pienso que eso es aún un sueño en la Congregación, aunque debería ser ya una realidad. Por eso sigo esperando y soñando. [9]

Sé que un día nuestra participación en la vida de la Congregación será más clara e intensa, dentro de nuestra condición laical. En la Iglesia de Jesús hay espacio para todos; eso dicen los documentos del Vaticano II a todo el pueblo cristiano Católico Apostólico Romano. ¡En la Congregación no tiene por qué ser diferente!

Siempre me pregunto: ¿qué quieres de mí, Señor? ¿Qué quieres de nosotros, Señor? Y siempre la respuesta que me viene me dice que la Congregación tiene este encargo de proponernos algo que podamos realizar juntos, para que sintamos cada vez más la fuerza que somos cuando estamos juntos. Eso nos ayudará a ser más de Dios, en cuanto Congregación heredera de la tercera rama. ¡Interesante! Desde el comienzo de la Congregación existió una asociación de laicos. ¿Por qué cayó en el silencio? ¿Por qué está resurgiendo? Con el “olvido” y con el “regreso”, ¿no estará Dios queriendo decirnos algo que va más allá de la creación de comunidades laicas desperdigadas por ahí, que incluso a veces provocan “discrepancias” entre los Hermanos cuando se habla de Laicos ss.cc.?

Pienso y sueño tener un día lugares de misión ss.cc. en los que las tres ramas estén juntas, cada uno dando su testimonio como persona consagrada a los Sagrados Corazones. Sé que a veces sueño demasiado… Pero así soy y tengo que aceptarlo, en algunas ocasiones como una cruz. Y hablando de sueños y esperanzas, también espero que un día lleguemos a tener una estructura propia, como dice nuestro estatuto. ¡Quizás tan sólo sea otro sueño! Imaginen un Encuentro Internacional, en el que dialoguemos, con los Hermanos y Hermanas, de cómo sería nuestro futuro como Rama Secular dentro de la Congregación ss.cc., trazando metas y objetivos. En común: ¡las tres ramas!

¡A los Sagrados Corazones de Jesús y de María, todo Honor y toda Gloria ahora y por siempre! Amén. [10]
1   2   3   4   5   6   7   8

similar:

La Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una icon¿Qué era el Lima de la Colonia? una sociedad canalizada entre dos...

La Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una iconY de la adoración perpetua

La Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una iconCon todo amor a los Sagrados Pies del Kalki Avatar Parama Sadguru...

La Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una iconQuímica 6º Año Instituto Jesús María

La Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una iconRama de la química en la que se estudian los compuestos del carbono...

La Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una iconLa botánica, es una rama de la biología que trata del estudio de...

La Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una iconUna profunda fe en Dios, en la Virgen María y en la corte celestial...

La Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una iconI. Situación actual del fenómeno religioso en España

La Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una iconPrefacio del Autor
«físicos» se notan en la mentalidad de algunos especialistas de dicha rama del saber humano

La Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una iconPliego de claúsulas técnicas para la contratación del servicio de...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com