La Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una




descargar 267.49 Kb.
títuloLa Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una
página3/8
fecha de publicación03.01.2016
tamaño267.49 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Historia > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8

Gloria Japiass – Rio de Janeiro, (RJ), Brasil
Escribo lo que siento al ser laica ss.cc.

Desde muy joven, he buscado comprender la realidad del mundo que nos rodea, procurando estar atenta a los signos que el Señor manifiesta, para poder ser un instrumento de Su voluntad y dejar que el Espíritu Santo haga su trabajo y al mismo tiempo llevar la esperanza y la paz por donde yo pase. En este camino, he aprendido a observar lo que pasa a mi alrededor y muchas veces, solo con una sonrisa o una mirada, he obtenido respuestas que a los ojos del mundo parecen incomprensibles.

El Señor me ha regalado bendiciones muy especiales, tanto en mi vida profesional como familiar. Ahí estoy donde me necesitan e intento vivir lo que el Señor me ha enseñado. Hoy día, soy capaz de reconocer que mis recursos están más fortalecidos, porque el carisma y la espiritualidad de los ss.cc. me ayudan a mejorar y madurar en mi manera de ser.

Después de gustar el sabor de los ss.cc., se hace más fácil vivir adorando al Señor, mirándolo en el rostro del hermano, anunciando su Buena Noticia, reparando nuestros errores y injusticias, escuchando el sí de María y tratando de imitarla, contemplando la misericordia que Él nos regala en el perdón y la belleza de la creación, y todo eso concedido con total gratuidad.

En mi día-a-día, en medio del mundo, es así que lo siento… No consigo más disociarme del compromiso de vivir así y de comprometerme como una laica de los ss.cc.

¡Que Dios nos conduzca de la mano!

Berit Hildegard Lea – Oslo, Noruega
Desde que soy uno de los fundadores de un grupo de la Rama Secular en Noruega, siempre me he preguntado porqué esto, porqué no elegí a uno de los grupos de laicos ya existentes. Pero la respuesta, pienso, es más bien simple. Yo no escogí esto, sino que fue escogido para mí. Dios nos llamó, otras tres personas y a mí para unirnos y formar una nueva rama en el árbol de los Sagrados Corazones en Noruega.

Cuando comprendí que había sido llamada a esta vocación, decidí dedicar parte de mi tiempo a la oración por personas necesitadas y regularmente oraba con la Liturgia de las Horas. Mi trabajo en la parroquia de San Olav en Oslo me hizo ver como mucha gente estaba en lucha con sus vidas, y la importancia de la oración. Pero yo sentía que Dios tenía para mí otra dirección. El cura párroco me aconsejó que conversara con el Padre Olav Müller de los Sagrados Corazones. Cuando conocí al P. Olav, hablamos durante mucho tiempo, y por primera vez supe algo acerca de los fundadores y de nuestra espiritualidad. El P. Olav creyó en mí y me sugirió que contactara a otro padre de los Sagrados Corazones, Arne Marco Kirsebon, y le pidiera orientación. Pero algo era claro en ese momento, no podía empezar un grupo por mi cuenta. Sin embargo, algunas semanas después, uno de los padres en Kristiansand me habló de tres señoras que habían venido a preguntarles si existía un grupo laico de los Sagrados Corazones. Me acuerdo perfectamente el primer viaje por tren a Kristiansand, aproximadamente 4 horas y media, para encontrar a gente totalmente desconocida que debía pasar a ser importante para mí. Estaba con dudas, algo de susto, con ansiedad y feliz al mismo tiempo. Pero cuando llegué allí, me sentí como en casa. Con la ayuda del P. Arne pudimos empezar un viaje nuevo y emocionante: organizar un nuevo grupo en Noruega. En octubre, hace dos años, hicimos nuestros primeros compromisos, y fue un día de gozo.

¿Cómo puede un grupo pequeño como el nuestro vivir el carisma de los Sagrados Corazones en la vida diaria? Como solo yo vivo en Oslo, esta era una pregunta importante para mí. Incluso antes de hacer mis [11] primeros compromisos, sentía que el tiempo de adoración al Santísimo era muy importante. Era importante para nuestros fundadores y es importante para nosotros. Según lo que veo yo, la adoración reparadora es un “trabajo” que la Iglesia nos pide realizar. Cuando vivimos una espiritualidad como esta, vemos el mundo a nuestro alrededor con ojos diferentes. En Noruega, la gente tiene más de lo que necesita para sus vidas. Pero cuando conozco gente, me doy cuenta de que hay gente solitaria, triste y deprimida, drogadictos viviendo en las calles, adultos mayores sin alguien quien los escuche. Así que, para mí, vivir el Carisma de los Sagrados Corazones significa darle a la gente algo de mi tiempo, escucharlos, confortarlos y ayudarlos, si puedo, además de orar por ellos. Y todo el tiempo, yo vuelvo para estar un tiempo en adoración.

Yo espero que nuestro pequeño grupo crezca en el futuro y que se pueda fortalecer. Mi sueño es el de fundar un grupo aquí mismo en Oslo. Si podemos tener dos grupos fuertes y dedicados tanto en Oslo como en Kristiansand, podemos llegar a más gente que necesita de alguien que los cuide. Y esto tendrá como efecto el entender más profunda e intensamente que estamos viviendo, lo que el Evangelio realmente significa. Yo oro también por los Padres, para que tengan vocaciones. Nuestra familia Sagrados Corazones en Noruega es pequeña. Porque somos muy pocos, creo que es necesario mantenernos en contacto con los miembros de la Rama Secular de otros países, primero que todo en Europa, y luego en otras partes del mundo. Somos parte de una misma familia, y junto con Hermanos y Hermanas, parte del mismo árbol.

Robert Marcondes – Fall River, (MA), EE-UU.
Nací en New Bedford, MA en 1941. Crecí en Acushnet, MA y estudié en ambas ciudades. Quise ser arquitecto pero en esos días las finanzas estaban muy bajas. Después de asistir a la Escuela Secundaria trabajé en lo que llamamos una “maquila” y descubrí que esa no era la vida que yo deseaba. Aunque somos una familia católica, el ir a la Iglesia de manera regular no era una prioridad para mí. Eso cambiaría años después.

Me encontraba decidido a mejorar mi suerte, por lo que aproveché la oportunidad que el unirme al ejército me ofrecía. La Fuerza Aérea me proporcionaría una educación y la disciplina necesaria para ser una persona buena. Yo aprendí el respeto hacia otros y pude conocer otras culturas y vivir con ellas, llegué a conocer y respetar sus estilos de vida y herencias. Fue éste, un regalo más que posteriormente aportaría su fruto a mi crecimiento religioso.

Alguien me envió un pequeño folleto que yo leía en mi trabajo. Una noche durante mi trabajo oí al Espíritu Santo que me llamaba a renovar mi Bautismo. Esa noche nací de nuevo. Yo estaba buscando algo más en mi vida de servicio a Dios; ya era Lector y Ministro de la Eucaristía en mi Parroquia, pero eso no era suficiente. Los laicos estamos limitados en lo que podemos hacer en la parroquia. Quise ser diácono pero las Diócesis dijeron que yo era demasiado viejo.

En ese tiempo, Shirley, mi esposa, estaba trabajando como cocinera y ama de llaves en la Casa Provincial de los Sagrados Corazones. Ella era Ministro de la Eucaristía acompañando al Hermano Bill Keene, ss.cc. al Hospital St. Luke. El Hno. Bill le habló sobre la Rama Secular y sobre una reunión especial para presentarla a las personas que podrían estar interesadas en la Rama Secular de los ss.cc.. Ella me convenció para que la acompañara a la reunión. Nosotros teníamos dudas sobre un compromiso de tipo religioso, pensando que podría ser simplemente otro grupo de oración, pero fuimos y decidimos probar lo que se nos ofrecía.

La renovación de la participación laical ss.cc.. en la misión de la iglesia era mi oportunidad de cumplir esa necesidad. Asistimos a diferentes reuniones y nos comprometimos en 1999, y fui elegido al equipo de Liderazgo y posteriormente como co-coordinador del sector.

Mi guía, el Espíritu Santo, está dirigiéndome en la coordinación de la Rama Secular. Nosotros no somos un grupo joven y las habilidades de liderazgo son pocas. Muchas veces me he sentido frustrado por los problemas de interacción entre personas y culturas que casi dieron al traste con la Rama Secular aquí. Varias veces decidí renunciar, pero los otros miembros me dijeron que, si yo me iba, la Rama Secular se disolvería.

La Vida religiosa en general está en peligro y yo siento que los laicos tendrán cada vez más responsabilidad en la propagación de Iglesia. El Carisma [12] [el servicio] de los ss.cc. es un servicio que yo puedo realizar y ser así una parte significantiva en la misión de Jesús en la Iglesia.

Yo pasé los primeros 20 años de mi vida creciendo, los segundos 20 años al servicio de mi país, los próximos 20 años los gastaré al servicio a mi Dios.

Ahora soy una persona mejor; soy más capaz de mostrar el amor de Dios a los otros miembros en mi esfera de influencia; soy un ejemplo en lo que yo hago, dónde yo voy y en lo que yo digo. Como casi dicen en “Star Trek” yo voy donde ningún religioso puede ir. Yo soy el portavoz de los ss.cc. en mi lugar de trabajo, en la tienda, en el camino. Yo soy evidencia visible del trabajo hecho por los laicos cuando cumplo mis funciones de laico ss.cc.

El futuro de la Rama Secular es un misterio pero si podemos adaptarnos a los cambios de los tiempos, llegar a los jóvenes, estar más presentes entre los miembros de las parroquias, sobreviviremos. Necesitamos informar a los miembros de las parroquias sobre la historia de los ss.cc., y permitirles así tener la oportunidad de descubrir que ellos pueden tener un compromiso más profundo en sus vidas religiosas y espirituales. Espero poder hacer una obra misionera en alguna parte, y espero poder ir a dónde la Rama Secular está empezando y ayudar a establecerla. Ya he recorrido el camino que ellos inician y puedo ayudarles a evitar los obstáculos que puedan surgir.

¡Honor y gloria a los Sagrados Corazones de Jesus y de Maria!

Tomas Banyamo Mbeka – Kinshasa, R. D. de Congo
Nacido de padres católicos, casados religiosamente, después de mis estudios en escuelas católicas, bajo el ritmo de la vida activa, había rechazado en el subconsciente la fe y las prácticas cristianas, como en la espera de encontrar algo mejor en otra parte.

Una mañana del mes de octubre de 1980, pasando frente al Convento de las Hermanas ss.cc. situado exactamente detrás de mi casa y dónde iba a jugar mi hija Mélanie con sus camaradas, la hermana Inés (superiora) me llamó y me lanzo en son de broma esta frase: ¿Papá de Mélanie, Vd. tiene, como dicen en mi tierra, un pie adentro, otro afuera, por qué? Como un detonador, esta observación me desafió y me hice retomar inmediatamente mi antiguo camino; retomé la oración y la asistencia a la iglesia hasta mi matrimonio religioso en 1988. La misma hermana, por medio de mi hija, me invitó otro día a leer algunos libros del Padre Mateo.

Nuestras relaciones se consolidaron al compás de los días, hasta proponerme participar en el embrión de una asociación para los amigos de los ss.cc. y acepté de buen gusto. El grupo se desarrolló pacientemente, reforzado por una serie de temas de formación. Esta imagen de un árbol que tiene tres ramas que es la Congregación de los ss.cc. fue una maravilla. ¡El interés creció aún más, hasta que en 1997 hice mi primer compromiso de un año como miembro de la Rama Secular de la Congregación de los ss.cc. con seis otras personas. Y ahí permanezco hasta la fecha!

¿Cómo se concreta hasta ahora, en mi vida y diariamente, el carisma de los ss.cc.?

• La oración, que se ha convertido en estilo de vida, y que no puede expresarse en términos de número de veces: donde esté, día tras día.

• Es toda una manera diferente de mirar a los enfermos y marginalizados de mi ambiente, en particular, ante quienes intervengo cuando lo puedo:

- un juego de sillas de jardín en vez de taburetes para una pareja sin recursos;

- la asunción de los gastos de escolaridad para una alumna de mi escuela que no tiene padres;

- visitas a los hospitales y entrega de víveres a los enfermos;

- visitas a los hogares de ancianos, a las casas de los enfermos;

- ayudas específicas y reiterativas a los marginados encontrados sobre mi camino.

• Colaboración siempre incondicional con los Hermanos y Hermanas ss.cc. para acciones como:

- la organización - animación –voluntariado en las colonias vacacionales en favor de los jóvenes del barrio, bajo los auspicios de las Hermanas,

Retiro semanal de jóvenes en lengua francesa,

- Concepción, ejecución y finalización de todas las gestiones administrativas vinculadas a la apertura [13] de una escuela primaria en el centro Padre Damián, a pedido de los Hermanos ss.cc.,

- Sesiones de formación cristiana, así como el curso de Biblia, dadas a los feligreses de la parroquia.

Tengo un sueño para la Rama Secular: será rápidamente un grupo de hombres, mujeres y jóvenes deseosos de servir al Señor, que se convierta en un gran grupo compuesto de hombres, mujeres y dispuestos a amar al Señor. Necesita, sin embargo, una apertura mayor al mundo, para no vivir en un medio cerrado.

Delphine Moe – Tahití, Polinesia Francesa
Soy Delphine Moe, responsable de la comunidad laical ss.cc. “Padre Eustaquio” de la Polinesia Francesa. La llamada para comprometerme en la Rama Secular fue naturalmente el fruto de una relación muy estrecha con la Congregación ya que empecé mi proceso de discernimiento vocacional junto a los Hermanos ss.cc. de Pirae y luego la proseguí aún más profundamente junto a las Hermanas ss.cc. en Francia, durante más de un año. En Francia viví una experiencia muy enriquecedora desde una óptica espiritual y cultural. Eso me permitió abrirme al otro diferente y descubrir otra cosa que mi pequeña isla perdida en el Pacífico Sur: Tahití. Pero, también y sobre todo, me permitió ampliar mi campo de visión constatando la internacionalidad del carisma ss.cc.

Así pues, por todo lo que adquirí como conocimiento y como experiencia de vida en la Congregación, aprendí el valor de la escucha, la humildad y la tolerancia y lo más importante: el amor al prójimo. Creer aún y siempre en la humanidad, esperar sin cansarse, reconocerme muy pequeña… y amada de Dios.

En cuanto al futuro, lo veo con serenidad y sin precipitación, sin prejuicios ni impaciencias, tomando el tiempo de conocer mejor a cada uno y a cada una. Se trata de encantarse con el dulce sabor de la resurrección, vía inevitable para alcanzar la paz con su propia historia. En definitiva, me parece que la vida pasa por la gran reconciliación con sí mismo, templo del Espíritu Santo.

Nuestra comunidad está compuesta por seis miembros de los cuales cinco hicieron sus promesas el 6 de noviembre de 2005. Nos reunimos dos veces al mes, a veces en Faa’, a veces en Pirae. Nuestra perseverancia nos ha hecho existir ahora oficialmente, no sin algunas dificultades, puesto que la historia del grupo comenzó oficiosamente el 9 de marzo de 2002. Nuestros encuentros bimensuales son intercambios enriquecedores a través de la oración y del compartir del Evangelio; de lo vivido por cada uno, en la línea de la vocación ss.cc. que es nuestra punta de lanza. Por nuestro lugar privilegiado en el mundo, contribuimos a irradiar y dar a conocer aún más el carisma ss.cc. gracias a nuestra experiencia de vida. [14]
1   2   3   4   5   6   7   8

similar:

La Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una icon¿Qué era el Lima de la Colonia? una sociedad canalizada entre dos...

La Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una iconY de la adoración perpetua

La Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una iconCon todo amor a los Sagrados Pies del Kalki Avatar Parama Sadguru...

La Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una iconQuímica 6º Año Instituto Jesús María

La Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una iconRama de la química en la que se estudian los compuestos del carbono...

La Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una iconLa botánica, es una rama de la biología que trata del estudio de...

La Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una iconUna profunda fe en Dios, en la Virgen María y en la corte celestial...

La Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una iconI. Situación actual del fenómeno religioso en España

La Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una iconPrefacio del Autor
«físicos» se notan en la mentalidad de algunos especialistas de dicha rama del saber humano

La Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar es una iconPliego de claúsulas técnicas para la contratación del servicio de...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com