Y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre(Mat. 19: 5-6 rv 1960)




descargar 107.68 Kb.
títuloY dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre(Mat. 19: 5-6 rv 1960)
página2/4
fecha de publicación14.02.2016
tamaño107.68 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Historia > Documentos
1   2   3   4

b) Zwinglio

En Suiza, Ulrico Zwinglio y León Iudae vivían ya en matrimonio santo y bendito.

c) Capitón y Matías Zelí

En Strasburgo, Capitón había seguido el ejemplo de Martin Bucero, y Matías Zelí se había casado con Catalina Schulz, la cual, bajo el nombre de Catalina Zelí, se ha hecho muy conocida como una de las mejores esposas de pastor.

d) Justo Jonas y Juan Bugenhagen

Y en Wittemberg mismo, los dos pastores Justo Jonas y Juan Bugenhagen, que Lutero convidó como testigos a su casamiento, estaban casados ya hacia años.

e) Martin Bucero

Y Martin Bucero, (nacido el 11 de noviembre de 1491 en Schlettstadt, Alsacia - fallecido el 1 de marzo de 1551 en Cambridge, Inglaterra), quien fue uno de los más importantes teólogos de la Reforma Protestante y es considerado el reformador de Estrasburgo y Alsacia, en 1518 conoció en Heidelberg a Martín Lutero, quien tendría una gran influencia en la vida de Bucero. Este se inclinó por la teología protestante y dejó rápidamente la orden de los dominicos. En 1522 se casó con la ex monja, Elisabeth Silbereisen, con la que procrearía trece hijos, todos los cuales murieron en la niñez, al igual que sucedería también con los hijos de Calvino. Ese mismo año fue pastor en Landstuhl, donde predica la doctrina del protestantismo. En 1523 el Papa publicó un anatema contra Bucero, por lo que se asila en la tolerante ciudad imperial libre de Estrasburgo. En esta época Enrique VIII de Inglaterra consultó a Bucero en conexión con su divorcio de Catalina de Aragón.

Juan Calvino quien al principio se había mostrado reacio del matrimonio del clero, tras convivir un tiempo con su amigo Bucero y ver su felicidad matrimonial, cambió de opinión y optó por unirse al gremio de los casados.

Casamiento de Juan Calvino con Idelette Stordeur

Finalmente, Martin Bucero, el gran amigo del reformador, le presentó una mujer que enamoró al reformador; se llamaba Idelette Stordeur,y ya era madre de dos hijos. Idelette, había nacido en una pequeña población de Guelderland, en los Países Bajos; pero al casarse con John Störder, de Liége, la pareja estableció su residencia en la famosa ciudad de Estrasburgo, donde llegaron a ser conversos de los Anabaptistas. John Störder y su esposa eran una pareja que se destacaban por su moralidad y por su piedad, y siendo también personas de considerable entendimiento, eran tenidos en alta estima. Este hombre llegó a pastorear una iglesia anabaptista en la ciudad de Ginebra. Allí pudieron conocer a Calvino brevemente, mientras el vivía en la ciudad. El esposo de Idelette se había enfrentado en un principio con Calvino, pero tras abandonar los dos Ginebra se habían hecho amigos.

Para el tiempo cuando la pareja estaba residiendo en Estrasburgo entraron en contacto con Calvino, quien, después de haber sido desterrado de Ginebra por su firme oposición a la inmoralidad de los libertinos, se fue a Estrasburgo; esto sucedió en el ano 1538., fecha en la que Calvino marcha al exilio y fija su residencia en Estrasburgo, Alemania. Durante este periodo pastoreaba una congregación de refugiados franceses entre los cuales estaban John Stordeur (de la ciudad de Liege), junto a su esposa Idelette de Bure. Stordeur, que había sido anabaptista, lo vemos que se convirtió finalmente a la fe reformada, a través de la predicación de Calvino. Tan pronto como Calvino se hubo establecido en esta lugar comenzó sus habituales labores ministeriales, y rápidamente reunió a su alrededor a un grupo de oyentes inteligentes, entre quienes estaban John Störder y su esposa. Esta pareja, fue conducida a examinar los principios de los Anabaptistas y a compararlos con los de Calvino, lo que los indujo a cambiar sus opiniones y llegaron a ser firmes adherentes del nuevo pastor. Pero tan solo dos años más tarde, la peste asoló la ciudad de Estrasburgo llevándose la vida de Stordeur y dejando a su esposa viuda con dos niños.

El marido de Idelette murió poco después que se uniera ministerialmente a J. Calvino, a causa de unas fiebres, producto de una plaga que se había desatado en la ciudad de Estrasburgo. Se enfermó y murió de esta plaga, dejando sola a Idelette al cuidado de varios hijos. Durante la vida de Störder había existido una afectuosa simpatía hacia el exiliado de Ginebra: habían llegado a estar íntimamente asociados en la gran obra de reforma, y combinaron con un objetivo común todos los poderes de sus minsiterios.

Después de la muerte de Störder, Calvino siguió siendo el firme amigo de su viuda e hijos, aunque al principio no tuvo ningún pensamiento de una unión con esta dama. Al mismo tiempo estaba buscando una compañía para ayudarle en los trabajos de la vida. Es que Calvino era uno de los hombres menos románticos que han existido. Su idea de lo que debía ser una esposa se puede derivar de una carta dirigida a Farel, otro renombrado Reformador, fechada en Mayo de 1539.

"Recuerda," dice él, "lo que espero de quien ha de ser mi compañera para la vida. No pertenezco a la clase de amantes tontos quienes, cuando son impactados con una bella figura, están listos para invertir su afecto incluso en los defectos de aquella de quien se han enamorado. El único tipo de belleza que puede ganar mi alma es una mujer que sea casta, no fastidiosa, económica, paciente y que probablemente se interese de mi salud.

En cierta medida esta carta fue una respuesta a aquellos amigos suyos que querían verlo casado, y que se ocupaban del asunto. Calvino era suficientemente poco sentimental como para estar contento dejándoles a ellos el asunto. Es posible que si se le hubieran presentado una docena de retratos, hubiese escogido uno de ellos que fuese especialmente recomendado, y cuya disposición respondiera a sus expectativas antes expresadas.

Después de uno o dos fracasos en obtener lo que deseaba estaba a punto de darse totalmente por vencido, cuando su amiga Idelette, a quien estimaba grandemente, apareció para acercarse mucho más a su estándar que cualquier otra; y a pesar de ser una viuda y madre de varios hijos, decidieron casarse.

Al final Calvino le confesó de sus sentimientos e intenciones a Idelette y está aceptó su propuesta de matrimonio. La unión se formalizó, pero los numerosos viajes de Calvino a causa de su ministerio dificultaban mucho la relación. Para Calvino resolver era actuar, y pronto, para gozo de sus amigos, el matrimonio se celebró en Estrasburgo en Setiembre de 1540. Aunque no se sabe nada de su noviazgo, Juan Calvino e Idelette felizmente se casaron, contrayendo matrimonio y cuando Calvino fue llamado para retornar a Ginebra, Idelette lo siguió con la hija de su primer matrimonio.

Idelete de Bure es su nombre de soltera,y se conoce que habia nacido en Geldern.Esta mujer fue la única esposa de Juan Calvino. El primer esposo de Idelette fue Jean Storder, un ex-pastor anabaptista de Lüttich con el que tuvo un hijo y una hija. El matrimonio Storder estaba fascinado con los sermones de Calvino y concordaba con sus doctrinas religiosas. Calvino se hizo amigo de la pareja y a menudo los visitaba en su casa en Estrasbugo. Jean Storder murió a causa de la peste e Idelette también cuidó a Calvino cuando su estado de salud se encontraba bastante deteriorado. Calvino escribió bellamente sobre su esposa Idelette, la que siempre fue una ayuda idónea en el desempeño de su ministerio y la mejor amiga que había tenido en su vida.

Un hecho bien seguro es que Calvino amaba a su esposa de acuerdo a su manera. Sabemos que jamás estuvo decepcionado de ella en el menor de los grados; y que justo en aquellos momentos cuando el cuerpo estaba cansado de la tierra y todas sus posesiones, Idelette acudía a él como un ángel que ministraba tranquilidad. Calvino no era el tipo de hombre que gastara su tiempo alabando a nadie, y no obstante se refirió a su esposa en su correspondencia como una

"mujer singularmente ejemplar."

En la correspondencia de Calvino encontramos muy poca información sobre los ocho años y medio que duró su matrimonio, y muy poco se sabe también de la misma Idelette, pero debió ser una mujer notable y una gran ayuda para el reformador de Ginebra. Su marido la llamaba “una mujer de raras cualidades” y “la fiel ayudante de mi ministerio”. Teodoro de Beza también la describe como una “dama sobria y honorable”.

Como dice el libro de Proverbios

  • "Qué difícil es hallar una esposa extraordinaria! ¡Hallarla es como encontrarse una joya muy valiosa! Quien se casa con ella puede darle toda su confianza; dinero nunca le faltará. A ella todo le sale bien; nunca nada le sale mal.Sale a comprar lana y lino, y con sus propias manos trabaja con alegría. Se parece a los barcos mercantes: de muy lejos trae su comida. Se levanta muy temprano, y da de comer a sus hijos y asigna tareas a sus sirvientas. Calcula el precio de un campo; con sus ganancias lo compra, planta un viñedo, y en él trabaja de sol a sol. Ella misma se asegura de que el negocio marche bien; toda la noche hay luz en su casa, pues toda la noche trabaja. Ella fabrica su propia ropa, y siempre ayuda a los pobres. No le preocupa que haga frío, pues todos en su casa andan siempre bien abrigados. Toma telas de lino y de púrpura, y ella misma hace colchas y vestidos. En la ciudad y en el país su esposo es bien conocido, pues ocupa un lugar importante entre la gente de autoridad. La ropa y los cinturones que ella misma fabrica los vende a los comerciantes. Es mujer de carácter; mantiene su dignidad, y enfrenta confiada el futuro. Siempre habla con sabiduría, y enseña a sus hijos con amor. Siempre está pendiente de su casa y de que todo marche bien. Cuando come pan, es porque se lo ha ganado.Sus hijos la felicitan; su esposo la alaba y le dice: «Mujeres buenas hay muchas, pero tú las superas a todas».La hermosura es engañosa, la belleza es una ilusión; ¡sólo merece alabanzas la mujer que obedece a Dios! ¡Que todo el mundo reconozca los frutos de su esfuerzo! ¡Que todos en la ciudad la alaben por sus acciones!(Pr.31:10-31 TLA)

Retorno a Ginebra

Calvino se casó con Idelette De Bure, viuda de la provincia holandesa de Gelderland. Su primer marido fue John Stordeur, que se había convertido de la fe anabaptista por la predicación de Calvino en Estrasburgo. Y fue un poco después de su conversión, que John Stordeur enferma y murió de la peste.

Al año de haber ellos iniciado su vida conyugal, Calvino recibió una nueva oferta para regresar a Ginebra. Por lo que trasladó toda su familia a su vieja residencia en la ciudad y retomó su ministerio en la ciudad. El regreso a su antiguo trabajo en la ciudad ginebrina no fue fácil. A pesar de encontrar un gran apoyo en su esposa, Ginebra era una comunidad problemática. Juan sabía que su misión allí sería ardua y difícil, pero una vez más escuchó antes a su sentido del deber, que a sus deseos de permanecer en Estrasburgo.

Calvino sabía apreciar lo que valía una existencia pacífica. Amaba el retraimiento de su hogar,la felicidad de su esposa y la dicha de la amistad; sin embargo era un escritor fuerte, polémico. Tenía una clara idea de ese tono de moderación necesaria para la literatura, pero era claro y directo. Algunos historiadores dicen que sus escritos son de los más violentos que se conozcan.

El pueblo de Ginebra había odiado a Calvino por su virtud severa e inflexible, y lo habían desterrado del estado; pero pasados tres años los magistrados revocaron la sentencia, y en Setiembre de 1541 regresó de manera triunfante. Idelette, con quien había estado casado aproximadamente un año, se quedó en Estrasburgo, pero poco después volvió a reunirse con su esposo. Su entrada en Ginebra casi se asemejó a la llegada de una princesa: el Concilio envió un heraldo para escoltarla, también tres caballos y un carruaje; y cuando ambos estuvieron en la ciudad, que había de ser su futuro hogar, los magistrados les otorgaron una casa que incluía un jardín.

Aquí la pareja, con los hijos del anterior matrimonio de Idelette, podían disfrutar la libertad de la seguridad y las bellezas de la naturaleza. La misma Ginebra, que se hallaba a los pies de grandes montañas, con una serena superficie de agua frente a ella, es uno de los puntos más pintorescos de la tierra; y la casa que le habían dado a Calvino estaba situada de tal forma que invitaba a dar una amplia mirada a las orillas serenas y empinadas del lago Leman, junto con el maravilloso aspecto del Mont Blanc siempre cubierto de nieve, mientras, una vez más, a lo lejos,se podían ver los majestuosos y elevados Alpes Savoyard.

Estos panoramas, vistos bajo los rayos oro y púrpura de la luz de la mañana, eran precisamente aquellos mejor calculados para elevar el alma anhelante, y hacían que se mirara con horror cualquier cosa en la conducta de los hombres que pudiera mancillar los gloriosos esplendores de la creación.

Después que Calvino y su esposa se establecieran en Ginebra, tuvieron muchas oportunidades de mostrarles su benevolencia a aquellos que necesitaban ayuda, y en aquel tiempo eran muchos,pues la persecución a la que los Protestantes estaban expuestos en otros países, particularmente los Valdenses, empujaba a gran número de ellos a buscar refugio en Ginebra, donde eran abrigados de los rigores de la maldad inclemente, y podían adorar a Dios como quisieran.

Muchos de estos exiliados, sumamente agradecidos, reconocían la caridad desinteresada de Calvino y su esposa quienes mostraban hacia estos forasteros una bondad tan activa que sus propios coterráneos se sentían celosos, y a culparles de atender las necesidades de los extranjeros que las suyas propias.

Los golpes de la vida ponen a prueba la edificación

Vinieron los golpes de la vida.Pero Calvino se mantuvo firme en la fe de su Señor. El habia edificado su casa sobre la roca y no sobre la arena,como bien había prevenido Cristo que se hiciese.(Mat. 7:24-29 TLA). A la pareja les fueron concedidos nueve años de vida matrimonial, años de devoción y benevolencia; les fueron otorgados tres hijos, pero todos murieron en la infancia para dolor de Calvino; el primero, un hijo, por poco causa la muerte de la madre. Al escribir sobre su nacimiento a un hermano ministro, Calvino dice,

"Mi esposa ha dado a luz de manera prematura, no sin extremo peligro. Que el Señor nos mire con misericordia."

Y cuando ocurrió la muerte del niño, Calvino escribe otra vez,

"Mi esposa regresa su gratitud por tanta consolación amistosa y piadosa. Ella podría contestar sólo por medio de un secretario, y sería muy difícil para ella incluso dictar una carta. El Señor ciertamente ha infligido una herida severa y amarga por la muerte de nuestro pequeño hijo. Pero Él mismo es Padre, y sabe lo que es necesario para Sus hijos."

Después de esto llegó una hija, y partió; luego llegó un tercero, pero no le fue concedido a Calvino que su nombre fuera perpetuado por su propia descendencia. Calvino dijo,

"El Señor me dio un hijo, pero pronto se lo llevó. Se reconoce esto entre mis desgracias, que no tenga hijos. Tengo miríadas de hijos a lo largo del mundo cristiano."

Pero aunque los hijos murieron, esto no eliminó la felicidad conyugal del hogar. Calvino era totalmente feliz con su esposa, y conocía muy bien su gran valor; pero llegó el tiempo cuando iba experimentar su valor por el contraste de una separación terrenal. Idelette cayó enferma, y aunque se hizo todo lo que podía hacerse para salvar su vida, pronto se supo que sus horas estaban contadas. Pocos días antes de su muerte, un amigo le preguntó si ahora que sabía que iba a separarse de su familia había instruido a su esposo a que continuara con sus hijos el tipo de crianza que ella les había dado; pero ella contestó,

"Lo principal es que ellos vivan una vida piadosa y santa. No es necesario hacer que mi esposo prometa criarles en santidad y temor de Dios. Si son piadosos, tengo la confianza de que él será para ellos un buen padre aún sin ser solicitado; si no lo son, no merecen que yo pida algo de ellos." Esto probaba que su confianza era fuerte en la rectitud de su esposo; y habiendo vivido nueve años con él, es probable que haya llegado a ser igual a él en su compasión; de allí su breve despreocupación en cuanto al cuido de sus hijos. También debió haber visto a Dios como un Ser de justicia, antes que de amor; de modo que su resumen fue, "Si hacen lo correcto, será bien para ellos; si no, sufrirán... y con justa razón."

Esta era la visión de Calvino y su esposa, y aunque no los seguimos en todas las cosas, no obstante no podemos ocultar nuestra alabanza por su persistente valentía. Ellos representaron una fase de pensamiento y libertad por el cual era tan necesario luchar como el amor más amplio y tolerante.

La esposa de Job, cuando perdieron todos sus bienes le indicó un camino extraño a su esposo, de tal manera que nos hace pensar mucho acerca de su condición espiritual. Leemos en el libro de Job que
1   2   3   4

similar:

Y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre(Mat. 19: 5-6 rv 1960) iconLos símbolos pueden ser una sola letra mayúscula o en otros casos...

Y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre(Mat. 19: 5-6 rv 1960) iconEn los dos primeros volúmenes de mis cuentos completos (éste es el...
«El hombre bicentena­rio». Poco antes de iniciarse el año 1976, el del bicentenario de Esta­dos Unidos, una revista me pidió que...

Y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre(Mat. 19: 5-6 rv 1960) icon¿Por qué conformarse con una sola noche si podía comprar muchas más?

Y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre(Mat. 19: 5-6 rv 1960) iconEl hombre roto por los demonios de la economía
«La economía tiene necesidad de la ética para su correcto funcionamiento; no de una ética cualquiera, sino de una ética amiga de...

Y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre(Mat. 19: 5-6 rv 1960) iconCreación de un Llavero-Perfume… algo llamativo e innovador, que combine...
«perfume» se refiere al líquido aromático que usa una mujer o un hombre, para desprender olores agradables

Y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre(Mat. 19: 5-6 rv 1960) iconEl color azul de los ojos en el hombre se debe a un gen recesivo...

Y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre(Mat. 19: 5-6 rv 1960) iconA todos los voluntarios de Guiding Eyes for the Blind
«Mamá, ayúdame, por favor. Diles que me dejen en paz. ¡Diles que me hacen daño!». Pero fui incapaz de articular una sola palabra....

Y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre(Mat. 19: 5-6 rv 1960) iconFundido en una sola estructura, nuestro sistema nervioso central...

Y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre(Mat. 19: 5-6 rv 1960) iconLos problemas para asignar una clasificación a los documentos son...

Y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre(Mat. 19: 5-6 rv 1960) iconSoldadura, en ingeniería, procedimiento por el cual dos o más piezas...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com