Memorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?)




descargar 1.18 Mb.
títuloMemorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?)
página2/35
fecha de publicación03.11.2015
tamaño1.18 Mb.
tipoMemorias
med.se-todo.com > Historia > Memorias
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   35

Sin tetas (también) hay paraíso (controversial plan)

La desregulación financiera en EEUU fue una causa importante de la crisis global que estalló en 2008, y la liberalización financiera y del mercado de capitales en otras partes ayudó a propagar ese trauma ‘made in USA’ por todo el mundo.

La crisis demostró que los mercados libres y descontrolados no son ni eficientes ni estables. Tampoco necesariamente sirvieron de mucho a la hora de fijar precios (basta con ver la burbuja inmobiliaria), incluyendo los tipos de cambio (que son simplemente el precio de una moneda en términos de otra).

Pero yo diría que la principal respuesta es que al inventar historias sobre nuestras dificultades actuales que absuelven a quienes nos han puesto en esta situación, eliminamos toda posibilidad de aprender de la crisis. Tenemos que culpar a quien corresponde, para dar una lección a nuestras élites políticas. De lo contrario, harán todavía más daño en años venideros”. La imprudencia de las élites (Paul Krugman - El País - 15/5/11)

A pesar de esta era de beneficios privados y pérdidas públicas… A pesar que el modelo globalizador ha transformado en “untermenschen” (seres humanos inferiores), a sus propios habitantes (norteamericanos y europeos, principalmente)… A pesar de esta fórmula de suicidio económico (previo paso, por el suicidio moral)… A pesar que fueron la desigualdad y la inestabilidad, los causantes de la crisis (resultado del esfuerzo de EEUU por estimular una economía debilitada por una mayor desigualdad a través de tipos de interés bajos y una regulación laxa, que hicieron que mucha gente pidiera prestado mucho más allá de sus posibilidades), y que deshacer las consecuencias de este endeudamiento excesivo llevará años… A pesar de encontrarnos ante la generación de líderes más miope y entregada al electoralismo (previo paso, por la corrupción)… A pesar de no ser “la calle” (ni en EEUU, ni en la Unión Europea) la responsable de estos destrozos… A pesar que nunca tan pocos hicieron tanto daño a tantos… A pesar del interminable e incalificable catálogo de despropósitos… A pesar de tantos errores y disparates… A pesar de la plaga de abusos… A pesar de que casi nunca ocurre lo que uno (si es pobre) quiere (de hecho casi siempre te dan justo lo contrario cuando menos puedes asumirlo)… A pesar del pánico (el salario del miedo) que paraliza a la clase trabajadora… A pesar de los “anestésicos” (alcohol, drogas, sexo, redes sociales, sms, twitter, tablets, permisividad, relativismo, individualismo, frivolidad, indiferencia, egoísmo…) que idiotizan a la juventud… A pesar que, hoy por hoy, ni los trabajadores (apesebrados), ni los parados (mendicantes), ni los jóvenes (que ni estudian, ni trabajan, y gracias a la “nube”… ni piensan), parecen perturbar la exitosa marcha del establishment… A pesar de este tiempo de derrumbamiento y perplejidad; tiempo de grandes dudas y certezas chiquitas... A pesar que se ha disuelto el Contrato Social… A pesar que el espíritu revolucionario ha quedado extinguido en Occidente… A pesar de los pesares…

Hay que acabar con la agonía… Hay que volver a empezar (controversial plan)

Con la poca voz que tengamos, con las pocas fuerzas que nos quedan, con esperanza y sin miedo, hay que recuperar la iniciativa. Hay que recobrar la calle. Main Street puede vencer a Wall Street. ¿Cómo? Con el poder de las mayorías, con la movilización ciudadana… (algunas propuestas preliminares):

¿Qué ocurriría si la gente (la humilde gente) dejara de consumir los productos de las empresas que deslocalizan la producción? Esas empresas quebrarían.

¿Qué ocurriría si la gente (la humilde gente) dejara de consumir los productos de las empresas que despiden personal? Esas empresas quebrarían.

¿Qué ocurriría si la gente (la humilde gente) retirara los depósitos de los bancos que causaron la crisis financiera? Esos bancos se quebrarían.

¿Qué ocurriría si la gente (la humilde gente) dejara de pagar sus impuestos a los gobiernos que rescatan a los bancos culpables de la crisis? Esos gobiernos caerían.

¿Qué ocurriría si la gente (la humilde gente) dejara de votar a los partidos políticos que sostienen a gobiernos que rescatan a los bancos culpables de la crisis? Esos partidos políticos desaparecerían y los gobiernos que apoyan también.

Boicot del consumidor, rebelión fiscal, rebelión cívica… si con ello no alcanza (yo creo que sí), habrá que pasar a la resistencia y la insumisión civil (revuelta social).

Cansados de esperar, y ante la ausencia de cambios visibles, la autoridad resultará insoportable, la dependencia intolerable, la sumisión imposible. Las órdenes, incitaciones, consejos, demandas, exigencias, proposiciones, directivas, comunicaciones, crisparán, atragantarán, retorcerán los estómagos.

Entonces, habrá llegado el momento de invertir las perspectivas: someter la economía a la política, pero también poner la política al servicio de la ética, hacer que prime la ética de la convicción sobre la ética de la responsabilidad, luego reducir las estructuras a la única función de máquinas al servicio de los individuos y no a la inversa. Difícil (a los padres), pero no imposible (a los hijos y nietos).

Recuerden (jóvenes de la ‘generación perdida’): sin tetas (también) hay paraíso…

En las próximas páginas se amplían y documentan los temas tratados:

-Contagio global de la crisis financiera (EEUU contagia el SIDA “Urbi et orbi”) -La guerra de las divisas (EEUU utiliza el “arma de destrucción masiva” de la flexibilización monetaria o “Quantitative Easing”, contra sus “socios” comerciales) -El ‘terremoto’ de Japón y el ‘tsunami’ que sacudió la cadena productiva mundial -El gran saqueo: yo rescato, tú rescatas… nosotros quebramos. El último rescatador inmóvil (los auténticos “paganos” de la crisis). Las víctimas del espiral vicioso (¿el “quid pro quo” de la globalización?)

- Contagio global de la crisis financiera (EEUU contagia el SIDA “Urbi et orbi”)

Decíamos ayer…

(Del Ensayo publicado en Diciembre 2007)

Crisis de las hipotecas “subprime”: burbujas y… algo más (malas prácticas)

  • La “deslocalización” de la deuda

  • Del boom de la burbuja al colapso de la burbuja

  • Un espiral de avaricia y enriquecimiento rápido

(El subtítulo lo elije usted)

- Orígenes de la crisis

“El Boom de la vivienda”

  • La política monetaria expansiva impulsada por la FED desde el 2000, recortando las tasas de interés desde 6,25% (Diciembre de 2000) hasta 1% (Junio de 2003), incentivó el crecimiento de la demanda y oferta de vivienda, que ya venía en ascenso desde la década de los noventa.

  • El mejor “colateral” hacía que las financieras exigieran bajos estándares utilizados para la concesión de créditos hipotecarios. Entre ellos: bajos niveles de puntaje FICO requeridos y requerimientos más flexibles de declaración de ingresos. (FICO: Fair Isaac Corporation, es una entidad privada que ofrece los modelos de “scoring” de crédito más utilizados en EEUU. El rango de “scoring” oscila entre 300 (más bajo) y 850 (más alto). La distribución es sesgada, con un 60% de los “scores” entre 650 - 790 puntos. De acuerdo con este modelo de “scoring”, los bancos y otras instituciones financieras pueden decidir negar un crédito, incrementar una tasa de interés o hacer más exigentes las comprobaciones de los niveles de ingreso de los prestatarios.)

  • El desarrollo de instrumentos financieros derivados (CDOs) con calificación AAA, que tenían como “subyacentes” titulizaciones hipotecarias (MBS - Mortgage Backed Securities) con rangos de calificaciones entre AAA hasta BB, y cuyas rentabilidades estaban por encima de las tradicionales, incentivaban la oferta de crédito hipotecario.

  • El “apetito” por inversiones con mayores rentabilidades por parte de los fondos de pensiones, las compañías aseguradoras, los bancos y los fondos de cobertura, fueron caldo de cultivo para el creciente desarrollo de los CDOs en años recientes.

El contexto de bajas tasas de interés y valorizaciones de los precios de la vivienda, aumentó la oferta de créditos hipotecarios a deudores con baja calidad crediticia. Mientras en el año 2000 las “originaciones” llegaban a niveles de 150 billones de dólares (miles de millones, en español), para el año 2006 cuadruplicaron su valor llegando a niveles de 600 billones de dólares (miles de millones, en español)…

“Estalla la burbuja”

  • A pesar de los incentivos mencionados por parte de la oferta, y la fuerte demanda de vivienda por motivos de inversión, dichas continuas valorizaciones en los precios de la vivienda, se revierten en algunas zonas de EEUU en el año 2004, cuando la FED inicia el ciclo contractivo de la política monetaria.

  • En el año 2007 (agosto), después de la contracción monetaria, el mercado subprime muestra signos de morosidad de cartera generando:



    • Reducción en ventas de viviendas: Impacto en la construcción.

    • Estándares de crédito más apretados.

    • Un aumento de la oferta de vivienda en la medida que se incrementan las liquidaciones de vivienda de los créditos hipotecarios.

    • Mayor disminución en los precios de la vivienda.

Emisiones de CDOs

  • En la medida en que crecían las “originaciones” de hipoteca, también se incrementaban las emisiones de CDOs.

  • El problema en agosto - septiembre de 2007 es que existía (¿existe?) poca información sobre el comportamiento de estos activos “empaquetados” bajo condiciones de crédito apretado y aumento de morosidad de la cartera. Inclusive, la información es poca bajo un escenario de desvalorización de los precios de la vivienda.

  • De esta manera, tanto el mercado como las agencias trataron (¿tratan?) de sobre-estimar los riesgos de pérdidas de estos “pools”, generando gran volatilidad en la valorización de estos activos. Es un problema de “información asimétrica” en el cual los gestores del mercado no pueden dimensionar las pérdidas de sus portafolios; menos aún las pérdidas de otras entidades. El mercado así buscaba (¿busca?) señales para poder distinguir los “malos” y “buenos” portafolios, encareciendo el costo de “fondeo” entre entidades financieras.

  • Adicionalmente, sobre dichas emisiones, se ha discutido (¿discute?) bastante el papel de las agencias calificadoras al momento de evaluar los riesgos de estas estructuras crediticias.

Actualización de datos

ABC (12/10/07): “El 29% de las hipotecas firmadas en 2006 en EEUU fueron de alto riesgo”

“El 29% de las hipotecas contratadas en 2006 en EEUU se firmaron con altos tipos de interés debido al elevado riesgo de impago de sus titulares, frente al 16% de dos años antes, según un estudio publicado ayer por el diario económico Wall Street Journal. Según sus datos, el importe de los créditos “subprime” firmados durante 2006 ascendió a 1,5 billones de dólares (billones, en español) y se contrataron por medio de 2.500 entidades diferentes (entre bancos, cajas de ahorro y sindicatos) de forma repartida por todo el país.

Los embargos hipotecarios en EEUU alcanzaron los 223.538 procedimientos en septiembre, el doble que en el mismo período de 2006, aunque por debajo de la cifra de agosto”.

- Y mientras tanto…

(Parte de una carta del Senador estadounidense Bernie Sanders en respuesta a la columna de opinión de Mary Anastasia O’Grady, publicada en The Wall Street Journal -online- el 4/10/07)

… “No es sólo México y otros países en desarrollo los que han sufrido debido a estos acuerdos de libre comercio sin restricciones y pro corporaciones. También es el caso de las familias trabajadores de Estados Unidos, que ahora se encuentran en una horrenda “race to the bottom” (Carrera hacia abajo. Nota del Editor: Teoría que postula que la competencia entre los países lleva a reducir las normas regulatorias y, en última instancia, este fenómeno aumentará la pobreza global).

Pese a la explosión de la tecnología y al enorme aumento de la productividad laboral, la pobreza en Estados Unidos está creciendo, la clase media se está reduciendo y la brecha entre ricos y pobres crece cada vez más. En los últimos seis años, en Estados Unidos se han perdido millones de empleos bien remunerados a medida que las compañías cierran plantas aquí y se trasladan a China u otros países con bajos salarios. En el mismo período, el ingreso promedio de los hogares de las familias en edad de trabajar ha descendido en cerca de US$ 2.500 al año, unos 8,6 millones de estadounidenses han perdido su seguro de salud, tres millones han perdido sus pensiones y millones trabajan más horas por sueldos menores. Mientras tanto, la brecha entre los ricos y los pobres en Estados Unidos es la más amplia entre los países industrializados y es mayor a cualquier año desde la década del 20”…

- Se acabo la “guita” (dinero, moneda, plata, pasta, cuartos…)

La fiesta ha terminado. Esa es la conclusión de la extraña crisis de las “hipotecas basura”. Ya tiene gracia que un jubilado de Frankfurt (Alemania), París (Francia) o Madrid (España), se pueda ver afectado negativamente por el hecho de que un señor de Los Ángeles, California (Estados Unidos) deje de pagar sus créditos, pero la globalización es así. Bueno, la globalización y, sobre todo, la ingeniería financiera. El banco que le dio el préstamo a ese desconocido ciudadano estadounidense transformó esa deuda en un título negociable, que, después de pasar por cincuenta manos diferentes terminó en el fondo de inversión en el que ha metido sus ahorros el humilde pensionista de nuestro ejemplo, en la carpeta de renta fija, que como se ha visto ahora, no siempre es sinónimo de seguridad.

Ese es uno de los efectos concretos; de forma un poco más abstracta, la crisis ha sembrado la duda entre las entidades financieras, que tradicionalmente, aunque no se tengan demasiado cariño, se prestan unas a otras. Al igual que la energía, la “guita” (dinero, moneda, plata, pasta, cuartos…) ni se crea ni se destruye, simplemente se transforma. Cambia de manos. A unos bancos les sobra -ellos sabrán por qué-, así que se la dejan a los que andan escasos de efectivo.

Ahora, sin embargo, las entidades se miran de reojo, porque no saben hasta qué punto el vecino se ha pillado los dedos entrando en el juego de los productos financieros “imaginativos”, como las “hipotecas titulizadas”. Y, como consecuencia de ello, el grifo del dinero se ha cerrado. Se acabó esa extraordinaria liquidez que ha permitido financiar las operaciones empresariales más insospechadas.

- Titulización: pasar el muerto a otros…

Antes de la titulización

Cuando una entidad de hipotecas subprime concede una hipoteca, se la apunta en su balance, lo que significa que se lleva los beneficios… pero también asume el riesgo del impago, y debe dejar una cantidad de dinero en concepto de reservas, y ambas cosas (riesgo y reservas) limitan el número de hipotecas subprime que estas entidades pueden conceder.

Titulización: venderlas en un bonito paquete con un bonito lazo

Para reducir el riesgo asumido y las reservas necesarias, y así poder seguir dando hipotecas, lo que han hecho las entidades de hipotecas subprime es traspasar a otros las hipotecas, de forma que quien las compra pasa a llevarse los beneficios y a asumir los riesgos… mientras que la entidad de hipotecas subprime se queda con las comisiones y cierra la operación con beneficios y ya sin riesgos, está en disposición de dar otra nueva hipoteca subprime.

Pero la gracia del asunto no es vender una hipoteca subprime, que sería difícil encontrar quien la quisiera comprar, sino vender un paquete, que es lo que se llama “titulización”. Si me ofrecen comprar “una hipoteca de 240.000 euros concedida a una pareja de “mileuristas” con contrato temporal de trabajo para que compren una casa de 250.000 euros”, lo más probable es que los mande a la mierda, como cualquiera. Pero, las entidades de hipotecas subprime cogen un montón de hipotecas (algunas subprime y otras no) y hacen con ellas un paquete, le ponen un nombre bonito y a venderlas:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   35

similar:

Memorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?) iconTenía seis años cuando mis padres me contaron que había una pequeña...

Memorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?) iconTodos los padres interesados en la salud de sus hijos y en la propia,...

Memorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?) iconEs evidente que todos los hijos se parecen a sus padres en mayor...

Memorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?) iconEs decir, se trata de un sistema de familias ensambladas, debido...

Memorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?) iconMontaje de una pequeña granja cunícola para producción de carne,...

Memorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?) iconResumen Se realizó una prueba a campo de un producto formulado en...

Memorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?) iconOportunidades de inversión por actividades para una empresa mediana y pequeña empresa

Memorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?) iconNota de prensa 16/04/2014 Una pequeña conexión con grandes implicaciones:...

Memorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?) iconTurismo innovador en una pequeña isla

Memorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?) iconGoma en una proporción muy pequeña. Lápices medios


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com