Memorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?)




descargar 1.18 Mb.
títuloMemorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?)
página3/35
fecha de publicación03.11.2015
tamaño1.18 Mb.
tipoMemorias
med.se-todo.com > Historia > Memorias
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   35

Empaquetan sus hipotecas y las venden en lotes como derivados de crédito llamados CDOs (Collateralized Debt Obligations - Obligaciones con garantía colateral), unos instrumentos teóricamente de alta calidad crediticia, pues están diversificados y respaldados por garantías inmobiliarias; incluso Standard & Poor's, Moody’s y Fitch así lo reconocen.

Claro, suena mucho mejor decir que es “deuda diversificada y con garantías inmobiliarias bien calificada por Moody’s” que decir que son “un montón de hipotecas de mala calidad en un pésimo momento del ciclo inmobiliario”, pero ambas cosas son ciertas. Naturalmente, las entidades hipotecarias subprime emplearon la primera expresión dando al mundo una lección de marketing sobre cómo vender al mundo “una mierda empaquetada”

La titulización dispersa el riesgo

Estos “paquetes” fueron comprados en un primer nivel por “hedge funds”; a su vez hubo fondos de renta fija y planes de pensiones que compraron participaciones de estos hedge funds, formando un segundo nivel; también hubo fondos que entraron a un tercer nivel, pues compraron fondos que habían entrado en los hedge funds… y así, poco a poco, el producto se dispersó y en vez de haber una entidad que asumía el riesgo, cada hipoteca subprime tenía virtualmente millones de pequeños partícipes que ni sabían que su plan de pensiones o su fondo de ahorro conservador incluía también una pequeñísima parte de “una hipoteca de 240.000 euros concedida a una pareja de mileuristas con un contrato temporal de trabajo para que se compren una casa de 250.000 euros”.

Y si la parte que poseía mí (su) fondo de esa hipoteca era pequeñísima ¿de dónde sale la crisis? Incluso aunque no paguen, el impacto debería ser pequeñísimo.

Pues sí, si es sólo una, el impacto sería pequeñísimo a nivel de tercer o cuarto nivel… pero no en el primer nivel, donde sí será muy apreciable.

Y ese primer nivel es el que desencadena el efecto “bola de nieve”. En este caso, al ponerse feo el asunto de las hipotecas subprime, nadie quiere comprar sus emisiones de CDOs, llevando a la ruina a muchas entidades de hipotecas subprime que tuvieron que “comerse” el riesgo… y arrastrando a los hedge funds de primer nivel, que iban “cargados” de CDOs.

Crisis de liquidez

En efecto, los CDOs no son un activo con mucha liquidez de por sí, y cuando se empiezan a vislumbrar problemas con las hipotecas subprime, nadie quiere comprarlos a ningún precio. ¿Y qué valoración tiene un producto en donde hay vendedores y no hay compradores? La única respuesta es… “prácticamente cero”, aunque sea una exageración; es lo que tienen estos “mercados eficientes”. Y cuando la valoración es próxima a cero y uno va “apalancado”, como suelen hacer los hedge funds, entonces el banco que le ha prestado dinero para apalancarse le da un toque llamado “margin call”: “No tienes suficientes garantías, tienes que poner más “guita” (dinero, moneda, plata, pasta, cuartos…) o vendo todo lo que tienes para cobrarme, aunque sea a precios ridículamente bajos. Y si no hay compradores, el mismo banco que emite la petición de garantías puede ponerse de comprador con 1 euro (o dólar) y desplumar legalmente al hedge funds. O puede pasar al revés: que realmente los CDOs no valgan nada, y que el banco que le ha prestado el dinero para apalancarse haya perdido el dinero prestado al hedge funds.

Crisis de confianza

Llegados a este punto, ya nadie quiere saber nada ni de las entidades de hipotecas subprime, ni de los CDOs, ni de los hedge funds metidos en CDOs… ni de los bancos que han prestado a esos hedge funds. Nadie se fía de nadie, y todo el mundo se huele que hay suelto un “marrón” de los gordos, pero no sabe dónde está. Y entonces ocurre la “crisis de confianza”: los bancos dejan de prestarse dinero entre ellos, porque prefieren recibir intereses mucho más bajos en deuda del estado, antes que prestar el dinero a otro banco y que sea justo ese el que tenga el “marrón” escondido.

Y aquí aparece el fantasma del mayor de los males posibles: una “crisis bancaria”.

Rápidamente, todos los bancos centrales salen a inyectar liquidez al sistema, con la intención de conseguir evitar el desastre… pero ya la gente le ha visto las “orejas al lobo”, y se empieza a subir la prima de riesgo de todos los activos hasta niveles más normales, ya que el riesgo -hasta ahora- se estaba valorando con una prima ridículamente baja.

¿El resultado? Pues que el impacto total a nivel mundial ha sido 10 veces, o 20 veces, o 50 veces mayor que el total de deuda impagada en hipotecas subprime. Porque lo que hemos tenido no ha sido el resultado de una serie de impagos, que sería algo muy irrelevante teniendo en cuenta la importantísima dispersión de los mismos, sino una vuelta a la cordura. La gente sólo se acuerda de lo que es riesgo cuando sufre, y llevamos más de cuatro años sin sufrir, y ya se asumían riesgos demasiado alegremente. Por eso es importante que la crisis no se suavice demasiado y que quien haya asumido demasiado riesgo pague por ello: si acude el gobierno al rescate (cosa que ya han hecho y continúan haciendo los bancos centrales), sólo conseguirán que la gente aumente el apetito por el riesgo, sabiendo que si vienen mal dadas “el gobierno volverá a acudir al rescate”…

- “Speculative attacks” (Bajemos al quiosco)

(Una selección -libre y parcial- de la hemeroteca reciente)

El BCE efectúa una inyección histórica de liquidez para tranquilizar al mercado” (gaceta.com - 10/8/07)

“El BCE adjudicó en una subasta de financiación rápida llamada de “ajuste fino”, 94.841 millones de euros, cantidad que supera los 69.300 millones de euros inyectados el 12 de septiembre de 2001, un día después de los atentados de Nueva York…

Al mismo tiempo, la Reserva Federal estadounidense (FED) puso a disposición del sistema financiero 24.000 millones de dólares en reservas temporales, la mayor cantidad desde el pasado junio, tras un aumento muy rápido de la demanda de efectivo de bancos como consecuencia de las pérdidas por las hipotecas de alto riesgo o subprime de EEUU”…

La crisis del crédito castiga a los mercados y pone a prueba a los bancos centrales” (The Wall Street Journal -online- 10/8/07)

“Los bancos centrales de todo el mundo quieren que los inversionistas sientan las consecuencias de sus excesos, pero las turbulencias que afectan a los mercados de crédito los están poniendo a prueba…

Todavía no hay signos que los bancos centrales estén dispuestos a recortar las tasas de interés… ¿Cuánto tiempo podrán mantener los bancos centrales esta postura? La respuesta depende en gran medida del grado de desbarajuste en los mercados financieros…

Sin embargo, el BCE y el Banco de Inglaterra no han ocultado su opinión de que la actual reevaluación del riesgo sigue siendo la inflación, si bien reconocieron los riesgos que existen para el crecimiento económico. Si la aversión al riesgo crece al punto de que los bancos lleguen a reducir sus préstamos a clientes con un buen historial de crédito, la FED tal vez no tenga más opción que bajar las tasas de interés”…

Nuevo temblor en los mercados mundiales” (lanacion.com -12/8/07)

… “La única manera de evitar que este fenómeno provoque un efecto dominó y pueda convertir la crisis en sistémica o estructural está en los libros: las autoridades monetarias deben acudir como prestadores de última instancia a inyectar liquidez a los bancos y, además, socorrer a aquellas entidades o fondos que tengan problemas de caja”, indicó el presidente de Fimades, Luís Palma Cané. Fue exactamente lo que sucedió.

La Reserva Federal (FED), el Banco Central Europeo (BCE), junto a los bancos centrales de Japón, Suiza, Canadá y Australia liberaron cerca de US$ 350.000 millones. “Enviaron un mensaje: algunos inversores van a perder plata, pero no se preocupen que no se va a trasladar al sistema financiero y a la economía real y si es necesario vamos a poner más plata”, apuntó Eduardo Blasco, socio de Maxinver Consultores.

Un informe de Deloitte considera que los bancos centrales “tienen suficiente margen de acción y credibilidad como para inyectar toda la liquidez que haga falta para desbaratar una corrida”. Ese margen comprende una posible baja en la tasa de interés”…

Los mercados buscan el apoyo de la FED para enfrentar la tormenta del crédito” (The Wall Street Journal -online- 13/8/07)

“Los problemas crecientes en los mercados de crédito y la volatilidad en las bolsas han llevado a que Wall Street ponga la mirada en Washington en busca de un rescate. Pero el gobierno de George W. Bush rechazó dar un paso concreto: expandir el poder que tienen Fannie Mae y Freddie Mac -dos gigantes semi-gubernamentales en el mercado de préstamos inmobiliarios- para comprar hipotecas. En vez de ello, Bush y el secretario del Tesoro Henry Paulson han tratado de reforzar la confianza al hacer hincapié en la fortaleza de la economía global.

Hasta ahora, la respuesta más significativa ha sido la de la FED, el BCE y otros bancos centrales, que han inyectado miles de millones a los mercados monetarios para que la escasez de crédito no haga subir las tasas de interés de corto plazo. Se trata de la mayor maniobra de este tipo desde los ataques del 11 de septiembre de 2001…

¿Qué más pueden hacer las autoridades de EEUU? El siguiente paso sería que el presidente de la FED Ben Bernanke -cuyo trabajo académico se ha centrado en los errores cometidos por el banco central durante la Gran Depresión de los años 30 y en las maneras en las que los mercados financieros pueden afectar al resto de la economía- bajara las tasas de interés para abaratar los préstamos y aumentar la liquidez…

Entre los grandes temores figuran que las grandes firmas están expuestas a mercados de una manera que ni siquiera éstas conocen o, al menos, no divulgan. Otro temor es que firmas altamente apalancadas se vean forzadas a deshacerse de sus participaciones, empeorando aún más las cosas.

Un rasgo inusual de la actual crisis es que los problemas comenzaron en EEUU en el mercado de hipotecas subprime, pero parecen afectar con mayor gravedad a Europa. Por eso el BCE ha sido más agresivo que la FED en inyectar dinero a los mercados para aliviar las tensiones. Y fue el gobierno alemán, no el de EEUU, el que tuvo que organizar el rescate de una entidad en problemas, IKB Deutsche Industrie Bank AG, que había invertido fuertemente en valores estadounidenses respaldados por hipotecas.

Algunos funcionarios de la FED temen que si reducen las tasas ahora, enviarán la señal de que la entidad está más preocupada por los mercados que por la economía. Algunos analistas sospechan que Bernanke es reacio a bajar las tasas con el fin de expurgar el llamado “Put Greenspan”, un término acuñado por Wall Street que refleja la supuesta disposición del ex jefe de la FED a recortar las tasas y rescatar a los inversionistas de sus propias decisiones erradas. Pero Bernanke, dicen los analistas, se basará en consideraciones convencionales: crecimiento, inflación y estabilidad financiera”…

Sólo los bancos centrales compran” (lavanguardia.es - 13/8/07)

“Ben Bernanke y Jean Claude Trichet -presidentes, respectivamente, de la FED y del BCE- han hecho esta semana algo que nadie en el sector privado haría: comprar “collateral debt obligations” (CDO), productos financieros derivados cuyo valor depende, en muchos casos de las hipotecas concedidas a maltrechos propietarios de viviendas estadounidenses de bajos ingresos, los llamados “subprime”. La mega-inyección de liquidez de las últimas horas en los mercados financieros -alrededor de 120.000 millones de dólares en dos días ha incluído la compra de CDO entre otras clases de deuda de elevado riesgo…

“Las innovaciones en el sector financiero han creado una expansión de la capacidad para distribuir el riesgo (…) y permitir una amplia gama de transacciones financieras que jamás habrían sido posibles en el pasado”, afirmaba Raghuram Rajan, economista de Chicago, en una entrevista concedida a “La Vanguardia” a primeros de este año. “Pero, a pesar de las apariencias, el riesgo está ahí afuera, no desaparece -añadía-, con los que estamos ante un riesgo sistémico”.

La advertencia de Rajan parece haber resonado en los consejos de los bancos centrales a lo largo de esta semana”…

La crisis crediticia atemoriza a Europa” (negocios.com - 13/8/07)

“New Century, American Home, Bear Stearns y, ahora, IKB Deutscheindustries Bank, Axa, Munich Re y BNP Paribas. La crisis hipotecaria de EEUU llama a la puerta de Europa bajo la mirada de unos inversores que se resisten a seguir los llamamientos a la calma de las autoridades.

Una amenaza que en las últimas semanas ha reducido las ganancias anuales de los índices de referencia europeos a menos de la mitad desde que, el 18 de julio, Bear Stearns hiciera oficial la quiebra de dos fondos relacionados con las hipotecas basura. Desde entonces, el CAC sufre una caída del 7,78%, el DAX pierde el 7,27%, el FTSE, el 6,24%, y el IBEX cede el 2,08%”…

Tras un día de sustos y reacciones en cadena, la FED salió a tender la mano” (The Wall Street Journal -online- 20/8/07)

“La tensión en los mercados ha sido evidente durante semanas, pero el jueves pasado fue distinto. A medida que el día llegaba a su fin, papeles comerciales denominados en euros -una deuda a corto plazo emitida por las empresas- por un valor de US$ 45.000 millones necesitaban cambiar de manos debido a su fecha de expiración. Los corredores normalmente encuentran compradores para esta clase de valores antes de la hora del almuerzo en Londres, equivalente a las 7 de la mañana en Nueva York. Pero esa mañana amaneció sin demanda y les tomaría todo el día vender apenas el 42% del total, según una fuente familiarizada con el mercado…

Justo antes del mediodía, hora de Nueva York, casi al final de la sesión de corretaje en Londres…en un signo de desesperación y como un grito de auxilio dirigido a la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), los inversionistas empezaron a concentrarse en los valores del Tesoro más seguros y a corto plazo. El rendimiento sobre los bonos a tres meses, los cuales se habían cotizado en 4%, cayó hasta 3,4% y la brecha entre los rendimientos de las notas del Tesoro y los papeles comerciales corporativos se amplió mucho… “Fue un giro extraordinariamente violento, y se hizo evidente que el mercado estaba a punto de angustia y que esperaba una respuesta por parte de la FED”…

Estas reacciones reflejaron uno de los días más peligrosos para los mercados globales de crédito desde 1998. El viernes por la mañana, la FED cedió. Sólo 10 días después de declarar que la economía de EEUU no necesitaba de su ayuda, la institución decía que “los riesgos al crecimiento han aumentado considerablemente” sugiriendo que podría recortar su objetivo para las tasas a corto plazo. En una medida inusual, la entidad animó a los bancos a tomar prestado directamente de la FED a través de una tasa de descuento, incrementando el atractivo de esos créditos.

Hoy la FED sabrá si hizo lo suficiente para resucitar la confianza que escaseaba tanto la semana pasada, lo cual quedó de manifiesto en la reticencia de los inversionistas a comprar o aceptar como colaterales los valores que en tiempos normales no se habrían puesto en duda…

El último capítulo en la crisis del crédito de 2007, cuyo origen está en el deterioro del mercado de las hipotecas de alto riesgo o subprime, comenzó el martes 7 de agosto en Europa. Poco después de las 9 de la mañana, en la segunda planta del Banco Central Europeo en Fráncfort, el banco repartió US$ 394.630 millones en su operación regular de financiamiento. Al final del día y a pesar de que los bancos de la eurozona tenían efectivo de sobra gracias a las operaciones de refinanciación de la mañana, las tasas de los mercados monetarios iban en alza”…

En Alemania ha pasado lo que tenía que pasar” (negocios.com - 21/8/07)

“En Alemania ha pasado lo que tenía que pasar. El viernes, Sachsen Landesbank se unió a IKB en la lista de los rescatados.

El banco alemán, que no cotiza en bolsa, pidió a los que lo respaldan que asumieran el riesgo de iliquidez de un fondo de 17.000 millones de euros. Ambos bancos de tamaño medio habían asumido riesgos, mucho mayores de lo que sus balances de situación podían aguantar.

Estos fracasos reflejan tanto lo bueno como lo malo del sistema alemán. Lo malo, porque estos dos bancos estaban fuertemente involucrados en un negocio que iba mucho más allá de la zona de confort. En su búsqueda de crecimiento y diversificación, establecieron los llamados “conduit” para aprovechar la diferencia entre sus costes de crédito a corto plazo y la calidad ligeramente más baja del producto de sus préstamos a más largo plazo.

Ambos resultaron atrapados cuando los temores por la deuda basura en EEUU significaron que no iban a poder renovar sus créditos.

La buena noticia es doble. En primer lugar, el sistema corrió al rescate. Hubo llamadas de teléfono duras, pero KfW, el banco de propiedad estatal que es el mayor accionista de IKB, asumió las garantías de crédito para sus conduits.

Y la filial financiera de la entidad de ahorro alemana hizo lo mismo con Sachsen, con sede en Leipzig. Desde luego, el banco necesitaba la ayuda. El rescate fue de 11 veces su capital.

En segundo lugar, parece que estos dos bancos eran los únicos miembros alemanes de este club tan extendido. Entre ellos representaban una tercera parte del total de la exposición alemana a los conduits, según asegura la agencia de calificación Moody’s. Algunas otras instituciones -entre ellas West LB, Landesbank Baden-Wurtemberg y Deutsche- respaldan importantes conduits, pero son todos lo suficientemente grandes para cumplir todas las retiradas de depósitos.

Pero no fracasar es diferente de no experimentar ningún daño. Los conduits garantizados por bancos europeos están financiados por un total de 500.000 millones de dólares en papel comercial, según desvela Moody’s.

Para los bancos, este negocio ha sido toda una ganga -buenos beneficios con casi ninguna exigencia de capital para respaldar las garantías. Pero esto podría estar cambiando. Si los conduits no pueden desarrollar su financiación, los bancos tendrán que hacerse cargo de los créditos -y con un serio compromiso de capital. Esto reduciría sus créditos en mercados más atractivos. Pero bueno, nadie ha dicho nunca que desapalancarse fuera divertido para los bancos”.

Caen los niveles de confianza en Europa. ¿Una avería en su motor de crecimiento?” (The Wall Street Journal -online- 26/9/07)

“Hay cada vez más señales que las turbulencias en los mercados financieros globales podrían afectar la recuperación de la economía europea, la cual era considerada una de las luminarias en el mundo industrializado.

Sondeos recientes muestran que las empresas en la zona de los 13 países que usan el euro se han vuelto bastante más pesimistas. Ante los datos más débiles, los economistas han recortado sus pronósticos de crecimiento para la región.

Una desaceleración pronunciada en la eurozona, cuyo tamaño asciende a US$ 11 billones (once millones de millones), también afectaría las perspectivas de compañías en Asia y Estados Unidos. En el último año, estas empresas obtuvieron un inesperado crecimiento de las ventas en Europa, lo que las ha ayudado a compensar la menor expansión económica en EEUU.

Los economistas dicen que el menor optimismo que reflejan los sondeos empresariales se debe al bajón de los mercados globales de crédito, pero también a las tasas de interés más altas, el menor crecimiento estadounidense, la fuerte apreciación del euro y los altos precios del petróleo”…

Subprime: ni los suizos se salvan” (BBCMundo.com - 2/10/07)

“La tempestad desatada por la crisis de los créditos inmobiliarios de Estados Unidos se cobró nuevas víctimas de peso: el banco suizo UBS, uno de los más grandes de Europa y el Credit Suisse.

El primero de ellos informó este lunes que se verá obligado a hacer una depreciación de sus activos por US$ 3.400 millones como consecuencia de malos resultados en inversiones hechas en créditos hipotecarios de riesgo en Estados Unidos…

Por su parte, Credit Suisse reportó “una repercusión negativa” tanto en sus inversiones bancarias como en las operaciones de administración de fondos, aunque se negó a entrar en detalles con respecto a las cifras.

De todos modos aclaró que todavía se mantiene rentable en el tercer trimestre, algo que no ocurre con UBS que espera reportar en ese período pérdidas antes de impuestos del orden de los US$ 690 millones…

Los anuncios tienen lugar días después de que el ex jefe de la economía estadounidense, Alan Greenspan, dijera en Londres que la situación que desató el sector de préstamos inmobiliarios de alto riesgo en su país, “era un accidente que se veía venir”…

La tormenta en los bancos suizos sigue a una situación similar en Gran Bretaña y se ha convertido en una espada de Damocles que pende sobre varias instituciones europeas. Tal es el caso del Deutsche Bank. Según Reuters, fuentes cercanas a la situación de ese banco en Alemania le confiaron la semana pasada que sus ganancias podrían recibir un impacto de hasta US$ 2.400 como consecuencia de la crisis”…

La crisis hipotecaria golpea a Deutsche Bank” (The Wall Street Journal -online- 4/10/07)

“Deutsche Bank AG se unió a la lista de víctimas de la crisis de las hipotecas de alto riesgo al anunciar que asumirá un cargo de 2.200 millones de euros (unos US$ 3.100 millones) contra los resultados del tercer trimestre.

En los últimos días, algunos de los mayores bancos del mundo han divulgado pérdidas de miles de millones de dólares relacionados a las turbulencias en los mercados de crédito. Los inversionistas, sin embargo, han dado un respiro de alivio de que la situación no haya sido peor y las acciones de estas entidades han repuntado.

Al mismo tiempo, algunos inversionistas se preguntan si los mea culpa no han ido demasiado lejos. Su principal preocupación es que los bancos estén asumiendo pérdidas adicionales para crear reservas que apuntalen sus ganancias en el difícil ambiente que se tiene por delante”…

US$ 20.000 millones para la crisis” (BBCMundo.com - 8/10/07)

“La institución financiera de préstamos hipotecarios pudo haber recibido cerca de US$ 6.000 millones del Banco de Inglaterra la semana pasada. Los prestamos adicionales, que llevan a US$ 20.000 millones el total de los créditos solicitados por Northern rock, aparecen en el rubro “Otros Activos” en los libros del Banco de Inglaterra. Ni Northern Rock ni el Banco de Inglaterra aceptaron hablar sobre el tema con la BBC.

Northern Rock tuvo que pedir fondos de emergencia al Banco de Inglaterra en septiembre, a consecuencia de una crisis de liquidez general. Pese a que la empresa se mantenía sólida, el banco dependía de créditos de corto plazo para sus operaciones cotidianas.

Northern Rock pidió ayuda al Banco de Inglaterra cuando los mercados se contrajeron. Pero cuando se supo que el banco había pedido fondos de emergencia, sus clientes retiraron miles de millones de libras de sus cuentas de ahorro. La crisis del banco se resolvió cuando el gobierno se comprometió a respaldar los ahorros de los cuenta habientes de Northern Rock”.

El bajón inmobiliario ahora llega a Europa” (The Wall Street Journal -online- 22/10/07)

“El enfriamiento del mercado estadounidense de bienes raíces se está extendiendo a Europa. Los precios de las viviendas en algunos de los mercados europeos con mayor actividad han comenzado a descender tras una década de aumentos superiores al 10%.

Las razones son parecidas a las del otro lado del Atlántico: el alza en las tasas de interés, un descenso de la confianza y estándares de préstamos más estrictos.

Los precios de la vivienda en España subieron un 130% en los últimos 10 años, pero el precio promedio de una vivienda existente ha descendido ligeramente desde julio, según la firma de bienes raíces facilisimo.com. Francia experimentó en el tercer trimestre su primera caída trimestral en los precios de las viviendas en casi una década, según su federación de agentes de bienes raíces, mientras que el precio de las viviendas en Irlanda en agosto se situaba un 1,9% por debajo del nivel de igual lapso del año previo.

La debilidad del mercado inmobiliario podría perjudicar a las economías europeas. El auge del sector de la construcción ha impulsado el crecimiento en Europa. Ahora, la construcción en España y otros lugares comienza a decaer. Además, algunas personas dicen que el alza en los pagos de sus hipotecas está reduciendo su capacidad de gasto.

El enfriamiento paralelo del mercado inmobiliario en Europa y EEUU no debería sorprender. El auge inmobiliario también fue un fenómeno mundial, que afectó prácticamente a todos los países desarrollados, salvo Japón, durante los últimos 10 a 15 años. El ex presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Alan Greenspan, se encuentra entre quienes sostienen que un período sostenido de bajas tasas de interés y baja inflación en todo el mundo tras la caída de la Unión Soviética incentivaron el auge de los bienes raíces”…

(Del Ensayo publicado en Enero 2009)
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   35

similar:

Memorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?) iconTenía seis años cuando mis padres me contaron que había una pequeña...

Memorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?) iconTodos los padres interesados en la salud de sus hijos y en la propia,...

Memorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?) iconEs evidente que todos los hijos se parecen a sus padres en mayor...

Memorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?) iconEs decir, se trata de un sistema de familias ensambladas, debido...

Memorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?) iconMontaje de una pequeña granja cunícola para producción de carne,...

Memorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?) iconResumen Se realizó una prueba a campo de un producto formulado en...

Memorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?) iconOportunidades de inversión por actividades para una empresa mediana y pequeña empresa

Memorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?) iconNota de prensa 16/04/2014 Una pequeña conexión con grandes implicaciones:...

Memorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?) iconTurismo innovador en una pequeña isla

Memorias de la involución: una “pequeña historia”, para padres (acomplejados), hijos (anestesiados) y nietos (¿revisionistas?) iconGoma en una proporción muy pequeña. Lápices medios


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com