Responsabilidad del estado por la prestacion del servicio de salud precisión jurisprudencial / teoria de la falla presunta del servicio medico regla general y excepciones




descargar 380.89 Kb.
títuloResponsabilidad del estado por la prestacion del servicio de salud precisión jurisprudencial / teoria de la falla presunta del servicio medico regla general y excepciones
página3/8
fecha de publicación19.03.2017
tamaño380.89 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Historia > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8

b. Universidad Industrial de Santander:

 

El apoderado de la universidad manifestó que, en el presente caso, no está probado que su representada hubiera cometido falta en la prestación del servicio y, no existiendo tal falta, mucho menos puede existir nexo causal entre la prestación del servicio y el daño. Insistió en algunos de los planteamientos expuestos al contestar la demanda, especialmente sobre la naturaleza del servicio médico prestado por la universidad. Expresó, finalmente, que la misma está exonerada de responsabilidad, teniendo en cuenta lo siguiente: a) se trataba de una apendicitis retrocecal alta, de muy difícil diagnóstico; b) los medios de ayuda diagnóstica no son responsabilidad de la universidad; c) el paciente sólo llevó la ecografía ordenada varios días después, “lo que no surtió el efecto requerido por el médico tratante; d) el muchacho fue valorado en el hospital por varios médicos autorizados, con apoyo en ayudas diagnósticas, y sin embargo, no se pudo establecer cuál era su dolencia, de manera que mucho menos podía pedirse al servicio de nivel primario que ofrece la universidad; e) esta institución obró correctamente, al remitir al paciente al hospital, dada su carencia de recursos económicos, y f) la muerte del muchacho fue obra de la fatalidad (folios 799 a 801).

 

c. Hospital Universitario Ramón González Valencia:

 

Insistió el apoderado del hospital en los argumentos planteados al contestar la demanda y explicó, adicionalmente, lo siguiente:

 

“…el diagnóstico… está originado en determinados síntomas que llevan al médico a una opinión. También puede estar originado en exámenes, valoraciones y/o laboratorios, pero lo cierto es que él asienta su legitimidad sobre una correspondencia con los síntomas o datos que da o se desprenden del sujeto - paciente… La Medicina (sic) no goza de infalibilidad, no es una ciencia exacta y es materia opinable… el diagnóstico médico puede asertar (sic) o equivocarse, pero lo que resultaría inexcusable de su equivocación es o sería su falta de legitimidad, de congruencia, de correspondencia con unos síntomas, con unos signos… No puede exigirse una conducta quirúrgica donde los signos y síntomas no lo recomiendan o incluso la rechazan. Avalar el acto quirúrgico como acto diagnóstico en si (sic), seria (sic) convertirlo en un acto especulativo, en un procedimiento experimental, lo cual sería sencillamente horrendo… de proceder mediante un acto quirúrgico fue de lo que se abstuvo el equipo médico del Hospital y lo hizo con toda razón y sensatez, ya que los síntomas y datos que alcanzó a obtener, hasta el retiro del paciente… apuntaban esencialmente a un problema hepático… Hemos mencionado atrás la presencia de tres diagnósticos: Pancreatitis aguda VS hepatitis viral? Colecistocoledocolitiasis? El Hospital ordena una ecografía… a partir de dicho informe el personal médico excluye el diagnóstico de colecistocoledocolitiasis, pero no puede excluir la sospecha de pancreatitis ni… de un problema hepático. Es decir, siguen sin razones suficientes para una intervención quirúrgica, la cual hasta el día 30 de septiembre aún no podía ser dilucidada…

 

La determinación de proceder mediante una laparoscopia, no obstante es un procedimiento con objeciones en estos casos, como lo hizo la Clínica Santa Teresa, no… es un procedimiento para diagnosticar apendicitis. La decisión se adoptó “para estudiar el hígado”…, pero hallándose en este procedimiento… se percibió la pus, la peritonitis y así lo explica el cirujano especialista LUIS ERNESTO LOPEZ, cuando… expone: “…como hallazgo incidental en el curso de la laparoscopia identificaron pus libre en el interior de la cavidad abdominal. Esto es diagnóstico inequívoco de peritonitis generalizada”…”

 

Reiteró que se trataba de un diagnóstico difícil y cita, sobre ese punto, los testimonios de los doctores MARCOS CASAS GALINDO y NELSON DAZA. Explica, en efecto, que “…el abordaje por laparoscopia sugerido por una ruta al hígado, detectó de una manera casual e incidental un suceso infeccioso en el paciente… al lo cual se solicitó el acto quirúrgico investigando el origen del proceso infeccioso para encontrarse con una apéndice descompuesta cuya posición era retrocecal…”. Cita, luego, el testimonio del doctor ARMANDO GÓMEZ VIRVIESCAS, quien practicó la laparoscopia al joven Durán. Explica este médico que, indudablemente, se trata de un caso de diagnóstico difícil, y que “…se establece en la suma del criterio clínico y la laparoscopia que si bien no ve el apéndice directamente cuando es retrocecal, sí aprecia la inflamación de las membranas y del intestino alrededor lo que ayuda a corroborar la sospecha cuando en ella se piensa…”. Llama la atención el apoderado de la Universidad en esta última expresión, dado que, en el caso de Javier Durán, dice, no se estaba pensando en apendicitis, sino en un problema hepático (folios 785 a 793).

 

d. Ministerio Público:

 

El representante del Ministerio Público expresó que, en el caso concreto, la irresponsabilidad de los médicos y la falta de respeto por los pacientes permitieron que la enfermedad de Javier Durán, que podía ser curada a tiempo, avanzara, “porque pasó de unas manos a otras como si se tratara de un juego y no de una vida humana”. Consideró, en consecuencia, que se encuentran reunidos los elementos de la responsabilidad por falla el servicio, esto es, un servicio que funcionó mal, un perjuicio y la relación de causalidad entre uno y otro (folios 794 a 798).

 

5. SENTENCIA DE PRIMERA INSTANCIA:

 

Mediante sentencia del 2 de febrero de 1996, el Tribunal Administrativo de Santander declaró responsables a la Universidad Industrial de Santander y al Hospital Universitario Ramón González Valencia de los perjuicios ocasionados a los demandantes con la muerte de JAVIER DURÁN GÓMEZ, y los condenó a pagar, por concepto de daños materiales y morales, las sumas indicadas en la primera parte de esta providencia. Luego de hacer un análisis exhaustivo de las pruebas practicadas e indicar, respecto de las declaraciones de los médicos que trataron al paciente, que su dicho “no puede admitirse totalmente”, por ser parte interesada en el proceso, fundamentó el a quo su decisión en la siguiente forma (folios 926 a 960 cdno. 10):

 

“… A juicio de la Sala el joven sí se preocupó pero buscó ayudas en instituciones y entidades que no eran las obligadas a prestarle el servicio. Según lo afirman su madre y su tía, durante el período crítico que precedió a la hospitalización acudió al hospital de Floridablanca, al Instituto del Seguro Social y a la Clínica de Santa Teresa, sin obtener solución a su problema y sólo cuando el caso se complica es cuando recurre al Hospital Universitario Ramón González Valencia.

 

Conforme a tal antecedente se partirá entonces de que en este proceso concurrió la culpa de la víctima a la producción de los perjuicios.

 

(…)

 

… siguiendo con la atención que se le prodigó al estudiante en el Servicio Médico de la UIS, la Sala fundada en esas pruebas y con apoyo en el dictamen de los peritos estima que es a partir de esta segunda consulta cuando en realidad se incurre en la falla del servicio. Sin necesidad de contar con títulos de medicina, basta comparar la indicación que contiene la historia clínica el 19 de septiembre… para entender que en la siguiente consulta el médico tratante ha debido exigir el resultado del cuadro hemático que se había ordenado en horas de la mañana. Esta segunda consulta… no aparece reseñada en la historia clínica, pero la… UIS… no ha negado este hecho, luego debe concluirse que realmente tuvo ocurrencia, pues así lo admite el mismo Dr. MENDEZ… por ello se declarará responsable a la Universidad… atendiendo el dictamen de los peritos…

 

…Aparece también asistiendo a consulta el 23 siguiente… Esta consulta… al parecer fue atendida por la doctora ELSA ARCINIEGAS. Y debe consecuentemente admitirse que ella tampoco obró con suficiente diligencia, pues si revisa la cita anterior del 19 de septiembre ha debido exigirle al paciente el resultado de laboratorio y actuar de conformidad con este medio para un diagnóstico ya que debe suponerse que el paciente presentó los resultados de exámenes de sangre y orina que aparecen en los folios 351 y 352.

 

…El 23 de septiembre aparece una nueva anotación en la historia clínica de la UIS, donde consta que al paciente ya lo vieron tres médicos y que recibió medicamentos. Que está en malas condiciones e ictérico. Y que no hay uniformidad de diagnóstico. Pero se advierte que los exámenes paraclínicos no cuadran para hepatitis viral. Se piensa en proceso obstructivo y se solicita ecografía Fl 206.

 

Para esta consulta la Sala estima que ya la situación del paciente se había tornado más difícil de diagnosticar, pues aún (sic) cuando seguía ictérico, los exámenes de laboratorio no evidenciaban un virus. Por eso se solicitó un examen ecográfico, pero… el resultado descartó obstrucción de vías biliares. Y volvió a presumirse una posible hepatitis. Fls. 354 y 353.

 

(…)

 

…la Sala a mas (sic) de encontrar que hubo error inexcusable por parte de los médicos que atendieron al paciente… en la segunda y tercera consulta, en el servicio Médico (sic) de la UIS, estima que también hubo fallas en el Hospital Universitario Ramón González Valencia.

 

(…)

 

En efecto, independientemente de la dificultad que se presentaba para un diagnóstico pronto y acertado, lo cierto es que en dicho centro no se desplegaron toda la diligencia y el cuidado que ameritaban las dolencias del joven DURAN GOMEZ.

 

Sin que sea necesario volver sobre los datos de la historia clínica, allí consta que, no se le hicieron los exámenes de sangre que los médicos tratantes habían prescrito. Tampoco se cumplió con la ecografía, que se consideró necesaria ya que la anterior no ofrecía suficiente confiabilidad. Estos exámenes eran indudablemente necesarios para orientar un buen diagnóstico, ante la incertidumbre en que se hallaban tanto MEDICINA INTERNA como CIRUGIA; sin embargo no se hicieron por razones que se desconocen… A esto debe agregarse, que la radiografía supuestamente tomada al joven… presenta… una fecha bastante posterior al deceso. Estas falencias indudablemente denotan inadecuado funcionamiento del Hospital. Pero tales efectos no tienen por qué soportarlos los administrados. Cuando a consecuencia de la defectuosa prestación del servicio se lesionan derechos como se demostró en este proceso, estos daños adoptan el carácter de antijurídicos, lo cual conlleva para la Administración el deber de responder… Por último, y aún cuando no lo dicen los peritos, la Sala considera que ante las dudas y la incertidumbre que ofrecían los síntomas del paciente, ha debido ser tratado por un gastroenterólogo, que es el médico especializado en vías digestivas… Sin embargo, el médico especialista sólo hace aparición cuando el paciente llega a la Clínica (sic) privada…

 

Frente a la situación descrita la Sala estima que aún cuando ni los exámenes ni la valoración del gastroenterólogo habrían podido evitar el desenlace de las sepsis ya generalizada, sí habrían sido eximentes de responsabilidad para el Hospital Ramón González Valencia. Ello, porque la actividad de la medicina y en general de las ciencias de la salud, no son de resultado sino de medio. Dicho en otras palabras, la regularidad, eficiencia y buena marcha de los hospitales no puede medirse por los resultados concretos en cada caso; pero sí por los medios empleados. Es deber de los médicos y de los servidores de la salud, prestar en cada caso un servicio óptimo, recurriendo a todos los mecanismos disponibles que la ciencia moderna depara para el tratamiento de las enfermedades. Aún (sic) admitiendo que la apendicitis en múltiples ocasiones es de difícil diagnostico, que en el caso de estudio el paciente presentaba una sintomatología entorpecedora por la ictericia y por los demás signos externos, la Sala insiste que (sic) ha debido ser objeto de exámenes de laboratorio, ecografías, escanografías y del tratamiento del médico gastroenterólogo. Es por no haberse utilizado estos medios, por lo que se imputan como antijurídicos los perjuicios ocasionados con la temprana muerte del joven DURAN GOMEZ… Consecuentemente, se expedirá fallo imponiendo condena tanto a la Universidad… como al Hospital…, pero sus responsabilidades serán disminuidas en proporción a la culpa de la víctima. En efecto, en este caso, como bien lo advierten los peritos de Medicina Legal y lo respaldan las pruebas del proceso, el paciente demoró en acudir al servicio médico después de que aparecieron los primeros síntomas de malestar. Además, a partir del día 19 de septiembre de 1991 cuando se lleva a cabo la primera consulta en el turno de la mañana en la UIS y no es atendido por el médico de la tarde, el joven DURAN GOMEZ deja transcurrir varios días hasta el 23 cuando nuevamente comparece a consulta. A Juicio de la Sala estos primeros días sin el debido control médico fueron decisivos para que la enfermedad siguiera avanzando y por eso los síntomas posteriores lograron enmascararla. Aún (sic) cuando… no es por falta de acierto y de eficacia en el diagnóstico por lo que se responsabiliza a las dos entidades, es porque no pusieron al servicio del paciente para mejorarle sus dolencias todo el cuidado y todos los medios de que razonablemente disponían…”.

 

En relación con la determinación de los perjuicios, expresó:

 

“…el Tribunal siguiendo la reiterada pauta jurisprudencial reconocerá a cada uno de los padres del joven fallecido el valor equivalente a seiscientos gramos de oro por concepto de perjuicios morales, ya que necesariamente debieron sufrir un gran dolor por la pérdida de su hijo a tan temprana edad. Para los hermanos carnales del joven…, atendiendo las circunstancias en que ocurrió la muerte, en las que no hubo ánimo nocivo ni intención dañosa, y que de todas formas las entidades sí desplegaron actividades tendientes a la curación de sus dolencias, les reconocerá cien gramos a cada uno. Para la hermana extramatrimonial, habida cuenta de su menor parentesco, de la vida independiente de hogar, a más de las razones expuestas, se le reconocerá el valor equivalente a cincuenta gramos de oro. Es entendido que en estos valores ya se restó el 40 por ciento que debía asumir la víctima.

 

Igualmente se reconocerá el reconocimiento (sic) y pago de perjuicios materiales en la modalidad de daño emergente, tal como quedó probado en el proceso así:

 

Se tomará como base los recibos que obran a folios 26 a 36 a excepción del recibo de Caja No. 136475 (flio. 27)… en virtud de haberse descontado según consta en el recibo 16281 (flio. 33).

 

Así las cosas, se suman el resto de los recibos $653.794 que constituye el valor del daño emergente por concepto de gastos médico-farmacéuticos y funerarios.

 

(…)

 

De este valor se deduce el cuarenta por ciento (40%) en razón a que… el perjuicio se debió en parte a culpa de la víctima…

 

Por último, no se accede a la condena… de perjuicios materiales en la modalidad de lucro cesante, porque el joven fallecido no estaba devengando ingresos. Su actividad era el estudio de Ingeniería Mecánica, lo cual constituía una mera expectativa para el futuro de sus familiares… mal podía ser estudiante y a la vez subvenir los gastos del hogar…”.

 

6. RECURSOS DE APELACIÓN:

 

Apelaron los demandados la decisión de primera instancia, con fundamento en los siguientes argumentos:

 

a. Universidad Industrial de Santander (fls. 970 a 972 cdno. 10):

 

Explicó el apoderado que su representada no está obligada a prestar servicios de salud distintos a la consulta externa y urgencias (atención primaria), y que la muerte del joven universitario se produjo por una fatalidad o fuerza mayor, consistente en que el paciente tenía un apéndice retrocecal, que impidió un diagnóstico oportuno, hecho que se suma a la culpa de la víctima.

 

Consideró errada la valoración de la prueba hecha por el juzgador, porque le restó valor a la historia clínica, a los testimonios y a la literatura jurídica obrantes en el proceso, por la sola circunstancia de provenir de la parte interesada en el proceso, “sin consideración a la gravedad del juramento”.

 

Finalmente, indicó:

 

“No puede presumirse la responsabilidad de la Universidad simplemente por el hecho de que no se valoró dicho cuadro hemático puesto que si el paciente no lo presentó esta culpa es imputable a él, toda vez que hace parte del autocuidado de su salud presentar al médico toda su patología sin ocultarle nada. Además si lo presentó, circunstancia que no está probada, ha debido exigir la evaluación correspondiente.

 

Esta situación pues no es generadora de responsabilidad por daño antijurídico por la Universidad , adicionalmente de lo ya expuesto, en razón a que ni ese supuesto examen, ni todos los que se le practicaron con posterioridad, podían servir de base para un diagnóstico acertado toda vez que la fuerza mayor constituida por la situación retrocecal de la (sic) apéndice, unida a la culpa de la víctima y a la intervención también de su pariente enfermera hizo que se enmascarara la patología real…”.

 
1   2   3   4   5   6   7   8

similar:

Responsabilidad del estado por la prestacion del servicio de salud precisión jurisprudencial / teoria de la falla presunta del servicio medico regla general y excepciones iconResponsabilidad del estado- falla del Servicio- obligación de los...

Responsabilidad del estado por la prestacion del servicio de salud precisión jurisprudencial / teoria de la falla presunta del servicio medico regla general y excepciones iconA la secretaría general del servicio extremeño de salud

Responsabilidad del estado por la prestacion del servicio de salud precisión jurisprudencial / teoria de la falla presunta del servicio medico regla general y excepciones iconA. violaciones a los derechos humanos cometidas por agentes del estado o personas a su servicio

Responsabilidad del estado por la prestacion del servicio de salud precisión jurisprudencial / teoria de la falla presunta del servicio medico regla general y excepciones iconA. violaciones a los derechos humanos cometidas por agentes del estado o personas a su servicio

Responsabilidad del estado por la prestacion del servicio de salud precisión jurisprudencial / teoria de la falla presunta del servicio medico regla general y excepciones iconMontserrat cortijo sardà, Moderadora y Coordinadora de la Mesa. Médico...

Responsabilidad del estado por la prestacion del servicio de salud precisión jurisprudencial / teoria de la falla presunta del servicio medico regla general y excepciones iconPliego de prescripciones técnicas para la contratación del servicio...

Responsabilidad del estado por la prestacion del servicio de salud precisión jurisprudencial / teoria de la falla presunta del servicio medico regla general y excepciones iconPliego de claúsulas técnicas que han de regir la contratación del...

Responsabilidad del estado por la prestacion del servicio de salud precisión jurisprudencial / teoria de la falla presunta del servicio medico regla general y excepciones iconD, del Servicio de Salud de Castilla y León

Responsabilidad del estado por la prestacion del servicio de salud precisión jurisprudencial / teoria de la falla presunta del servicio medico regla general y excepciones iconFicha Licitación Nº 813-87-le11 servicio de “diseñO: para la remodelaciön...

Responsabilidad del estado por la prestacion del servicio de salud precisión jurisprudencial / teoria de la falla presunta del servicio medico regla general y excepciones iconContrato de corretaje con sociedad extranjera no es un servicio exento...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com