Capítulo I introducción: ¿La Medicina o la fe?




descargar 419.33 Kb.
títuloCapítulo I introducción: ¿La Medicina o la fe?
página1/7
fecha de publicación05.01.2016
tamaño419.33 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Ley > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7
ÍNDICE


Prólogo ……………………………………………..
Prefacio …………………………………………….
Capítulo I - Introducción: ¿La Medicina o la fe? ........
Capítulo II –Una clasificación práctica, dialéctica …..
Capítulo III –El Principio Único de la ciencia y de

La filosofía de Extremo Oriente ………
Capítulo IV - Origen del hombre ……………………..
Capítulo V -La Medicina de Extremo Oriente ………
Capítulo VI –El orden del Universo y la

Constitución del hombre ……………….
Capítulo VII –La facultad del juicio supremo ………..
APÉNDICE I …………………………………………
APÉNDICE II …………………………………………
LA FILOSOFIA DE LA MEDICINA DE EXTREMO ORIENTE.

EL LIBRO DEL PENSAMIENTO SUPREMO.


Georges Ohsawa

Nyoiti Sakurazawa

A mí querido Dr.A.Schweitzer

PROLOGO

YIN y YANG

Metafísica y Física


El principio único es definitivo, pero su traducción y su interpretación pueden ser metafísicas y físicas.

Al principio, hace mas de cuatro mil años, el Principio Único era una dialéctica física. Más tarde, intérpretes y comentaristas metafísicos como CONFUCIO, complicaron la explicación. Luego los médicos… He aquí la causa de la confusión e incertidumbre que envuelven a la filosofía y la medicina de Extremo Oriente. Además, los extremo-orientales, siendo considerados pueblos espirituales, metafísicos o primitivos, hablan una lengua peculiar, viven en un mundo infinito, eterno y absoluto y, como consecuencia de ello sus lenguas son indefinidas, imprecisas, extremadamente profundas y a menudo faltas de claridad. Especialmente las lenguas china y japonesa (las más extremo-orientales) carecen de la noción temporal, numeral y de género. En realidad, con mi método, podéis aprender, perfecta y correctamente el japonés corriente en cuatro horas. Es la lengua más fácil del mundo que yo conozca.
Al principio, hace más de cuatro mil años, el cielo era considerado como el más grande símbolo Yin y la tierra como el más grande símbolo Yang.

El cielo, siendo el espacio infinito, la expansión ilimitada, era considerado como el mayor representante de YIN, la fuerza centrífuga, la tierra lo contrario, Yang. Pero más tarde, los metafísicos designaron al cielo (el vacío) como el generador de todos los fenómenos y de todos los seres del mundo, la fuerza superior o la divinidad suprema y lo catalogaron como Yang. Este es el punto de vista metafísico.
Desde el punto de vista de las actividades, el cielo puede ser Yang, el gran productor, y desde el punto de vista físico, el cielo, la expansión infinita, puede ser Yin, la mayor pasividad entrópica.

En la medicina china, se clasifica el intestino delgado, la vejiga, la vesícula biliar, el intestino grueso, etc. en la categoría yang. El corazón, los riñones, el páncreas, el bazo etc. en la categoría Yin. Es una clasificación metafísica teniendo en cuenta sus actividades, pero físicamente hablando, es a la inversa: todos los órganos huecos son Yin mientras todos los órganos macizos, compactos y densos son Yang.

Pero vivimos en una época científica y física. Haremos bien adoptando una clasificación física y moderna y unificar la terminología para la traducción del Principio Único que debería aplicarse a todas las ciencias naturales aparte de la medicina, así como en todas las ciencias culturales y en particular en la formación de las ideas fundamentales de un gobierno mundial.

PREFACIO


He escrito este libro en el África Ecuatorial Francesa, mientras esperaba el retorno del Dr.A.Schweitzer ( desde principios de noviembre hasta finales de diciembre de 1955, en su hospital en Lambarené, y desde el primero de enero al 13 de enero de 1956, en la estación de Andende, de la Misión Protestante, en la vieja casa dónde el Dr. Schweitzer inició sus trabajos en 1913), contemplando de tanto en tanto la panorámica de ese país tan pintoresco, el gran río Ogoue, sembrado de pequeñas piraguas y de la exultante vegetación de sus ribazos.
El objetivo de este libro es:

1º Enseñar el Principio Único dialéctico, universal, simple y práctico de la ciencia y la filosofía, de todas las grandes religiones y de toda la civilización de Extremo Oriente;

2º Su técnica biológica, fisiológica, médica, educativa, sociológica y lógica.

3º En particular su medicina.

4º Como principio de la libertad infinita y de la paz eterna.
El Principio Único de Extremo Oriente es extremadamente simple y extraordinariamente práctico; todo el mundo puede comprenderlo y practicarlo en la vida cotidiana. Es la lógica dialéctica universal. Es la concepción-constitución de la vida y del universo. Es una brújula universal muy práctica.
La orientación de la vida por medio de esta brújula, es la fe. Y esta fe, al contrario que la fe “ credo quia absurdum”, es interiormente una clarividencia que ve todo a través del tiempo y el espacio infinitos, y exteriormente, el amor universal que abarca todos los antagonismos hasta hacerlos complementarios unos a otros y distribuye la alegría eterna a todos y por siempre. Es la fe la que es capaz de mover la montaña desde aquí hasta el mar. Y es la verdad la que os da la libertad infinita, dicha eterna y justicia absoluta.

Después de la publicación de mi primer libro en francés (El Principio Único de la Ciencia y de la Filosofía de Extremo Oriente) en editorial Vrin en Paris, hace ya veinte años, he seguido trabajando en la misma dirección. Pero he salido de Japón para siempre cerca de mis setenta años (octubre 1953) para visitar a mis amigos y a grandes hombres en todos los países del mundo que comprenderán el Principio Único, esta dialéctica práctica.
Espero que se lo conocerá como el arte del arreglo floral (El Libro de las Flores, Plon edit. Paris), la medicina china (La Acupuntura , FranÇois edit) y la teoría de Judo ( el Libro de Judo , Sekai Seihu edit. Tokyo) que importé a Europa hace 35 años.

Si no he dado a conocer en primer lugar el Principio Único, es porque era demasiado difícil para la comprensión del público occidental.

Hasta el final de mi vida viajaré con mi mujer que os enseñará los platos macrobióticos que curan cualquier enfermedad. Estamos totalmente a vuestra disposición. Enviarme vuestras preguntas y objeciones y os contestaré lo antes posible.
G.OHSAWA

En la Estación de la Misión Protestante de Andende (A.E.F) 18 de enero 1956.

Primer Capitulo.
INTRODUCCION: ¿Medicina o fe?
Cuando Gulliver se encontraba en las islas de los Lilliputienses, se divertía mucho y se burlaba un poco de la falsa concepción del mundo de sus habitantes, de su ignorancia y de su pequeña fuerza. Pero cuando se encontró en el país de los Gigantes, tuvo que burlarse y lamentar su propia impotencia, su ignorancia, su falsa concepción del mundo y su infinitamente estúpida arrogancia.

J. Swift, el autor de esta historia, quería advertirnos de ser siempre modestos, humildes y humillados y que debíamos esforzarnos en aprender de cualquiera, tanto de lo pequeño e insignificante como de lo contrario, de no temer lo grande y sorprendente.

Esto puede entenderse bastante bien en lo referente al mundo físico y relativo de las formas, de los colores, del peso, etc. pero no en el mundo mental y espiritual. Nos equivocamos fácilmente, incluso en nuestro propio país ( por ejemplo: la estampa japonesa no era valorada en el Japón moderno y estaba destinada sobre todo a las jovencitas y a los niños, hasta que los hermanos Goncourt y el profesor Fenollosa reconocieran su gran valor artístico. Lo descubrieron fortuitamente abriendo paquetes de te envueltos en dichas estampas.)

El mismo error se cometió en lo referente al Judo, al arte del arreglo floral, el Haikai, la medicina, etc.

La medicina del Extremo Oriente es, no sólo en Europa, sino incluso en Extremo Oriente, europeizado, la ciencia peor conocida de la cultura oriental .Es un mundo totalmente desconocido para la mayoría de Occidentales y es raro encontrar Orientales que os puedan explicar su significado e importancia.

Querría ser vuestro guía e interprete para introduciros y recorrerla en profundidad.

Si os introducís solos, sin ser guiados por un interprete competente ( lo que es muy difícil de encontrar), no veréis lo que es interesante y acabareis cansados y defraudados.

En Extremo Oriente hay al menos varias escuelas de medicina. En Europa sólo hay dos o tres.

La medicina Ayurvédica, de más de 5000 años, es practicada por cientos de miles de médicos.

La homeopatía cuenta con algo menos de practicantes, dos o trescientos mil.

La medicina china de 4000 años de antigüedad cuenta con al menos doscientos mil médicos.

La alopatía es practicada por ciento cincuenta mil médicos.

Hay aún otras terapéuticas: la medicina árabe, la naturopatía, la acupuntura, la moxibustión, la bioquímica, la osteopatía, la quiropráctica, la palmopatía, la terapéutica espiritual, etc…

Todas estas formas de medicina están vivas y son practicadas.

La homeopatía es de origen alemán, pero totalmente transformadas por los hindúes.

La quiropráctica ha sido totalmente remodelada por los japoneses.

Todas las demás son ciencias derivadas de tradiciones del Extremo Oriente.

Los grados de la medicina de desarrollan en el orden siguiente:
7º Medicina Suprema.

(La medicina suprema es una técnica educativa, biológica, fisiológica y dialéctica, para hacer que el enfermo descubra por sí solo la constitución-concepción de la vida y del mundo. Cura no sólo todas las enfermedades actuales y futuras, sino toda desgracia.)
6º Medicina Filosófica.

(Medicina del pensamiento y del discernimiento)
5º Medicina socio-moral, educativa.

(La medicina que establece la salud, la libertad y la justicia de la sociedad)
4º Medicina Macrobiótica.

(El arte del rejuvenecimiento y la longevidad)
3ª Arte de la Salud
2º Medicina profiláctica
1º Medicina sintomática.
En Extremo Oriente, hace miles de años, la medicina evolucionó desde la medicina sintomática perfeccionada a la medicina perfecta, de la profiláctica al arte de la salud “yóguica” (o religiosa), del arte de la salud a la maravillosa macrobiótica, de la macrobiótica a la medicina de la sociedad, de la moralidad, de la política y de la educación. La medicina de la sociedad (La filosofía de CONFUCIO es uno de los ejemplos de esta CATEGORÍA) se fusionó finalmente con la medicina filosófica. Luego, ésta fue absorbida y se convirtió en una parte de la constitución-concepción del universo (Los Vedas, el Hinduismo, el Brahmanismo, el Jainismo, el Budismo, el Taoismo, el Sintoísmo, el Cristianismo, El Islamismo).
El objetivo esencial de todas las grandes religiones es guiar al hombre hacia la beatitud, es decir, hacia la libertad infinita, la justicia absoluta, la felicidad eterna, por enseñanzas filosóficas, metódicas y practicas del Principio Único o del Orden del Universo.

Es por esto que los que sólo investigan a nivel del primer plano “sintomático” de las medicinas china, hindú, japonesa o árabe desembocan sólo en un laberinto de hierbas, cortezas, serpientes…

La medicina sintomática es la más elemental y rudimentaria y es parecida en todas las culturas. Quiere curar la enfermedad (o más bien los síntomas) a cualquier precio, incluso por medio de técnicas mágicas, sin considerar en ningún momento si esas técnicas son inmorales.

Pero en Extremo Oriente y en África, la medicina avanzaba.

La medicina de los indígenas africanos se basa en la más alta concepción de la vida y del Universo. Aunque su expresión sea tan primitiva (Levy-bruhl la bautizó “mentalidad primitiva”,”magia negra” o algo “totalmente incomprensible” para los occidentales), es una forma muy útil para estos indígenas que no tienen ninguna necesidad de letras, o de la filosofía o de la religión, porque son los hijos grandes de la Madre Naturaleza y más favorecidos que nosotros para conservar su vida primitiva.

André Gide dijo acertadamente: “Cuanto menos inteligente es el blanco, más tontos le parecen los negros”.

Os voy a mostrar la nueva orientación para estudiar la medicina del Extremo Oriente y la de África. Pero debéis seguir paso a paso, firme y sólidamente. Poco a poco podréis ver un nuevo horizonte, pero esto será gracias a vuestro propio proceso, no gracias a mí. No soy más que una brújula que os muestra la orientación correcta. Todo depende de vuestra inteligencia y comprensión.

Si queréis saber cómo estaban de avanzadas las matemáticas y sus aplicaciones prácticas hace miles de años en Extremo Oriente y en África, debéis leer las “Bios” o algunas obras sobre la cultura de la época de los Faraones.

En los primeros días de la primavera, se ven los brotes verdes por todas partes en el campo. Algunos de ellos se convierten en hierbas y terminan su vida en pocos meses. Otros se convierten en árboles que mueren al cabo de unos años. Algunos pocos son destinados a convertirse en grandes árboles que alcanzan cientos y miles de años. Ocurre lo mismo con la medicina.

Entre las formas de medicina del Extremo Oriente, la mayor parte son como las hierbas. Hay que distinguirlas de los vegetales que crecen muy alto, que corresponden a la medicina ayurvédica y a la medicina china. Todas las otras medicinas pueden desarrollarse hasta la medicina profiláctica o macrobiótica, pero no mucho más.

Si os iniciáis en la primera etapa de la medicina Ayurvédica o China, es decir, en la etapa sintomática, os perderéis muy fácilmente porque hay una enorme cantidad de medicamentos que son extraordinarios por sus efectos inmediatos y de apariencia milagrosa. Pero todo es paliativo.

Para encontrar la medicina que cura en profundidad y de una vez por todas, debéis buscar la séptima etapa de la medicina: la constitución-concepción del universo, la medicina suprema, tal y como RUSKIN la ha planteado en su “Unto this last”.

No hay que quedarse en la primera etapa sintomática.

En su esencia todas las medicinas del Extremo Oriente están unificadas: la concepción-constitución de la vida que no es otra cosa que la matriz de toda la civilización más elevada, toda la filosofía más profunda y de todas las grandes religiones del Extremo Oriente.

Pero la mentalidad de los que han seguido esta grandiosa concepción es, en general, del todo incomprensible para los occidentales que la llaman “mentalidad primitiva”, o simplemente “superstición”.Esto es así incluso para grandes pensadores, como Levy-Bruhl.

Los occidentales se esfuerzan en encontrar la verdad en los detalles, por medio de técnicas analíticas, el núcleo en un entorno diseccionado.

Es por esto que voy a guiaros en la vía que va de la más alta concepción de la medicina a la más baja. Una vez que comprendáis esta profundidad, podréis comprender todas las artes, toda la civilización, todas las religiones, incluido el cristianismo, toda la mentalidad del Extremo Oriente.

Recientemente me han pedido que hiciera una crítica de un largo artículo sobre el Japón actual, escrito por un eminente periodista francés y publicado en una importante revista ilustrada de Paris. He aquí mi respuesta: “Este artículo es correcto y refleja la verdad en todos los detalles que conciernen la vida de los japoneses de hoy; pero sólo es una imagen del vestido de una mujer, de la que queremos ver hasta que punto es elegante, culta y de espíritu profundo. No se puede ver el espíritu japonés en este artículo, y si no se ve el espíritu no se puede entender!”

He leído numerosos ensayos y muchos libros europeos sobre la vida y el pensamiento del Extremo Oriente. Eran todos superfluos, ridículos o absurdos salvo algunos de ellos.

Entre diversos libros acerca del Budismo, el Taoismo, los Gitas, el Yi King, el Shintoismo, la civilización, la cultura o la filosofía del Extremo Oriente, los grandes pensadores hindúes, no he visto ni uno solo que haya conseguido esbozar el espíritu extremo oriental.

Algunos occidentales se esforzaron en traducir el Yi King palabra por palabra. Otros, libros de la farmacopea china, las fórmulas, las cantidades de medicamentos, cuando estos no están indicados, porque la enfermedad es individual. Es un poco como si se tradujera la música de Beethoven por ondas sonoras filmadas o a Goethe por medio de las matemáticas.

No puedo expresar lo absurdo y lamentable que me parece todo esto.

Espero que comprendáis mejor que estos escritores, después de haber entendido el espíritu de los extremo-orientales a través de mi nueva interpretación de la constitución-concepción de la vida y del Universo, o el principio único de la ciencia y la filosofía del Extremo Oriente.

Os ofrezco aquí una de las claves del Reino de los Cielos, con la que podréis abrir cualquier puerta secreta en la civilización extremo-oriental y que está casi del todo olvidada, incluso para los Orientales, a lo largo de miles y miles de años.

Hay un gran número de autores, religiosos en particular, que pretenden que la enfermedad puede curarse por la fe.

¿Qué relación hay entre la medicina y la fe?

¿Es magia, o superstición?

El Dr Alexis CARREL estaba totalmente convencido que hay curaciones milagrosas entre los creyentes de los milagros de Lurdes.

La medicina de hoy en día, no niega que haya innumerables prodigios en el funcionamiento humano, inexplicables para sus conocimientos aunque pueda parecer muy avanzada. Pero los que la practican, los que insisten sobre la importancia y la superioridad de la fe, tampoco pueden explicarse el mecanismo.

El que no conoce el mecanismo de su avión, no puede ser un buen piloto, no se puede confiar en él.

Creer en tal personalidad o en tal tecnica es pura superstición. Es una mentalidad primitiva, infantil o de esclavo. Tales creencias o confianzas a menudo desembocan en tragedias. Una tal fe no tiene sentido, es un simple sentimentalismo, es sinónimo de ignorancia. La fe que cura, es la fe sentimental y no es la verdadera fe. (ver capitulo IV a propósito de la fe)

En sus seis primeras etapas, la medicina puede ser una superstición, una acrobacia o una ignorancia si los que la practican no conocen la concepción de la vida y del universo. Pero hay tantos médicos que no pueden explicar muchos de los fenómenos farmacológicos o fisiológicos (¿porqué la adrenalina altera el ritmo cardíaco, porqué ha sido considerada tan eficaz desde la época de Hipócrates? ¿Porqué la aspirina hace bajar la temperatura? ¿Que es el automatismo cardíaco? ¿Cuál es el mecanismo de la sedimentación sanguínea, examen tan usado en medicina? ¿Cuál es el mecanismo del antagonismo entre los dos sistemas vegetativos de los nervios ortosimpático y parasimpático? ¿Cuál es el mecanismo de los fenómenos antagonistas que se producen en el corazón y en el estómago por uno u otro de estos dos sistemas?...)

Todo esto es un misterio, pero muchos confían en tal medicina empírica, es pues una superstición moderna.

La medicina puramente empírica que se ocupa únicamente de investigar los “Devil´s bullet”, medicamentos o venenos, y que actúa a tientas, es una medicina sintomática experimental muy rudimentaria y una superstición.

Si, de lo contrario, la medicina está dotada de una brújula que indica siempre la buena dirección, es decir, la constitución-concepción del universo, podrá desarrollarse en el buen sentido.

Los estudios médicos deben comenzar por la concepción de la vida y del universo.

Curiosamente, muchos de los que predican el poder de la fe y de las curaciones milagrosas de Jesús y de los grandes budistas, toman medicamentos comprados en farmacias y se hacen tratar en hospitales por la medicina empírica y sintomática.¿Porqué entonces predican la importancia y superioridad de la fe? Todo lo que predican de la fe es correcto, pero no saben lo que es la fe. Sólo son papagayos. Deben aprender primero que la fe es el conocimiento de la constitución-concepción del universo, que es la clarividencia que ve todo en el tiempo y el espacio y el Amor que abarca todos los antagonismos para hacerlos complementarios, distribuyendo la harmonía eterna.

Voy a mostraros la identidad de la fe y de la medicina superior.

Capítulo II
UNA CLASIFICACION PRÁCTICA; DIALECTICA
“The fundamental principles of Christianity have to be proved trae by reasoning and by no other method…”

Dr. A. Schweitzer.

Para que una ciencia sea práctica, útil y fértil, es indispensable una clasificación práctica, fundamental y universal. El Principio Único (la constitución-concepción de la vida y del universo de Extremo Oriente), no es más que un método de clasificación dialéctico práctico y universal, accesible a todo el mundo y que abarca todo lo que existe en el universo y el mismo universo. Es un monismo absoluto, aunque tenga apariencia dualista a primera vista. La doble polarización del principio permite una clasificación en dos categorías opuestas, aplicable a cualquier rama de la ciencia, tecnología, acción o filosofía, para manejar y resolver problemas difíciles.

Toda la ciencia y todo el conocimiento humano filosófico, psicológico y sociológico actual intentan establecer un monismo que sea real y práctico.

Es curioso como muchos se vuelcan en sus estudios sin saber que en realidad son dualistas.

1º Materialistas que defienden el monismo materialista están, en realidad convencidos de que está la materia y el espíritu..Se han basado en el antagonismo fundamental entre la materialidad y la espiritualidad. Así pues, son dualistas.

2º Los pacifistas parten del antagonismo entre la guerra y la paz.

3º Los médicos se han preocupado de la fabricación de “devil´s bullet” para acabar con todos los factores que hacen sufrir a la humanidad. Se consideran enemigos de estos factores, son pues dualistas.

Casi todos los religiosos se esfuerzan en diferenciar al hombre de Dios, en lugar de identificarlos. Y el Diablo y Dios…

La psicosomática, o la escuela freudiana por ejemplo, son una nueva confesión de dualistas.

Casi todos los pensadores, investigadores científicos y culturales de hoy día son en el fondo conscientemente o no, dualistas. Es por esto que no se resuelven los problemas, si no que se multiplican cada vez más. Todos los profesionales, incluidos los políticos, educadores y todos los que luchan para acabar con el mal o para mejorar las condiciones de vida, son dualistas.

La dicotomía de DESCARTES fue el primer gran paso hacia el monismo. Se le admira. Se queda en la dicotomía dualista. ¡Que dé otro paso más!

El dualismo es exclusivo, egocéntrico. Sus armas son destructivas, analíticas, brutales, mientras el monismo es constructivo, sintético, unificador. La vida misma es siempre productiva, unificadora, social, mientras ocurre lo contrario con la muerte.

El Principio Único es, por una parte un método analítico, pero por otra, también una clasificación para unificar. Se podría llamar el Principio de la Gran Unificación.

El Principio Único ordena todas las cosas en dos categorías contrarias: Yin y Yang según los sabios chinos, “Tamasic y Rajasic” según los sabios de La India.

Son en realidad, dos complementarios indispensables el uno al otro, como el hombre y la mujer, el día y la noche. Son los dos factores fundamentales opuestos que crean, animan, destruyen y reproducen de nuevo todo lo que existe en el Universo.

En los que predomina la fuerza Yin, se llaman Yin, y en el caso contrario los llamamos Yang.

Así pues, hay Yin y Yang en una gama infinitamente variada.

Desde el punto de vista físico, lo que es más rico en agua (siendo iguales las otras condiciones) es yin, mientras que a la inversa es yang.

Desde el punto de vista químico, los compuestos ricos en H, C, Li, As, Na, son más Yang que los que contienen menos y en cambio son ricos en otros elementos: K, S, P, O, N.

En resumidas cuentas, Yin y Yang son siempre relativos. No hay nada absolutamente yin o absolutamente Yang en el mundo.”A” puede ser Yin en relación a “B”, pero “A“puede ser Yang en relación a “C”.

Todas las características de las cosas y de los hechos en este universo están en función de la proporción y del modo de combinación de los elementos Yin y Yang, que no es otra cosa que producto de las dos fuerzas antagonistas fundamentales.

En otras palabras, todos los fenómenos y todos los caracteres de las cosas son producciones influenciadas por estas dos fuerzas fundamentales: la fuerza centrípeta Yang y la fuerza centrífuga Yin.

Según el Principio Único todas las cosas se pueden clasificar en una de las dos categorías opuestas y luego coordinadas según la proporción respectiva de sus constituyentes Yin y Yang.

La fuerza centrípeta yang produce los siguientes fenómenos:

Calor (actividad de las moléculas)

Constricción, pesadez (tendencia a caer)

Formas aplanadas, bajas, horizontales
Al contrario, la fuerza centrífuga Yin:

Frío (lentitud molecular)

Dilatación, expansión (tendencia a subir)

Ligereza

Formas grandes, altas, puntiagudas en sentido vertical.
  1   2   3   4   5   6   7

similar:

Capítulo I introducción: ¿La Medicina o la fe? iconIntroduccion al estudio de la medicina experimental

Capítulo I introducción: ¿La Medicina o la fe? iconResumen según la oms la medicina tradicional es un término amplio...

Capítulo I introducción: ¿La Medicina o la fe? iconResumen según la oms la medicina tradicional es un término amplio...

Capítulo I introducción: ¿La Medicina o la fe? iconCapitulo II introduccióN

Capítulo I introducción: ¿La Medicina o la fe? iconCapitulo 1 introduccióN

Capítulo I introducción: ¿La Medicina o la fe? iconCapítulo 1: introducción a la soldadura

Capítulo I introducción: ¿La Medicina o la fe? iconMédico capítulo I introduccióN ¿Qué es la memoria?

Capítulo I introducción: ¿La Medicina o la fe? iconCapítulo 1: Dr. Ray Kurzweil—Una Breve Introducción

Capítulo I introducción: ¿La Medicina o la fe? iconVitae-Biografia abreviada de perito en Medicina Conductual-Psicologia y Medicina Sexual Forense

Capítulo I introducción: ¿La Medicina o la fe? iconLa medicina escolástica y la medicina del renacimiento (siglos XIV-XV)


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com