Convenio colectivo de trabajo 577/10 Buenos Aires, 18 de febrero de 2010 B. O.: 5/3/10




descargar 258.9 Kb.
títuloConvenio colectivo de trabajo 577/10 Buenos Aires, 18 de febrero de 2010 B. O.: 5/3/10
página5/5
fecha de publicación09.01.2016
tamaño258.9 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5

18. Señalización y vallado.

19. Agua potable.

20. Servicios sanitarios.

21. Capacitación.

22. Prevención y protección contra incendios.

23. Socorrismo, primeros auxilios y atención medica.

A. Medio ambiente:

1. Carga térmica:

Referencia normativa: Dto. 351/79, Anexo II, art. 60 y Dto. 911/96, art 137.

Definiciones:

Carga térmica ambiental: es el calor impuesto al hombre por el ambiente.

Carga térmica: es la suma de la carga térmica ambiental y el calor generado en los procesos metabólicos.

Condiciones higrotérmicas: son las determinadas por la temperatura, humedad, velocidad del aire y radiación térmica.

Las condiciones y características de los procesos deberán estar concebidos de manera que la carga térmica se mantenga dentro de valores que no afecten la salud del trabajador, teniendo en consideración la carga térmica ambiental, las condiciones higrotérmicas y restantes aspectos relacionados. A tal efecto se proveerán protecciones ambientales adecuadas a las características y duración de los trabajos.

Evaluación de la carga térmica: a efectos de conocer la exposición de los trabajadores sometidos a carga térmica, se debe calcular el Indice de Temperatura Globo Bulbo Húmedo (TGBH).

Se partirá de las siguientes ecuaciones:

1. Para lugares interiores y exteriores sin carga solar:

TGBH = 0,7 TBH + 0,3 TG

2. Para lugares exteriores con carga solar:

TGBH = 0,7 TBH + 0,2 TG + 0,1 TBS

TGBH - Indice de Temperatura Globo Bulbo Húmedo.

TBH - Temperatura Bulbo Húmedo Natural.

TBS - Temperatura de Bulbo Seco.

TG - Temperatura de Globo.

Las situaciones no cubiertas en el presente reglamento, serán resueltas por autoridad competente.

Estrés por frío:

Se tomará como referencia la Res. 295/03, Anexo III, Tablas 1 y 2. Los valores límite (TLVs) para el estrés por frío están destinados a proteger a los trabajadores de los efectos más graves tanto del estrés por frío (hipotermia) como de las lesiones causadas por el frío, y a describir las condiciones de trabajo con frío por debajo de las cuales se cree que se pueden exponer repetidamente a casi todos los trabajadores sin efectos adversos para la salud. El objetivo de los valores límite es impedir que la temperatura interna del cuerpo descienda por debajo de los 36ºC (96, 8ºF) y prevenir las lesiones por frío en las extremidades del cuerpo. La temperatura interna del cuerpo es la temperatura determinada mediante mediciones de la temperatura rectal con métodos convencionales. Para una sola exposición ocasional a un ambiente frío, se debe permitir un descenso de la temperatura interna hasta 35ºC (95ºF) solamente. Además de las previsiones para la protección total del cuerpo, el objetivo de los valores límite es proteger a todas las partes del cuerpo y, en especial, las manos, los pies y la cabeza de las lesiones por frío.

Estrés térmico y tensión térmica:

La valoración de ambos, el estrés térmico y la tensión térmica, puede utilizarse para evaluar el riesgo de la salud y seguridad del trabajador. Se requiere un proceso de toma de decisiones como el de la Res. 295/03, Anexo III – Figura 1. La pauta dada en la Figura 1 y la documentación relacionada con este valor límite representan las condiciones bajo las cuales se cree que casi todos los trabajadores sanos, hidratados adecuadamente y sin medicación, pueden estar expuestos repetidamente sin sufrir efectos adversos para la salud. La pauta dada no es una línea definida entre los niveles seguros y peligrosos. Se requieren el juicio profesional y un programa de gestión del estrés térmico para asegurar la protección adecuada en cada situación.

2. Iluminación:

Referencia normativa: Dto. 351/79, Anexo IV y Dto. 911/96, arts. 133 al 136. La iluminación en los lugares de trabajo debe cumplir las siguientes condiciones:

a) La composición espectral de la luz debe ser adecuada a la tarea a realizar, de modo que permita observar y reproducir los colores en medida aceptable.

b) El efecto estroboscópico debe ser evitado.

c) La iluminación debe ser adecuada a la tarea a efectuar, teniendo en cuenta el mínimo tamaño a percibir, la reflexión de los elementos, el contraste y el movimiento.

d) Las fuentes de iluminación no deben producir deslumbramiento, directo o reflejado, para lo que se distribuirán y orientarán convenientemente las luminarias y superficies reflectantes existentes en el lugar.

e) La uniformidad de la iluminación, así como las sombras y contraste, deben ser adecuados a la tarea que se realice.

Cuando las tareas a ejecutar no requieran la precisa percepción de los colores, sino sólo una visión adecuada de volúmenes, será admisible utilizar fuentes luminosas monocromáticas o de espectro limitado.

Valores de iluminancias: intensidad mínima de iluminación sobre el plano de trabajo.

a) Tareas que exigen máximo esfuerzo visual:

Trabajos de precisión máxima que requieren: 1.500 lux.

Finísima distinción de detalles.

Condiciones de contraste malas.

Largos espacios de tiempo, tales como montajes extrafinos, inspección de colores, y otros.

b) Tareas que exigen gran esfuerzo visual:

Trabajos de precisión que requieren: 700 lux.

Fina distinción de detalles.

Grado mediano de contraste.

Largos espacios de tiempo, tales como trabajo a gran velocidad, acabado fino, pintura extrafina, lectura e interpretación de planos.

c) Tareas que exigen bastante esfuerzo visual:

Trabajos prolongados que requieren: 400 lux.

Fina distinción de detalles.

Grado moderado de contraste.

Largos espacios de tiempo, tales como trabajo corrido de banco de taller y montaje, trabajo en maquinarias, inspección y montaje.

d) Tareas que exigen esfuerzo visual corriente:

Trabajos que requieren: 200 lux.

Distinción moderada de detalles.

Grado normal de contraste.

Espacios de tiempo intermitentes, tales como trabajo en máquinas automáticas, mecánica automotriz, doblado de hierros.

e) Tareas que exigen poco esfuerzo visual:

Tales como sala de calderas, depósito de materiales, cuartos de aseo, escaleras.

f) Tareas que no exigen esfuerzo visual: 50 lux.

Tales como tránsito por vestíbulos y pasillos, carga y descarga de elementos no peligrosos.

g) Iluminación de senderos peatonales:

Los senderos peatonales establecidos de uso continuo deben ser iluminados con una intensidad a nivel de piso de 30 lux de valor medio y como mínimo de 15 lux.

Esta tabla no incluye tareas muy especiales que requieran niveles de iluminación, superiores a los detallados en el pto. a).

Estos serán determinados por la autoridad de aplicación a solicitud de partes.

Nota: los valores de iluminación indicados deben ser considerados a los fines de cálculo, con la depreciación luminosa de envejecimiento luminaria y lámpara y a la pérdida por suciedad del artefacto.

2.1. Iluminación de emergencia:

Referencia normativa: Dto. 911/96 en su art. 136.

Se deberán adoptar las siguientes medidas y procedimientos:

a) En las obras en construcción, así como en los locales que sirvan en forma temporaria para dicha actividad donde no se reciba luz natural o se realicen tareas en horarios nocturnos, debe instalarse un sistema de iluminación de emergencia en todos sus medios y vías de escape.

b) Este sistema debe garantizar una evacuación rápida y segura de los trabajadores utilizando las áreas de circulación y medios de escape (corredores, escaleras y rampas), de modo de facilitar las maniobras o intervenciones de auxilio ante una falla del alumbrado normal o siniestro.

c) En los casos particulares no enunciados (túneles, excavaciones, etc.) el proyecto correspondiente se debe ajustar a lo indicado en las norma técnicas internacionalmente reconocidas.

d) El tiempo de servicio del alumbrado y señalización de escape (autonomía de las luminarias de emergencia) no será en ningún caso inferior a una hora treinta minutos.

e) El alumbrado necesario de la ruta de escape debe ser medido sobre el solado y en centro de circulación. En ningún caso la iluminación horizontal debe ser inferior a 5 lux y mayor que el cinco por ciento (5%) de la iluminación media general.

f) Las luminarias utilizadas para lograr lo establecido no deben producir deslumbramiento que pueda ser causa de problemas de adaptación visual. A tal fin, se prohíben luminarias basadas en faros o proyectores en toda ruta de escape. En todos los casos, las luminarias deben satisfacer las normas internacionalmente reconocidas.

g) Para una adecuada circulación a través de las rutas de escape, la relación uniformidad E/max.

E/min. no debe ser mayor de 40:1 a lo largo de la línea central de dichas rutas.

h) A los fines de asegurar un adecuado alumbrado de escape, las luminarias se deben ubicar en las siguientes posiciones:

I. Cerca de cada salida.

II. Cerca de cada salida de emergencia.

III. En todo sitio donde sea necesario enfatizar la posición de un peligro potencial, como los siguientes:

– Cambio de nivel de piso.

– Cerca de cada intersección de pasillos y corredores.

– Cerca de cada caja de escalera de modo tal que cada escalón reciba luz en forma directa.

– Fuera y próximo a cada salida de emergencia.

Cuando sea necesario, se agregarán luminarias adicionales de forma de asegurar que el alumbrado a lo largo de la ruta de escape satisfaga el requerimiento de iluminancia mínima y uniformidad de iluminancia descripta anteriormente.

i) Los sistemas y equipos afectados a la extinción de incendio, instalados a lo largo de la ruta de escape, deben estar permanentemente iluminados a los fines de permitir una rápida localización de los mismos durante una emergencia.

j) En los ascensores y montacargas por los que movilicen personas se debe instalar una luminaria de emergencia, preferentemente del tipo autónoma.

Todo local destinado a usos sanitarios o vestuarios debe incluir una luminaria de emergencia.

k) Las salidas, salidas de emergencia, dirección y sentido de las rutas de escape serán identificadas mediante señales que incluyan leyendas y pictografías. Dichas señales deben confeccionarse según lo descripto por los Institutos de Normalización reconocidos internacionalmente.

l) Toda salida y salida de emergencia debe permanecer señalizada e iluminada durante todo el tiempo en que la obra se halle ocupada.

El alumbrado de dichas señales debe obtenerse por medio de señalizados autónomos o no autónomos con alumbrado de emergencia permanente. Las señales a incorporar a lo largo de las rutas de escape a los fines de indicar la correcta dirección y sentido de circulación hacia las salidas de emergencia deben permanecer también correctamente iluminadas durante todo el tiempo en que la obra se halle ocupada.

Ante la falla del alumbrado normal, el alumbrado de dichas señales se debe obtener por proximidad de luminaria de emergencia, con una distancia no mayor de uno coma cincuenta metros o directamente por medio de señalizados autónomos o no autónomos.

m) En las obras que no presenten ningún riesgo de explosión, se admitirán sistemas de alumbrado de emergencia portátiles, siempre y cuando éstos sean de origen eléctrico y bajo las siguientes condiciones:

– Que cada local considerado posea una o más salidas directas hacia el exterior, sin escaleras pasillos o corredores.

– Que toda persona que se halle en el interior no tenga que recorrer una distancia mayor de treinta metros para llegar al exterior.

n) La fuente a utilizar, si se trata de un sistema central, debe obtenerse a través de: baterías estacionarias y correspondiente cargador-rectificador adecuadamente diseñado según el tipo de batería elegida.

Motores térmico-generador (grupo electrógeno) o de similar seguridad operativa. El período de recarga de las baterías, una vez cumplido el tiempo mínimo de servicio, no será mayor a veinticuatro horas. Las baterías de acumuladores deben ser exclusivamente del tipo estacionario, con una expectativa de vida útil suficiente de acuerdo al servicio a cumplir.

o) La fuente a utilizar, si se trata de luminarias autónomas (aquellas que contienen las baterías, cargador-rectificador, lámpara), deben ser baterías recargables herméticas y exentas de mantenimiento. El período de recarga de las baterías, una vez cumplido el tiempo mínimo de servicio no será mayor de veinticuatro horas. Se prohíbe el uso de pilas secas en todas sus versiones. La expectativa de vida útil será suficiente según el servicio a cumplir.

p) Los métodos y procedimientos aplicables para el cumplimiento de la presente en cuanto a proyecto y ejecución del alumbrado de emergencia deben satisfacer lo indicado por los Institutos de normalización internacionalmente reconocidos.

3. Ruidos:

Referencia normativa: Dto. 911/96 en sus arts. 127 al 131.

Ningún trabajador podrá estar expuesto, sin la utilización de protección auditiva adecuada, a una dosis de nivel sonoro continuo equivalente (NSCE) superior a noventa decibeles (A) (ABACO Nº 1 del Anexo V del Dto. 351/79), sin perjuicio de la adecuación de dicho nivel a las condiciones psicofísicas de cada trabajador que determinen los servicios médicos del trabajo.

Cuando el nivel sonoro continuo equivalente supere en el ámbito de trabajo los valores admisibles, se procederá a reducirlo adoptando las correcciones que se enuncian a continuación, en el orden que se detallan:

Procedimientos de ingeniería, ya sea en la fuente, en las vías de transmisión o en el recinto receptor.

Protección auditiva del trabajador, para el caso en que sean inviables soluciones encuadradas en el apartado precedente.

De no ser suficientes las correcciones indicadas precedentemente, se procederá a la reducción del tiempo de exposición.

Cuando se usen protectores auditivos y a efectos de computar el nivel sonoro continuo equivalente resultante, al nivel sonoro medido en el lugar de trabajo se le restará la atenuación debida al protector utilizado. La atenuación de dichos equipos deberá ser certificada por organismos oficiales.

Todo trabajador expuesto a una dosis superior a ochenta y cinco decibeles (A) de nivel sonoro continuo equivalente (NSCE), deberá ser sometido a exámenes audiométricos. Cuando se detecte un aumento persistente del umbral auditivo, los afectados deberán utilizar protectores auditivos en forma ininterrumpida.

Los trabajadores expuestos a fuentes que generan infrasonidos o ultrasonidos que superen los valores límites permisibles, deberán ser sometidos a controles médicos periódicos. Para determinar los valores límite admisibles de infrasonidos o de ultrasonidos, se tomarán como referencia los siguientes valores:

a) Infrasonidos: según Tabla 4 del Anexo V del Dto. 351 de fecha 5 de febrero de 1979.

b) Ultrasonidos: según Tabla 5 del Anexo V del Dto. 351 de fecha 5 de febrero de 1979.

En el caso de trabajos que pudieran trasmitir vibraciones al sistema manos – brazos o cuerpo completo a los trabajadores/as, se tendrá como norma legal de aplicación lo enunciado en la Res. 295/03 – Anexo V.

4. Gases asfixiantes:

Referencia normativa Dto. 911/96 en sus arts. 117 al 119.

En todo lugar de trabajo en el que se efectúen operaciones y procesos que produzcan la contaminación del ambiente con gases, vapores, polvos, fibras, aerosoles o emanaciones de cualquier tipo, líquidos y sólidos, el responsable de Higiene y Seguridad debe disponer las medidas de prevención y control para evitar que los mismos puedan afectar la salud del trabajador. En caso de no ser factible, se entregarán elementos de protección personal adecuada y de uso obligatorio a todos los trabajadores expuestos.

En los casos de elevada peligrosidad, el responsable de Higiene y Seguridad determinará las medidas precautorias que deben aplicarse para garantizar la seguridad de los trabajadores.

Se tomará como referencia la Res. 295/03, Anexo IV.

Los valores CMP (Concentración máxima permisible ponderada en el tiempo) o TLV (Threshold Limit Value o Valor Límite Umbral) hacen referencia a concentraciones de sustancias que se encuentran en suspensión en el aire.

Asimismo, representan condiciones por debajo de las cuales se cree que casi todos los trabajadores pueden estar expuestos repetidamente día tras día a la acción de tales concentraciones sin sufrir efectos adversos para la salud.

5. Falta de oxigeno y ventilación. Trabajos en espacios confinados. Riesgos de explosiones:

Referencia normativa: Dto. 911/96 en sus arts. 120 al 125.

Método Seguro de Trabajo para actividades en cámaras de registro.

Previo a descender a una Cámara de Registro, la primera norma de seguridad a tener en cuenta, es la operación de detección de posibles gases dentro de la misma.

Para autorizar la realización de trabajos en áreas o espacios confinados, el Responsable habilitado debe verificar previamente:

– Concentración de oxígeno: dieciocho coma cinco por ciento (18,5%).

– Ausencia de mezclas explosivas.

– Ausencia de mezclas de gases tóxicos.

– Que estén bloqueados todos los accesos de energía externos, entradas de Hombre y otros que puedan alterar la condiciones de seguridad establecidas.

– Definir los elementos de protección personal (protección contra caídas, protección respiratoria, protección auditiva y otros), los dispositivos de rescate, los métodos de trabajo seguro y el monitoreo del trabajador que ingresa en la cámara de registro.

La falta de O2 puede ocasionar al trabajador dificultad en la respiración, ardor en los ojos, zumbidos en los oídos, por lo que es necesario ventilar con frecuencia la cámara de registro y no permanecer en el interior con gran continuidad. Se prohíbe fumar o encender fuego, en la boca de la cámara o en el interior de ésta.

Para detección de gases y porcentaje de O2, se utilizará detectores de control continuo. Los principales gases nocivos que pueden existir en las cámaras de registro son: monóxido de carbono, propano, butano, sulfhídrico y otros. Cuando se realiza la detección de gases y porcentaje de O2, no se debe introducir ningún trabajador dentro de la cámara de Registro. Las mediciones se harán con el detector desde el exterior, utilizando un prolongador.

Las mediciones con el detector de gases y porcentaje de O2, se efectuarán en la parte media y baja de la cámara, si el muestreo no detecta gases o falta de O2 se procederá a ingresar en la cámara.

Si en la cámara de registro o espacios confinados, existiera contaminación remanente de cualquier naturaleza, o condiciones ambientales que pudieran ser perjudiciales para la salud, tales como vapores, gases u otras impurezas del aire, luego de haber adoptado todas las medidas tendientes a su eliminación, la ventilación contribuirá a mejorar y mantener Luego de ventilar las cámaras de registro en la que se encontró gas, se repetirá la medición para asegurarse que la concentración de éste ha disminuido. En los casos en que se requiera el uso de ventilación fijos o desplazables, éstos deben estar protegidos mecánica y eléctricamente.

Se deberán tomar las precauciones adecuadas para asegurar una ventilación suficiente en todos los lugares de trabajo a fin de conservar una atmósfera apta para la respiración y mantener los humos, gases, vapores, polvos y otras impurezas a niveles que no sean peligrosos o nocivos para la salud y sean conformes a los límites fijados por la Resolución 295/03, Anexo IV.

De encontrarse dentro de la Cámara Niveles de Explosividad o concentraciones de gases que superen los límites permisibles para la respiración humana, como así también la falta de Oxígeno, se procederá a la exhaustiva neutralización de los elementos agresivos o explosivos existentes, ventilando en forma adecuada dicho recinto.

De encontrase con concentraciones de aguas residuales den las cámaras de registros, se procederá a su ventilación. El Agua residual se extraerá una vez tratada mediante camiones atmosféricos y/o bambas de achiques, se dispondrá de un equipo de achique para evacuar agua pluvial constatando el estado de sus correcciones y su respectiva puesta a Tierra. Seguidamente se realizará el secado de la cámara de registro mediante inyección de Aire.

Para los procedimientos de trabajo, se tomará como norma de referencia con sus requisitos generales a IRAM 3625.

6. Riesgo eléctrico:

Referencia normativa: Dto. 911/96 en sus Arts. 74 al 87.

En todas las actividades con aproximación de acometidas eléctricas, que pudieran ocasionar peligro de electrificación o electrocución por contacto directo o por proximidad, el responsable de la tarea deberá confeccionar un análisis seguro de trabajo que contemple las medidas de prevención de accidentes.

B. Prevención de accidentes

7. Actos inseguros y condiciones inseguras

Todos los trabajadores, deberán evaluar antes de comenzar sus tareas, la presencia de un agente que pueda producir daños a la salud, y el grado de la exposición del trabajador a dicho agente.

Realizar una programada acción preventiva sobre los riesgos laborales tiene que ser entendida como una actividad permanente que debe estar integrada al conjunto de todas las actuaciones de la empresa y en todos los niveles jerárquicos de la misma.

El empleador deberá elaborar y ejecutar un Programa de Salud y Seguridad en el Trabajo, de acuerdo a las normas vigentes, con el objetivo de eliminar o, como mínimo, reducir el riesgo a niveles que aseguren la protección de la salud y seguridad de los trabajadores.

Para ello deberá:

1. Incorporar las medidas técnicas necesarias que permitan controlar los riesgos en su fuente.

2. Evaluar los riesgos y sus sistemas de protección colectiva y personal que puedan eliminar o reducir el riesgo.

3. Reducir los riesgos al mínimo utilizando métodos, procesos y equipos de trabajo seguros.

4. Adoptar siempre medidas que prioricen la protección colectiva antes que la individual.

5. Incorporar medidas de prevención y/o protección acordes con los mejores principios que aconsejen los medios técnicos disponibles.

6. Proveer los equipos y elementos apropiados al riesgo existente, en tanto se mantenga la situación de riesgo, o cuando sea inevitable por el tipo de riesgo emergente de la actividad, o con el fin de complementar la seguridad que brinden las protecciones colectivas.

7. Proveer los recursos humanos, físicos y económicos necesarios a fin de asegurar el adecuado cumplimiento del Programa de Salud y Seguridad.

8. Cuidar que los equipos, las instalaciones, las máquinas, herramientas, materiales y otros elementos de trabajo, permanezcan en óptimas condiciones de mantenimiento y seguridad.

9. Los trabajadores, comunicarán de manera urgente a los supervisores o responsables del servicio de higiene y seguridad, todas aquellas situaciones de peligro de accidente que pudieran surgir de las actividades que se realizan.

8. Trabajos en altura:

Referencia normativa: Dto. 911/96 en sus arts. 54 al 57.

Se entenderá por trabajo con riesgo de caída a distinto nivel a aquellas tareas que involucren circular o trabajar a un nivel cuya diferencia de cota sea igual o mayor a dos metros con respecto del plano horizontal inferior más próximo. Previamente a toda actividad de trabajo en postes, se deberá capacitar a los trabajadores para el ascenso y descenso seguro.

Procedimiento de seguridad para escalamientos de poste:

– Realizar una inspección ocular en toda la superficie de apoyo del poste.

– Golpear el poste en su base a modo de verificar si esta en buen estado.

– Colocarse el cinturón liniero o arnés de seguridad antes de iniciar el ascenso.

– En el momento de descenso está prohibido desconectarse el mosquetón del cinturón o arnés de seguridad hasta no estar en piso firme.

9. Escaleras y sus protecciones:

Referencia normativa: Dto. 911/96 en sus Arts. 210 al 213.

Las escaleras móviles se deben utilizar solamente para ascenso y descenso, hacia y desde los puestos de trabajo, quedando totalmente prohibido el uso de las mismas como puntos de apoyo para realizar las tareas. Tanto en el ascenso como en el descenso el trabajador se asirá con ambas manos.

Todos aquellos elementos o materiales que deban ser transportados y que comprometan la seguridad del trabajador, deben ser izados por medios eficaces.

Las escaleras estarán construidas con materiales y diseño adecuados a la función a que se destinarán, en forma tal que el uso de las mismas garanticen la seguridad de los operarios. Previo a su uso se verificará su estado de conservación y limpieza para evitar accidentes por deformación, rotura, corrosión o deslizamiento.

Toda escalera fija que se eleve a una altura superior a los seis metros debe estar provista de uno o varios rellanos intermedios dispuestos de manera tal que la distancia entre los rellanos consecutivos no exceda de tres metros. Los rellanos deben ser de construcción, estabilidad y dimensiones adecuadas al uso y tener barandas colocadas a un metro por encima del piso.

Las escaleras de madera no se deben pintar, salvo con recubrimiento transparente para evitar que queden ocultos sus posibles defectos. Las escaleras metálicas deben estar protegidas adecuadamente contra la corrosión.

Escaleras de mano

Referencia normativa: Dto. 911/96 – art. 214.

Las escaleras de mano deben cumplir las siguientes condiciones:

a) Los espacios entre los peldaños deben ser iguales y de treinta centímetros como máximo.

b) Toda escalera de mano de una hoja usada como medio de circulación debe sobrepasar en un metro el lugar más alto al que deba acceder o prolongarse por uno de los largueros hasta la altura indicada para que sirva de pasamanos a la llegada.

c) Se deben apoyar sobre un plano firme y nivelado, impidiendo que se desplacen sus puntos de apoyo superiores e inferiores mediante abrazaderas de sujeción u otro método similar.

Escaleras de dos hojas

Referencia normativa: Dto. 911/96, art. 215.

Las escaleras de dos hojas deben cumplir las siguientes condiciones:

a) No deben sobrepasar los seis metros de longitud.

b) Deben asegurar estabilidad y rigidez.

c) La abertura entre las hojas debe estar limitada por un sistema eficaz asegurando que, estando la escalera abierta, los peldaños se encuentren en posición horizontal.

d) Los largueros deben unirse por la parte superior mediante bisagras u otros medios con adecuada resistencia a los esfuerzos a soportar.

Escaleras extensibles

Decreto referencia normativa: Dto. 911/96, arts. 216 y 217.

Las escaleras extensibles deben estar equipadas con dispositivos de enclavamiento y correderas mediante las cuales se pueden alargar, acortar o enclavar en cualquier posición, asegurando estabilidad y rigidez. La superposición de ambos tramos será como mínimo de un metro.

Los cables, cuerdas o cabos de las escaleras extensibles deben estar correctamente amarrados y contar con mecanismos o dispositivos de seguridad que eviten su desplazamiento longitudinal accidental.

Los peldaños de los tramos superpuestos deben coincidir formando escalones dobles.

Escaleras estructurales temporarias

Referencia normativa: Dto. 911/96, art. 219.

Estas escaleras deben cumplir las siguientes condiciones:

a) Deben soportar sin peligro las cargas previstas.

b) Tener un ancho libre de sesenta centímetros como mínimo.

c) Cuando tengan más de un metro de altura deben estar provistas en los lados abiertos de barandas, de un pasamanos, o cuerda apropiada que cumpla ese fin, de dos pasamanos si su ancho excede uno con veinte metros.

d) Deben tener una alzada máxima de veinte centímetros y una pedada mínima de veinticinco centímetros.

e) Si forman ángulos de menos de treinta grados con la vertical, el asidero indicado en el pto. 6 del artículo anterior.

Escaleras telescópicas mecánicas

Referencia normativa: Dto. 911/96, Art. 220.

Las escaleras telescópicas mecánicas deben estar equipadas con una plataforma de trabajo con barandas y zócalos, o con una jaula o malla de alambre de acero resistente. Cuando estén montadas sobre elementos móviles, su desplazamiento se efectuará cuando no haya ninguna persona sobre ella.

Aparatos de elevación

Referencia normativa: Dto. 911/96 en sus arts. 265 al 273.

El personal afectado a tareas que utilicen aparatos elevadores debe ser adecuadamente adiestrado y capacitado en los riesgos de las tareas específicas a las que ha sido asignado.

Las grúas y aparatos o dispositivos equivalentes fijos o móviles deben disponer de todos los datos técnicos del equipo (tablas, ábacos y curvas) que permitan el cálculo de cargas máximas admisibles para distintas condiciones de uso, redactadas en idioma castellano y en sistema métrico decimal, grabadas en lugar visible y en la placa de origen.

Toda actividad que se desarrolle mediante la utilización de grúas y aparatos de izar se debe hacer bajo al supervisión directa de personal competente debiendo ser examinados periódicamente, por personal competente, todos los elementos del armazón, del mecanismo y de los accesorios de fijación de estos equipos serán periódicamente evaluados y certificados por personal técnico con matricula habilitante.

Las maniobras con aparatos elevadores deben efectuarse mediante un código de señales preestablecidas u otro sistema de comunicaciones efectivo.

Asimismo, el área de desplazamiento debe estar señalizada, quedando prohibida la circulación de personas mientras se ejecuta la tarea y que los trabajadores sean transportados con la carga.

Los elementos de los aparatos elevadores se deben construir y montar con los coeficientes de seguridad siguientes:

– Tres para ganchos empleados en los aparatos accionados a mano.

– Cuatro para ganchos empleados en los aparatos accionados con fuerza motriz.

– Cinco para aquellos que se empleen en el izado o transporte de materiales peligrosos.

– Cuatro para las partes estructurales.

– Seis para los cables izadores.

– Ocho para transporte de personas.

En todos los casos estos equipos deberán estar provistos de sistemas mecánicos y/o hidráulicos que impida de manera efectiva su vuelco accidental.

Aquellas cargas suspendidas que por sus características sean recibidas por los trabajadores para su posicionamiento deben ser guiadas mediante accesorios (cuerdas u otros) que eviten el desplazamiento accidental o contacto directo.

La elevación de materiales sueltos debe hacerse con precauciones y procedimientos que impidan la caída de aquéllos. No deben dejarse los aparatos elevadores con cargas suspendidas.

Las entradas del material a los distintos niveles donde éste se eleve, deben estar dispuestas de forma tal que los trabajadores no deban asomarse al vacío para efectuar las operaciones de carga y descarga.

Los aparatos elevadores accionados manualmente deberán contar con dispositivos que corten automáticamente la fuerza motriz cuando se sobrepase la altura, el desplazamiento o la carga máxima.

Para realizar trabajos con autoelevadores y equipos similares, se tomará como norma de referencia el Dto. 911/96, art. 282.

10. Riesgos de electrocución (ver pto. 6 “Riesgo eléctrico”).

11. Equipamiento de proteccion personal:

Referencia normativa: Dto. 911/96 en sus arts. 98 al 115.

Los equipos y elementos de protección personal serán entregados a los trabajadores y utilizados obligatoriamente por éstos, mientras se agoten todas las instancias científicas y técnicas tendientes a la aislación o eliminación de los riesgos que originaron su utilización. Los trabajadores deberán haber sido previamente capacitados y entrenados en el uso y conservación de dichos equipos y elementos.

Para la compra y provisión de los elementos de protección personal, se deberá considerar la Res. S.I.C.M. 896/99 (Certificación de Epp).

12. Comisión Mixta de Seguridad:

En aquellas obras que por su magnitud y complejidad lo justifiquen, se establecerá una Comisión Mixta de Higiene y Seguridad (CMHyS) que tendrá como función colaborar a efectos de evitar y/o minimizar los riesgos del trabajo habidos en los distintos puestos. Esta comisión estará integrada, por el comitente, el empleador y los trabajadores, a razón de un representante por cada parte.

La representación de los trabajadores será designada por UOCRA Central. Cada representante será asistido por un profesional matriculado y habilitado en la materia.

13. Exámenes de salud:

La Ley 24.557 pone en cabeza de la aseguradora o del empleador autoasegurado la obligación de responder por los daños que se hubieran producido durante la vigencia de la relación de trabajo y hasta dos años de producida la extinción de aquélla, llevando todas estas razones a hacer aconsejable promover la realización de exámenes médicos a la finalización de la vinculación laboral, dejando a cargo de la Aseguradora o del empleador autoasegurado su realización.

La Res. S.R.T. 43/97 Establécele que los exámenes médicos en salud incluidos en el sistema de riesgos del trabajo son los siguientes:

1. Preocupacionales o de ingreso;

2. periódicos;

3. previos a una transferencia de actividad;

4. posteriores a una ausencia prolongada; y

5. previos a la terminación de la relación laboral o de egreso.

Listado de los exámenes y análisis complementarios generales

I. Examen físico completo, que abarque todos los aparatos y sistemas, incluyendo agudeza visual cercana y lejana.

II. Radiografía panorámica de tórax.

Ill. Electrocardiograma.

IV. Exámenes de laboratorio:

a) Hemograma completo.

b) Eritrosedimentación.

c) Uremia.

d) Glucemia.

e) Reacción para investigación de Chagas Mazza.

f) Orina completa.

V. Estudios neurológicos y psicológicos cuando las actividades a desarrollar por el postulante puedan significar riesgos para sí, terceros o instalaciones (por ejemplo, conductores de automotores, grúas, autoelevadores, trabajos en altura, etcétera).

VI. Declaración jurada del postulante o trabajador respecto a las patologías de su conocimiento.

14. Riesgos de caídas de personas y objetos:

Referencia normativa: Dto. 911, arts. 50 y 51.

Cuando se desarrollen trabajos por encima de un plano de trabajo, o se este desarrollando tareas con riesgos de caída de objetos o materiales, será obligatorio proteger a los trabajadores adoptando medidas de seguridad adecuadas a cada situación.

La determinación de las mismas será competencia del responsable de Higiene y Seguridad, estando la verificación de su correcta aplicación a cargo del responsable de la tarea.

15. Orden y limpieza:

Referencia normativa: Dto. 911/96, art. 46.

Será obligatorio el mantenimiento y control del orden y limpieza en todos los lugares de trabajo, debiendo disponerse los materiales, herramientas, deshechos y otros, de modo que no obstruyan los lugares de trabajo y de paso.

Deben eliminarse o protegerse todos aquellos elementos punzo-cortantes como hierros, clavos y materiales de descarte, que signifiquen riesgo para la seguridad de los trabajadores.

Una vez finalizada las actividades, los trabajadores deberán ordenar y limpiar los sectores de trabajo.

16. Almacenamiento y transporte de materiales. Transporte del personal decreto:

Referencia normativa: Dto. 911/96, arts. 21, 45, 260 y 261.

En el almacenamiento de materiales deben cumplirse las siguientes condiciones:

a) Las áreas afectadas serán adecuadas a las características de los materiales y en las mismas deberá observarse limpieza y orden, de manera que se proteja la seguridad de los trabajadores.

b) Contarán con vías de circulación apropiadas.

c) Los materiales a almacenar se dispondrán de modo tal de evitar su deslizamiento o caída.

d) Las operaciones de retiro de materiales de las estibas no deben comprometer la estabilidad de las mismas.

e) Cuando se estiben materiales en hileras, se debe dejar una circulación entre ellas cuyo ancho dependerá de las características del material, fijándose un mínimo de sesenta centímetros.

f) Cuando se almacenen materiales en bolsas, deben trabarse en forma tal de evitar su deslizamiento o caída.

g) Los ladrillos, tejas, bloques, etc., deben apilarse sobre una base sólida y nivelada, sean un piso plano o tarima. Cuando supere un metro de altura, deben escalonarse hacia adentro trabándose las “camadas” entre sí.

h) Las barras de hierro deben sujetarse firmemente para evitar que rueden o se desmoronen.

i) Cuando se almacene material suelto como tierra, grava, arena, etc. no se deberá afectar el tránsito del personal.

j) Los caños que se estiben deben afirmarse mediante cuñas o puntales.

k) Cuando materiales pulvurulentos sueltos deban almacenarse en silos, tolvas o recipientes análogos, éstos cumplirán lo establecido en el capítulo “Silos y Tolvas”.

l) Se debe proveer medios adecuados y seguros para acceder sobre las estibas.

Transporte del personal:

Referencia normativa: Dto. 911/96, art. 21.

Los vehículos utilizados para el transporte deberán cumplir con los siguientes requisitos:

a) Serán cubiertos.

b) Dispondrán de asientos fijos.

c) Serán acondicionados e higienizados adecuadamente.

d) No transportarán simultáneamente, en un mismo habitáculo, trabajadores y materiales o equipos, salvo que existan separaciones adecuadas para uno u otro fin.

e) Cumplirán con lo establecido en el capítulo “Vehículos y maquinarias de obra” del presente decreto reglamentario.

f) Dispondrán de escaleras para ascenso y descenso de los trabajadores.

La carga que se transporte en los camiones no deberá sobrepasar su capacidad, ni el peso estipulado, ni se deberá cargar por encima de los costados. En el caso de tener que transportar un bulto unitario que haga imposible cumplir con esta norma, se recurrirá a la señalización de alto grado de visibilidad (Dto. 911/96, art. 260).

Los camiones volcadores deben tener obligatoriamente una visera o protector de cabina. No obstante, cuando un camión se cargue por medio de otro equipo (grúa, pala cargadora, etc.), el conductor debe asegurarse que la carga no pueda alcanzar la cabina o el asiento (Dto. 911/96, art. 261).

17. Uso correcto de herramientas de acccionamiento manual y mecánicas portátiles:

Referencia normativa: Dto. 911/96, arts. 196 al 203.

Las herramientas de mano deben ser seguras y adecuadas a la operación a realizar y no presentar defectos ni desgastes que dificulten su correcta utilización. Deben contar con protecciones adecuadas, las que no serán modificadas ni retiradas cuando ello signifique aumentar el riesgo.

Las herramientas deben ser depositadas, antes y después de su utilización en lugares apropiados que eviten riesgos de accidentes por caída de las mismas. En su transporte se observarán similares precauciones.

Toda falla o desperfecto que sea notado en una herramienta o equipo portátil, ya sea manual, por accionamiento eléctrico, neumático, activado por explosivos u otras fuentes de energía, debe ser informado de inmediato al responsable del sector y sacada de servicio. Las reparaciones en todos los casos serán efectuada por personal competente.

Los trabajadores deberán ser adecuadamente capacitados en relación a los riesgos inherentes al uso de las herramientas que utilicen y también de los correspondientes elementos de protección.

Las herramientas portátiles accionadas por energía interna deben estar protegidas, para evitar contactos y proyecciones peligrosas.

Sus elementos cortantes, punzantes o lacerantes, deben estar dotados de resguardos tales que no entorpezcan las operaciones a realizar y eviten accidentes.

Las herramientas accionadas por gatillo deben poseer seguros, a efectos de impedir el accionamiento accidental del mismo.

En las herramientas neumáticas e hidráulicas, las válvulas deben cerrar automáticamente al dejar de ser presionadas. Las mangueras y sus acoplamientos deben estar firmemente fijados entre sí y deben estar provistos de cadena, retén o traba de seguridad u otros elementos que eviten el desprendimiento accidental.

En ambientes que presenten riesgos de explosiones e incendio, el responsable de Higiene y Seguridad debe determinar las características que deben tener las herramientas a emplearse en el área, en consulta con el responsable de la tarea, debiendo éste verificar la correcta utilización de las mismas.

En áreas de riesgo con materiales inflamables o en presencia de polvos cuyas concentraciones superen los límites de inflamabilidad o explosividad, sólo deben utilizarse herramientas que no provoquen chispas.

Para trabajos con herramientas neumáticas, se tomará como referencia normativa el Dto. 911/96 en sus arts. 204 al 207.

Para trabajos con herramientas eléctricas, se toma como referencia normativa el Dto. 911/96 sus arts. 208 y 209. Las herramientas eléctricas, cables de alimentación y demás accesorios deben contar con protección mecánica y condiciones dieléctricas que garanticen la seguridad de los trabajadores de acuerdo a lo establecido en el capítulo de electricidad. Deben contar además con dispositivos que corten la alimentación en forma automática, ante el cese de la acción del operador.

El responsable de la tarea debe verificar, previo a su uso, que dichas herramientas cumplan con lo establecido en el capítulo “Electricidad”. Y el responsable de seguridad evaluará el trabajo por medio de un procedimiento preventivo AST - Análisis Seguro de Trabajo.

18. Señalización y vallado

Referencia normativa: Dto. 911/96, arts. 63 al 73.

El responsable del servicio de Higiene y Seguridad será el encargado de disponer las características de la señalización a colocar, según las particularidades de la obra.

Estos sistemas de señalización (carteles, vallas, balizas, cadenas, sirena, tarjetas, etc.), se mantendrán, modificarán y adecuarán según la evolución de los trabajos y sus riesgos emergentes, de acuerdo a normas nacionales o internacionales reconocidas.

19. Agua de uso y consumo humano:

Referencia normativa: Dto. 911/96, arts. 37 al 41.

Se entiende por agua para uso y consumo humano la que se emplea para beber, higienizarse y preparar alimentos. Debe cumplir con los requisitos establecidos para el agua potable por las autoridades competentes.

En caso de que el agua suministrada provenga de perforaciones o de otro origen que no ofrezca suficientes garantías de calidad, deberán efectuarse análisis físico-químicos y bacteriológicos al comienzo de la actividad, bacteriológicos en forma semestral y físico-químicos en forma anual.

Se debe asegurar en forma permanente el suministro de agua potable a todos los trabajadores, cualquiera sea el lugar de sus tareas, en condiciones, ubicación y temperatura adecuadas.

Los tanques de reserva y bombeo deben estar construidos con materiales no tóxicos adecuados a la función, contando con válvulas de limpieza y se les efectuará vaciado e higienización periódica y tratamiento bactericida.

Cuando el agua no pueda ser suministrada por red, deberá conservarse en depósitos cerrados provistos de grifos ubicados en cada frente de obra, los que serán de material inoxidable no tóxico, de cierre hermético y de fácil limpieza.

El agua para uso industrial debe ser claramente identificada para evitar su ingesta.

20. Servicios sanitarios:

Referencia normativa: Dto. 911/96, arts. 23 al 27.

Para todos aquellos frentes de obra, talleres, oficinas, campamentos y otras instalaciones, deberán disponer de servicios sanitarios adecuados e independientes para cada sexo, en cantidades suficientes y proporcionales al número de personas que trabajen en ellos.

Características de los servicios sanitarios:

a) Caudal de agua suficiente, acorde a la cantidad de artefactos y de trabajadores.

b) Pisos lisos, antideslizantes y con desagüe adecuado.

c) Paredes, techos y pisos de material de fácil limpieza y desinfección.

d) Puertas con herrajes que permitan el cierre interior y que aseguren el cierre del vano en las tres cuartas partes de su altura.

e) Iluminación y ventilación adecuadas.

f) Limpieza diaria, desinfección periódica y restantes medidas que impidan la proliferación de enfermedades infecto-contagiosas y transmisibles por vía dérmica.

En el caso de que los frentes de obra sean móviles debe proveerse, obligatoriamente, servicios sanitarios de tipo desplazable, provistos de desinfectantes y cuyas características de terminación cumplan con lo establecido en el artículo anterior.

Vestuarios: cuando el personal no viva al pie de obra, se instalarán vestuarios, dimensionados gradualmente, de acuerdo a la cantidad de trabajadores. Los vestuarios deben ser utilizados únicamente para los fines previstos y mantenerse en adecuadas condiciones de higiene y desinfección.

Los vestuarios deben equiparse con armarios individuales incombustibles para cada uno de los trabajadores de la obra. Los trabajadores afectados a tareas en cuyos procesos se utilicen sustancias tóxicas, irritantes o agresivas en cualquiera de sus formas o se las manipule de cualquier manera, dispondrán de armarios individuales dobles, destinándose uno a la ropa y equipo de trabajo y el otro a la vestimenta de calle. El diseño y materiales de construcción de los armarios deberán permitir la conservación de su higiene y su fácil limpieza.

21. Capacitación del personal:

Referencia normativa: Dto. 351/79, Cap. 21, art. 210 y Dto. 911/96, art 10.

Las actividades de capacitación de todos los trabajadores/as será preestablecida, y cumplirá con lo establecido en el Los empleadores deberán capacitar a sus trabajadores en materia de Higiene y Seguridad y en la prevención de enfermedades y accidentes del trabajo, de acuerdo a las características y riesgos propios, generales y específicos de las tareas que cada uno de ellos desempeña.

La capacitación del personal se efectuará por medio de clases, cursos y otras acciones eficaces y se completarán con material didáctico gráfico y escrito, medios audiovisuales, avisos y letreros informativos.

22. Prevención y protección contra incendios

Referencia normativa: Dto. 351/79 CAPITULO 18 - Anexo VII

El responsable del servicio de Higiene y Seguridad, deberá capacitar y adiestrar a todo el personal en el uso y conservación de extintores y lucha contra el fuego.

En todos los frentes de obra, será obligatoria la provisión de un extintor clase ABC de 10 Kg. En el caso que el lugar de trabajo requiera un equipo extintor de características específicas, éste se seleccionará de acuerdo a un estudio de carga de fuego para conocer los riegos clase y capacidad adecuada.

23. Primeros auxilios y socorro. Atención médica:

Será capacitado y adiestrado en evacuación, emergencia y primeros auxilios a no menos que el quince por ciento (15%) del personal. Esta actividad logrará asistir y prestar colaboración básica al trabajador lesionado.

En cada frente de trabajo, se dispondrá de una camilla tipo rígida cada veinticinco personas. También se proveerá de sistemas de comunicación eficientes para caso de emergencia. En cada frente de trabajo de dispondrá de un botiquín, que contenga los elementos básicos para una asistencia de primeros auxilios.

Todos los trabajadores tendrán pleno conocimiento de las rutas de escape y evacuación.

En todos los lugares de trabajo, se deberá instala un cartel que indique los teléfonos de emergencia, el lugar hospitalario donde deberán trasladar y teléfonos útiles de emergencias provistos por la A.R.T.

Esta información deberá estar disponible en todos los lugares de la trabajo y accesibles.

Acta complementaria

En la ciudad de Buenos Aires, a los 5 días del mes de febrero de 2010 siendo las 17 horas, comparecen ante el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación licenciado Adrián Cenato, a cargo de la Dirección Nacional de Negociación Colectiva el Dr. Antonio Alfonso Valiño en representación de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) por el sector gremial y el Dr. Juan José Canedo en representación de la Cámara Argentina de la Construcción por el sector empleador.

Declarado abierto el acto por el funcionario actuante y cedida la palabra a las partes comparecientes, las mismas manifiestan que vienen por este acto a ratificar el acuerdo alcanzado en forma directa y que constituye una renovación del Conv. Colect. de Trab. 227/93 “Construcción de obras de redes de acceso, distribución y transporte de infraestructura física y/o soporte de red” conforme el texto de fs. 7/60 al cual se remite, solicitando su homologación.

Con lo cual termina el acto de conformidad ante mí firmando los comparecientes.

Acta complementaria

En la ciudad de Buenos Aires, a los 9 días del mes de febrero de 2010, siendo las 15.20 horas, comparece por ante el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación, licenciado Adrián Caneto a cargo de la Dirección Nacional de Negociación Colectiva, el Sr. Eduardo Juan Sprovieri, en representación de la Federación Argentina de Entidades de la Construcción.

Declarado abierto el acto por el funcionario actuante y cedida la palabra al compareciente, manifiesta que viene por este acto a ratificar el acuerdo alcanzado en forma directa y que constituye una renovación del Conv. Colect. de Trab. 227/93 “Construcción de obras de redes de acceso, distribución y transporte de infraestructura física y/o soporte de red” conforme el texto agregado a fs. 7/60 al cual se remiten, solicitando su homologación.

Con lo cual termina el acto de conformidad por ante mi firmando el compareciente.

Acta complementaria

En la ciudad de Buenos Aires, a los 9 días del mes de febrero de 2010, siendo las 16:00 horas, comparece por ante el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación, licenciado Adrián Caneto a cargo de la Dirección Nacional de Negociación Colectiva, el Sr. Jorge Alfredo De Filippo, en representación del Centro de Arquitectos, Ingenieros y Constructores por el sector empleador.

Declarado abierto el acto por el funcionario actuante y cedida la palabra al compareciente, manifiesta que viene por este acto a ratificar el acuerdo alcanzado en forma directa y que constituye una renovación del Conv. Colect. de Trab. 227/93 “Construcción de obras de redes de acceso, distribución y transporte de infraestructura física y/o soporte de red” conforme el texto agregado a fs. 7/60 al cual se remiten, solicitando su homologación.

Con lo cual termina el acto de conformidad por ante mí firmando el compareciente.

RESOLUCION S.T. 147/10 - Homologación del convenio
1   2   3   4   5

similar:

Convenio colectivo de trabajo 577/10 Buenos Aires, 18 de febrero de 2010 B. O.: 5/3/10 iconConvenio Colectivo de Trabajo 589/10

Convenio colectivo de trabajo 577/10 Buenos Aires, 18 de febrero de 2010 B. O.: 5/3/10 iconGuardavidas • convenio colectivo de trabajo 179/1991

Convenio colectivo de trabajo 577/10 Buenos Aires, 18 de febrero de 2010 B. O.: 5/3/10 iconBoletín de filosofía : colección 30 años, 1981-2010 [Documento electrónico]....

Convenio colectivo de trabajo 577/10 Buenos Aires, 18 de febrero de 2010 B. O.: 5/3/10 iconConvenio internacional para prevenir la contaminación por los buques,...

Convenio colectivo de trabajo 577/10 Buenos Aires, 18 de febrero de 2010 B. O.: 5/3/10 iconConvenio Colectivo General de la Industria Química. (Boe de 9 de abril de 2013)

Convenio colectivo de trabajo 577/10 Buenos Aires, 18 de febrero de 2010 B. O.: 5/3/10 iconIi convenio colectivo del personal laboral de las universidades públicas...

Convenio colectivo de trabajo 577/10 Buenos Aires, 18 de febrero de 2010 B. O.: 5/3/10 iconEn la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 9 días del mes de Agosto...

Convenio colectivo de trabajo 577/10 Buenos Aires, 18 de febrero de 2010 B. O.: 5/3/10 iconConvenio Colectivo del Comercio de la Provincia de Córdoba para los años 2004 y 2005

Convenio colectivo de trabajo 577/10 Buenos Aires, 18 de febrero de 2010 B. O.: 5/3/10 iconMedio Número de Estudiantes: 125 Fecha de Elaboración Febrero 2010...

Convenio colectivo de trabajo 577/10 Buenos Aires, 18 de febrero de 2010 B. O.: 5/3/10 iconResumen En este trabajo identifico y analizo las afinidades entre...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com