Tesis de yamines




descargar 0.58 Mb.
títuloTesis de yamines
página8/11
fecha de publicación04.11.2015
tamaño0.58 Mb.
tipoTesis
med.se-todo.com > Ley > Tesis
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

3.- UNA TEORÍA ECONÓMICA PARA NUESTRA ERA

Hemos vuelto nuestra búsqueda hacia la ciencia ocultista en vista de las limitantes de la ciencia exacta. Y en esta investigación necesitamos condensar las leyes fundamentales de la alta ciencia interna.

El sabio francés doctor Sergio RaYNaud de la FerRIere nos dice al respecto:

"Para los textos la interpretación se complica aún más. Citemos únicamente La Tabla de Esmeralda, considerada desde hace largo tiempo por el mismo público historicista como una simple fórmula de alquimia cuando en realidad es toda la alta ciencia oculta escrita en un lenguaje oscuro que sólo el Iniciado puede comprender e interpretar:

Palabras de los secretos de Hermes.

"En verdad esto es sin engaño cierto, muy verdadero. Lo que es abajo es como lo que está arriba y lo que es arriba es como lo que está abajo para que se cumplan los milagros de la unidad. Y como todas las cosas han sido originaria del Uno por el pensamiento del Uno, así toda las cosas han nacido de ésta cosa única, por adaptación...".

"Tomamos prestadas las líneas que siguen de Charles Lancelin que ha dado un sentido material y concreto a la Tabla de Esmeralda. Las nueve principales leyes del Cosmos están condensadas en una idea abordable para todos:

1.- Ley Ternaria: La misma verdad se manifiesta en tres planos.- La verdad positiva (plano físico), oposición del primer aspecto; sentido comparativo (plano astral) y la unión de estas dos oposiciones, tesis y antítesis para formar la síntesis: sentido superlativo (plano Divino).

2.- Ley de Analogía: El positivo (arriba) es análogo al negativo (abajo). Todo en el Cosmos es análogo a todo.

3.- Ley Divina: Todo teniendo su origen en Dios, lleva el sello de Dios. Todo se encuentra en todo y todas las cosas reproducen los que las ha creado y esto por adaptación.

3.- Ley de la Vida universal: Todo emana del misterio de la vida universal generadora, a la vez activa (Sol) y pasiva (Luna) lo cual no se comprende bien si no se estudian primeramente en sus manifestaciones físicas.

5.- Ley doble de la Evolución y la Involución: Sube... baja... La esencia divina en maná de la materia y la materia a su vez se espiritualiza. Y allí deriva el Arcano de la salvación.- Separaras el ESPIRITU (sutil) de la materia (denso), así se espiritualizara y toda oscuridad se alejara de ti.

6.- Ley del Amor: La fuerza divina es amor y sacrificio y abarca a la vez la materia y el ESPIRITU.

7.- Ley de Realización: Es el amor y el sacrificio que crean las obras duraderas.

8.- Ley de Adaptación: Quien sepa comprender encontrará aquí el sentido del misterio y podrá adaptarlo a todas las cosas.

9.- Ley de Progresión por el trabajo: El tres veces Muy Grandes debe servirnos de modelo. Como EL Debemos llegar a conocer el mundo de los hechos, a penetrar en el mundo de las leyes y a adivinar el mundo de los principios".

(Doctor Serge RaYNaud de la FerRIere. Mensaje de Misterios Revelados. Los Grandes Colegios)

Estudiando con atención estas nueve leyes nos damos cuenta de que contienen de por sí a las siete leyes de Hermes, las leyes dialécticas-académicas de la producción y los principios de la filosofía de Robert Ringer estudiados en los capítulos antecedentes.

¿Porque entonces las ciencias ocultas no están tan divulgadas dentro de la ciencia contemporánea? Oscar Adler ya nos ha explicado que la naturaleza misma de la ciencia oculta requiere una disciplina y un autocontrol voluntariamente aceptado por el individuo que la estudia y de tal manera incluye la vida propia del estudiante que sólo algunos se atreven a abordarla.

Si "como es arriba es abajo" y como es adentro así es afuera, el estudiante de la ciencia oculta no puede evitar aplicarse la máxima socrática: "Conócete a ti mismo y conocerás a Dios".

Porque Dios es un conjunto de leyes, principios que evidentemente se refieren a las nueve leyes de la Tabla de Esmeralda.

¿Existen pues, escuelas extraoficiales donde se estudia la ciencia oculta? Al respecto el mismo doctor de la Ferriere en su obra citada escribe:

"En toda las épocas y numerosos puntos del mundo han existido éstos lugares donde se enseñaba la ciencia divina... Por no citar más que algunos entre los últimos lugares donde se celebraban los grandes misterios".

Si tomamos por cierto lo que dice este doctor (reconocido como Alto Iniciado para nuestros tiempos), hemos de dar por cierto la existencia de estos Maestros de sabiduría versados en esta ciencia oculta y demostrada en su propia vida.

Mario Roso de Luna nos dice al respecto:

"Antiguas y ocultas tradiciones, dice Tecla Mommerot, colocan en las montañas del Tíbet Las moradas de los venerables solitarios guardianes de la sabiduría antigua.

Los misteriosos y poderosos taumaturgos desparraman de tiempo en tiempo entre los hombres, a quienes tienen por Misión dirigir, partículas de la eterna verdad de la que son depositarios sobre la Tierra"

(pág. 236. Una Mártir del siglo 19 Elena Petrova Blavatzky, editorial Kier)

Si damos por hecho la existencia de estos científicos ocultistas, Debemos de alguna manera reconocerles una organización similar a la que muestran nuestros centros científicos exotéricos.

El Tibetano nos da una idea de este delicado tema y al respecto dice:

"Aunque el tema de la Jerarquía oculta del planeta despierta un enorme y profundo interés en el hombre común, su verdadera significación sin embargo, no será comprendida hasta que reconozca tres cosas en relación con aquel.

Primero. Que la entera Jerarquía de seres espirituales representa una síntesis de fuerzas o de energías conscientemente manejadas para llevar adelante la evolución planetaria.

Segundo. Estas fuerzas manifestadas en nuestro sistema planetario por medio de grandes personalidades que componen la Jerarquía, vinculan el sistema y todo lo que contienen con la jerarquía superior llamada Solar. Nuestra Jerarquía es una réplica en miniatura de la síntesis mayor de esas entidades auto conscientes que manipulan y controlan al Sol y se manifiestan a través de éste y de los siete planetas sagrados, así como también de otros planetas mayores y menores que componen nuestro sistema solar.

Tercero. Esta Jerarquía de fuerzas tiene cuatro líneas de acción predominante que son .-

1) La Jerarquía trata de proporcionar las condiciones adecuadas para desarrollar la autoconsciencia de todos los seres...

2) Desarrollar la consciencia en los tres reinos interiores.- El Reino Mineral (el trabajo de la Jerarquía está dedicado a desarrollar la actividad discriminadora y selectiva), el Reino vegetal (se incrementa el responder a la sensación), el Reino animal (se le agregan las actividades rudimentarias y se encuentran síntomas de propósito y voluntad embrionarios).

3) La Jerarquía transmite a los hombres, devas o ángeles, la voluntad del Logos planetario y a través de ÉL, la del Logos Solar.

4) Dar el ejemplo a la humanidad.- Esta Jerarquía está compuesta por quienes han triunfado sobre la materia y han llegado a la meta por el mismo camino que siguen hoy los individuos.

(Alice A Bailey. Iniciación humana y solar. Pág. 31-36)

No es el Tibetano el único científico ocultista ocupado en estos estudios cósmicos, pero para nuestros fines basta mencionarlo a él.

Bajo el criterio científico es aceptable pues, la posibilidad de una ciencia ocupada de la realidad oculta que por su misma naturaleza queda fuera del alcance de los métodos académicos conocidos. Y el estudiante según la Ley Ternaria de la Tabla de Esmeralda, tiene la oportunidad de tomar la perspectiva de la ciencia oficial o exotérica como la tesis, la ciencia oculta como la antítesis y la integración de ambas que hacen una síntesis. De tal manera que enriquezca los campos de la ciencia por excelencia.

Es en función de esta ciencia renovada que proponemos una nueva perspectiva social que afirme la ley novena de la Tabla de Esmeralda y sea capaz de justificar la Fraternidad humana como el fundamento integral de las relaciones de producción más en armonía con las necesidades de nuestra época moderna.

1) TESIS SOBRE LA JERARQUÍA SOCIAL DE LA HUMANIDAD

El Universo es un universo de pensamiento. Su creación debió ser un acto de Pensamiento según la Ley hermética del MENTALISMO. Aún como efecto de esto podemos considerar al mundo material como la pantalla donde se suceden los efectos de esta actividad mental. Partiendo de principios simples y bajo las leyes de evidencias y variación vemos evolucionar, a través de largos periodos de tiempo, forma tras forma física, poblando los diferentes reinos de la naturaleza. No sólo en nuestro planeta sino en todo el Cosmos, y culminando en nuestra Tierra con la aparición del hombre primitivo, del cual han surgido los diferentes tipos raciales.

El mundo de las formas físicas por sí mismo se pierde en el laberinto de la estadística hecha un sinónimo de la ciencia. Sin embargo, podemos descubrir su imprescindible "eslabón perdido" en el mundo mental.

El estudio del fenómeno mental en conjugación con el fenómeno terrestre da como consecuencia la expansión de aquella comprensión vital del todo conocida bajo el concepto de CONSCIENCIA.

El ocultismo afirma que el desenvolvimiento de la consciencia va de la mano con la evolución de las formas y resulta de la acción energizante de la vida y no de la "selección natural" de las formas, según lo propone el científico físico llamado Darwin.

Persiste la dualidad mente y materia. La materia substancial se resuelve en una creación y manifestación que únicamente le es propia a la mente.

La vida es la causa y la evolución es el efecto.

Los grandes científicos de la ciencia oculta como el doctor José Manuel Estrada y Saint Germain nos enseñan que consciencia significa una percepción vigilante o alerta que implica una condición activa. La percepción vigilante requiere un objeto así como un sujeto; una entidad que perciba así como un objeto percibido por ella.

Es una relación del YO exterior o inferior con el YO Interior o Maestro interno en el propio hombre individual. Y ese contacto de lo exterior y de lo interior lo mismo que de los cielos con la Tierra (según lo pretende la Ley hermética de Correspondencia), se resuelve con la palabra clave de Aries: YO SOY.

"YO SOY es la actividad de la vida.

¡Qué extraño es que los estudiantes más sinceros no siempre llegan a captar el significado verdadero de estas dos palabra!"

- Pág. 9-10. Libro de Oro. Saint Germain.

El YO SOY se convierte en la clave de la auto consciencia de la unidad cósmica y por tanto de la vida individual humana. Es lo que permite a la ciencia astrológica considerar al individuo como centro del Universo. Pero no es un irracional egoísta pasional del hombre sino como la verdad que une al Todo con la parte y que es el fin de toda ciencia ocultista.

El YO SOY se convierte en el soplo de la vida. Aquella autoconsciencia que aún en los signos astrológicos de elementos tierra tenemos que reconocer.

Es aquel principio de voluntad que aún la ciencia exotérica se ve obligada a aceptar como rectora del mundo material, en forma de ley natural.

Hemos hecho la observación ya a esto en el subtema antecedente, donde tratamos el elemento fuego y su relación con el elemento tierra en la naturaleza del hombre.

La evolución de la humanidad:

Según la ciencia oculta la historia de la humanidad no es meramente la narración de acontecimientos pasados ocurridos en civilizaciones hoy extintas sino que es el registro viviente del crecimiento psicológico de todo ser humano en el mundo actual.

Es como si en la mente de Dios hubiese ya un plan que determina el futuro, el pasado y el presente de la humanidad en sí. Sin que por ello el humano individual pierda el libre albedrío de su esfuerzo evolutivo dentro de la infinita gama de posibilidades de su propio desarrollo.

Sin embargo, el plan de Dios ha de cumplirse porque el mismo se encuentra encadenados a sus propias leyes. Así pues, es posible tener un vislumbre del futuro de la humanidad porque el plan se desarrolla de acuerdo con una ley cíclica y aún cuando no se reconozcan los detalles de la civilización según su crecimiento de consciencia, puede establecerse la tónica de esa sucesión progresiva.

Esta introspección hacia la mente de Dios es propia de la ciencia oculta, inclusive la astrología.

La evolución de la humanidad y el desarrollo de la consciencia individual del hombre encuentran su punto de progreso analógico, según el siguiente cuadro:

TABLA DE LAS BASE DE LA CONSCIENCIA HUMANA

Fase Facultad Naturaleza de la Consciencia Correspondencia

1.-Sensación Pasiva.- Formación de un mecanismo de percepción Reino Mineral

2.- Actividad Dinámica.- Moción consciente Reino vegetal

3.- Emoción Impulsiva.- Reacción al medio ambiente Reino animal

4.- Mente interior Separativa.- Analítico- Mente personal Humano primitivo

5.- Inteligencia Unificadora.- Sintetiza, cooperativa, mente creativa social Humano actual

6.- Sabiduría Universal.- Intuición; Vida-una Humano espiritual

7.- Voluntad Energetizante.- Poder motor concentrado en el hombre, poder de comprensión y amor. Humano espiritual superior

(Pág. 31. La evolución del Hombre. Profesor Emile Marault e Ivan Alex Howliezeh. Ediciones de Fraternidad Universal)

Las primeras dos fases son demasiados subjetivas en el desarrollo de la consciencia. En la tercera, la percepción sensorial como la actividad se tornan en instrumentos opuestos al servicio de las emociones y las funciones más elevada de intelecto y espiritualidad quedan formando parte del contenido subjetivo del ego. La llamada en la escala evolutiva de la humanidad: Tercera Raza Raíz, corresponde a este periodo de desarrollo.

La cuarta fase, se tipifica por la Cuarta Raza o Atlántica. Emociones, percepción y la actividad se convierten en instrumentos al servicio del entendimiento lógico que es ahora el modo dominante de consciencia. Esta mente analítica estudia las características de los objetos y sus aspectos en que se asemeja a otras. Clasifica los objetos de percepción en grupos para que se conviertan en expresiones de una idea abstracta.

La quinta fase es la que rige a las naciones occidentales de la actualidad. Se trata de la mente sintética o social. Este sentido social trae como consecuencia la consciencia del tiempo y las categorías de pensamiento y movilidad universales.

La mente analítica, emoción, actividad y percepción se hacen instrumentos de la consciencia humana y la energía- vida del humano se concentra en su mente sintética. Se apodera de las clasificaciones lógicas del intelecto analítico y conscientemente las integra dentro de sus categorías universales de vida, tales como lo bueno, los verdadero, lo bello y otros conceptos abstractos. El hombre llega a considerarse como una unidad social. Se fortalece el interés por la familia, la política, los grupos sociales y cooperativos.

Algún esbozo de la fase sexta o intuitiva está surgiendo ya en el mundo. En esta fase ya no se considera la consecuencia de los acontecimientos en términos de pasado, presente o futuro, porque se perciben a sí mismos como siendo aquel influjo de Dinámica Energía consciente que es la creadora de los sucesos y en la cual, por consiguiente, se han trascendido las divisiones de tiempo.

El pasado, presente y futuro son sombra de la vida inamovible proyectada al mundo de la manifestación. La semilla de la vida es causa del tiempo. Los conceptos abstractos de la mente sintética se convierten en meros instrumentos de la Consciencia vivencial. El mundo mental se hace instrumento de la consciencia, voluntad o fuego vital del ente vivo. Es la zarza ardiente o YO SOY que es la causa de la vida en sí reproduciéndose en planos mental, emocional y físico.

La séptima fase es la de la voluntad misma, lo cual se refiere a la omnipresencia divina sin tiempo ni espacio, comprendiendo la unión consciente del individuo y el mundo circundante. Es la consciencia que cierra el ciclo planeado para la humanidad en éste ciclo histórico de su vida sobre el planeta.

El elemento fuego

La ciencia astrológica estudia la voluntad como fuente de toda moral humana. Oscar Adler nos dice al respecto que los nativos astrológicamente regidos por el elemento fuego son la obra de la voluntad del individuo en todos los terrenos.

Es la fuerza que impulsa siempre adelante como un deber moral por cumplirse. Disponiéndose a cumplir las leyes dictadas por un abstracto legislador superior o Maestro interno del individuo:

ARIES (cardinal) Por su interactivo interior impone a otros la ley de su voluntad que es a la vez la voluntad de lo superior.

LEO (fijo) Muestras voluntad consciente de su inatacabilidad certera, de fuerza basada en sí misma, invencible en el Ser.

SAGITARIO (neutralizador de fuego) Lo que determina su neutralización es solamente la aspiración a llevar la voluntad propia en dirección de una ley superior, suprema. Reconocida como ley divina. Entregar su propia voluntad a la voluntad abstracta superior y así superarse a si mismo siempre.

El nativo del elemento fuego es el idealista que le da a la idea moral una validez real interior y exteriormente. Es la fuerza de una exigencia por arriba de todo lo demás. Es el Ser de entusiasmo y alegría sin tiempo para los dolores y los sufrimientos. Vive el presente inmediato con gravidez de futuro.

La voluntad es la manifestación de vida adecuada al YO verdadero del individuo.

El YO no es en sí la materia de nuestro cuerpo físico. Y las leyes que rigen dicho cuerpo material son exteriores a la esfera de mi yo.

Yo, no son mis pasiones, deseos, dolores o placeres. Deseo y afán en mi es un padecer algo que sucede conmigo y que quiere dominarme para despojarme de "mi" mismo.

Ello piensa, no son yo el que piensa sino "ello". El pensar lógicamente o el desear no significa que yo soy el que piensa o desea. La lógica lo es por sí misma conmigo o sin mí.

Dos más dos son cuatro y eso no depende de mí - Dice Oscar Adler-. Sin embargo, el dudar si depende de mí, está en mi yo y no en mi pensar. La duda no puede existir sin mí. La duda no es un hecho mental sino un hecho MORAL, es oposición y sublevación contra la imposición mental. Es la voluntad de la cual depende la sanción de todo conocimiento mental, la decisión siempre depende de la voluntad.

Actuar, padecer y pensar sólo cobran relación con el YO por la voluntad y sólo por ello se elevan dicho actuar, padecer y pensar.

El verdadero QUERER depende de la voluntad consciente o el divino yo soy, estudiado por los grandes científicos ocultistas.

La naturaleza del signo Sagitario.- Neutralizador, Fuego

En lo terrestre la neutralización cumplida por el signo de Virgo está en la obtención de un principio económico práctico por el cual se pueda cumplir la exigencia de una máxima utilidad con un mínimo de trabajo. Cumple la función de desechar todo lo superfluo y superficial, llegando al tesoro científico lo más panorámicamente posible, ordenando para ello todas las experiencias.

En lo psíquico y lo mental tenemos a los signos neutralizadores de Piscis y Géminis respectivamente donde está la lucha por el predominio liberado por dos extremos opuestos que, son inconciliables de tal manera que provocan una duda accidental (y no duda genuina y consciente como la del elemento fuego), la cual pretende redimir la inseguridad y el desdoblamiento mental o emocional en antítesis de todo tipo. Esta vivencia le hace buscar su centro de gravedad en la fe, sea científica o religiosa.

En la órbita de fuego debe ser neutralizada (controlada) la fuerza de voluntad. Es la clave de la más alta consciencia ocultista que hace posible toda ciencia propia del mundo mental, emocional o físico. Porque esa fuerza de voluntad que tiende a lo infinito es de continuo tensa y expansiva. Fuerza que es el elixir de la vida del vencedor, se neutraliza en fuerza triunfal de la voluntad afirmativa, de vivir.

La voluntad se enfrenta a sí misma través de un centro de gravedad de carácter ético. Con esto la voluntad se limpia de la escoria de lo inferior que es voluntarioso, extraviada en el instinto y deseos mundanos.

La duda empírica de Virgo, el dogmático Piscis y la lógica de Géminis se convierte en la duda moral de Sagitario que pretende llegar hasta la voluntad pura.

Se trata no de una ciega necesidad sino de una mente consciente donde se produce una metamorfosis alquímica o evolución ascensional en que el animal se transforma en Dios, o mejor dicho, se acerca a Dios.

El animal no se da cuenta que obedece incondicionalmente a las órdenes del jinete.

La ley moral dentro del individuo es la consciencia moral objetiva que en el signo de Sagitario gobierna por excelencia aristocrática.

Por Comprensión de la voluntad como ente supremo de la vida, Sagitario reconoce el futuro de la humanidad que aún no ha llegado. Ostenta la ley pero no la ley de Virgo que regula la vida social común de los seres humanos sino la vida humana según una voluntad suprema inamovible y ha trazado un Plan Universal que trasciende toda separación del pasado-presente-futuro en la vida humana. La ley social se convierte entonces en la pura ley religiosa (RELIGAR las polaridades inconciliables en apariencia). Y así, el principio de economía social se transforma en la real unión del yo con el YO de Dios.

Y la Ley científica se torna en ley dada por el impulso proveniente de mundos superiores.

En Virgo se trata de una ley que da ordenamiento social a la relación de hombre a hombre. Y en Sagitario se trata de una intuición religiosa llevada a su vida cotidiana.

Sagitario requiere una ley que mantenga vigente la jerarquización en la que pueda confiar por intuición Infalible. Una jerarquización en la que garantice la idea de subordinación y de superioridad moral por ejemplo, el comprender que sobre el Reino Mineral está el vegetal; sobre éste, el animal y aún sobre éste, el humano. Hasta llegar al del SUPER humano o reino del hombre de la voluntad pura que corresponde a la humanidad del futuro.

Jerarquía social

Tenemos ya los dos conceptos fundamentales para el redescubrimiento de un orden social capaz de eliminar las clases sociales que tantos odios ha provocado entre la humanidad.

Se trata de la consciencia y la Jerarquía formada por los grandes seres humanos del planeta.

Ya no se trata de ser uno o de otro signo se trata de que todos tenemos los doce signos aunque con preponderancia de un signo más que de otros. Hablando de astrología.

Si hemos comprendido la existencia de un hombre utópico debido a la ley del MENTALISMO bien podemos descubrir una sociedad ideal en función de la misma ley.

La sociedad Arquetipo se sostiene en un mundo puramente causal pero que tiene su efecto en la vida cotidiana terrestre. El hombre supera su estado animal al saberse un animal religioso y que evoluciona por naturaleza.

La sociedad de Sagitario es esa sociedad ideal donde el pasado- presente- futuro social quedan incluidos en todas sus variantes en un eterno presente y donde la historia de la humanidad ya está planeada, pero no totalmente cumplida.

El mundo es al mismo tiempo día y noche, juventud y vejez, paz y guerra, belleza y fealdad, el niño que nace y la anciana que muere. Por lo menos así sucede con toda la humanidad como una sola realidad.

La omnipresencia social vence todo rechazo de la sociedad propia del elemento tierra reconciliándola con su futuro.

Si bien los signos astrológicos de elemento fuego son idealistas y futuristas, Sagitario es el que logra el ideal por excelencia y le devuelve de tal manera su dignidad al humano que en esa búsqueda de lo ideal terminar por idealizar el presente cotidiano y eterno, donde sabe que su voluntad superior vigila de la perfección de su mundo individual, apareciendo siempre como el elegido Hijo de Dios.

El humanista académico acerta a decir que "No se trata de interpretar teórica e intelectualmente el mundo sino de transformarlo". Pero el humanista ocultista agrega que "No se trata de transformar ese mundo terrestre sino que basta transformar el mundo interior individual y esto no puede ser sino una autoconsciencia propia".

No tenemos que revolucionar el mundo de nadie sino nuestro propio mundo: "La revolución hasta sus últimas consecuencias es la revolución de la consciencia" - dice el Gurú Marcelli.

La sociedad que sustenta al individuo en comunicación con su Maestro Interno es también una sociedad utópica pero tan real y científica como lo es la vida particular del hombre de Acuario y de Capricornio.

Aquella voluntad sospechada por el mundo terrestre se convierte así en el fundamento de la vida asumida conscientemente desde sus causas.

En lo terrestre la neutralización cumplida por el signo de Virgo está en la obtención de un principio económico, práctico y material. En el signo de Sagitario se convierte en la duda moral, inherente solamente al YO Verdadero. El animal humano se ha transformado en SUPER humano perteneciente a una humanidad del futuro dada ya en el presente actual. De tal manera, que este hombre no depende de ningún sistema social oficial y no obstante, todo posible sistema social oficial, depende de este hombre.

La sociedad Arquetipo

La unidad de esta sociedad Arquetipo del individuo entregado totalmente al llamado TAO o Sendero, responde a un orden jerárquico definido: En el Grado Primero tenemos a la sociedad exotérica con la humanidad enfrascada en sus intereses de partido y de lucha profusa debido a la división social de clases. Sus leyes se fundamentan en las leyes que rigen el mundo físico y no aceptan las posibilidades metafísicas de ninguna especie. Es "la sociedad del hombre materialista".

En el SEGUNDO GRADO (de una Jerarquía de clases sociales), tenemos ya un grupo de individuos que han escapado a las leyes del mundo terrestre y se han supervisado a nuevos reglamentos metafísicos, logrando de esta manera vivir mejor dentro del contexto de la realidad.

El hombre empieza a descubrirse auto elegido. Es la sociedad del "jugador jerárquico" o del hombre emotivo. Y encuentra a la vida como un juego, sintiéndose como un niño de infancia eterna y que ve el sendero marcado por la ciencia ocultista pero aún no se atreve a asumirlo completamente.

En el TERCER GRADO de la Jerarquía social o sociedad Arquetipo, tenemos al grupo social formado por individuos que obedecen a las leyes del mundo mental. Son los verdaderos pensadores de la realidad, es el verdadero filósofo y teólogo de la vida en sí. "Es la sociedad del hombre mental" para el que lo metafísico es la fuente eterna de todo lo fenoménico.

- En estos tres grados el individuo ha compartido el polo pasivo de la sociedad compuesta por "los gobernados", ciudadanos o pueblo. En este nivel evolutivo de la escala social universal, el individuo se da cuenta es que no es posible su real evolución sin oponerse a su vida más o menos profana. Reduciendo todos los defectos vulgares de sus conciudadanos a defectos propios que le es imprescindible eliminar, teniendo como única arma su fuerza de voluntad.

El individuo se ve entonces en la necesidad (debido a la ley económica universal), de tomar el sendero de la Iniciación Real que consta de siete grados jerárquicos de Iniciación universal para toda la humanidad y en la que se maneja la actual Orden del Acuarius.

No se trata ya de avanzar de frente con fines experimentales sino de tener consciencia de la cíclica espiral evolutiva de la Naturaleza.

En el CUARTO GRADO de la sociedad Arquetipo tenemos al grupo social de los individuos que han dado el salto por sobre la selvática vida del pueblo, pasando hacia el polo activo de la sociedad universal compuesta ahora ya de la clase gobernante y aristócratas nacientes, cuya capacidad de gobernar le es innata y por tanto, aplicable en todos los extractos de la vida cotidiana y mantener de laguna manera, comunicación con su Maestro Interno propio "Es la sociedad del hombre real", inmerso en la vida del pueblo.

En el QUINTO GRADO el individuo pasa a otro grupo social y que ya sus responsabilidades para con la educación del pueblo de la sociedad Arquetipo quedan liquidadas y retoma responsabilidades más en relación al Gobierno central de la sociedad Arquetipo en sí. La Jerarquía (las clases jerárquicas sociales que estamos mencionando de la humanidad como una sola) formada por los altos científicos ocultistas del Planeta (de la cual nos ha hablado el Tibetano), dejan de ser una teoría y se tornan en una realidad. Pero persiste en el discípulo de este grado la necesidad de socializar e incluir la presencia del individuo en una actividad social, hasta llegar a considerarla como una unidad social universal.

El grado SEXTO y SÉPTIMO resguardan el nivel a que todo individuo debe llegar finalmente, donde pasado-presente-futuro sean trascendidos y el hombre dependa directamente de la voluntad de su Maestro Interno.

Es evidente que los grados de la sociedad Arquetipo están en analogía con el plan histórico de la humanidad con su siete Raza- Raíces (de acuerdo a la ley hermética de Correspondencia).

Por esto mismo es comprensible encontrar en el primer grado de la sociedad Arquetipo al interés del hombre por llegar a un poder temporal material y egoístamente irracional. Alcanzando un trono gubernamental superficial y fantasmal, donde el eje de todas sus inspiraciones instintivas responde al "poder de recibir". Y paulatinamente en el progreso de los grados de la sociedad Arquetipo con sus siete grados jerárquicos sociales, descubrimos el interés por transformar al humano en un Cristho- Diosa que libere a la humanidad del partidismo y falta de integración de los planos físico- emocional- mental, tanto en el macro como en el microcosmo.

En la ley del más fuerte, donde el obrero o profesional deba salir al mercado como una mercancía valorada sólo material o monetariamente y aceptando las condiciones del más fuerte en tanto más violento, según las leyes férreas del mundo terrestre literal. Ahora la Ley científica de la economía se basa en los bienes y servicios como un servicio al YO superior y como un derecho al trabajo conscientemente asumido. Es un DAR con conocimiento pleno de la ley hermética de causa-efecto.

Una moral infalible y el hombre de León

La ETERNIDAD está presente en todo absolutamente y lo esta por tanto, en la vida cotidiana. Según las leyes herméticas y la Tabla de Esmeralda: "Todo instante es ETERNO, antes y después de que el instante parece haber pasado. El instante siempre ES".

De tal manera que la experiencia del humano vivir cotidiano, es un simple rememorar lo perfecto que ha sido, es y será.

El individuo al determinar, actúa como LEY y mientras el individuo no es perfecto la ley aún está en proceso de perfeccionarse. El individuo necesita DETERMINAR de continuo a fin de adquirir experiencia necesaria que le permita a evolucionar, es decir, superarse a través de los grados jerárquicos en la sociedad Arquetipo que incluye a toda la humanidad.

Si simbólicamente consideramos a la sociedad Arquetipo ordenada según círculos concéntricos (recordar a Dante Alighieri y la Divina Comedia), en cuyo círculo externo tenemos el primer grado y en el centro de esta esfera metafórica está el séptimo grado, nos topamos con la naturaleza propia del signo de Leo, como la verdadera voluntad de actuar. Es el humano que al pretender penetrar el Sol base de Todo Arquetipo, se determina finalmente a penetrarlo.

"El Sol Arquetipo se rememora en todo centro gubernamental posible". A este CENTRO, los griegos le llaman Logos Solar.

Signo de Leo

Modalidad fija elemento fuego.

Se reúne y acumula la fuerza de la voluntad y madura hasta alcanzar el grado máximo de concentración. Crece hasta la máxima potencia de la consciencia del YO. Su autoafirmación no es corporal, psíquica o mental sino experiencia inmediata de vida intemporal que arraiga en el YO, referida al ser siempre presente.

El transmisor de fuerzas de la radiación de Leo es él solo. El Sol es centro inmóvil de la vida. Es la bienhechora serenidad combinada con su independencia respecto al medio ambiente en que vive. Es el vencedor por excelencia que trasciende el orgullo hacia un sentimiento de dignidad humana. Es el corazón y el rey del organismo corporal.

Su realeza sustenta la moral de su YO tocado por la gracia de Dios de tal manera que a sus allegados les llega a parecer una traición el no sentirse dignos de él.

Leo y la aristocracia de la sociedad Arquetipo

En la sociedad Arquetipo siempre avanza la humanidad entera hacia el centro Solar. Siempre que pasemos por el centro Solar de cualquier unidad Grupal nos encontraremos ante una panorámica más basta y hermosa que la de nuestro antiguo nivel.

Es la necesidad del rey la que nos pone siempre a los pies del Maestro Real y hay que realizar la enseñanza del Maestro hasta sus últimas consecuencias.

Por otra parte, en éste devenir infinito de grupos familiares, y biológicos, políticos y de civilizaciones enteras que se suceden época tras época, subsiste la integridad de la sociedad Arquetipo con su número perfectamente delimitado de sociedades y de individuos, porque en el orden cósmico ningún centro Solar sobra o falta. De tal manera que de acuerdo al criterio humano, el Absoluto se absolutista, si somos absolutistas y se relativiza si somos relativistas. Dios es infinito en lo finito. Lo que piensen eso ES.

La explicación imparcial de los actos humanos es la actuación misma como tal, es la experimentación de los hechos como vida y como evolución auto consciente.

El individuo se sujeta al determinismo religioso, fiel a la Misión por cumplirse a través del Hijo de Dios. De tal manera que sólo el que sabe obedecer adquiere el derecho a ser obedecido.

El camino ya está dado por el gran plan, muchos lo han recorrido y muchos están por recorrerlo. Todo y cada humano está en su justo puesto de trabajo. El rey tiene derecho a ser respetado, considerado y amado porque es el Maestro genuino que guía infaliblemente a sus discípulos. Nadie puede colarse al Trono sin habérselo ganado con honestidad.

La sociedad Arquetipo es eterna en su vigencia. Obrar bien aquí y ahora es hacerlo por toda la eternidad.

El individuo es un Camino único y original.

La humanidad mundial es una sola sociedad comunista.

Las leyes son eternas para los humanos que se saben eternos.

El amor, la revolución y el devenir se hacen eternos. Todo ello dentro del contexto de la vida cotidiana usual. Es el hombre de negocios que economiza camino y energía reconociendo la realidad tal como es y no como parezca a los demás.

Es sólo por experiencia propia que se reconoce el camino, la verdad y la vida. Y la sinceridad es la clave de los hijos del sol.

El humano es un animal auto domesticado no porque acepte su esclavitud pasivamente sino porque a logrado su individualidad al alinear su yo inferior a su YO superior.

"Ha convenido consciente y voluntariamente su domesticación sirviendo y trabajando en el Plan del Logos Solar, como opina el Tibetano".

La Misión del individuo no está allá en el cielo ni en el lejano infierno sino aquí y ahora en la Tierra que muy cerca tiene el cielo y el infierno. El humano no debe preocuparse por desempeñar una resonante Misión Popular ni envidiar la suerte de ninguno de sus semejantes. Basta y sobra con que desempeña su propia misión.

El Cosmos con sus infinitas estrellas puede ser conquistado por el humano, no porque llegue a poseerlas físicamente sino por penetrar a la actividad conquistadora a través de la conquista de sí mismo, es decir, de la integración de su espíritu a su Logos Divino.

Sólo penetrando por el Logos se abandona la Tierra y el sistema solar, encontrándonos entonces con nuevos y ricos panoramas.

Hay que atravesar simbólicamente y con consciencia el centro de la tierra física y llegar al interior del sol.

Tal es la función central de la Producción en la Gran Fraternidad Universal.

El negocio de la evolución

Los negocios son las actividades comerciales efectuadas en el mercado de la vida y que no se supeditan solamente a las leyes del mundo terrestre sino también a los reinos internos del humano con sus respectivas leyes.

El hombre integral podría por su sola voluntad atesorar bienes materiales en abundancia, pero no es ésta su necesidad primaria. Su necesidad primaria a satisfacer es la evolución dentro de la sociedad Arquetipo. Toda su actividad se canaliza hacia ese fin.

La vida se afirma en lo terrestre pero tiene sus raíces en el simbólico "Olimpo Solar".

Y sin que el individuo tenga nada a qué atenerse, se reconoce a si mismo como un peregrino en el sendero del SUPER humano.

Tal es su experiencia en el delimitado mundo de sus negocios terrestres cotidianos.

Todo tiene su precio y la Iniciación Real tiene un precio que no se puede satisfacer con moneda material porque responde a otras valoraciones propias de leyes superiores.

Es una economía mundial en poder del gobierno de la sociedad Arquetipo donde necesariamente asume la responsabilidad de iniciar al pueblo en el arte de poder servir, de tal manera, que el desempleo y el burocratismo se hace imposible.

Las empresas industriales terrestres dejan de considerar los recursos humanos como una mercancía valorada en moneda y empiezan a cotizarla según las leyes de los mundos emocional, mental y espiritual integrados en un solo mundo real.

La corrupción proviene de la empresa privada reclamada físicamente propia y retirada de su actividad de dar. Por lo cual degenera automáticamente en el simple anhelo de recibir.

El trabajo consciente dentro de las empresas industriales obedece a un plan y se propone un objetivo que trasciende los objetivos materiales literales.

El trabajo industrial encuentra su analogía en el trabajo evolutivo, de tal manera que la experiencia cotidiana de trabajo en el mundo físico se hace una experiencia de trabajo interno en el hombre de negocios. Funcionando éste dentro de la sociedad Arquetipo. Y entonces la moneda material se convierte en una representación de su propia experiencia interna.

El mundo tecnológico corriente se hace un camino férreo hacia la Iluminación mística por medio de una praxis mediata y concreta. Prolifera para entonces la producción y refinamiento de maquinaria y herramientas como prolongaciones físicas de los sentidos sensoriales y extrasensoriales del ser humano. De tal forma que el humano entregado sin reservas al servicio Divino se libera del trabajo físico y de su esclavitud al mundo terrestre porque pensando en la divinidad, la divinidad se hace una realidad. La practicidad de las leyes del mundo mercantil cotidiano se hacen extraordinarias por su interrelación nutricional con las leyes científicas del MENTALISMO.

La ciencia exacta establece que la ley de la economía estipula que el hombre debe satisfacer sus necesidades de la manera más fácil posible. Pero hay que hacer énfasis en que estas necesidades no sólo se refieren a las necesidades corporales del individuo sino a las necesidades de sus diferentes mundos internos, también.

El individuo ya no ignora ni proyecta amor sino que conoce el amor, amando todo con la consciencia de que "el amor es ley de atracción" (según lo enseña el doctor Estrada, ya mencionado), sin dicha ley, la unidad no puede prevalecer más.

Por ello el individuo necesita aprender a amar su futuro (dentro del eterno presente) donde lo encuentre ya superado desde ahora. Y cuando ignora esta necesidad moral, entonces, inventa a sus ídolos y maestros superficiales derrumbándose pasivamente, anclado al primer grado de la sociedad Arquetipo hasta que logre auto descubrirse.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

similar:

Tesis de yamines iconTesis Ad

Tesis de yamines iconTesis La tesis es la

Tesis de yamines iconTesis doctoral 5

Tesis de yamines iconTesis judaísmo

Tesis de yamines iconTesis tema

Tesis de yamines iconTesis de linux

Tesis de yamines iconTesis doctoral

Tesis de yamines iconY tesis presentadas

Tesis de yamines iconTesis Doctoral

Tesis de yamines iconB tesis c monografía


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com