Ley de Salud Mental de Puerto Rico




descargar 0.56 Mb.
títuloLey de Salud Mental de Puerto Rico
página16/17
fecha de publicación24.06.2016
tamaño0.56 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Ley > Documentos
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   17

Página: 96
(a) el cuido y custodia seguros y humanos dentro del ambiente de mayor autonomía posible, de acuerdo a las necesidades de tratamiento, recuperación y rehabilitación del menor;
(b) el tratamiento, recuperación y rehabilitación individualizado, haciendo énfasis en las destrezas del diario vivir necesarias dada su condición clínica, la severidad de los síntomas y signos, la etapa de su vida y su potencial de recuperación y rehabilitación para propiciar una mayor autonomía en su medio ambiente;
(e) la coordinación adecuada con agencias gubernamentales y privadas, para lograr servicios comprensivos para el menor y su familia conducentes al logro de una mayor autosuficiencia;
(d) atención a la condición de salud física, mental del menor admitido y su familia;
(e) promoción de la participación de la familia sobre el Plan Individualizado de Tratamiento, Recuperación y Rehabilitación del menor y orientación sobre el particular;
(f) una dieta balanceada, de acuerdo a las necesidades especiales del menor participante en los programas; y
(g) un plan de rehabilitación, recreativo, vocacional u ocupacional, el que aplique, a ser implantado en el programa o servicio a cargo de personal especializado
Artículo 9.03. - Manuales de Servicios.-
Toda Institución proveedora de Servicios de Transicionales contará con un manual de servicios, en el cual se consignará, como mínimo, lo siguiente:
(a) los criterios de admisión que deben reunir el menor que solicite los servicios;
(b) la edad, sexo, trastorno, diagnóstico y nivel de funcionamiento;
(c) un Plan Individualizado de Tratamiento, Recuperación y Rehabilitación, elaborado por un equipo inter o multidisciplinario;
(d) la composición del personal que tendrá la institución, así como las cualificaciones del mismo;
(e) la filosofía del programa y la descripción del ambiente; y
(f) la modalidad terapéutica o programa de actividades que corresponda.
Artículo 9.04. - Niveles, Etapas o Servicios.-
Los Servicios Transicionales deben desarrollarse por niveles, etapas o servicios, de forma que el menor sujeto al mismo pueda ser evaluado y clasificada de acuerdo a sus necesidades y ubicado, en el ambiente de mayor autonomía posible, así como terapéuticamente indicado.
Página: 97
Los niveles, etapas o servicios que adopte la institución que ofrece servicios transcisionales, deberán diseñarse de acuerdo con la severidad de los síntomas y signos, el diagnóstico y el grado de supervisión requerida por el menor, entendiéndose como tal el servicio de mayor supervisión, el servicio de supervisión moderada, el servicio de supervisión mínima y el servicio en hogar propio o independiente.
El sistema debe permitir que el menor sea referido directamente al nivel más apropiado a su condición, sin tener que pasar por todos los niveles o etapas.
Artículo 9.05. - Ingreso Involuntario, Tratamiento Compulsorio.-
Todo menor que reúna los criterios necesarios para recibir servicios transicionales, de acuerdo a las evaluaciones y recomendaciones del psiquiatra de niños y adolescentes, y del equipo inter o multidisciplinario, pero que su padre o madre con patria potestad o custodia, su tutor legal o la persona que tenga la custodia provisional no consienta a tales servicios, será objeto de una petición de tratamiento compulsorio, o Ingreso Involuntario ante el tribunal, de conformidad a los procedimientos dispuestos en esta Ley para esos fines.
CAPITULO X.- SERVICIOS DE SALUD MENTAL DE MAYOR AUTONOMÍA PARA MENORES.-
Artículo 10.01. - Derecho Condicionado para Solicitud de Consejería y Tratamiento.-
Cualquier menor entre los catorce (14) y dieciocho (18) años de edad podrá solicitar y recibir consejería y de ser necesario recibir tratamiento de salud mental de manera ambulatoria por un período máximo de seis (6) sesiones si el psiquiatra de niños y adolescentes, psiquiatra, psicólogo clínico o trabajador social determina que tiene la capacidad para tomar la decisión. No se negarán los servicios al menor por falta de recursos económicos. Durante el proceso, el psiquiatra de niños y adolescentes, psiquiatra, psicólogos clínico o trabajador social determinará qué tipo de servicios de salud mental, si alguno, necesita el menor y le indicará sus recomendaciones. Del menor necesitar servicios de tratamiento en salud mental, el profesional lo orientará y ayudará a reconocer la conveniencia de obtener la autorización del padre o madre con patria potestad o custodia o tutor legal.
No obstante, el consentimiento de su padre o madre con patria potestad o custodia, de su tutor legal o de la persona que tenga la custodia provisional del menor, no será necesario para autorizar la consejería y el tratamiento a dicho menor y éstos no serán informados de tal intervención sin el consentimiento del menor, excepto en los casos en que el psiquiatra de niños y adolescentes, psiquiatra, psicólogo clínico o trabajador social identifique que el menor pueda causarse daño a sí mismo, a otros, o a la propiedad. En los casos en que la notificación al padre o madre con patria potestad o custodia, al tutor legal o a la persona que tenga la custodia provisional sea necesaria, el menor será informado de tal notificación. Una vez notificado el padre, o madre, o tutor legal o persona que tenga la custodia provisional del menor, el profesional de salud mental deberá obtener el consentimiento para llevar a cabo la intervención que aplique.
Página: 98
En los casos de consejería o tratamiento en trastornos relacionados a sustancias, el término inicial no se excederá de siete (7) sesiones. Disponiéndose, que en la situación de menores que requieran servicios de desintoxicación a sustancias, se le podrán ofrecer todos los servicios o tratamientos, incluyendo los de laboratorio.
Se mantendrá la confidencialidad de la consejería o del tratamiento y no cursará documento alguno entre el proveedor de servicios de salud mental y el padre, madre con patria potestad o custodia o tutor legal del menor hasta tanto transcurran los términos de sesiones, según establecidos en este Artículo.
Los costos correspondientes a los servicios de consejería o tratamiento ambulatorio a menores se podrán facturar con cargo al seguro de salud del menor, en el caso de que ello aplique. El servicio también puede darse por terminado sí el menor deja de asistir o se concluye el servicio por acuerdo mutuo.
Artículo 10.02. - Servicios de Mayor Autonomía para Menores.-
Todo menor para el cual se solicita o comienza a recibir un servicio de mayor autonomía de salud mental en los diferentes niveles de cuidado, recibirá durante las primeras setenta y dos (72) horas, los siguientes servicios, entre otros:
(a) un examen físico completo;
(b) análisis de laboratorios;
(c) una evaluación psiquiátrica realizada por un psiquiatra de niños y adolescentes;
(d) una evaluación psicológica;
(e) una evaluación social; y
(f) un cernimiento, de funcionamiento global (GAF- EJE V del DSM IV o el vigente al momento)
Los resultados de estas pruebas, análisis y evaluaciones formarán parte del expediente clínico del menor. Dichos resultados se utilizarán para establecer el Plan Individualizado de Tratamiento, Recuperación y Rehabilitación en el nivel de cuidado de mayor autonomía que corresponda. Los procedimientos serán consignados en el reglamento que para tales fines se promulgue.
Las disposiciones de este Artículo no serán de aplicación en el caso de oficinas privadas de profesionales de salud mental. En tal caso, estos profesionales se asegurarán de cumplir con los estándares aplicables a sus respectivas profesiones, tomando como base las siguientes guías, entre otras:
Página: 99
A) Psiquiatra de Niños y Adolescentes será responsable de una evaluación psiquiátrica que determinará la disposición inmediata del caso (continuar con el tratamiento de mayor autonomía o referirle a otro nivel de cuidado, según lo requieran sus síntomas y signos). Sus notas clínicas reflejarán los síntomas y signos, el diagnóstico, el curso clínico y la disposición final del caso entre otros.
B) Médico Generalista o Especialista- si el paciente presentase síntomas y signos mentales, que no fuesen de su incumbencia profesional primaria, será su responsabilidad referirlo a un profesional de la conducta, a tenor con la naturaleza y severidad de los síntomas y signos. Sus notas clínicas reflejarán los síntomas y signos, el diagnóstico o impresión diagnostica, el curso clínico y la disposición final, entre otros.
C) Psicólogos- será responsable de una evaluación psicológica completa, que determinará la disposición final (mantenerlo en ambulatorio o referirlo a otro nivel de cuidado). Si durante la evaluación o el tratamiento del menor, surgiesen síntomas y signos que no fuesen de su incumbencia primaria, se referirá al menor al nivel de cuidado que corresponda. Sus notas clínicas reflejarán los síntomas, y signos, el diagnóstico, el curso clínico y disposición final del caso, entre otros.
D) Trabajador Social Clínico - será responsable de una evaluación social en la cual se identifique información relevante a los factores y recursos que afecten la condición del adulto, cuya evaluación incluirá, entre otros: servicios que hayan sido ofrecidos por otras agencias; historial del adulto, incluyendo su desarrollo escolar, ocupacional, condiciones relacionadas al abuso de sustancias controladas o alcohol y ajuste social; historial médico familiar que incluya además, la presencia o ausencia de trastornos mentales y el perfil familiar y los recursos físicos y económicos con los que se cuenta.
Artículo 10.03. - Evaluación Inicial; Plan de Tratamiento, Recuperación Rehabilitación y en Otro Nivel de Mayor Autonomía.-
Todo menor evaluado, que haya sido hospitalizado, y que por las recomendaciones del psiquiatra de niños y adolescentes, y el equipo inter o multidisciplinario, se determine que necesita de tratamiento dentro de otro nivel de cuidado de mayor autonomía, se le revisará el plan de egreso o las recomendaciones de la evaluación, y se pondrá en práctica el mismo dentro de las veinticuatro (24) horas posteriores a la admisión.
La evaluación y sus recomendaciones o el plan de egreso, formarán parte del expediente clínico del menor o en el nivel de cuidado que aplique. Dichos resultados se utilizarán para establecer el Plan Individualizado de Tratamiento, Recuperación y Rehabilitación, el cual se revisará de acuerdo al diagnóstico, según la severidad de los síntomas y signos para cada nivel de cuidado, según las mejores prácticas en el campo de la salud mental. Este plan será formulado por un equipo Inter o multidisciplinario, no más tarde de los quince (15) días siguientes a su ingreso. Se revisará cada quince (15) días, según los estándares para cada nivel de cuidado o cuando ocurra un cambio sustancial. Una vez haya alcanzado los objetivos de su Plan Individualizado de Tratamiento, Recuperación y Rehabilitación, continuará en otro nivel de cuidado de mayor autonomía, según su condición se lo permita.
Página: 100
Artículo 10.04.-Manuales de Servicios
Toda Institución proveedora de servicios de mayor autonomía contará con un Manual de Servicios, en el cual se consignará, como mínimo, lo siguiente:
(a) los criterios de admisión que deben reunir los menores que soliciten los servicios;
(b) la edad, sexo, trastorno, diagnóstico y nivel de funcionamiento;
(c) un Plan Individualizado de Tratamiento, Recuperación y Rehabilitación, elaborado por un equipo inter o multidisciplinario;
(d) una composición del personal que tendrá, la institución, así como las cualificaciones del mismo;
(e) la filosofía del programa y descripción del ambiente de la institución;
(f) la modalidad terapéutica o programa de actividades que corresponda;
Las disposiciones de este artículo, no serán de aplicación a las oficinas de profesionales de salud mental en la práctica privada, sin embargo, éstos deberán orientar al menor, a su padre, madre con patria potestad, su tutor legal o la persona que tenga su custodia provisional, sobre las opciones de tratamiento para su condición, las que ellos recomiendan y las que pueden proveer, a base de los síntomas, signos e impresión diagnóstica en el momento de la evaluación inicial.
CAPITULO XI.- EVALUACIÓN DE MENORES BAJO LA JURISDICCIÓN DEL TRIBUNAL; EN INSTITUCIONES PROVEEDORAS DE SERVICIOS DE SALUD MENTAL PARA MENORES.-
Artículo 11.01.- Orden de Evaluación a Menores Bajo la Jurisdicción del Tribunal.-
El tribunal ordenará la evaluación de aquellos menores a quienes se les imputa faltas o que hayan sido declarados incursos en faltas, en una institución proveedora de salud mental para menores, siempre que se necesite confirmar o descartar la presencia de un trastorno emocional, motu propio o a petición de parte.
El psiquiatra de niños y adolescentes, en conjunto con el equipo inter o multidisciplinario de la institución proveedora a menores, informará por escrito al tribunal los resultados de dicha evaluación. Estos resultados incluirán las recomendaciones específicas sobre el manejo del menor y orientaciones a su familia, así como la ubicación en el nivel de cuidado correspondiente.
Artículo 11.02. - Ingreso a Institución para Niños o Adolescentes.-
Si luego de la evaluación se determina que el menor bajo la jurisdicción del tribunal padece de trastorno mental, el tribunal ordenará que se elabore e implante un Plan Individualizado de Tratamiento, Recuperación y Rehabilitación inter o multidisciplinario, que incluirá la provisión de los servicios especializados necesarios. Todos y cada uno de los programas de servicios deberán ser provistos en instituciones especializadas para menores según su edad, género y necesidades clínicas.
Página: 101
El menor deberá reunir los criterios de ingreso a la mencionada institución. Una vez ingresado en la misma, será evaluado, conforme a lo dispuesto en esta Ley y se informará al tribunal cada tres (3) meses o antes, de así requerido el tribunal o de haber cambio significativo en su condición, para propósitos de determinar el progreso en su tratamiento, recuperación y rehabilitación, así como las recomendaciones correspondientes. Copia de la evaluación será enviada al Tribunal de Primera Instancia, Sala de Asuntos de Menores, al Procurador de Menores y a las partes según indique el tribunal.
Artículo 11.03. - Petición de Ingreso de Menores Declarados Procesables e Imputables con Trastorno Emocional.-
Si como resultado de la evaluación ordenada por el tribunal, el psiquiatra de niños y adolescentes, en consulta con el equipo inter o multidisciplinario, determina que el menor es imputable o procesable y que tiene trastorno emocional, del tribunal, de hallar incurso en falta al menor y de disponer su ingreso, ordenará el mismo a una unidad especializada en la Administración de Instituciones Juveniles para tratamiento de salud mental para niños o adolescentes. Mientras el menor permanezca bajo la custodia de la Administración de Instituciones Juveniles, ésta será responsable de que el menor reciba los servicios de tratamiento, recuperación y rehabilitación de salud mental requeridos.
En el caso de que el tribunal le conceda los beneficios de la probatoria, mantendrá la jurisdicción sobre el mismo y exigirá, como condición entre otras, que el menor reciba servicios de salud mental.
El Director de la unidad especializada deberá notificar al tribunal tan pronto el menor sea dado de alta de la unidad, y enviará copia de dicha notificación junto con el plan de egreso a la Administración de Instituciones Juveniles. Posterior a la misma, el tribunal ordenará lo que proceda y enviará copia de la orden a esos efectos a la Administración de Instituciones Juveniles.
Una vez el tribunal determine que procede el alta, el menor deberá ser dado de alta inmediatamente.
Artículo 11.04. - Menor Exonerado de Falta; Orden de Referido a Servicio de Salud Mental.-
Cuando el tribunal haya exonerado al menor de cometer una falta, pero la evaluación refleja la existencia de un trastorno emocional, el menor será referido al servicio de salud mental recomendado en dicha evaluación. El tribunal expedirá una Orden de Ingreso Involuntario de quince (15) días. Si se determinara que el término de quince (15) días es insuficiente, se procederá con el cumplimiento del procedimiento establecido en esta Ley.
Artículo 11.05. - Informe Antes de la Disposición del Caso.-
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   17

similar:

Ley de Salud Mental de Puerto Rico iconÉter Metil Terbutílico como Aditivo a la Gasolina que se vende en...

Ley de Salud Mental de Puerto Rico iconDeterminaciones de Hechos Constitutivos de violaciones al Código...

Ley de Salud Mental de Puerto Rico iconPara crear la “Ley de Política Pública de Diversificación Energética...

Ley de Salud Mental de Puerto Rico iconUniversidad de puerto rico

Ley de Salud Mental de Puerto Rico iconU niversidad de Puerto Rico

Ley de Salud Mental de Puerto Rico iconSenado de puerto rico

Ley de Salud Mental de Puerto Rico iconUniversidad de puerto rico

Ley de Salud Mental de Puerto Rico iconUniversidad de puerto rico

Ley de Salud Mental de Puerto Rico iconUniversidad interamericana de puerto rico

Ley de Salud Mental de Puerto Rico iconUniversidad de puerto rico en cayey


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com