Ley de Salud Mental de Puerto Rico




descargar 0.56 Mb.
títuloLey de Salud Mental de Puerto Rico
página2/17
fecha de publicación24.06.2016
tamaño0.56 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17

Página: 11
Artículo 12.01.-Manifestaciones del Problema de la Salud Mental.-
Artículo 12.02. -Principios del Sistema Colaborativo.-
Artículo 12.03.-Plan de Trabajo.-
Artículo 12.04.-Tipos de Colaboraciones.-
Artículo 12.05. -Presentación de Informes.-
Artículo 12.06.-Vigencia.-
CAPITULO XIII.- TRATAMIENTOS RELACIONADOS AL ABUSO Y DEPENDENCIA DE SUSTANCIAS CONTROLADAS O ALCOHOL.-
Artículo 13.01.- Alternativas Terapéuticas para el Tratamiento de los Trastorno Relacionados al Abuso de Sustancias Controladas y Alcohol.-
Artículo 13.02.- Inaplicabilidad de Disposiciones de esta Ley a Organizaciones de Base Comunitaria.-
CAPITULO XIV - RESPONSABILIDADES GENERALES DE LA ADMINISTRACIÓN DE SERVICIOS DE SALUD MENTAL Y CONTRA LA ADICCIÓN.-
Artículo 14.01.-Licenciamiento.-
Artículo 14.02.-Reglamentos.-
Artículo 14.03.-Formularios y Querellas.-
Artículo 14.04.-Sistema de Revisión y Asistencia Técnica Anual,
Artículo 14.05 - Asignación de Fondos
CAPITULO XV- DISPOSICIONES ADICIONALES.-
Artículo 15.01.-Reclamación de Abuso.-
Artículo 15.02.-Abuso; Notificación a Junta Examinadora o Agencias Reguladora.-
Artículo 15.03.-Prohibición de Institucionalización.-
Artículo 15.04.-Hábeas Corpus.-
Página: 12
Artículo 15.05.-Petición al Tribunal.-
Artículo 15.06.-Modificación de Incompetencia.-
Artículo 15.07.-Notificación de Muerte de Personas Dentro de la Institución.-
Artículo 15.08.-Penalidades.-
Artículo 15.09.-Derogación.-
Artículo 15.10.-Separabilidad.-
Artículo 15.11.-Vigencia.-
Artículo 1.03.- Declaración de Propósitos.-
La “Ley de Salud Mental de Puerto Rico” tiene como fines y propósitos fundamentales: actualizar las necesidades de tratamiento, recuperación y rehabilitación; proteger a las poblaciones afectadas por trastornos mentales con unos servicios adecuados a la persona; consignar de manera inequívoca sus derechos a recibir los servicios de salud mental, incluyendo los de los menores de edad; promover la erradicación de los prejuicios y estigmas contra la persona que padece de trastornos mentales; proveer unas guías precisas a los profesionales de la salud mental sobre los derechos de las personas que reciben servicios de salud mental; determinar los procesos necesarios para salvaguardar los derechos que mediante esta Ley se establecen; armonizar los cambios que han experimentado las instituciones que proveen servicios con el establecimiento de la Reforma de Salud; resaltar y establecer los principios básicos y los niveles de cuidado en los servicios prestados; y destacar los aspectos de recuperación y rehabilitación como parte integrante del tratamiento así como la prevención.
Artículo 1.04.- Principios que Regirán el Sistema de Cuidado de Salud Mental.-
Los principios que rigen la interpretación de esta Ley son los siguientes:
(a) El acceso a los servicios; el cual incluye los siguientes componentes:
1) La disponibilidad de los servicios a ofrecerse, los cuales deben ser afines con las necesidades y características de la población a servir, con su edad y etapa de desarrollo, el género, contexto sociocultural, diagnóstico, severidad de los síntomas y signos, el nivel de cuidado que se necesita y la capacidad de funcionamiento actual y prospectiva. La perspectiva del desarrollo integral de las personas, será parte de la disposición de los servicios a ofrecerse.
2) La proporción y localización adecuada de los servicios de salud mental debe ser una de acceso, en especial a las comunidades de alta incidencia de trastornos mentales.
Página: 13
3) Los servicios de emergencias y hospitalización los cuales son ofrecidos todos los días, las veinticuatro (24) horas al día. Los demás niveles de cuidado deben ofrecerse dentro de un horario ajustado a las necesidades de la población que atienden.
4) Un sistema de referidos o colaborativo, que permita la participación de las personas con trastornos emocionales y mentales, en el momento correspondiente, a otros servicios gubernamentales y comunitarios, que necesiten para completar su proceso de recuperación.
(b) Sistema de Cuidado Continuado:
El sistema de servicios de tratamiento, recuperación y rehabilitación para las personas con trastornos mentales, debe ser uno de continuo cuidado, a base de los niveles de intensidad en la atención, supervisión y administración del mismo, y el cual debe corresponder al nivel de severidad de los síntomas, signos y el diagnóstico. Según la persona se vaya recuperando, ésta irá evolucionando por cada nivel de cuidado de mayor autonomía. La persona deberá continuar así en el próximo servicio que corresponda con el proceso de recuperación y evolución de su trastorno. El cuidado continuado contendrá los servicios, desde los niveles de mayor intensidad, los cuales irán ascendiendo en el nivel de autonomía, según, concuerde con su diagnóstico, severidad de los síntomas y signos, y el nivel de funcionamiento general que presente y vaya adquiriendo, los cuales estarán representados por los diversos servicios de cuidado coordinado. Este se organiza en niveles de mayor intensidad y mayor autonomía. El fin es propiciar que la persona se mueva de un nivel de mayor intensidad a uno de mayor autonomía. Los niveles se perciben en concordancia con la severidad de los síntomas y signos y el comportamiento de la persona. Dentro de este concepto de servicios están, entre otros, los de emergencia, hospitalización, ambulatorio intensivo, hospitalización parcial, ambulatorio de mantenimiento, con o sin medicamentos y los servicios transicionales. Estos últimos incluyen programas residenciales organizados por género, edad y etapa de vida, servicios de apresto pre-vocacionales u ocupacionales, hogares intermedios, casas de recuperación, hogares de estadía prolongada y en los casos de abusos de sustancias controladas o alcohol, las organizaciones de base comunitaria, entre otros.
(c) Sistema de Cuidado Comprensivo:
El cuidado a brindarse debe ser desarrollado como un sistema, donde se planifique todo el cuidado que necesita la población con trastornos mentales, o en riesgo de tenerlos, incluyendo los servicios que se van a proveer como necesarios en la comunidad y en otras agencias para la persona y su familia. Algunos de los elementos necesarios para el desarrollo de un sistema comprensivo son los siguientes:
1) Identificación e Intervención Temprana: se fundamenta en resolver más efectiva, económica y humanamente el trastorno emocional o mental, cuando está en sus inicios y hay menos deterioro (en los niveles leves o moderados), lo que representa que la intervención deberá ocurrir lo más temprano posible en el desarrollo del trastorno mental o emocional.
Página: 14
2) Evaluación: este procedimiento establece una metodología para la determinación clínica y profesional de la naturaleza del problema, el diagnóstico, la severidad de los síntomas y signos, los factores que contribuyen el desarrollo de éste, y la identificación de los recursos personales y familiares que pueden ayudar en la recuperación. Todo lo anterior señalado es importante para desarrollar el plan de tratamiento, recuperación y rehabilitación individualizado.
3) Tratamiento Ambulatorio: es el nivel de cuidado de menor intensidad y de mayor autonomía. Consiste de visitas regulares de la persona y su familia a la facilidad de salud mental, para recibir de ser necesario los siguientes servicios entre otros; psicoterapia individual, grupal, familiar o de pareja y farmacoterapia.
4) Ambulatorios de Mantenimiento con Medicamentos: este servicio ofrecerá evaluación y re-evaluación de un trastorno mental diagnosticado como crónico, proveyendo farmacoterapia con períodos específicos para la revisión clínica, de acuerdo a los estándares de cuidado que rigen la buena práctica profesional y de la prescripción de medicamentos.
5) Servicios Ambulatorios Intensivos: este nivel de cuidado es uno de menor intensidad, comparado con la hospitalización y hospitalización parcial. En éste, la persona va a tratamiento por lo menos tres (3) días a la semana o doce (12) horas, semanales, poniéndose en práctica el plan individualizado por un equipo inter o multidisciplinario.
6) Hospitalización Parcial: es un programa de tratamiento ambulatorio, estructurado e intensivo, en el cual las personas asisten de cuatro (4) a cinco (5) días a la semana, con aproximadamente quince (15) a dieciocho (18) horas de intervención por un equipo inter o multidisciplinario, quienes pondrán en práctica el plan individualizado de tratamiento.
7) Emergencias: este servicio debe estar accesible fuera de horas laborables, los siete (7) días a la semana. En él se provee evaluación, estabilización de síntomas y signos, hospitalización y si es necesario, el referimiento al tratamiento correspondiente a otro nivel de cuidado.
8) Hospitalización: se refiere a la alternativa de servicio más restrictiva en la que se ofrece, tratamiento y rehabilitación mediante el ingreso de la persona a un hospital.
9) Servicios Transicionales: éstos son servicios intermedios entre un servicio de mayor intensidad a uno de menor supervisión y estructura, para preparar a la persona a desenvolverse en su medio ambiente, de acuerdo a su diagnóstico y a la severidad de los síntomas y signos en el momento. Su meta es la recuperación de la persona, para que logre funcionar adecuadamente en la comunidad, por medio de las destrezas que le ayuden a lograr su autonomía. Estos servicios se caracterizan por tener diferentes niveles de supervisión, para que la persona pueda evolucionar según su recuperación. Este sistema debe permitir referir al nivel de cuidado que corresponda a su condición, sin tener que pasar por todos los niveles.
(d) Autonomía de la Persona:
Página: 15
La autonomía de la persona se refiere a la capacidad de decidir por si mismo de acuerdo a su condición clínica, para escoger entre diferentes opciones que le sean planteadas para efectos de los servicios de tratamiento, recuperación y rehabilitación a ser ofrecidos.. El trato y cuidado debe estar basado en promover las mejores prácticas de autodeterminación y responsabilidad personal, consistente con sus propias necesidades y deseos. Se debe preservar la autonomía hasta donde sea posible y cuando no sea posible, debido a su condición, protegerlo al máximo. Se deben seguir los siguientes principios y guías:
1) Participación: las personas que reciben los servicios en el sistema de cuidado se deben involucrar en todo los aspectos de la planificación de su cuidado, tratamiento y apoyo, de acuerdo a su capacidad individual.
2) Consentimiento para Cuidado: los programas de cuidado, tratamiento y apoyo, deben considerar lo que sea más se aproxime a la preferencia de la persona que recibe los servicios, siempre que sea adecuado a su capacidad y condición.
3) La Alternativa Menos Restrictiva: se le proveerá a las personas que reciben los servicios, el tratamiento, cuidado y apoyo, de la manera menos invasiva y restrictiva posible, dentro de un ambiente que le ofrezca seguridad y un cuidado efectivo.
(e) En el Mejor Interés de la Persona:
El criterio para la imposición de órdenes, ya sea para la evaluación o tratamiento, se basará en el mejor interés de la persona, concepto que variará dependiendo del contexto en el cual se utilice. Para propósitos de esta Ley, se tomará en consideración lo siguiente:
El mejor interés de la persona, excepto los casos de sustancias controladas o alcohol estará basado en la opinión clínica y recomendaciones del grupo de profesionales, ínter o multidisciplinario y en los deseos pasados y presentes de la persona, si la misma está capacitada para ello. Se promoverá en la persona su participación, en la medida de sus posibilidades o de su capacidad, además de la participación de otras personas, familiares u otras personas significativas, para aclarar el mejor interés de la persona.
(f) Representación y Derecho de Expresión de los Participantes de los Servicios de Salud Mental:
Toda persona acreedora de servicios de salud mental, los padres o el tutor legal, de una persona que recibe servicios de salud mental, tienen el derecho a expresar sus necesidades, satisfacción y recomendaciones sobre los servicios que recibe o se le ofrecen. Tienen el derecho a aportar, recomendar y ser partícipe por sí mismos o mediante representación, en el desarrollo y planificación de las estrategias y servicios que necesita.
Página: 16
(g) Evaluación Compulsoria:
Este principio establece que mediante orden del tribunal, se ordene a la persona con conducta indicativa de trastorno mental, y en riesgo inmediato de hacerse daño a sí mismo, a otros o a la propiedad, a someterse a una evaluación comprensiva para determinar su necesidad de tratamiento en cualquiera de los servicios de salud mental.
(h) Ingreso Involuntario a un Nivel de Cuidado Determinado Según la Necesidad Identificada en la Evaluación:
El ingreso involuntario a un nivel de cuidado de mayor intensidad se utilizará cuando la persona presenta una conducta que esté relacionada a un trastorno mental, y que pueda causarse daño físico inmediato a sí, a otros o la propiedad, cuando la severidad de los síntomas y signos así lo indiquen, según las mejores prácticas de la psicología, la psiquiatría y medicina moderna, o haya manifestado amenazas significativas que puedan tener el mismo resultado, luego de la evaluación inmediata y de la evaluación comprensiva, este ingreso involuntario se podrá extender a otro nivel de cuidado de menor intensidad. De no existir voluntad o consentimiento de la persona, padres, tutores legales, para participar en el tratamiento, el tribunal podrá ordenar el tratamiento involuntario, aunque sea en niveles de menor intensidad y mayor autonomía, según sea recomendado por el equipo inter o multidisciplinario y de acuerdo a los procedimientos establecidos en esta Ley.
(i) Principios para la Intervención Temprana de los Trastornos Relacionados al Abuso de Alcohol y Drogas, y de Conducta Antisocial en Menores:
Con el objetivo de evitar que los problemas del uso y abuso de alcohol y drogas, y los problemas relacionados a la conducta antisocial en los jóvenes, se conviertan en problemas de mayores proporciones, se deben establecer estrategias de captación (“outreach”) para este sector poblacional, cuando el nivel de severidad del problema sea uno de leve a moderado, para iniciar el tratamiento antes de que el curso del desarrollo de la condición tenga un alcance de un nivel de severidad mayor, de modo que permita la intervención temprana antes de que evolucionen a la dependencia a sustancias, violencia, actividad delictiva y conducta antisocial.
(j) Provisiones Para Adultos con Trastornos Mentales Severos:
A los adultos que padezcan de trastornos mentales severos se les proveerá de servicios continuados, congruentes y comprensivos de acuerdo al trastorno, el nivel de severidad y de cuidado por categorías, por medio de colaboraciones entre el sector público y privado, para así desarrollar las siguientes iniciativas entre los proveedores de servicios de salud mental:
1) Fomentar y promover los servicios con enfoque familiar, comunitario y de manejo de casos ("case management");
2) Fomentar y promover el desarrollo de grupos de apoyo para las personas con trastornos mentales, emocionales y sus familias;
3) Promover la participación en la planificación de los servicios de salud mental a los consumidores, sus familiares o representantes;
4) Establecer programas de mantenimiento con medicamentos cuando aplique a su diagnóstico y trastorno de acuerdo a las regulaciones establecidas por los organismos federales y la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción;
Página: 17
5) Desarrollar servicios o estrategias colaborativas para participar en actividades de captación (“outreach”) y/o proveer servicios a aquellas personas identificadas con necesidad de tratamiento bajo estas estrategias;
6) Establecer prioridad en el tratamiento para las personas con dependencia o abuso a sustancias y con especial atención, a las personas con dependencia a sustancias inyectables o endovenosas;
7) Ofrecer estrategias de intervención de "prevención de recaídas" para los trastornos de abuso y dependencia a sustancias, así como de manejo eficiente de los síntomas y signos, y circunstancias precipitantes de otros trastornos mentales.
(k) Intervenciones Colaborativas Multiestratégicas en Comunidades Vulnerables y de Alta Incidencia.
Las comunidades que experimentan el impacto de la violencia, en forma sostenida y consistente, requieren también de intervenciones terapéuticas sostenidas de las agencias de gobierno correspondientes y de las organizaciones de base comunitaria, para trabajar con las diversas manifestaciones de la violencia y los factores precipitantes de los trastornos mentales y emocionales. También se requiere de las aseguradoras y proveedores para colaborar en las intervenciones comunitarias con los servicios necesarios, con el objetivo de atender a las personas en dichas comunidades con trastornos emocionales y mentales, ya sea en la intervención temprana o en todo nivel de severidad.
Artículo 1.05. - Aplicabilidad de la Ley.-
Esta Ley será de aplicación a toda persona que necesite, solicite, reciba o haya recibido servicios de salud mental; a toda institución pública o privada que planifique, administre, coordine dichos servicios; y a la red de proveedores directos o indirectos de servicios de salud mental, incluyendo, pero sin que se entienda como una limitación a:
(a) Hospitales psiquiátricos, unidades psiquiátricas, unidades de medicina de conducta y de desintoxicación a sustancias, hospitales generales que provean estos servicios.
(b) Servicios transicionales y residenciales, urgencias, parciales o diurnos, ambulatorios intensivos, y ambulatorios con mantenimiento de medicamentos, ambulatorios;
(c) Servicios rehabilitativos;
(d) Servicios de acercamiento comunitario ("outreach")
(e) Servicios en diversos ambientes;
(f) Servicios de administración y coordinación de salud mental.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17

similar:

Ley de Salud Mental de Puerto Rico iconÉter Metil Terbutílico como Aditivo a la Gasolina que se vende en...

Ley de Salud Mental de Puerto Rico iconDeterminaciones de Hechos Constitutivos de violaciones al Código...

Ley de Salud Mental de Puerto Rico iconPara crear la “Ley de Política Pública de Diversificación Energética...

Ley de Salud Mental de Puerto Rico iconUniversidad de puerto rico

Ley de Salud Mental de Puerto Rico iconU niversidad de Puerto Rico

Ley de Salud Mental de Puerto Rico iconSenado de puerto rico

Ley de Salud Mental de Puerto Rico iconUniversidad de puerto rico

Ley de Salud Mental de Puerto Rico iconUniversidad de puerto rico

Ley de Salud Mental de Puerto Rico iconUniversidad interamericana de puerto rico

Ley de Salud Mental de Puerto Rico iconUniversidad de puerto rico en cayey


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com