Querida Sofía. Muchas personas tienen distintos hobbies. Unas coleccionan monedas antiguas, a otras les gustan las labores, y otras emplean la mayor parte de




descargar 158.02 Kb.
títuloQuerida Sofía. Muchas personas tienen distintos hobbies. Unas coleccionan monedas antiguas, a otras les gustan las labores, y otras emplean la mayor parte de
página1/4
fecha de publicación24.08.2016
tamaño158.02 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Ley > Documentos
  1   2   3   4
BLOQUE 1.

EL SABER FILOSÓFICO.

TEMA I: LA FILOSOFÍA

1. INTRODUCCIÓN

Querida Sofía. Muchas personas tienen distintos hobbies. Unas coleccionan monedas antiguas, a otras les gustan las labores, y otras emplean la mayor parte de sus tiempo libre en la práctica de algún deporte.

A muchas también les gusta la lectura. Pero lo que leemos es muy variado. Unos leen sólo periódicos o cómics, a algunos les gustan las novelas, y otros prefieren libros sobre distintos temas, tales como la astronomía, la fauna o los inventos tecnológicos.

Aunque a mí me interesen los caballos o las piedras preciosas, no puedo exigir que todos los demás tengan los mismos intereses que yo. Si sigo con gran interés todas las emisiones deportivas en la televisión, tengo que tolerar que otros opinen que el deporte es aburrido.

¿Hay, no obstante, algo que debería interesar a todo el mundo? ¿existe algo que concierna a todos los seres humanos, independientemente de quiénes sean o de en qué parte del mundo vivan? Sí, querida Sofía, hay algunas cuestiones que deberían interesar a todo el mundo. Sobre esas cuestiones trata este curso.

¿Qué es lo más importante en la vida? Si preguntamos a una persona que se encuentra en el límite del hambre, la respuesta será comida. Si dirigimos la misma pregunta a alguien que tiene frío, la respuesta será calor. Y si preguntamos a una persona que se siente sola, la respuesta será estar con otras personas.

Pero con todas esas necesidades cubiertas. ¿hay todavía algo que todo el mundo necesite? Los filósofos opinan que sí. Opinan que el ser humano no vive sólo de pan. Es evidente que todo el mundo necesita comer. Todo el mundo necesita también amor y cuidados. Pero aún hay algo más que todo el mundo necesita. Necesitamos encontrar una respuesta a quién somos y por qué vivimos.

Interesarse por el por qué vivimos no es, por lo tanto, un interés tan fortuito o tan casual como, por ejemplo, coleccionar sellos. Quien se interesa por cuestiones de ese tipo está preocupado por algo que ha interesado a los seres humanos desde que viven en este planeta. El cómo ha nacido el universo, el planeta y la vida aquí, son preguntas más graves y más importantes que quién ganó más medallas de oro en los últimos juegos olímpicos de invierno.

La mejor manera de aproximarse a la filosofía es plantear algunas preguntas filosóficas:

¿Cómo se creó el mundo? ¿Existe alguna voluntad o intención detrás de lo que sucede? ¿Hay otra vida después de la muerte? ¿Cómo podemos solucionar problemas de este tipo? Y, ante todo: ¿cómo debemos vivir?

En todas las épocas, los seres humanos se han hecho preguntas de este tipo. No se conoce ninguna cultura que no se haya preocupado por saber quiénes son los seres humanos y de dónde procede el mundo.

En realidad, no son tantas las preguntas filosóficas que podemos hacernos. Ya hemos formulado algunas de las más importantes. No obstante, la historia nos muestra muchas respuestas diferentes a cada una de las preguntas que nos hemos hecho.

Vemos, pues, que resulta más fácil hacerse preguntas filosóficas que contestarlas.

También hoy en día cada uno tiene que buscar sus propias respuestas a esas mismas preguntas. No se puede consultar una enciclopedia para ver si existe Dios o si hay otra vida después de la muerte. La enciclopedia tampoco nos proporciona una respuesta a cómo debemos vivir. No obstante, a la hora de formar nuestra propia opinión sobre la vida, puede resultar de gran ayuda leer lo que otros han pensado.

Uno de los viejos filósofos griegos que vivió hace más de dos mil años pensaba que la filosofía surgió debido al asombro de los seres humanos. Al ser humano le parece tan extraño existir que las preguntas filosóficas surgen por sí solas, opinaba él."

Jostein Gaarder. El mundo de Sofía. Ed. Siruela.

Aristóteles: la admiración


Que [la filosofía] no se trata de una ciencia productiva, es evidente ya por los primeros que filosofaron. Pues los hombres comienzan y comenzaron siempre a filosofar movidos por la admiración; al principio admirados ante los fenómenos sorprendentes más comunes; luego avanzando poco a poco y planteándose problemas mayores, como las cambios de la luna y los relativos a sol y a las estrellas, y la generación del universo. Pero el que se plantea un problema o se admira, reconoce su ignorancia. (Por eso también el que ama los mitos es en cierto modo filósofo; pues el mito se compone de elementos maravillosos). De suerte que, si filosofaron para huir de la ignorancia, es claro que buscaban el saber en vista del conocimiento, y no por alguna utilidad. Y así lo atestigua lo ocurrido. Pues esta disciplina comenzó a buscarse cuando ya existían casi todas las cosas necesarias y las relativas al descanso y al ornato de la vida. Es, pues, evidente que no la buscamos por ninguna otra utilidad, sino que, así como llamamos hombre libre al que es para sí mismo y no para otro, así consideramos a ésta como la única ciencia libre, pues ésta sola es para sí misma. [...]

Así, pues, todas las ciencias son más necesarias que ésta; pero mejor, ninguna.

_______________________________________

Metafísica, 982b- 983a. (Gredos, Madrid 1970, p.14-17).


SENTIDO Y NECESIDAD DE LA FILOSOFÍA

Veamos en el siguiente texto del científico Severo Ochoa otras claves que nos ofrece para entender la necesidad de la Filosofía.


Yo entonces, empecé a preguntarle cosas más abstractas: ¿qué es la vida?, ¿cuál es el origen?, ¿qué es la muerte?, ¿qué hay después?, ¿sabe usted dónde está el amor de su esposa? Severo Ochoa escuchaba. Pensaba un rato. Después, por sus carnosos labios dejaba caer un “no lo sé”.Y así, entre “no lo sé” y “no lo sé”, pasamos un largo rato. Al fin, se puso en pie, altísimo como era. Dio una vuelta por la sala. Volvió. Me miró desde arriba, en contrapicado. Y soltó su tremenda confesión: “No tengo ni una sola respuesta para nada de lo que de verdad me interesa. Puedes escribir bien grande que soy un extraño sabio...un sabio que no sabe nada”.

Entrevista a Severo Ochoa. El mundo, 4 de Noviembre de 1993
Noviembre


  1   2   3   4

similar:

Querida Sofía. Muchas personas tienen distintos hobbies. Unas coleccionan monedas antiguas, a otras les gustan las labores, y otras emplean la mayor parte de iconSolución Falso. La mayor parte de las transformaciones son químicas,...

Querida Sofía. Muchas personas tienen distintos hobbies. Unas coleccionan monedas antiguas, a otras les gustan las labores, y otras emplean la mayor parte de iconMuchas veces nos interesa observar el movimiento de un cuerpo globalmente,...

Querida Sofía. Muchas personas tienen distintos hobbies. Unas coleccionan monedas antiguas, a otras les gustan las labores, y otras emplean la mayor parte de iconEl agotamiento de los territorios mundiales para ser colonizados,...

Querida Sofía. Muchas personas tienen distintos hobbies. Unas coleccionan monedas antiguas, a otras les gustan las labores, y otras emplean la mayor parte de iconCompetencia: Transforma magnitudes de unas unidades en otras

Querida Sofía. Muchas personas tienen distintos hobbies. Unas coleccionan monedas antiguas, a otras les gustan las labores, y otras emplean la mayor parte de iconBajo condiciones adecuadas la mayor parte de las sustancias pueden...

Querida Sofía. Muchas personas tienen distintos hobbies. Unas coleccionan monedas antiguas, a otras les gustan las labores, y otras emplean la mayor parte de iconUnas sustancias se transforman en otras nuevas, de distinta naturaleza

Querida Sofía. Muchas personas tienen distintos hobbies. Unas coleccionan monedas antiguas, a otras les gustan las labores, y otras emplean la mayor parte de iconEl 80% de las personas ha tenido alguna vez la sensación de estar...

Querida Sofía. Muchas personas tienen distintos hobbies. Unas coleccionan monedas antiguas, a otras les gustan las labores, y otras emplean la mayor parte de iconEsta enseñanza es parte de una serie de once lecciones y será incompleta...

Querida Sofía. Muchas personas tienen distintos hobbies. Unas coleccionan monedas antiguas, a otras les gustan las labores, y otras emplean la mayor parte de iconComo ocurre con muchas otras cuestiones hoy en día, la discusión

Querida Sofía. Muchas personas tienen distintos hobbies. Unas coleccionan monedas antiguas, a otras les gustan las labores, y otras emplean la mayor parte de icon¿Por qué algunas personas son más sensibles que otras al olor a sudor?


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com