Síntesis de la ciencia, la religión y la filosofía




descargar 1.34 Mb.
títuloSíntesis de la ciencia, la religión y la filosofía
página65/65
fecha de publicación27.11.2015
tamaño1.34 Mb.
tipoTesis
med.se-todo.com > Ley > Tesis
1   ...   57   58   59   60   61   62   63   64   65

SECCIÓN XXXVI

ASTROLOGÍA Y CULTO SIDÉREO DE LOS PAGANOS





  1. Cuando el hierofante recibía la última graduación, surgía del sagrado recinto llamado Manneras y colocaba sobre su pecho la tau o cruz egipcia de oro, con la que al morir se le enterraba.

  2. Los tres nombres secretos son: “Sana, Sanat Sujata y Kapila”. Los cuatro dioses exotéricos son: Sanat, Sananda, Sanaka y Sanâtana Kumâra.

  3. Los tres nombres secretos son: “Sana, Sanat Sujata y Kapila” mientras los cuatro dioses exotéricos son llamados Sanat Kumâra, Sananda, Sanaka y Sanâtana.

  4. Otro kumâra, el “dios de la guerra”, lleva en el sistema indo los sobrenombres de “eterno célibe” y “guerrero virgen”. Es el San Miguel de los arios.

  5. Dice así el texto original: “Coelestia corpora moveri a spirituali creatura, a nemine Sanctorum vel philosophorum, negatum, legisse memini (Opúsc. X, art. III)... Mihi autem videtur, quod Demostrative probari posset, quod ab aliquo intellectu corpora coelestia moveantur, vel a Deo immediate, vel a mediantibus angelis. Sed quod mediantibus angelis a moveat, congruit rerum ordine, quem Dionysius infallibilem asserit, ut inferiora a Deo per Media secundum cursum communem administrentur (Opúsc. II, art. I)”. Si es así, si Dios nunca se entremete en las de una vez para siempre establecidas leyes de la Naturaleza, cuya acción encomienda a sus administradores, ¿por qué se ha de considerar como idólatra que llamen dioses a estos, los “paganos”?

  6. En una de las obras de Des Mousseaux (Oeuvres des Demons, si mal no recuerdo) atestigua el autor haber oído de labios del abate Huc el siguiente relato: “En la morada de una comunidad de lamas del Tíbet halló el misionero una tela sin mecanismo accesorio, según puede el visitante examinar a su placer. Representa la tela un panorama de la Luna; pero no estáel astro muerto e inmóvil, sino todo lo contrario, pues dijérase que nuestra misma Luna o, por lo menos, su viviente reproducción, ilumina el cuadro. El facsímile repite todas las fases y aspectos de la Luna. Allí se ve el satélite en cuarto creciente y en plenilunio, pasar tras las nubes, salir y ponerse como si fuese realmente el satélite de la Tierra. Es, en una palabra, la más perfecta y esplendente reproducción de la pálida reina de la noche, que en la antigüedad recibió las adoraciones del pueblo”. Nosotros, por nuestra parte, saebmos de buena fuente y por testimonios oculares, que semejantes cuadros no son lienzos pintados, sino verdaderas “máquinas” como las que hay en algunos templos del Tíbet, análogas a las “ruedas sidéreas” que representan los planetas y sirven para los mismos objetos astrológicos y mágicos. La afirmación de Huc consta en Isis sin Velo, como cita de la obra de Des Mousseaux.

  7. Cedreno, pág. 338. Ya accionadas por mecanismos de relojería, ya por fuerzas mágicas, las esferas armilares con los planetas en movimiento, solían verse en los santuarios. Hoy día existe una en el Japón, en el subterráneo secreto del templo particular del Mikado, y dos más en otros lugares.

  8. Champollion. – Égypte Moderne, pág. 42.



SECCIÓN XXXVII

LAS ALMAS DE LAS ESTRELLAS – HELIOLATRÍA UNIVERSAL





  1. Musée des Sciences, pág. 230.

  2. Traducción del vizconde de Rougemont. – Véase Los Annales de Philosophie Chrétienne. – Año séptimo, 1861.

  3. Isaías, LXIII, 9.

  4. En el Apocalipsis o Revelación de San Juan se lee: “Hubo guerra en el cielo, y Miguel y sus ángeles pelearon contra el dragón y quedó expulsado el Dragón”. XXII, 7-9.

  5. También es el espíritu animador del Sol, Júpiter y aún de Venus.

  6. Dogme et Rituel, II, 116.

  7. Si se enumeraran resultarían ser las “legiones” y coros de devas de los indos, y los Dhyân Chohans del buddhismo esotérico.

  8. Lo que no obsta para que la iglesia romana haya aceptado nombres que algunos ignorantes, aunque sinceros Padres, tomaron de los cabalistas, judíos y paganos.

  9. Seres celestiales.

  10. De Incomprehensibili Natura Dei, libro IV.

  11. Tildar de “usurpadores” a seres que le precedieron, y cuyos nombres se apropió, el cristianismo, es demasiado anacronismo paradójico.

  12. La iglesia romana, por supuesto.

  13. República. – Libro VI.

  14. Épocas divinas, análogas a los “días y años de Brahmâ”.

  15. Des Esprits, II, 325-326. – Lo mismo decimos nosotros. Y esto indica cómo la Iglesia tomó sus dogmas y nombres sagrados de los magos y cabalistas. San Pablo no condenó jamás la verdadera gnosis, sino la falsa, que ahora acepta la iglesia.



SECCIÓN XXXVIII

ASTROLOGÍA Y ASTROLATRÍA





  1. Sesostris o Ramsés II, cuya momia fue descubierta en 1886 por Maspero, fue el monarca más famoso del antiguo Egipto, y abuelo de Ramsés III, último vástago de una de las dinastías.

  2. Obra citada, pág. 422.

  3. Summa, Quest XV. Art. V., sobre los astrólogos, vol. III, págs. 2, 29.

  4. “Los principados y potestades [nacidos] en los cielos” (Efesios, III, 10). El versículo “Porque aunque hay quienes son llamados dioses en el cielo o en la tierra, pues hay varios dioses y varios señores” (I. Corintios, VIII, 5), muestra palmariamente que San Pablo reconocía la existencia de muchos dioses a quienes llama “demonios” (es decir, “espíritus”, pero no diablos). Los principados, tronos, dominaciones, potestades, etc., son los nombres judíos y cristianos de los dioses de la antigüedad. Los arcángeles y ángeles de aquéllos, son los Dhyân Chohans y devas de las religiones antiguas.

  5. Réplica de Reuvens a Letronne, acerca de los erróneos conceptos de éste con relación al Zodíaco de Dendera.

  6. San Agustín (De Gen., I, iii) y Delrio (Disquisit., IV, iii). De Mirville cita a ambos autores para demostrar que “si la mayor parte de los astrólogos hablaron verdad y a lo mejor la profetizaron, tanta mayor razón para desconfiar, puesto que esto mismo pone de manifiesto su pacto con el diablo”.

La famosa afirmación de Juvenal (Sátiras, VI), respecto de que “ni un solo astrólogo dejó de pagar muy cara la ayuda recibida de su genio”, no prueba que este genio fuese diabólico, como la muerte de Sócrates tampoco prueba que su demonio procediese del mundo inferior, si es que lo hay. Tales argumentos sólo demuestran la maldad y estupidez humanas, y favorecen los prejuicios y fanatismos de toda especie: “Muchos grandes escritores de la antigüedad, entre ellos Cicerón y Tácito creyeron en la astrología y sus predicciones”, y por otra parte, “la pena de muerte con que en casi todos los países se castigaba a los astrólogos cuyas predicciones no se cumplían, ni menguaba su número ni turbaba su tranquilidad mental.

  1. Preparatio Evangélica, I, xiv.

  2. Ast., IV, 60.

  3. Hist., I, ii.

  4. Todos estos pormenores pueden verse con mayor amplitud en la obra Egypte de Champollion Figeac.

  5. Musée des Sciences, pág. 230.



SECCIÓN XXXIX

CICLOS Y AVATÂRAS





  1. En los 1.326 lugares del Nuevo Testamento en que aparece la palabra “Dios”, no hay ninguno en que signifique que Dios comprenda otros seres además de Él. Por el contrario, en 17 lugares se le llama a Dios el único Dios. En 320 lugares se le llama Padre. En 105 lugares, las plegarias y las acciones de gracias se dirigen al Padre. En 350 lugares se declara al Hijo Inferior al Padre. A Jesús se le llama 85 veces “Hijo del Hombre” y 70 veces “hombre”. No hay ni un solo lugar de la Biblia en que se diga que Dios comprende tres diferentes Seres o Personas, siendo, no obstante, un solo Ser o Persona. – Dr. Carlos von Berger, Lectures in Sweden.

  2. Se refiere Virgilio a los oráculos y predicciones de la famosa sibila de Cumas a que alude el Diex iroe de la iglesia cristiana en el versículo: Texte David cum Sibila, es decir, según los textos de David y de la Sibila. – N. del T.

  3. Kâli Yuga. Edad de hierro o Edad negra.

  4. Virgilio – Égloga, IV.

  5. La Edad de hierro de Virgilio.

  6. Alfa y Omega.

  7. Dícese que al fin de nuestra Raza, las gentes por el sufrimiento y el disgusto, se harán más espirituales, y todos poseerán clarividencia. Iremos acercándonos al estado espiritual de las tercera y segunda razas.

  8. Los shisthas o supervivientes del futuro cataclismo geológico.

  9. Satya Yuga o Edad de oro, o Edad de pureza.

  10. Las constelaciones.

  11. Vishnu Purâna, IV, xxiv, 228. – Traducción de Wilson.

  12. La gran Edad.



SECCIÓN XL

CICLOS SECRETOS





  1. Kâla Sankelita, pág. 212.

  2. En todo caso, el secretosignificado del templo, era el mismo.

  3. Uno de los Vedangas que trata de astronomía.

  4. Asiatic Researches, VIII, pág. 470 y siguientes

  5. Caldeos, fenicios, egipcios y judíos, que directa o indirectamente tomaron su ciencia de los brahmanes.

  6. El Naros, transformado sucesivamente en 60.000, 60 y 6, con otros ceros que se añaden a los ciclos secretos.

  7. Nuestros guarismos. – Capítulo de la obra titulada: Chips from a German Workshop.

  8. The Theosophist, Agosto de 1881, “Antiquity of the Vedas”, pág. 239.

  9. Agosto de 1881 a Febrero de 1882.

  10. The Theosophist, 127.

  11. The Theosophist, Octrubre 1881, pág. 22.

  12. Pág. XX, nota al pie, tomo IV.

  13. El Kali Yuga. La palabra kali se deriva de kal, que significa “calcular”.

  14. El estudio imparcial de las obras védicas y postvédicas muestra que los antiguos arios conocían muy bien la precesión de los equinoccios cuya posición retrocedía de una a dos, y algunas veces hasta tres constelaciones, siempre que la precesión llegaba a dos o propiamente hablando a 2 11/61 constelaciones o 29º, que equivalen al movimiento del Sol en un mes lunar, determinando así el retroceso de las estaciones en una lunación completa... Parece seguro que en la fecha del Surya Siddhânta, Brahmâ Siddânta y otros antiquísimos tratads de astronomía, el equinoccio de primavera no había alcanzado aún el punto inicial de Ashvinî, sino que caía a unos cuantos grados a Oriente de esta constelación... Los astrónomos europeos cambian cada año de unos 50’’ 25 hacia Occidente el principio de Aries y de los otros signos del Zodíaco, y así les privan de toda significación. Pero estos signos tienen tanta fijeza como las mismas constelaciones, y de aquí que los contemporáneos astrónomos occidentales parezcan en este particula menos precavidos y científicos en sus observaciones que sus viejos hermanos arios. – The Theosophist, Octubre 1881, pág. 23.

  15. Bentley. – Historical View of the Hindu Astronomy, pág. 4

  16. Autores de ensayos de Astronomía. – N. del T.

  17. [Estas notas han sido libremente vertidas de las páginas 109-176 de Mythological Astronomy (1826) por S. A. Mackay (también Mackey). – N. del E. De la edición inglesa].


FIN
* * *
Este libro fue digitalizado para distribución libre y gratuita a través de la red

Revisión y Edición Electrónica de Hernán.

Rosario - Argentina

3 de Mayo 2003 – 20:52


1   ...   57   58   59   60   61   62   63   64   65

similar:

Síntesis de la ciencia, la religión y la filosofía iconSíntesis de la ciencia, la religión y la filosofía

Síntesis de la ciencia, la religión y la filosofía iconSíntesis de la ciencia, la religión y la filosofía

Síntesis de la ciencia, la religión y la filosofía iconSíntesis de la ciencia, la religión y la filosofía

Síntesis de la ciencia, la religión y la filosofía iconSíntesis de la ciencia, la religión y la filosofía

Síntesis de la ciencia, la religión y la filosofía iconSíntesis de la ciencia, la religión y la filosofía

Síntesis de la ciencia, la religión y la filosofía iconSíntesis de la ciencia, la religión y la filosofía

Síntesis de la ciencia, la religión y la filosofía iconSíntesis de la ciencia, la religión y la filosofía

Síntesis de la ciencia, la religión y la filosofía iconSíntesis de la ciencia, la religión y la filosofía

Síntesis de la ciencia, la religión y la filosofía iconSíntesis de la ciencia, la religión y la filosofía

Síntesis de la ciencia, la religión y la filosofía iconSíntesis de la ciencia, la religión y la filosofía


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com