Índice del documento federico garcía lorca (1808-1036) 1 breve recorrido por la vida del poeta (1898-1936)




descargar 154.64 Kb.
títuloÍndice del documento federico garcía lorca (1808-1036) 1 breve recorrido por la vida del poeta (1898-1936)
página3/7
fecha de publicación28.12.2015
tamaño154.64 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Literatura > Documentos
1   2   3   4   5   6   7

SOCIEDAD Y VANGUARDIA



Es de dominio común que los movimientos artísticos son reflejo de las sociedades que los posibilitan y crean. ¿Cómo era el mundo que le tocó vivir a Lorca? ¿Qué acontecimientos resultan relevantes para entender las manifestaciones artísticas del momento? ¿Qué influencias recibió la obra del poeta y dramaturgo español?
Los jóvenes europeos de los años veinte han conocido el impacto de la Primera Guerra Mundial. Guerra totalizadora, de dimensiones nunca antes conocidas, en donde la tecnología juega un papel imprescindible. No solo las sociedades capitalistas (a las que Lorca critica, por su naturaleza deshumanizadora, en Poeta en Nueva York) van a ser fruto de ese proceso de industrialización, sino que la brutal guerra (y su consecuencia fatal, la 2ª Guerra Mundial) también debe mucho al mismo. Ante tan desolador panorama, el artista parece querer refugiarse en la belleza de su propia obra. Las más paradigmáticas creaciones de este periodo decisivo deben desligarse de las constantes realistas, no participar del compromiso social. Van a surgir las vanguardias, cuyos precedentes hemos de cifrar en dos apasionantes movimientos: el parnasianismo (que juega con el conocido precepto de “el arte por el arte” acuñado por Teófilo Gautier) y el simbolismo.
Las literaturas de vanguardia intentaron eliminar los modelos artísticos vigentes, comúnmente aceptados; quizás en este propósito subyazca un inconformismo para con la sociedad establecida, sociedad del gusto de la nueva clase emergente: la burguesía, a la que tanto se pretende ofender con las novedosas expresiones artísticas. Futurismo, expresionismo, cubismo, dadaísmo y surrealismo son los movimientos vanguardistas más conocidos. En ocasiones, a la hora de tratar de las manifestaciones artísticas de este periodo hemos de tener en cuenta el proceso de contaminación que padecen, dado que, más que de líneas divisorias, hemos de hablar de vasos comunicantes entre los diversos movimientos, pues todos son fruto de un deseo de cambio, de un afán inconformista y de un empecinado deseo de renovación. No obstante, resulta adecuado caracterizar cada uno de estos movimientos.

Futurismo



El primer manifiesto vanguardista publicado es el futurista, escrito por Tommaso Marinetti (1874-1944) en 1909. El futurismo, en perfecta consonancia con lo hasta aquí dicho, defiende el futuro negando drásticamente todo lo pasado. Radica en ello un evidente deseo de cambio, al renegar de todo ansiando una sociedad que comience, con unos pilares culturales distintos. Así, los temas que el futurismo va a tratar nada tienen que ver con las grandes cuestiones que siempre han intrigado al hombre: la velocidad, por ejemplo, va a ser uno de los nuevos conceptos a tratar. El futurismo defiende la vida moderna. Así, el ferrocarril, los aviones, el paisaje urbano e industrial serán elementos propios de su novedosa iconografía.
Dada la proximidad de los grandes conflictos bélicos que Europa va a conocer en el siglo XX, así como la cercanía de aparatos filosóficos que pretenden dinamitar los pilares fundamentales de la sociedad (recuérdese la obra de Friedrich Nietzche y su contundente ataque al cristianismo) o incluso la proximidad de movimientos ideológicos rompedores, también con un afán de crear sociedades distintas de las establecidas (como es el caso del nazismo), no resulta extraño que el futurismo defienda el patriotismo y exalte la juventud, el militarismo y la guerra. Atraído por la violencia, ridiculiza la tentación de lo sentimental. Se aparta, radicalmente, de posturas artísticas convencionales, fruto de un espíritu conformista o moderadamente crítico.
Estilísticamente es coherente con su radical espíritu innovador. El futurismo incorpora novedades tipográficas (desaparecen los signos de puntuación, por lo que las imágenes literarias se suceden vertiginosa y caóticamente, sin nexos lógicos). También propondrá eliminar formas verbales conjugadas, prefiriendo el uso del infinitivo, y defenderá la vulneración de las normas sintácticas. En el discurso, para otorgar rapidez y eliminar aspectos valorativos, no aparecerán ni adjetivos ni adverbios.

Expresionismo



El expresionismo surge ligado a la pintura, desde 1911 hasta 1925. Los pintores expresionistas distorsionaban la forma (recuérdese El grito de Edward Münch) tratando de representar el intenso mundo interior. Por ello, el expresionismo intensifica rasgos propios del naturalismo y del impresionismo (es decir, que tiene en cuenta las manifestaciones artísticas previas) en su afán por lograr una emotiva expresión.
Los autores expresionistas (Alfred Döblin o Franz Kafka) rechazaron el arte como representación de realidades obvias. Así, sus creaciones tratan de transmitir su personal visión del mundo, están fuertemente condicionadas por sus deseos e inquietudes, es decir, por su mundo interior, atormentado, dado que aborrecían tanto el materialismo de las sociedades industriales como el nacional-socialismo. Ello hace que grandes creaciones expresionistas como El proceso o La metamorfosis tengan un marcado cariz existencial.

Cubismo



El cubismo quizás obedezca a una de las novedades fundamentales de las sociedades modernas: la libertad de perspectiva, la variedad de opiniones y puntos de vista, característica esencial de la pluralidad. Ligado al mundo de la pintura, la imagen va a poder ser contemplada desde posiciones diferentes a un mismo tiempo (¿un eco de ese aumento de información que van a conocer las sociedades modernas, un reflejo del concepto de rapidez y velocidad, tan distinto del de las sociedades antiguas y que implica una posibilidad de conocimiento distinto del mundo?). Picasso va a ser uno de los grandes autores cubistas. Literariamente, los poemas van a obviar el tradicional uso de la versificación, convirtiéndose en caligramas (de ahí que Guillaume Apollinaire sea uno de los máximos exponentes del cubismo trasladado al terreno de las letras, si bien el caligrama está estrechamente relacionado con la representación pictórica, en tanto en cuanto las palabras conforman o hacen referencia al objeto o concepto con el que se relacionan).

Dadaísmo



Surge de un profundo desprecio hacia la sociedad en la que vive el artista, con la que no está de acuerdo. Tiene por lo tanto un evidente matiz de irreverencia y lúdico sentido de la trasgresión. Tristan Tzara es el nombre que de manera inmediata se liga al dadaísmo, si bien su carácter absurdo, los parámetros de ruptura de la lógica a través de los cuales se articula, permiten ligarlo a uno de los más interesantes y prestigiosos movimientos de vanguardia: el surrealismo.
Humor y burla son herramientas fundamentales del arte dadaísta. Pero, ¿qué significa la palabra “dadá”, de la cual proviene el término? Según algunos investigadores, “dadá” evoca el balbuceo de un bebé, si bien otros han indicado que con este extraño vocablo los camareros de Cabaret Voltaire ridiculizaban las extrañas e incomprensibles conversaciones de los componentes del grupo.
Los dadaístas, con sus recurrencias al absurdo, desafían la lógica y los valores asimilados y defendidos por la sociedad. Al fin y al cabo, en su postura subyace una crítica hacia lo establecido, pues toda convención, al fin y al cabo, depende de los intereses y conveniencia de quienes rigen las diversas sociedades humanas. Por ello, buscan provocar al público, escandalizar amparados en la desinhibición y libertad total del artista (no es casual que el marqués de Sade sea uno de los escritores a reivindicar por algunos de los componentes de los movimientos de vanguardia).
Literariamente, los dadaístas niegan el sentido coherente de las palabras, y abogan por la ausencia de una sintaxis regida por las normas de la gramática. Defienden el arte como pulsión irracional, al igual que, al fin y al cabo, harán los surrealistas. No en vano, el dadaísmo dio origen al surrealismo. Los grandes nombres del grupo surrealista (André Breton, Louis Aragon o Paul Éluard) comenzaron militando en las filas del combativo arte dadaísta.

Surrealismo



Como hemos anticipado, el surrealismo nace por evolución del dadaísmo y es uno de los movimientos vanguardistas más populares y, posiblemente, más estudiados. El Manifiesto Surrealista, donde se da a entender que el surrealismo obedece a un automatismo psíquico puro, data de 1924 y se debe a André Bretón, Louis Aragón, Paul Éluard y Benjamín Péret entre otros.
Al igual que el dadaísmo, el surrealismo vulnera lo racional y ensalza el poder de una de las mayores potencias de la mente humana: la imaginación. Así las cosas, el discurso literario será irracional, compuesto por asociaciones extravagantes e imágenes insólitas, dictadas por el misterioso mundo interior del artista. Así, para evitar cualquier tipo de racionalización, de contaminación que deje vislumbrar una cierta coherencia, intentando encontrar una originalidad pura, los surrealistas plantean la escritura automática como mecanismo óptimo de creación. En este sentido, es un arte hermético, enigmático, rompedor e intuitivo (la intuición antes que la razón es la manera de disfrutar e interpretar un texto surrealista) cuyo momento álgido debe ser situado a comienzos de la Segunda Guerra Mundial. ¿El artista, horrorizado ante la realidad que le ha tocado vivir, da la espalda completamente a la sociedad, huyendo hacia su fantástico mundo interior? ¿El poeta, incapaz de entender su entorno expone una realidad alternativa que se antoja tan absurda como la realidad aceptada por la mayoría social?
El surrealismo es además un movimiento fuertemente influido por las teorías psicoanalíticas, de ahí ese gusto por lo onírico (téngase en cuenta la importancia que Freud daba al mundo de los sueños y los ensayos, hoy tan divulgados, que al respecto escribió, conformando una de las más originales, influyentes y decisivas visiones que del hombre se han hecho en los últimos años).
En España, el surrealismo fue cultivado por autores como José María Hinojosa (La flor de Californía, 1928), Ernesto Giménez Caballero (Yo, inspector de alcantarillas, 1928) y Agustín Espinosa (Crimen, 1934).
Evidentemente, los movimientos de vanguardia, que tanta prédica tuvieron en Europa, van a ser asumidos por los creadores españoles. Ramón Gómez de la Serna es uno de los nombres imprescindibles si se quiere entender dicho proceso de asimilación. Responsable de la revista Prometeo (1908-1912), en ella se publicará, tan solo un mes después de su promulgación en París, el Manifiesto futurista de Marinetti. Además, Gómez de la Serna, quien marchará al exilio al estallar la Guerra Civil, organizaba una de las más prestigiosas tertulias artísticas de Madrid, la del Café Pombo. Gómez de la Serna, genial creador de las greguerías, influyó en la trayectoria artística de Luis Buñuel y también fue frecuentado por Federico García Lorca, si bien éste admiraba con mayor devoción a Juan Ramón Jiménez y a Antonio Machado. La labor, obra e influencia de Gómez de la Serna reciben incluso el nombre de Ramonismo, pues, sin duda, Gómez de la Serna ayudó a abrir novedosas vías de expresión.
De interés resulta también la figura de José Ortega y Gasset (fundador de la Revista de Occidente) para entender la introducción de las vanguardias en España. Documento a tener en cuenta es La deshumanización del arte, ensayo escrito por el popular filósofo, intelectual y pensador acerca del interesante proceso renovador que estamos tratando en estas páginas.
Pero, además, las letras hispánicas se caracterizan por tener dos movimientos propios, autóctonos: el ultraísmo y el creacionismo.

Ultraísmo



El ultraísmo es la respuesta que los artistas españoles dan a los movimientos de vanguardia. Nació en la tertulia que lideraba Rafael Cansinos-Assens en el Café Colonial, en 1918, momento magistralmente descrito por Juan Manuel de Prada en su espléndida novela, Las máscaras del héroe. El ultraísmo busca más allá en la renovación literaria, adoptando todas las tendencias de las vanguardias europeas, así, bebió del futurismo, cubismo, surrealismo…
Ultra fue el título de la revista ligada al movimiento, donde diversos autores españoles publicaban sus variadas creaciones vanguardistas. Por ello, resulta difícil especificar qué características tiene como propias dicho movimiento, sería más conveniente hablar de una mixtura de tendencias, puesto que el ultraísmo ensalza a la juventud y a la máquina, adopta el caligrama, y aborrece de lo sentimental siendo herméticas sus metáforas (puesto que no hay una relación obvia entre referente y significado, dado que se busca una belleza novedosa, que se aleje de los parámetros convencionales). No obstante, entre los autores considerados ultraístas suele citarse a Guillermo de Torre (Hélices es su más conocida obra) y a Juan Larrea (uno de los poetas favoritos de Buñuel). El ultraísmo, al fin y al cabo, es una manera de denominar a los autores españoles que gustan de los movimientos de vanguardia. Al respecto, resultan reveladoras las siguientes palabras, de Luis Buñuel:
“Al igual que los demás, también yo escribía poesías. La primera que me publicaron, en la revista Ultra (o quizá fuera en Horizonte), se titulaba “Orquestación”, y presentaba una treintena de instrumentos musicales, con unas frases, unos versos, dedicados a cada uno de ellos. Gómez de la Serna me felicitó efusivamente. Claro está que debió de reconocer fácilmente en ella su influencia.

El movimiento al que yo, más o menos, me asimilaba, se llamaba los Ultraístas y pretendía ser la vanguardia más adelantada de la expresión artística. Conocíamos a Dada y a Cocteau y admirábamos a Marinetti. El surrealismo aún no existía.” (Mi último suspiro, p. 86).

Creacionismo



Es un movimiento más vinculado a Hispanoamérica que a España, puesto que quien expone, en Argentina, sus características fundamentales es el chileno Vicente Huidobro.
Para Vicente Huidobro, la poesía tiene que renegar de su poso de realismo, tiene que dejar de imitar la realidad. La poesía tiene que ser bella en sí misma, sin aludir a una realidad extratextual. El arte debe equipararse a la naturaleza y crear con sus instrumentos una belleza propia y exclusiva. Así como la rosa es uno de los elementos bellos creados por lo natural, debe el poema ser la rosa del arte.
Gerardo Diego con su poema Creacionismo y Juan Larrea con Oscuro dominio (1935) y Visión celeste (1969) son algunos de los poetas que cultivaron este movimiento que, por otra parte, guarda claras concomitancias con el vanguardismo en general, el deseo de renovación artística que surge en este periodo clave del siglo XX.

1   2   3   4   5   6   7

similar:

Índice del documento federico garcía lorca (1808-1036) 1 breve recorrido por la vida del poeta (1898-1936) iconPresentación de la asignatura de física y Química en 1º eso-homenaje a f: garcía lorca

Índice del documento federico garcía lorca (1808-1036) 1 breve recorrido por la vida del poeta (1898-1936) iconA continuación el texto in extenso del documento sometido por la...

Índice del documento federico garcía lorca (1808-1036) 1 breve recorrido por la vida del poeta (1898-1936) iconInterrupción del embarazo antes de que el feto pueda desarrollar...

Índice del documento federico garcía lorca (1808-1036) 1 breve recorrido por la vida del poeta (1898-1936) iconGarcia Corona Aurora Acuahutla Garcia karina
«la mayoría de los aumentos observados en las temperaturas medias del globo desde la mitad del siglo XX son muy probablemente debidos...

Índice del documento federico garcía lorca (1808-1036) 1 breve recorrido por la vida del poeta (1898-1936) iconSegunda Respiración, Hoja del Avatar, Semana Dos Meditaciones 5-8:...

Índice del documento federico garcía lorca (1808-1036) 1 breve recorrido por la vida del poeta (1898-1936) iconDocumento aprobado por el consejo del ingala presentacióN

Índice del documento federico garcía lorca (1808-1036) 1 breve recorrido por la vida del poeta (1898-1936) iconEn diciembre del 1936 en Argentina, pero mis padres

Índice del documento federico garcía lorca (1808-1036) 1 breve recorrido por la vida del poeta (1898-1936) iconDocumento preparado por la Dra. Ludovica Malaguti del Istituto Superiore di Sanità

Índice del documento federico garcía lorca (1808-1036) 1 breve recorrido por la vida del poeta (1898-1936) iconNombre del Documento: Formato para planeaciòn del curso, avance programático...

Índice del documento federico garcía lorca (1808-1036) 1 breve recorrido por la vida del poeta (1898-1936) iconEn este estudio tratara únicamente el tema sobre patentes, centrado...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com