Tema 6: los espacios industriales




descargar 106.27 Kb.
títuloTema 6: los espacios industriales
página2/4
fecha de publicación18.01.2016
tamaño106.27 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Literatura > Documentos
1   2   3   4

La crisis de la minería se afronta con dos tipos de actuaciones:

- Por una parte, se ha llevado a cabo una reconversión que ha supuesto el cierre de numerosas minas y un aumento del paro, acompañada de ayudas para el desarrollo de actividades diferentes a la minería o para la recuperación y explotación turística del patrimonio histórico minero. Este es el caso de las iniciativas llevadas a cabo en Las Médulas (León), Riotinto (Huelva), Utrillas (Teruel), Cabárceno (Cantabria) y la Cuenca Minera Asturiana.

- Por otra parte, se trata de incrementar la competitividad de las minas en explotación mejorando la calidad y el valor de los productos mediante el desarrollo de la investigación y de la tecnología. 

La dependencia externa en el abastecimiento de minerales ocasiona un comercio exterior deficitario, pues las importaciones no se compensan con las exportaciones. Frente a esta situación, se fomenta el reciclaje de metales. 

Los problemas medioambientales ocasionados por la actividad minera son la sobreexplotación de los recursos minerales; la contaminación atmosférica, acústica, de las aguas y del suelo por los residuos que produce y las alteraciones paisajísticas que genera. Para solucionar estos problemas, se incrementa la eficiencia en el uso de los recursos naturales; se fomenta el empleo de tecnologías menos contaminantes y se llevan a cabo operaciones de descontaminación y rehabilitación de las áreas mineras abandonadas.

1.3.2. La política energética
La política energética actual  la realiza el Estado con la participación de las CCAA y está marcada por las directrices de la Unión Europea. Sus objetivos son conseguir una energía segura, competitiva y sostenible:
a) La seguridad en el abastecimiento, tratar de aminorar la dependencia externa. Se diversifican las fuentes de energía empleadas mediante el desarrollo de energías autóctonas y renovables y se extienden las redes transeuropeas de gas y electricidad, aumentando las interconexiones entre los estados miembros y entre estos y sus proveedores. 

b) La contribución de la energía a la competitividad económica trata de lograrse reduciendo el gasto energético mediante el abaratamiento de los precios y el aumento de la eficiencia energética en los diversos sectores, como el transporte, la agricultura, los hogares, los servicios públicos y la industria. El abaratamiento de los precios se ha promovido liberalizado el mercado energético de la UE, con el fin de incrementar la competencia entre los proveedores. El aumento de la eficiencia energética se ha propuesto conseguir un ahorro del 20% de la energía consumida en la UE en 2020. Para ello, se implantan nuevas tecnologías en las empresas; se impulsa la cogeneración y las centrales de ciclo combinado; y se concretan medidas de ahorro energético en los diversos sectores, como el transporte, la agricultura, los hogares, los servicios públicos y la industria, recogidas en la  Estrategia Española de Ahorro y Eficiencia Energética 2004-2012. (fomento de transporte público, mejoras en el aislamiento de hogares, bombillas de bajo consumo…)

c)  La reducción del impacto medioambiental trata de solucionar los numerosos efectos negativos de la producción de energía. Agota los recursos energéticos. Contamina el aire, pues las centrales térmicas y los combustibles usados en el transporte emiten dióxido de azufre causante de la lluvia ácida; óxido de nitrógeno, precursor de la contaminación por ozono troposférico, y CO2, responsable del efecto invernadero. Recalienta y aumenta la concentración de sales de las aguas usadas para la refrigeración de las centrales térmicas o altera el caudal de los ríos utilizados para la producción hidroeléctrica. Produce residuos sólidos o radiactivos que es necesario almacenar, reduce la biodiversidad de los ecosistemas afectados y sus instalaciones causan un fuerte impacto visual en el paisaje. Además, comporta riesgos, como incendios o explosiones en las térmicas, accidentes en las nucleares o rotura de presas hidroeléctricas. 

Las medidas principales para reducir estos impactos son la disminución del consumo energético mediante la concienciación de los consumidores y una mayor eficiencia de las instalaciones; el cierre de las más contaminantes (23 térmicas que irán reduciendo su producción entre 2008 y 2015); la limitación de emisiones mediante el establecimiento de cupos para las grandes instalaciones de combustión; el estudio de nuevas fórmulas para mitigar las emisiones como el almacenamiento subterráneo del CO2 producido por las térmicas; la depuración de las aguas de refrigeración antes de ser devueltas al río; la reutilización de algunos residuos, como las escorias de carbón en la construcción; la investigación para el desarrollo de tecnologías limpias, y el incremento de las medidas de seguridad. 

Además, el nuevo Plan de Energías Renovables 2005-2010 se propone que en 2010 el 12,5% del consumo de energía primaria sea abastecido por estas energías, incluyendo la hidráulica y que el consumo de biocarburantes represente el 5,83% del consumo de gasolina y de gasóleo. Para impulsar estos objetivos se creó en 2002 el Cener (Centro Nacional de Energías Renovables), dedicado a la investigación, desarrollo y fomento de las energías renovables.

2. EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE LA INDUSTRIA ESPAÑOLA 1855-1975
Desde su inicio la política española ha pasado por distintas etapas cada una de ellas marcada por unas innovaciones tecnológicas, unos sectores dominantes, una estructura productiva y una política industrial.
2.1. Inicio de la industrialización (1855-1900)
La 1ª Revolución Industrial se inicia con retraso respecto a Europa, y se puede hablar de fracaso. Las causas fueron:

  1. Escasez de materias primas y productos energéticos, en manos de compañías extranjeras que los exportaban

  2. La inversión fue insuficiente, el Estado estaba endeudado y los particulares invirtieron en compra de tierras tras la desamortización.

  3. Poca demanda de productos debido al escaso poder adquisitivo de la población.

  4. Situación exterior desfavorable por pérdida de colonias y guerra de la Independencia.

  5. Atraso tecnológico que exige importación de toda la maquinaria

  6. La mano de obra tenía escasa cualificación

  7. La política fue inadecuada: se protegió la industria de la competencia externa y con ello se desincentivó su modernización técnica.

Se crearon industrias siderometalúrgicas en Asturias y País Vasco y textiles en Cataluña.

2.2. Crecimiento industrial (1900-1936)
Se produce el inicio del desarrollo industrial en España, las causas fueron:

  1. Las leyes proteccionistas, al encarecer los productos extranjeros, favorecieron la demanda de productos españoles. Y se eliminó la competencia exterior

  2. Creció la minería nacional, la hulla importada encarecida por la 1ªGM

  3. Aumentó la inversión industrial procedente de la repatriación de capitales desde las colonias perdidas en 1898 y los beneficios de las exportaciones a los países 1ª GM

  4. Se incrementa la demanda de productos industriales(OOPP de Primo de Rivera)

  5. Se incorporan avances técnicos de la 2ª R. Industrial: hidrocarburos y electricidad

  6. La Primera Guerra Mundial favoreció nuestra industria. Los países en conflicto transformaron las suyas en industrias de guerra y compraron productos manufacturados a España. Al finalizar, dejaron de comprar.

  7. En los años 20 se instalaron algunas compañías multinacionales (Nestlé y Standard Eléctrica).

Aún así la agricultura seguía siendo el sector económico más importante.
2.3. Periodo de regresión (1936-1959)


  • La guerra civil destrozó el país desde muchos puntos de vista, también el industrial.

  • La Segunda Guerra Mundial que sucedió después cambió la economía mundial.

  • Tras la 2ª GM, España desarrolla una política autárquica pues por motivos políticos, Europa nos cierra las puertas.

  • Para potenciar la industria se crea el INI (Instituto Nacional de Industria) en 1941 para impulsar el crecimiento en sectores que por exigir grandes inversiones no animan a la iniciativa privada, siderurgia, construcción naval, hidrocarburos, petroquímica, automoción, maquinaria y fertilizantes. El INI se organizó como un holding pero proporcionaba escasa rentabilidad

  • Se consolidan las zonas industriales históricas y se industrializó Madrid y sus alrededores por la política centrista del gobierno de Franco.

  • A lo largo de los años 50 van surgiendo empresas privadas que acaban superando en número y producción a las públicas. Se empezaba a producir el cambio de sociedad rural agraria a urbano-industrial

A pesar de este desarrollo, las exportaciones seguían siendo muy escasas. Los sectores básicos (siderurgia integral, refinerías, petroquímicas y producción eléctrica) fueron impulsados por el Estado. Las industrias de bienes de consumo ( textil, alimentación y calzado) crecían en paralelo al crecimiento del nivel de vida y las de bienes de consumo duradero (automóviles, electrodomésticos) al superarse las penurias de posguerra Las industrias de bienes de equipo (maquinaria, material de transporte) tuvieron escaso desarrollo debido al atraso tecnológico español
2.4. El desarrollo industrial (1960-1975)


  1. Desde 1959 la industria española se incorpora al sistema mundial de economías capitalistas y se inicia un fuerte desarrollo industrial, rápido y de expansión.

  2. Con la ley del Plan de Estabilización se permitió la importación de bienes de equipo y tecnología que modernizaron la industria e incrementaron la producción. Los puestos de trabajo que se perdieron por los reajustes se subsanaron con la emigración.

  3. La industria metalúrgica, la química y el sector energético se convirtieron en motores de desarrollo.

  4. Se incrementaron las inversiones extranjeras, el mercado se diversificó y aumentó el consumo.

  5. La política económica industrial se concretó en tres Planes de Desarrollo (64-67, 68-71, 72-75) que aplicaron una planificación y regulación de espacios industriales. política industrial de la época franquista. Los objetivos de esta política eran corregir los desequilibrios territoriales en la distribución de la industria. Los Planes de Desarrollo se orientaron a la promoción industrial en las zonas atrasadas y a la descongestión de las grandes aglomeraciones urbano-industriales.

Para la promoción industrial, se emprendieron diversas acciones:

  • Los polos de promoción y desarrollo, tomados de la planificación francesa, fueron la actuación más destacada. Dado el predominio de las grandes concentraciones industriales en esta época, se partió de la base de que era inevitable la polarización territorial del crecimiento. Por tanto, se trataba de seleccionar ciertas áreas urbanas en regiones atrasadas y crear en ellas las condiciones para que se desencadenase un proceso de concentración industrial similar al que de una manera espontánea se había dado en las regiones más desarrolladas; posteriormente estas industrias atraerían a otras y actuarían como motores del desarrollo del entorno.

Los polos de desarrollo industrial se ubicaron en ciudades que ya contaban con cierta base industrial (A Coruña, Vigo, Sevilla, Valladolid, Zaragoza, Granada, Córdoba, Oviedo, Logroño y Villagarcía de Arosa), y los polos de promoción, en áreas más deprimidas, que exigían mayores inversiones en infraestructuras y subvenciones (Burgos y Huelva). Las industrias que se instalasen en ellos debían ajustarse al tipo de actividad que se quería atraer y recibirían diversos incentivos (subvención a la inversión inicial, créditos oficiales, desgravaciones fiscales, suelo industrial relativamente barato, buenas infraestructuras y ayudas para la formación profesional). La diferencia entre ambos tipos de polos residía en el tope máximo de subvenciones (10% en los de desarrollo y 20% en los de promoción).

Sobre sus resultados puede decirse que las inversiones y los puestos de trabajo creados fueron inferiores a las previsiones y que su efecto dinamizador sobre las industrias del entorno fue también escaso. En algunos casos, se alcanzó un éxito relativo (Valladolid, Vigo, Sevilla, A Coruña), pero apenas se obtuvieron logros en las áreas más deprimidas que no contaban con un clima industrial previo. Por tanto, esta política fue incapaz de frenar las tendencias espontáneas de la industria a concentrarse en las zonas tradicionales, e incluso acrecentó las desigualdades intrarregionales en las áreas más desfavorecidas, al concentrar demasiado la actividad industrial en determinadas zonas.


  • Otras actuaciones encaminadas a la promoción industrial concedieron un trato preferente e incentivos a las industrias que se instalasen en ciertas áreas o polígonos industriales: zonas de preferente localización industrial (áreas que sin la consideración de polos se estimaban apropiadas para la expansión industrial, como Cáceres, el Valle del Cinca, Mieres-Langreo, Campo de Gibraltar, Tierra de Campos y las islas Canarias), polígonos de preferente localización industrial (repartidos por toda la geografía española) y Grandes Áreas de Expansión Industrial -GAEI-, creadas en el tercer Plan de Desarrollo (1972-1975) abarcando todo el territorio de las regiones atrasadas (Galicia, Andalucía, Extremadura y ambas Castillas). En ellas se fomentó la creación de ejes de desarrollo, es decir, una sucesión de núcleos urbanos e industriales interrelacionados mediantes redes de comunicaciones.




  • Para descongestionar las grandes aglomeraciones urbano-industriales se crearon polígonos de descongestión industrial, relativamente próximos a ellas, incentivándose el traslado de parte de la industria procedente de las áreas más saturadas.

La estructura industrial española hasta 1975: las pequeñas fábricas mantuvieron el sistema tradicional, mientras que las grandes adoptaron el fordismo. En cuanto al tamaño de las empresas era muy contrastado las pequeñas eran mayoritarias con escasas inversiones, eran poco competitivas y solo sobrevivieron por el proteccionismo y las grandes estaban relacionadas con el INI o filiales multinacionales. La dependencia externa tecnológica, financiera y energética) y el atraso tecnológico debido a la escasa inversión en tecnología se vio favorecido por el proteccionismo y no estimulaba la innovación. La mano de obra fue en aumento pero poco cualificada. Como resultado la industrialización española tenía muchas limitaciones y situó a España en una posición semiperiférica en el contexto mundial.

La localización industrial hasta 1975, dependerá de factores clásicos (proximidad a materias primas y fuentes de energía, al mercado de consumo, a la mano de obra abundante, a los sistemas de transporte y capital y a las decisiones políticas) durante el periodo de 1855-1975 las industrias tendieron a localizarse en las grandes aglomeraciones urbano-industriales en ellas se concentraban todos los factores anteriormente citados y estas ventajas atraían a otras industrias dependientes y relacionadas con las ya existentes:

Las primeras áreas industriales: periferia peninsular: industrias de base extractivas, (Málaga, Asturias, Cantabria y País Vasco), las industrias de base portuaria (Bilbao, Barcelona y Valencia) y Madrid (1º se consolidó como centro administrativo y financiero.

La política industrial entre 1855 y 1975, se caracterizó por el proteccionismo y la intervención estatal y sus objetivos impulsar la industria y corregir su desigual reparto, sobre todo durante la etapa franquista con los Planes de Desarrollo, que hemos señalado antes.
1   2   3   4

similar:

Tema 6: los espacios industriales iconBibliografíA: m éndez, Ricardo.: Las actividades industriales. Editorial...
«Los espacios industriales». En Puyol, estébanez y otros; Geografía humana. Cátedra, 1988

Tema 6: los espacios industriales iconTema Los espacios industriales en España

Tema 6: los espacios industriales iconLos espacios industriales. Importancia del Sector Secundario. La...

Tema 6: los espacios industriales iconLos espacios industriales. Importancia del Sector Secundario. La...

Tema 6: los espacios industriales iconLos espacios industriales. Importancia del Sector Secundario. La...

Tema 6: los espacios industriales iconTema uso de los no metales en los procesos industriales

Tema 6: los espacios industriales icon2. Los materiales aislantes dependen de su naturaleza y de una cualidad...

Tema 6: los espacios industriales iconLos espacios naturales: laboratorios de sostenibilidad

Tema 6: los espacios industriales iconGeografía de los grandes espacios mundiales

Tema 6: los espacios industriales iconEn uso de la atribución que le confiere el Artículo 236 de la Constitución...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com