Libro de texto, págs. 382 y ss. Objetivos




descargar 59.05 Kb.
títuloLibro de texto, págs. 382 y ss. Objetivos
fecha de publicación03.03.2016
tamaño59.05 Kb.
tipoLibro de texto
med.se-todo.com > Literatura > Libro de texto

EL COMENTARIO DE TEXTO

(Pruebas de Selectividad)


Véase también libro de texto, págs. 382 y ss.
* OBJETIVOS: Pretende evaluar el grado de madurez intelectual del alumno, es decir, su capacidad para:

-hacer una lectura comprensiva del texto,

-sintetizarlo,

-descubrir su organización,

-emitir un juicio sobre lo leído,

-dar cuenta de todo ello por escrito con competencia expresiva.
Sobre la COMPETENCIA EXPRESIVA.

El examinador va a tener en cuenta no sólo los contenidos del comentario, sino también la calidad expresiva de lo que se deje escrito. Por ello es importante cuidar la redacción.

Algunas orientaciones básicas pueden ser:
1. Presentar las ideas de manera coherente y bien escritas, con un registro culto: cuidando la corrección morfosintáctica, empleando un vocabulario preciso, huyendo del léxico vulgar o familiar y evitando expresiones estereotipadas y frses hechas.

2. Procurar una corrección ortográfica: utilizando los signos de puntuación precisos, las tildes acentuales, etc.

3. Huir de los circunloquios y la verbosidad: sin repetirse ni intentar llenar espacio como sea.

4. Cuidar la presentación: dejando márgenes, procurando limpieza, sin tachaduras.

* PREGUNTAS TIPO (cfr. Pruebas de la Universidad de Burgos )
1. Haga un breve resumen redactado del texto (máx. 2 puntos).

2. Realice un esquema de la estructura del texto y analice brevemente el contenido de cada una de las partes y las conexiones entre las mismas (máx. 3 puntos).

3. Efectúe un comentario crítico personal sobre el contenido del texto y sobre la forma en que el autor lo expone (máx. 5 puntos).
-----------------------------
MODELO DE COMENTARIO.
TEXTO.
Una niña malagueña de 13 años terminó inconsciente y sin pulso en el hospital Básico de Ronda. Sufría un coma etílico después de visitar dos discotecas donde servían, sin mayores escrúpulos, alcohol a colegiales. La conducta de los responsables de las citadas discotecas no sólo incumple las normas administrativas sobre suministro de bebidas alcohólicas. Es un atentado a la salud pública y, digámoslo claramente, una canallada. No fue el de Málaga un caso aislado. Siete colegialas de Ponferrada tuvieron también que ser ingresadas en un hospital tras haber recorrido un número indeterminado de bodegas. Las siete sufrian coma etílico.
Las personas menos responsables de estas trágicas escenas fueron las víctimas, quienes sólo habían pretendido beber unos chupitos. Esa responsabilidad hay que buscarla en los dueños o encargados de las discotecas, bares o bodegas. Buscar negocio en la irresponsabilidad del cliente es inmoral. Mucho más cuando este negocio sin escrúpulos produce graves secuelas fisicas. La respuesta administrativa y judicial no puede ser leve.
Pero, junto a la exigencia de una intervención pública sin indulgencias, lo sucedido justifica que afloren reflexiones cuya reiteración extenuante tiene sentido en la misma medida en que la intoxicación etílica de menores se repite. Sin aprovechar la circunstancia para lanzar anatemas sobre la bebida -el saber beber está en nuestra propia cultura-, sí que resulta preocupante que precisamente se haya perdido esta sabiduría. El consumo de alcohol está falsamente adornado de connotaciones estúpidas. Símbolo de masculinidad para algunos, una peligrosa manera de lucir una mayoría de edad que no se tiene o, simplemente, alivio químico a unos pesares personales o sociales, casi nadie asocia el consumo de alcohol a la droga. Y debería asociarse. El alcohol puede ser una droga muy dañina por los males físicos que provoca y por las conductas temerarias a que induce.


El alcoholismo es la tercera causa de mortalidad en España y un cincuenta por ciento de los accidentes de tráfico tiene como protagonista a un conductor ebrio. La exaltación desmesurada de la fiesta, la juerga, lo lúdico que ha caracterizado los últimos tres lustros españoles y una malentendida cultura de la bebida han funcionado como trágicos encubrimientos de la malignidad de cualquier abuso, y de este en particular. En algunos sectores de la población no hay conciencia del peligro de esta droga y más de uno ve como muy torero la abundancia, sin parangón en Europa, de bares en España.
La conciencia individual sobre los peligros que conlleva el abuso del alcohol es necesaria, pero ninguna autoridad debe buscar excusas para actuar severamente cuando casos como el descrito evidencian la necesidad de ser vigilantes, educar a la ciudadanía y castigar a los comerciantes sin escrúpulos.
(Editorial de El País)

1. Haga un breve resumen redactado del texto (máx. 2 puntos).
PASOS:
1º Leer el texto atentamente tantas veces como sean necesarias, hasta decsubrir exactamente qué nos quiere decir el autor.

2º Tras una primera lectura, puede pasarse ya al subrayado de las palabras importantes que recojan el tema principal.

3º Al mismo tiempo, se puede ir anotando en los márgenes cuál va siendo la idea desarrollada en cada párrafo. Esto facilitará el repaso rápido del texto.
Véase:


Una niña malagueña de 13 años terminó inconsciente y sin pulso en el hospital Básico de Ronda. Sufría un coma etílico después de visitar dos discotecas donde servían, sin mayores escrúpulos, alcohol a colegiales. La conducta de los responsables de las citadas discotecas no sólo incumple las normas administrativas sobre suministro de bebidas alcohólicas. Es un atentado a la salud pública y, digámoslo claramente, una canallada. No fue el de Málaga un caso aislado. Siete colegialas de Ponferrada tuvieron también que ser ingresadas en un hospital tras haber recorrido un número indeterminado de bodegas. Las siete sufrian coma etílico.
Las personas menos responsables de estas trágicas escenas fueron las víctimas, quienes sólo habían pretendido beber unos chupitos. Esa responsabilidad hay que buscarla en los dueños o encargados de las discotecas, bares o bodegas. Buscar negocio en la irresponsabilidad del cliente es inmoral. Mucho más cuando este negocio sin escrúpulos produce graves secuelas fisicas. La respuesta administrativa y judicial no puede ser leve.


Hechos:

colegialas en coma etílico.

Responsables:

No las víctimas, sino los encargados. Necesidad de un castigo severo.







Pero, junto a la exigencia de una intervención pública sin indulgencias, lo sucedido justifica que afloren reflexiones cuya reiteración extenuante tiene sentido en la misma medida en que la intoxicación etílica de menores se repite. Sin aprovechar la circunstancia para lanzar anatemas sobre la bebida -el saber beber está en nuestra propia cultura-, sí que resulta preocupante que precisamente se haya perdido esta sabiduría. El consumo de alcohol está falsamente adornado de connotaciones estúpidas. Símbolo de masculinidad para algunos, una peligrosa manera de lucir una mayoría de edad que no se tiene o, simplemente, alivio químico a unos pesares personales o sociales, casi nadie asocia el consumo de alcohol a la droga. Y debería asociarse. El alcohol puede ser una droga muy dañina por los males físicos que provoca y por las conductas temerarias a que induce.
El alcoholismo es la tercera causa de mortalidad en España y un cincuenta por ciento de los accidentes de tráfico tiene como protagonista a un conductor ebrio.
La exaltación desmesurada de la fiesta, la juerga, lo lúdico que ha caracterizado los últimos tres lustros españoles y una malentendida cultura de la bebida han funcionado como trágicos encubrimientos de la malignidad de cualquier abuso, y de este en particular. En algunos sectores de la población no hay conciencia del peligro de esta droga y más de uno ve como muy torero la abundancia, sin parangón en Europa, de bares en España.
La conciencia individual sobre los peligros que conlleva el abuso del alcohol es necesaria, pero ninguna autoridad debe buscar excusas para actuar severamente cuando casos como el descrito evidencian la necesidad de ser vigilantes, educar a la ciudadanía y castigar a los comerciantes sin escrúpulos.




Reflexiones sobre el abuso:

-se ha perdido el saber beber,

-tres causas del consumo,

-el alcohol=una droga.


Males físicos y conductas

temerarias:

-alcoholismo: causa de

mortalidad,

-50% de los accidentes de tráfico.
Encubren su malignidad:

-la exaltación de lo lúdico,

-la cultura de la bebida,

-inconsciencia del peligro.

Soluciones:

-individuales: tomar con-

ciencia del peligro,

-sociales:

.vigilancia y sanciones,

.educar a la ciudadanía.


4º A partir de aquí, puede hacerse el RESUMEN redactado del texto, teniendo en cuenta que:

a) ha de ceñirse a lo esencial (qué se dice y con qué intención), prescindiendo de detalles anecdóticos;

b) tener una articulación interna: sin confundir las ideas principales con las secundarias o los datos que se aducen para apoyarlas;

c) estar elaborado de forma personal (no cosiste en "cortar y pegar" ideas del texto).

d) con una extensión aproximada de 8-10 líneas.
Errores que hay que evitar:

-responder con un simple esquema;

-hacer observaciones sueltas o escribir telegráficamente.; hay que hilar, redactar;

-formular apreciaciones o valoraciones sobre lo leído.
Respuesta.



El editorial pide, a partir de los sucesos protagonizados por unas muchachas que sufrieron un coma etílico, el castigo severo de sus verdaderos responsables, los dueños de los establecimientos en los que se sirvió la bebida. Los hechos suscitan, además, una reflexión sobre el consumo del alcohol que explica sus causas y sus efectos y propone actuaciones para atajarlo.


2. Realice un esquema de la estructura del texto y analice brevemente el contenido de cada una de las partes y las conexiones entre las mismas (máx. 3 puntos).
Esta pregunta consta de dos partes:
hacer un esquema.

-Esquematizar es reducir las ideas a sus núcleos básicos.

-Cada párrafo suele corresponder a una idea, por lo menos.

-El esquema tiene que estar dispuesto de tal manera que cualquier lector pueda captar de un golpe de vista cómo está estructurado ese texto.

-Puede adoptar diversas formas (signos, flechas, rayas, llaves, etc.) que presenten las relaciones lógicas entre las ideas; o, como haremos nosotros, mediante la numeración y la alineación del principio de los renglones.
analizar las partes y las conexiones entre las mismas (análisis de la estructura interna).

Se trata de:

a) describir cómo está organizado el texto, cuál es su idea o las ideas principales, en qué datos las apoya el autor y qué relación guardan con otras de carácter secundario que también aparecen allí; ver también la relación idea-párrafo;

b) Ver si el texto presenta una estructura conocida: deductiva, inductiva, circular...
Respuesta.
* COMENTARIO DE LA ESTRUCTURA
a) El texto está estructurado en tres apartados:

1º La primera parte considera unos sucesos (la intoxicación etílica de unas escolares) y exige la intervención de la autoridad para sancionar a sus causantes. Son los dos primeros párrafos.

2º La segunda parte es una reflexión sobre el consumo de alcohol en nuestra sociedad y revela cuáles son algunas de sus causas y varias de sus consecuencias. Son los dos párrafos siguientes.

3º La tercera parte plantea ciertas soluciones individuales y sociales para atajar el probema.

b) La relación entre las tres partes es evidente: en la primera se exponen unos hechos; en la segunda se reflexiona sobre ellos y se deducen conclusiones, y en la tercera se proponen soluciones.

c) Aunque no de forma rigurosa, podemos decir que la estructura del texto se ajusta al modelo inductivo, ya que procede de lo particular (unos hechos: coma etílico de unas jóvenes españolas) a lo general (unas valoraciones y reflexiones sobre el deber de las autoridades y el consumo del alcohol en nuestra sociedad).
* El ESQUEMA de la estructura podría ser el siguiente:
1. Consideración de unos hechos:

1.1. Primera idea principal: Sucesos protagonizados por unas niñas.

-Coma etílico de una malagueña

-Coma etílico de unas ponferradinas.

1.2. Idea complementaria: La autoridad debe castigar a los responsables, que no son las niñas, sino los propietarios de los establecimientos.

2. Reflexión sobre el consumo de alcohol:

2.1. Se ha perdido el "saber beber".

2.2. Causas del consumo:

-símbolo de masculinidad.

-Síntoma de mayoría de edad.

-Alivio de pesares.

2.3. El alcohol puede ser una droga que causa varios daños:

-El alcoholismo es la tercera causa de mortalidad.

-El alcohol está presente en la mitad de los accidentes de tráfico.

2.4. Factores que encubren su malignidad:

-La reciente exaltación de lo lúdico.

-La malentendida cultura de la bebida.

-La falta de conciencia de que es una droga peligrosa.

3. Soluciones:

3.1. Individuales: Conciencia personal de este peligro.

3.2. Sociales:

-Actuación de la autoridad para vigilar y castigar.

-Educación de la ciudadanía.

3. Efectúe un comentario crítico personal sobre el contenido del texto y sobre la forma en que el autor lo expone (máx. 5 puntos).

* Es interesante consultar el libro de texto, págs. 382-383
Es, tal vez, la parte más difícil del ejercicio, ya que caben diversos enfoques y formas de realización. Habrá que buscar, ante todo que el comentario sea coherente y muestre un punto de vista personal.

Para realizar esta parte del comentario, podemos ajustarnos, por ejemplo, a este guión:
1. Una consideración más objetiva del texto :

a) Finalidad que persigue el texto: qué dice, por qué y para qué lo dice;

b) Enjuiciamiento del proceso que ha seguido en su escrito:

-aciertos o desaciertos en la organización del escrito,

-pertinencia o inoportunidad de sus observaciones,

-capacidad probatoria de sus argumentos
2. Una consideración más subjetiva (contrastar lo que dice el texto con lo que nosotros sabemos y pensamos sobre el particular):

a) qué tesis defiende el autor,

b) Nuestra adhesión o rechazo, y por qué (argumentos a favor o en contra)
Otros aspectos que pueden desarrollarse: actualidad, vigencia o no del tema; el contexto y valores culturales desde el que se escribe el texto; corriente de pensamiento o ideología a la que se adscribe el autor; etc.
Respuesta.

El editorial toma como punto de partida unos sucesos recientes en los que unas escolares sufrieron los graves efectos del alcohol y reflexiona sobre su consumo entre los jóvenes.

Comenzaremos por expresar nuestro acuerdo con el contenido del escrito y valoraremos el acierto de su organización interna (su pefecta estructuración, como hemos puesto de manifiesto en la repuesta a la pregunta anterior), así como la mesura y ecuanimidad que presiden el análisis y con las que se enjuician los hechos.

En efecto; en el análisis de los suceso, parecen acertadas tanto la consideración de "víctimas" que reciben las niñas como la calificación de "canallas", inmorales y "desaprensivos sin escrúpulos" aplicada a los responsables, si bien el editorialista advertirá prudentemente sobre la necesidad de tomar conciencia individual de los peligros de este consumo (también con el alcohol el individuo tiene la última palabra) y la conveniencia de educar a la ciudadanía, medidas inexcusables para evitar la repetición de los trágicos sucesos de Ronda y de Ponferrada. No sólo se trata de perseguir y castigar a los culpables.

Y es que quizá el riesgo del artículo era caer en la desmesura y arremeter sin paliativos contra el alcohol. Sin embargo, el autor desecha la opción de "aprovechar la circunstancia para lanzar anatemas sobre la bebida", y se limita en todo momento al rechazo de su abuso, que es lo que puede transformar el consumo de una bebida en la adicción a una droga, pues, como escribe el articulista, "el alcohol puede llegar a ser una droga muy dañina".

Aunque las causas principales que llevan a los menores a beber son las que aparecen en el artículo, tal vez se eche de menos otra igualmente importante: el espíritu gregario de algunos muchachos y muchachas que beben porque lo hace su grupo de amigos.

Esa causa es una de las principales en ciertos fenómenos habituales en nuestro tiempo. Últimamente se ha generalizado la costumbre de la juventud de reunirse durante las noches de los fines de semana para compartir comunicación y alcohol (lo revelan las estadísticas más recientes publicadas por el Instituto de la Juventud: el 77% del alcohol que ingieren los jóvenes se toma durante el fin de semana). También es preocupante el espectáculo bochornoso que brindan adolescentes ebrios durante las fiestas populares o en la celebración de fin de curso o de trimestre. Son sucesos que, naturalmente, no protagonizan todos los jóvenes, pero sí algunos de ellos.

En estos casos se bebe porque lo hace el grupo: es comportamiento social exigido para poder pertenecer al colectivo. Sería raro no beber cuando los demás beben. El jóven necesita sentirse y manifestarse como parte integrante de esa personalidad colectiva. Tener un comportamiento distinto puede suponer quedar fuera y perder parcelas de seguridad.

Son estos jóvenes más inmaduros los menos responsables ante la bebida. La madurez aparecerá cuando la persona se sienta individuo por encima de miembro de un grupo; pero tal vez para entonces ya sea un adicto a la bebida.

Debemos también reconocer que afortunadamente no todos los jóvenes abusan del alcohol. Se perciben síntomas alentadores: la misma encuesta antes aludida, revelaba que ha decrecido el número de bebedores jóvenes en un 47% y que el 68% de los encuestados se mostraba partidario de la venta controlada del alcohol; sólo el 15% propugnaba su venta libre.

La solución está, efectivamente, en las medidas que propone el editorialista, y entre ellas destaquemos la educación: habrá que contrarrestar la tentación gregaria de los más jóvenes.

similar:

Libro de texto, págs. 382 y ss. Objetivos iconSi págs. 205-207 Libro bíblico número 45: Romanos

Libro de texto, págs. 382 y ss. Objetivos iconAnthony Weston Las Claves de la Argumentación
«16gica informal», este libro se estructura alrededor de reglas específicas, ilustradas y explicadas de una manera correcta, pero,...

Libro de texto, págs. 382 y ss. Objetivos iconLibro de Texto Material

Libro de texto, págs. 382 y ss. Objetivos iconNo se utiliza libro de texto

Libro de texto, págs. 382 y ss. Objetivos iconLibro de texto recomendado

Libro de texto, págs. 382 y ss. Objetivos iconLibro de texto de teosofia capitulo 1

Libro de texto, págs. 382 y ss. Objetivos iconLibro de Texto Útiles escolares

Libro de texto, págs. 382 y ss. Objetivos iconLibro de texto y el manual de laboratorio

Libro de texto, págs. 382 y ss. Objetivos iconLibro de texto y cuaderno de ejercicios. Recomendado

Libro de texto, págs. 382 y ss. Objetivos iconLibro de texto Timberlake, Karen C. Química


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com