Bibliografía: Sperber, Dan y Deirdre Wilson. 1994




descargar 38.32 Kb.
títuloBibliografía: Sperber, Dan y Deirdre Wilson. 1994
fecha de publicación21.08.2016
tamaño38.32 Kb.
tipoBibliografía
med.se-todo.com > Literatura > Bibliografía
UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA PLATA

FACULTAD DE HUMANIDADES Y CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

CARRERAS: LETRAS Y LENGUAS MODERNAS

ASIGNATURA: Lingüística

PROFESORA TITULAR: Angelita Martínez

PROFESORA ADJUNTA: Adriana Speranza

TRABAJO PRÁCTICO PARA ALUMNOS QUE RINDEN EXAMEN EN CONDICIÓN DE LIBRES – CICLO LECTIVO: 2012


  1. Bibliografía: Sperber, Dan y Deirdre Wilson. 1994. La relevancia. Capítulo 1: La comunicación (págs. 11-34) y capítulo 3: La relevancia (págs. 151- 202)

Molinari Marotto, Carlos 1997. Introducción a los modelos cognitivos de la comprensión del lenguaje. Facultad de Psicología, Universidad de Buenos Aires.

García, Érica. 1988. “Lingüística Cartesiana o el Método del Discurso” En: Lenguaje en Contexto 1:5-36.


  1. Explique brevemente a qué denominan los autores “modelo del código” y “enfoque semiótico de la comunicación”.




  1. Desarrolle el concepto de inferencia que postulan Sperber y Wilson. Relacione la propuesta de los autores la posición de Molinari Marotto sobre el tema.




  1. Lea atentamente el apartado 3 del capítulo 1: La hipótesis sobre el conocimiento mutuo. Exponga brevemente los principales conceptos allí desarrollados.




  1. Desarrolle el concepto de relevancia presentado por los autores. Explique en qué consiste el equilibrio entre esfuerzo y efecto en la búsqueda de la relevancia.




  1. Desarrolle el concepto de relevancia máxima. Relaciónelo con la presunción de relevancia óptima.




  1. Lea atentamente el texto de Érica García: “Lingüística Cartesiana o el Método del Discurso”. Establezca relaciones con las propuestas trabajadas hasta aquí y discútalas a la luz del análisis que formula García. Tome como eje el siguiente fragmento con el que la autora cierra el texto y vincúlelo con el resto del análisis:


“…si solo podemos saberlo cuando no nos entendemos, y nunca podemos saber si nos entendemos, la realidad primaria de la comunicación lingüística solo puede atribuirse a un reiterado y empecinado acto de fe, tan espléndido cuan natural e inconsciente, cuya significación trasciende incluso esa toma de conciencia que constituye la mente humana” (1988:32).


  1. Bibliografía: Labov, William. 1983. Modelos Sociolingüísticos. Ediciones Cátedra, Madrid. Capítulo 2: “La estratificación social de (r) en los grandes almacenes de Nueva York” Págs. 75-104.




  1. ¿Qué se propone la Sociolingüística en los primeros años de su consolidación como disciplina?




  1. ¿Por qué se plantea la necesidad de estudiar “el uso de la lengua”?




  1. ¿Qué factores sociales se constituyen en parámetros de análisis sociolingüístico?




  1. Reflexione sobre la configuración de rasgos fónicos idiosincrásicos que concientemente utilizan algunos grupos sociales y señale su motivación.




  1. Bibliografía: García, Érica. 1995. “Frecuencia (relativa) de uso como síntoma de estrategias etnopragmáticas” En: Zimmermann, K., (ed.) Lenguas en contacto en Hispanoamérica. Vervuert. Iberoamericana. Madrid: 51- 72.

Martínez, Angelita y Adriana speranza. 2009. “Variaciones lingüísticas: usos alternantes” En: Arnoux, Elvira (Directora) y Otros. Pasajes. Bs. As. Ed. Biblos: 179-203.


  1. Desarrolle cuál es la importancia metodológica de la frecuencia relativa de uso para los estudios variacionistas, según García.




  1. ¿A qué denomina García estrategias etnopragmáticas? Ejemplifique con los casos presentados en el texto.




  1. ¿Cuál es el aporte más relevante que realiza la autora a los estudios variacionistas, según su evaluación? Justifique su respuesta.




  1. Resuelva del capítulo “Variaciones lingüísticas: usos alternantes” las actividades 2.1. y 3 de la página 182; 1, 2, 3 y 4 de las páginas 185 y 186. Además, seleccione en el mismo capítulo las actividades correspondientes a un fenómeno de variación, por ejemplo, las actividades sobre la variación en el uso de los pronombres o los verbos.




  1. Bibliografía: Huffman, Alan. 2001. "The linguistics of William Diver and the Columbia school" En: Word, Vol. 52: 29-68. (Hay traducción interna).

Lakoff, George y Johnson, Mark. 1995. Metáforas de la vida cotidiana. Madrid. Ed. Cátedra. Selección de capítulos.

Jonge, Bob de. 2000. “Estudio analítico del signo lingüístico. Teoría y descripción” En: Bob de Jonge (Ed.), Estudio analítico del signo lingüístico. Teoría y descripción. Foro Hispánico 17: 7-14.

Lyons, J. 1997. Semántica lingüística, Barcelona. Ed. Paidós. Segunda Parte, Capítulo 2: “Las palabras como unidades dotadas de significado”.


  1. Defina las nociones de homonimia, sinonimia y polisemia de acuerdo con la propuesta de Lyons.




  1. A partir del texto de Huffman, defina los conceptos de significado y mensaje según la Escuela de Columbia.




  1. Desarrolle la posición planteada por de Jonge sobre la posibilidad de asignar más de un significado al signo lingüístico.




  1. Relea el apartado 2.4.: Palabras llenas y vacías del capítulo de Lyons. Compárelo con el fragmento de Martínez y Speranza (2009), "¿Cómo analizar los fenómenos de contacto lingüístico? : Una propuesta para ver el árbol sin perder de vista el bosque" En: Revista LINGÜÍSTICA Vol. 21 Nº 1, que aparece a continuación. Extraiga conclusiones.


Para la elaboración de la conclusiones busque en gramáticas del español la descripción de las preposiciones analizadas en el texto y tenga en cuenta el texto de de Jonge trabajado en la consigna anterior.
1.4.1. Contacto español-guaraní

Las emisiones (1) y (2) –que corresponden a producciones escritas por niños en situación de contacto guaraní-español6– nos permiten observar el uso variable intrahablante de las preposiciones a y en con verbos de movimiento.


  1. Los fines de semana salíamos con mis amigos a andar a caballo, en bicicleta, a hondar pajaritos a la siesta. También los días domingo y sábado. Los domingos salíamos con mis padres en las casas de mi abuelo y mis tío. El día sábado salía en los cumpleaños de 15, etc.

  2. Durante las vacaciones me fui a Corrientes a visitarles a mis tios, tías y primos. Conocí la Capilla Itatí. Anduvimos por la plaza, por la Costanera; anduve haciendo compras por el mercado; me fui con mis tíos en la misa de la Capilla Itatí.


El ejemplo (1) representa un par mínimo: el mismo verbo salir se emplea con las preposiciones a y en. En el primer caso, la preposición a encabeza a un infinitivo: salir a andar a caballo, salir a “hondar” pajaritos. En el segundo caso, se selecciona en delante de un sustantivo: salíamos en las casas de mi abuelo, salía en los cumpleaños.

Si nos detenemos a reflexionar sobre el significado de cada una de las preposiciones, nuestra conclusión es que la preposición a significa básicamente dirección (real o figurada) mientras que la preposición en expresa básicamente estado o locatividad. Los contextos de aparición de las formas son, entonces, coherentes con el aporte significativo de las mismas. Se privilegia a cuando la meta es una acción, mientras que se privilegia en cuando se trata de un lugar. Es decir, la preposición en se muestra más consistente en contextos de metas más específicas, tal como los lugares, por ejemplo.
En el ejemplo (2), ocurre algo muy interesante. El dominio de la variación a versus en se extiende a lugares: me fui a Corrientes y me fui en la misa de la Capilla Itatí. A la luz del significado de las formas, podemos entender la variación si consideramos que el lugar más específico –la misa de la Capilla Itatí– es un contexto más apropiado que el lugar más general –Corrientes– para la selección de en.
La categorización del desplazamiento, que provoca redistribución paradigmática en distintas variedades del español, como por ejemplo, en contacto con el quechua –tal como explicitamos en el Cuadro I– también es consistente con las características gramaticales de la lengua guaraní. En efecto, la lengua guaraní posee el mismo sufijo –pe para expresar lo que el español implica tanto locatividad como desplazamiento (Gregores y Suárez 1967:143), tal como se muestra en las siguientes emisiones7:
/che sý ´upe´a ´o -ikó la flóre -pe/

mi mamá eso ellos viven las flores en

‘Mi familia (mi mamá, mis hermanos) viven en Las Flores’
/che´a -ju -rié rosario -pe nda -hechá -i -ba´e -kwé/

yo venir después rosario en neg. ver neg. pas pas

‘Desde que vine a Rosario’
Creemos que esta interpretación de la locatividad manifestada a través del sufijo –pe puede incidir en el empleo variable idiosincrásico de las preposiciones a y en, que se observa en hablantes en situación de contacto lingüístico, tal como hemos ejemplificado en (1) y (2).”
6 El corpus de donde extrajimos estos ejemplos pertenece a Gabriela González Sandoval (2005) a quien agradecemos la generosidad de publicarlo y, a la vez, destacamos la relevancia de haberlo hecho.

7Los ejemplos han sido extraídos de Welti y Stroppa 1996:172-175.



  1. Explique los conceptos de metáfora y metonimia desde el planteo de Lakoff y Johnson.

  2. Analice, desde la propuesta de la lingüística cognitiva, en qué consisten las metáforas o metonimias contenidas en el siguiente fragmento:



Capítulo 9

GUANABARA
Río de Janeiro es mordida por su bahía hasta el corazón; se desembarca en pleno centro, como si la otra mitad, nueva Ys, ya hubiera sido devorada por las olas. Y en cierto sentido es verdad, que la primera ciudad –un fuerte- se encontraba en ese islote rocoso recién bordeado por el barco y que lleva aún el nombre de su fundador: Villegaignon.

[…] Lo que primero intento discernir, en ese Río de Janeiro que se me da ahora como alimento, es el sabor de esta aventura. En realidad, iba a adivinarlo un día en ocasión de una excursión arqueológica al fondo de la bahía, organizada por el Museu Nacional en honor de un sabio japonés. Un vaporcito nos había dejado en una pequeña playa pantanosa donde se oxidaba un viejo casco encallado; sin duda no era el siglo XVI, pero lo mismo introducía una dimensión histórica en esos espacios donde nada hacía figurar el paso del tiempo. Bajo alba, la ciudad lejana había desaparecido. Más allá de los cangrejos, que pululaban en el fango negro, y de los mangles, cuyo desarrollo de formas no se sabe si depende del crecimiento de la putrefacción, la selva destacaba solamente las siluetas de algunas cabañas de paja, de edad indefinida. Más lejos aún, pendientes montañosas hundían sus escarpaduras en una bruma pálida.
Claude Lévi-Strauss, Tristes trópicos. 2006. Ed. Paidós.

similar:

Bibliografía: Sperber, Dan y Deirdre Wilson. 1994 iconDe acuerdo a lo definido en la Ley 115 de 1994, Decreto nº 1860 de...

Bibliografía: Sperber, Dan y Deirdre Wilson. 1994 iconPrimer mineroducto del peru por: Wilson Arzapalo Imbertis

Bibliografía: Sperber, Dan y Deirdre Wilson. 1994 iconDe cima para baixo, Deirdre McCloskey, Simão Silber, Paul Anthony Samuelson, José Luis Oreiro

Bibliografía: Sperber, Dan y Deirdre Wilson. 1994 iconMi clase favorita es la clase de historia. El profesor es el senor...

Bibliografía: Sperber, Dan y Deirdre Wilson. 1994 iconDecreto 1832 de 1994

Bibliografía: Sperber, Dan y Deirdre Wilson. 1994 iconResolucióN 5261 de 5 de agosto de 1994

Bibliografía: Sperber, Dan y Deirdre Wilson. 1994 iconEl sabio busca la luz y los locos se la dan

Bibliografía: Sperber, Dan y Deirdre Wilson. 1994 icon¿Qué tipo de recomendaciones se dan en el texto anterior?

Bibliografía: Sperber, Dan y Deirdre Wilson. 1994 iconCurso de entrenamiento y selección para profesores de ciencias, 24...

Bibliografía: Sperber, Dan y Deirdre Wilson. 1994 iconDiario Oficial No. 41. 214, de 8 de febrero de 1994 Por la cual se...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com