Literatura. Curso: 2do. Año Profesores




descargar 0.83 Mb.
títuloLiteratura. Curso: 2do. Año Profesores
página5/19
fecha de publicación29.11.2015
tamaño0.83 Mb.
tipoLiteratura
med.se-todo.com > Literatura > Literatura
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   19
LOS CRONISTAS


EL DISEÑO DE UN NUEVO ORDEN

El siglo XV significó para Europa el tránsito del mundo medieval al moderno. Algunos de los cambios que se produjeron en la estructura vigente fueron:

-Políticos: los reyes absolutos reemplazaron a los señores feudales y los estados nacionales al poder unificado del imperio.

- Sociales: la burguesía adquirió predominio sobre la nobleza y el clero, e impuso una nueva visión del trabajo y la riqueza.

- Económicos: la cerrada producción rural dio paso a la apertura comercial.

- Culturales: se secularizó el saber y las verdades de la fe se confrontaron con el método científico, basado sobre la observación y la experimentación.
CAMINO AL ORIENTE

La búsqueda de una nueva ruta fue clave para los países que miraban al Atlántico, como España y Portugal.

Portugal inició grandes descubrimientos. El litoral africano fue el camino. El arribo al Cabo de Buena Esperanza entrañaba la seguridad de llegar a Oriente. Sólo instalaron factorías en las costas, pero los vientos alisios condujeron sus naves al territorio de Brasil, donde implementaron un proyecto colonizador.
ESPAÑA

1492 cerró el ciclo caracterizado por el dominio musulmán. Como consecuencia, se logró la unidad territorial, política y religiosa, y se inició el proceso de expansión, coronado por el descubrimiento de un nuevo continente. Aferrado a la tradición y sagaz observador, intuitivo y voluntarioso, navegante audaz y mal administrador, Colón fue protagonista de esta época de contraste entre lo místico y lo científico.
LOS VIAJES

Los reyes de España aceptaron la propuesta de navegar hacia Occidente para llegar a Oriente, pues este derrotero no rivalizaba con la ruta portuguesa. Por la Capitulación de Sana Fe, Colón obtuvo títulos, honores y beneficios económicos. Los Viajes de Colón sentaron las bases de un proyecto diferente. No se trataba de encontrar una nueva ruta, sino de ocupar tierras, encontrar riquezas, fundar ciudades y difundir la fe católica. Simultáneamente con el último viaje colombino, Américo Vespucio publicó Mundus Novus (1503), donde narra la llegada al Nuevo Continente. El principal protagonista murió oscuramente sin conocer América, pero su actitud reticente dio pasos a nuevos actores: Balboa descubrió el océano Pacífico, Solís el Río de la Plata, y la expedición Magallanes-El Cano dio la primera vuelta al mundo, que probó la esfericidad de la Tierra.
LAS INDIAS DE LA TIERRA Y LAS INDIAS DEL CIELO

Las Antillas fueron la base de penetración española a América; Cuba y Panamá, trampolines para la ocupación de México y Perú. Desde este territorio, la conquista se irradió hacia Chile y el Río de la Plata.

Los móviles de la conquista española en América respondieron a los valores medievales, y aunaron el espíritu de cruzada con la búsqueda de riqueza, la divulgación de la fe con el deseo de poder y de gloria, la evangelización con la necesidad de dominar tierra y hombres.

Cuando se encuentran dos culturas tan diferentes subyace un proyecto político de dominación y prevalece la violencia. Las Leyes de Indias fueron una muestra de su preocupación.

Jurídicamente España tuvo “títulos legítimos”, para la ocupación. La guerra fue justa pero desigual.
LOS CRONISTAS DE INDIAS.

El descubrimiento y la conquista de América significaron el encuentro entre dos mundos. Esa aventura, que tenía fines muy concretos, fue testimoniada en los relatos de los cronistas de Indias, que nos brindan su visión de la Conquista. En esas crónicas se presenta el nuevo mundo interpretado desde una perspectiva europea. A partir de Cristóbal Colón, con su “Diario de viaje” (1492), los sucesivos cronistas de Indias sorprendieron a los ávidos lectores europeos con sus testimonios sobre la realidad descubierta.

En sus obras cuentan hechos, describen el territorio que recorren, fijan su atención en el carácter y costumbres de sus habitantes, refieren el contacto pacífico o violento que con ellos establecen, detectan los productos de la tierra y registran curiosidades de todo tipo. En las crónicas, la fidelidad histórica convive con elementos fantásticos tomados de las historias bíblicas, de los mitos de la cultura grecolatina, de las leyendas de origen medieval y de las novelas de caballería, es decir, de una cosmovisión sedimentada en la mente de los relatores según su ocupación y su cultura.

La literatura hispanoamericana nace con las crónicas de Indias. Mientras que el origen de Europa se remonta a la epopeya y a un mito el origen de América a partir del descubrimiento será contado por lo hombres de gran cultura europea.

LENGUA CASTELLANA, PATRIMONIO CULTURAL

El castellano, usado como recurso de penetración cultural como factor político, fue también el elemento unificador del proceso de la conquista. Oficializado en 1492, en la Gramática de la lengua castellana, de Nebrija, es el idioma que usan los escritores de Indias.
TESTIMONIOS EN EL RÍO DE LA PLATA - EL FRAILE SOLDADO Y EL CRONISTA VIAJERO

La fundación de Buenos Aires por Pedro de Mendoza, en 15... fue el primer acto de la conquista española en el Río de la Plata, que está documentada en la pieza poética de un soldado y clérigo español que acompañaba la expedición, Luis de Miranda. Su obra escrita en 1546, en Asunción, se conoce como Romance elegíaco, de ciento cincuenta octosílabos de pie quebrado describe el asenso indígena, el hambre y la destrucción de la ciudad, a veces con emotiva crudeza. Es considerado el precursor del género poético en el Río de la Plata. Aunque su obra es de escasa inspiración lírica, logra representar el signo funesto de la fundación con el uso de alegorías. Así, la tierra argentina es simbolizada por una mujer traidora que mata a sus maridos españoles; viuda temible a quien sólo el marido sabio, fuerte y atrevido”, podrá dominar. Esta figura parece premonitoria puesto que en 1580 Juan de Garay sería ese marido.

En el siglo XVI los pocos testimonios escritos sobre el Río de la Plata se completan con las obras dejadas por los viajeros. Uno de ellos, voluntario alemán que marchó con la expedición de Mendoza como soldado, escribió una crónica que se conoció como Viaje al Río de la Plata. Su nombre fue Ulrico Schmidt crónica que narra los mismos hechos atroces de la fundación
ASUNCIÓN DEL PARAGUAY, COLONIA DEL SUR

Álvar Núñez Cabeza de Vaca llega a Asunción en su andar aventurero, acompañado por su secretario, Pedro Hernández (1554). Allí cuenta, con amenidad, los disturbios políticos entre Irala y Cabeza de Vaca, a quien defiende. Esta obra es un documento de las luchas entre los conquistadores. Asunción sería la patria del primer cronista criollo, Ruy Díaz de Guzmán, cuya crónica se llamaría La Argentina manuscrita.
CRISTÓBAL COLÓN

El diario... es el primer testimonio de la realidad americana, pero no se conserva su texto original. Redactado por Colón durante su primer viaje, fue compendiado por Bartolomé de las Casas en su Historia de las Indias, a veces en forma resumida, y otras en forma textual: en los pasajes importantes el religioso reproduce fielmente las palabras de Colón.
LA ARCADIA AMERICANA

Colón nos transmite desde que relata el día del desembarco en la isla Guanahaní -luego San Salvador- una visión fresca e ingenua de aquella región de árboles muy verdes y muchas aguas, una laguna “que es placer mirarla”, así como un olor suave de flores y árboles, que era la cosa más dulce del mundo. Los elogios aumentarán al describir las otras islas que irá descubriendo.

En medio del paisaje paradisíaco al que Colón alaba con su limitado pero emotivo lenguaje aparece el hombre americano, observado con mayor agudeza y matices que el entorno. El almirante señala su desnudez- llamativa para un europeo-, su juventud, su belleza, su habla dulce, la nobleza de sus actitudes.

“Alma inculta a quien grandes hechos dictaron grandes palabras”, según dijo el crítico español Menéndez Pelayo, Colón nos ofrece la primer semblanza de América en una prosa sencilla, sin alardes, pero con sensibilidad poética y logra comunicar una atmósfera en la que la espontaneidad de las palabras convive con cierta solemnidad de las emociones.
FRAY BARTOLOMÉ DE LAS CASAS

Se entregó fervorosamente a la defensa de los derechos de los nativos, sosteniendo la tesis de la evangelización pacífica sin condicionamientos. Fue un hombre que actuó y escribió consecuentemente con sus ideales. En la Brevísima relación de la destrucción de las Indias, escrita en 1553 y dirigida en especial al emperador Carlos V, describe algunas veces con tintes excesivamente siniestros y otras con extrema simplificación de los hechos- la actitud de los españoles hacia los indios. Esta obra obtuvo una enorme repercusión en Europa y propició la creación de la “leyenda negra” de la conquista y colonización española. Por otro lado, su prédica y sus gestiones directas en Europa -junto con la de otros misioneros- encontraron eco en la Corona. Teólogos y juristas se plantearon problemas tan graves como la situación jurídica de los indios y los derechos de España a la conquista de América.


1531

Santo Domingo

Una carta

Se estruja las sienes persiguiendo las palabras que asoman y huyen: No miren a mi bajeza de ser y rudeza de decir, suplica, sino a la voluntad con que a decirlo soy movido.

Fray Bartolomé de Las Casas escribe al Consejo de Indias. Más hubiera valido a los indios, sostiene, irse al infierno con su infide­lidad, su poco a poco y a solas, que ser salvados por los cristianos. Ya llegan al cielo los alaridos de tanta sangre humana derramada: los quemados vivos, asados en parrillas, echados a perros bravos...

Se levanta, canina. Entre nubes de polvo flamea el hábito blanco.

Después se sienta al borde de la silla de tachuelas. Con la pluma de ave se rasca la larga nariz. La mano huesuda escribe. Para que en América se salven los indios y se

cumpla la ley de Dios, propone fray Bartolomé, que la cruz mande a la espada. Que se sometan las guarniciones a los obispos; y que se envíen colonos para cultivar la tierra al abrigo de las plazas fuertes. Los colonos, dice, podrían llevar esclavos negros o moros o de otra suerte, para servirse o vivir por sus manos, o de otra manera que no fuese en perjuicio de los indios...

Eduardo Galeano. Memoria del fuego.
BERNAL DÍAZ DEL CASTILLO

Se ha dicho que la indignación que produjo a Bernal Díaz de Castillo la lectura de la Historia general de las Indias y conquista de México de López de Gómara, fue el motivo que inspiró su obra. Hoy se sabe que sus inquietudes literarias fueron anteriores. Sin embargo, a lo largo de la Historia verdadera, López Gómara será el blanco continuo de los ataques de Bernal Díaz.

Bernal Díaz reclama los derechos del soldado conquistador. Aparece un “yo” constante que cuenta sus méritos, “nuestros hechos y hazañas”, y es sincero en cuanto a sus objetivos - fama y riqueza-: servir a Dios y a nuestro rey y señor, y procurar ganar honra y riquezas que todos los hombres comúnmente venimos a buscar”.
RUY DÍAZ DE GUZMÁN

Escribe los anales del descubrimiento, población y conquista de las provincias del Río de la Plata. También expone allí los objetivos de su obra: conservar la memoria de esa historia; ser veraz en la narración de los hechos y dar prueba de gratitud a la tierra en que nació. Aunque era mestizo mantuvo el punto de vista de la rama española de su familia en relación con la conquista.

La argentina manuscrita está dotada de una prosa reveladora de cierto talento literario, donde la llaneza del estilo narrativo recuerda a veces la prosa del Lazarillo de Tormes. Presenta un condimento adicional: el gusto en la elección de anécdotas novelescas o de sabor legendario. Reales o imaginarias, recogidas de testigos orales o inventadas por el autor, algunas de esas leyendas narradas con el sabor de un cuento han tenido fortuna en la literatura. Un ejemplo es el episodio de Lucía Miranda, la cautiva. El tema de la mujer robada, española con india, ingresará en el teatro, la poesía y la novela rioplatenses a través de varios autores. Ruy Díaz de Guzmán incluye también santos, pigmeos, y amazonas en su crónica junto a sus cuentos (el ya citado de Lucía Miranda, El de la Maldonada) y a su intensión de veracidad histórica creadora. Su sobrio estilo y sus rasgos de imaginación creadora le dieron un lugar destacado en la formación de nuestra narrativa.
Realice un cuadro comparativo con las síntesis de los representantes cronistas hasta aquí trabajados.

CRISTÓBAL COLÓN
"EL DIARIO DE VIAJE"

EL VIAJE DEL DESCUBRIMIENTO

Redacción compendiada por Fray Bartolomé de las Casas.

In. Nomine D. N. Jesu Christi

Porque, cristianísimos, muy altos, muy excelentes y muy poderosos príncipes, Rey y Reina de las Españas y de las islas de la mar, Nuestros señores, este presente año de 1492, después de que Vuestras Altezas han dado fin a la guerra de los moros que reinaban en Europa y han acabado la guerra en la muy gran ciudad de Granada, a dos días del mes de enero y luego en aquel presente mes, por la información que yo había dado a Vuestras Altezas de las tierras de India y de un príncipe que es llamado Gran Khan, (que quiere decir en nuestro romance Rey de los Reyes), Vuestras Altezas, como católicos cristianos y Príncipes amadores de la santa fe cristiana y enemigos de toda idolatría y herejía, pensaron en enviarme a mí, Cristóbal Colón, a las dichas partidas de India para ver los dichos príncipes, y los pueblos y tierras, la disposición de ellas y de todo, como así también la manera en que se pudiera convertirlos a nuestra santa fe. Ordenaron, que yo, no fuese por tierra al Oriente, por donde se acostumbraba andar, sino por el camino de Occidente, por donde hasta hoy no sabemos que haya pasado nadie. Así que, en el mes de enero me mandaron Vuestras Altezas para que con armada suficiente me fuese a las dichas partidas de India; y para ello me hicieron grandes mercedes y me ennoblecieron diciendo que en adelante yo me llamase Don y fuese Almirante Mayor de la mar y Virrey y gobernador perpetuo de todas las islas y tierra firme que yo descubriese. Y así sucediese mi hijo mayor y así de grado en grado para siempre jamás. Y partí yo de la ciudad de Granada a 12 días del mes de mayo del año 1492, en sábado. Vine a Villa de Palos, que es puerto de mar, adonde armé yo tres navíos muy aptos para semejante hecho, y partí del dicho puerto muy abastecido de muchos mantenimientos y de mucha gente, a 3 días del mes de agosto de dicho año en un viernes, media hora antes de la salida del sol. Llevé el camino de las islas Canarias para de allí tomar mi rumbo y navegar hasta tanto yo llegase a las Indias, y diera la embajada a Vuestras Altezas a aquellos príncipes, cumpliendo así lo que me había mandado. Para esto pensé en escribir todo este viaje muy puntualmente de día en día contando todo lo que hiciese y viese y pasase, como adelante se verá. También, Señores Príncipes, tengo propósito de hacer carta nueva de navegar, en la cual situaré toda la mar y tierras del mar Océano en sus propios lugares, y componer un libro poniendo todo por latitud del equinoccial y longitud del Occidente. Sobre todo es importante que yo olvide el sueño y me concentre en navegar, porque así cumpliré el cometido.
1493

Isla de Santa Cruz

Una experiencia de Miquele de Cuneo,

natural de Savona

La sombra de los velámenes se alarga sobre la mar. La atraviesan sargazos y medusas que derivan, empujados por las olas, hacia la cosa.

Desde el castillo de popa de una de las carabelas, Colón con­templa las blancas playas donde ha plantado, una vez más, la cruz y la horca. Éste es su segundo viaje. Cuánto durará, no sabe; pero su corazón le dice que todo, saldrá bien, ¿y cómo no va a creerle el Almirante? ¿Acaso él no tiene por costumbre medir la velocidad de los navíos con la mano contra el pecho, contando los latidos?

Bajo la cubierta de otra carabela, en el camarote del capitán, una muchacha muestra los dientes. Miquele de Cuneo le busca los pechos, y ella lo araña y lo patea y aúlla. Miquele la recibió hace un rato. Es un regalo de Colón.

La azota con una soga. La golpea duro en la cabeza y en el vientre y en las piernas. Los alaridos se hacen quejidos; los queji­dos, gemidos. Por fin, sólo se escucha el ir y venir de las gaviotas y el crujir de la madera que se mece. De vez en cuando una llovizna de olas entra por el ojo de buey.

Miquele se echa sobre el cuerpo ensangrentado y se remueve, ladea, forcejea. El aire huele a brea, a salitre, a sudor. Y entonces la muchacha, que parecía desmayada o muerta, clava súbitamente las uñas en la espalda de Miquele, se anuda a sus piernas y lo hace rodar en un abrazo feroz.

Mucho después, cuando Miquele despierta, no sabe dónde está ni qué ha ocurrido. Se desprende de ella, lívido, y la aparta de un empujón.

Tambaleándose, sube a cubierta. Aspira hondo la brisa del mar, con la boca abierta. Y dice en voz alta, como comprobando:

-Estas Indias son todas putas.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   19

similar:

Literatura. Curso: 2do. Año Profesores iconUltimos interinos de los Cuerpos de Secundaria, F. P., E. O. I.,...

Literatura. Curso: 2do. Año Profesores iconQuimica 5to año Actividades del 2do Trimestre Año 2011

Literatura. Curso: 2do. Año Profesores iconPrograma de físico-química 2do añO

Literatura. Curso: 2do. Año Profesores iconQuímica y alimentos Juventud Cachada de General Piran. 2do Año 2007

Literatura. Curso: 2do. Año Profesores iconHorario de examenes del 2DO. Lapso año escolar 2014-2015

Literatura. Curso: 2do. Año Profesores iconAnteproyecto de quimica del 1er grado 2do ciclo 2do semestre

Literatura. Curso: 2do. Año Profesores iconAnteproyecto de química 2do Grado 2do Ciclo

Literatura. Curso: 2do. Año Profesores iconCurso de entrenamiento y selección para profesores de ciencias, 24...

Literatura. Curso: 2do. Año Profesores iconLiteratura ies drago curso 2008/09

Literatura. Curso: 2do. Año Profesores iconRelación de funcionarios del cuerpo de profesores de enseñanza secundaria,...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com