Descripcion de caracteristicas del estado de animo y variables sociodemograficas en estudiantes de pregrado primer semestre de la universidad del quindio modalidad presencial diurno en el periodo academico agosto-noviembre del añO 2014




descargar 328.6 Kb.
títuloDescripcion de caracteristicas del estado de animo y variables sociodemograficas en estudiantes de pregrado primer semestre de la universidad del quindio modalidad presencial diurno en el periodo academico agosto-noviembre del añO 2014
página4/7
fecha de publicación29.12.2015
tamaño328.6 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7

Prevalencia de trastornos mentales

Estudios en la población general

En Colombia se han realizado diversos análisis de la prevalencia de la depresión a partir de los datos obtenidos en la Primera Encuesta Nacional de Salud Mental y Consumo de Sustancias Psicoactivas aplicada a 25.135 personas de todo el país en 1993 (16). En 1997 se reprocesaron los datos obtenidos mediante la aplicación de la escala de Zung para depresión y se demostró que el 11,8% de lapoblación encuestada presentaba depresión leve, 3,4% sufría de depresión moderada y el0,6% severa. Con los datos del mismo estudio, se determinó en otro análisis secundario la prevalencia de ansiedad de la población encuestada, es decir 21.988 sujetos entre 18 y 60 años, mediante la aplicación de la escala de Zung para ansiedad. El 17.2% de los sujetos presentaban ansiedad leve, el 1% moderada y el 0,3% severa; el 10,5% de la población (2152 sujetos) tenían tanto síntomas depresivos como ansiosos, el 7,9% sólo presentaba síntomas ansiosos y el 5,1% solo presentaba síntomas depresivos. Adicionalmente en este estudio se encontró una asociación significativa entre un alto riesgo de alcoholismo y depresión.

En el segundo estudio nacional de salud mental en Colombia realizado por Torres y Montoya en 1997 (19) encontraron una prevalencia de vida del Trastorno Depresivo Mayor del 19,6%, y de Ansiedad Generalizada del 3,1% en una muestra de 14.654 personas aplicando la entrevista CIDI 2.1; la prevalencia del último año del trastorno depresivo mayor fue de 1,9% y del trastorno de ansiedad generalizada fue de 1,3%. Estimaron la prevalencia de estos trastornos para los diferentes grupos de edad: en el grupo de 16 a 29 años la prevalencia anual de depresión fue de 2,5%, la de ansiedad fue de 0,7% entre los sujetos de 16 a 24 años y de 1,4% entre los sujetos de 25 a 29 años. Sin embargo la validez de los datos de este estudio está comprometida por fallas metodológicas.

Entre el año 2001 y el año 2003 la Organización Mundial de la Salud (OMS) realizó la encuesta mundial de salud mental mediante la aplicación de una entrevista diagnóstica altamente estructurada evaluaron a 60.463 adultos. En Colombia participaron 4.544 sujetos y encontraron que la prevalencia delos trastornos del estado del ánimo para toda la vida fue del 15%, en los últimos 12 meses fue del 6,9% y en los últimos 30 días fue del 2,1%; de los trastornos de ansiedad la prevalencia fue del 19,3% para toda la vida, 11,7% en los últimos 12 meses y 5,1% en últimos 30 días.

En otro estudio realizado por Gómez-Restrepo y colaboradores, entre el año 2000 y 2001, en una muestra de 6118 adultos de la población general en Colombia, se encontró una prevalencia de depresión en los últimos 12 meses del 10% y del 8,5% en el último mes.

Estudios en la población universitaria

En la población universitaria los principales motivos de consulta en la atención psicológica que ofrece las oficinas de bienestar universitario en el país, lo constituyen la depresión y la ansiedad (12). 12. Agudelo D, Casadiegos C, Sánchez D. Características de ansiedad y depresión en estudiantes universitarios. International Journal of Psychological Research 2008; 1(1):34-39.

Existen diferentes estudios sobre la prevalencia de la depresión en Colombia han hallado valores diferentes; así en un estudio efectuado en la ciudad de Bucaramanga se encontró un 12% de estudiantes con rasgos depresivos (Universidad Pontificia Bolivariana Bucaramanga, 2005), mientras que en estudiantes de la Universidad del Valle la prevalencia fue de 36,4% (Miranda, et al., 2000) y en la Universidad de Caldas fue del 24,6% (Fernández & Giraldo, 2000). Es de destacar el valor señalado que tiene el ambiente familiar en el desarrollo de la depresión, destacando como fundamental los problemas de comunicación entre padres e hijos (Estévez, Musitu & Herrero, 2005).

También se ha encontrado que en la medida en que se asciende en los cursos académicos la depresión disminuye, lo cual podría ser explicado por los mecanismos de adaptación y la experiencia que se va adquiriendo (Conde, 1997; Mora, Natera y Andrade-Palos, 1994; Mueller &Orvaschel, 1997; Zung & Durham, 1965).

Con respecto a otro estudio, se dice que, el estar cursando entre primero y quinto semestre se presenta mayor depresión, ya que como lo manifiestan Conde (1997); Mora, Natera & Andrade-Palos (1994); Mueller & Orvaschel (1997) y Zung & Durham (1965), en la medida en que se asciende en los cursos académicos la depresión disminuye, lo cual lo explican por los mecanismos de adaptación y la experiencia que se va adquiriendo.

Según diferentes Investigaciones efectuadas por autores (Guavita & Sanabria, 2006; Navarro & Romero, 2001; OPS, 2005; Perales, Sogi & Morales, 2003; Vélez & Roa, 2005), manifiestan la depresión está asociada al estrés por la pérdida de asignatura cursada, no obstante, en el presente estudio esta variable no fue tenida en cuenta, por lo cual se sugiere que en futuras investigaciones sea incluida esta variable, entre otras que podrían ser de interés, como la religiosidad, el tipo de familia, ansiedad, estado civil, etc. Los resultados, en lo relacionado a la prevalencia de la depresión en estudiantes universitarios en investigaciones efectuadas en Colombia, se encuentran dentro de los valores hallados, ya que en Bucaramanga se encontró una prevalencia del 12%, en la de Caldas del 24,6% y en la universidad del Valle fue de 36,4% (Universidad Pontificia Bolivariana-Bucaramanga, 2005; Fernández & Giraldo, 2000; Miranda, et al. 2000).

En lo que refiere a depresión en la adolescencia, se debe estimar lo manifestado por Campo et al. (2005), quien encontró diferentes estudios que señalan que la identificación de la depresión en las primeras etapas de la adolescencia, no solo minimizan un probable bajo rendimiento académico sino que también contribuiría a reducir otros comportamientos de riesgo para la salud, lo cual motiva a continuar investigando este tema. Por tanto, se sugiere que la universidad donde se efectuó el presente estudio, y en cualquier otro centro de estudios de educación superior, se estimule en sus investigadores y docentes la detección temprana de síntomas depresivos en sus educandos. Igualmente, y de manera paralela, el área dedicada al bienestar universitario debe implementar programas que promuevan estilos de vida saludable, mediante conferencias, charlas, jornadas de sensibilización para este tipo de programas.

Por otro lado, es importante conocer la caracterización de la depresión en jóvenes universitarios, ya que un estudio más realizado por Arrivillaga, Cortés, Goucochea y Lozano ( 2003), se centró en determinar dicha caracterización de la depresión en jóvenes universitarios; a partir del trabajo clínico y psicoeducativo en donde se identificados aspectos específicos por los que se presenta la depresión con 2 instrumentos, el Inventario de depresión de Beck y la Escala autoaplicada de Zung; además de un apartado de datos complementarios. Estas pruebas fueron aplicadas a 218 jóvenes estudiantes, 135 mujeres y 83 hombres, encontrándose una presencia significativa de depresión en la muestra, siendo las mujeres las que presentaron más este problema, por lo que se describen algunos factores estresantes en el estudiante, así como situaciones biológicas como las posibles causantes de que se presente la depresión en estudiantes universitarios.

Según, Amezquita Medina MA, González Pérez RE, Zuluaga Mejia D. Prevalence of depresión, anxiety and suicidal behavior among pregraduate, afirma que, la depresión en jóvenes tiene una implicación profunda en la cultura, la economía, los servicios médicos, el desempeño escolar y la familia; se clasifica como primaria o secundaria según el trastorno principal o como consecuencia de un problema médico. Las dificultades en las relaciones con los docentes (manejo de autoridad, estilo docente, dificultad en la intercomunicación, inequidad en la evaluación, sobrecarga de asignaturas, horarios, metodología del docente y deficiencia en los métodos de estudio del alumno) pueden conducir a la depresión.

Según Orlandini, desde los grados preescolares hasta la educación universitaria de postgrado, cuando una persona está en un período de aprendizaje experimenta tensión. A ésta se le denomina estrés académico, y ocurre tanto en el estudio que se realiza de manera individual como el que se efectúa en el aula escolar. Orlandini A. El estrés, qué es y cómo evitarlo. México: FCE; 1999. La etapa del ciclo vital en la que se encuentran la mayoría de los estudiantes universitarios de pregrado, es la adolescencia tardía. Y es justamente allí, cuando se acentúan algunos problemas de salud mental que no se presentan con tanta frecuencia en etapas previas, como los trastornos del estado de ánimo y la ansiedad. Sumado a lo anterior, las mayores exigencies académicas presentes en la educación superior, son reconocidas por los estudiantes como uno de los factores que generan mayores niveles de estrés. Cova F, Alvial W, Aro M, Bonifetti A, Hernández M, Rodríguez C. Problemas de salud mental en estudiantes de la Universidad de Concepción. Terapia Psicológica 2007;25 (2):105-112.

En lo que refiere a la ansiedad, la depresión y el comportamiento suicida en estudiantes universitarios se han realizado diversos estudios. Jalil encontró en el CES de Medellín una prevalencia para depresión del 35,4%; González y cols., encontraron en la Universidad de Antioquia una prevalencia para depresión en estudiantes de Medicina del 27,8%. Rocha, encontró en la Escuela Nacional de Estudios Profesionales, en Aragón, una prevalencia para depresión del 13,5% en mujeres y del 11% en hombres Gorenstein y cols., de la Universidad de Sao Paulo (Brasil), hallaron en 270 estudiantes de varias universidades de esta ciudad un 17,8% de ansiedad. Mkize y cols., de la Universidad de Tanskei, reportaron una prevalencia para depresión del 53%. El 14% de todos los estudiantes con depresión moderada y grave presentaron quejas somáticas como cefalea y dolor de estómago.

Ho y cols. (9), de la Universidad Nacional de Singapur, investigaron la relación entre cefalea y depresión en 1.208 estudiantes universitarios. Los puntajes promedios de Zung, significativamente más altos, fueron encontrados en los sujetos que tenían cefalea más intensa y frecuente.

Tomoda y cols., de la Universidad Metropolitana de Tokio, encontraron una prevalencia de depresión del 20,7% en 116 estudiantes de primer año. Vaz y cols., de la Universidad de Zimbawe, hallaron una prevalencia del 64,5% en 123 estudiantes de primer año de Medicina. La estimación de la tendencia suicida mostró que cerca del 12% de los estudiantes tenía un riesgo serio.
Zhang y Jin., de la Universidad de Georgia, realizaron un estudio sobre ideación suicida entre estudiantes universitarios chinos (320) y americanos (452) y encontraron que los puntajes en la ideación suicida fueron más altos en las mujeres chinas que en los hombres, pero la tasa total fue más baja para los chinos que para los americanos. Guarino y cols. (13), de la Universidad Simón Bolívar, de Venezuela, relacionaron estrés, salud mental y cambios inmunológicos en 20 estudiantes de primer año en un período de alta demanda académica y hallaron una correlación positiva que sugiere un desajuste en el funcionamiento del sistema inmune.

Adlaf y cols., del Departamento de Salud Pública de Toronto, Canadá, hallaron en el 30% de 7.800 estudiantes de 16 universidades estrés psicológico elevado. González-Forteza y cols., analizaron la ideación suicida en los estudiantes universitarios mexicanos y encontraron que el 47% presentó por lo menos un síntoma de ideación suicida y el 17% pensó en quitarse la vida.

Campo-Cabal y Gutiérrez, de la Universidad del Valle, realizaron una investigación sobre psicopatología en estudiantes universitarios y encontraron un 66,6% de depresión o ansiedad, con alta comorbilidad de estos trastornos.

Por otro lado, existen diferentes estudios que han dirigido sus esfuerzos hacia la investigación sobre ansiedad y depresión, no sólo por los altos índices de prevalencia de estos episodios (Alonso et al., 2004; Beuke, Fischer, & MCdowall, 2003; Brown, Campbell, Lehman, Grishman, & Mancill, 2001; Dowrick et al., 1998; Michaud, Murria, & Bloom, 2001), sino con la premisa de señalar los diferentes factores que predisponen los mismos y de tal manera establecer acciones preventivas. De suerte que, se han realizado diversos estudios centrados en el análisis de factores como la edad, las influencias psicosociales, el procesamiento cognitivo, y/o las características individuales de la personalidad; con el objetivo de determinar el inicio o mantenimiento de la depresión y la ansiedad (Agudelo, Spielberger, & Buela-Casal, 2005; Calvete, 2005; Kohn et al., 2005; Robins & Luten, 1991; Nettle, 2004; Spielberger & Reheiser, 2003), los cuales nos servirán de ayuda para nuestra respectiva investigación.

Cabe anotar que diferentes estudios se han centrado en la población universitaria, (Amézquita, González y Zuluaga, 2000; Arboleda, Gutiérrez, y Miranda, 2001; Arco-Tirado, López-Ortega, Heiborn-Díaz y Fernández Martín, 2005; Campo-Arias, Díaz-Martínez, Rueda-Jaimes y BarrosBermúdez, 2005; Campo-Cabal y Gutiérrez, 2001; Gallagher, 2002; Galli, 2005; González, Campo y Haydar, 1999; Miranda, Gutiérrez, Bernal y Escobar, 2000), donde se pudo determinar una alta prevalencia de la ansiedad y la depresión en esta población y el efecto de dicha sintomatología sobre variables como el rendimiento académico, la deserción y el abandono y el bienestar emocional, entre otras.

En el mismo sentido estudios como el de Ninan y Berger (2001) y Gorman (1996), insisten además, en la frecuente comorbilidad entre ambos tipos de trastorno y las implicaciones en la evaluación y diagnóstico diferencial, así como las complicaciones asociadas en cuanto a la severidad y cronicidad de los trastornos.

Es por ello que es importante preocuparse de aquellos posibles factores desencadenantes de la depresión y la ansiedad. En lo que se refiere a la depresión, según Arrivillaga, Cortés, Goicochea y Lozano (2003) existen variables individuales que se relacionan con la depresión en los estudiantes universitarios, tales como los antecedentes familiares y personales de depresión, dificultades académicas, inestabilidad económica, diagnóstico de una enfermedad grave, muerte de un ser querido, separación de los padres, consumo de alcohol, planeación y/o intento de suicidio.

En relación, según Paykel (1992, citado por Arrivillaga et al., 2003) los acontecimientos vitales estresantes como la pérdida de una relación importante por separación, divorcio o muerte son importantes en la aparición de la depresión. En esta misma línea de análisis, según Arrivillaga et al. (2003), la depresión podría relacionarse con las dificultades académicas, siendo esta consecuencia de la pérdida de interés y/o disminución de las actividades cotidianas relacionadas con el rendimiento académico. En lo que refiere al consumo de alcohol, según Arrivillaga et al. (2003) puede ser una consecuencia de la depresión como una forma de automedicación de relativa protección psicológica en contra de la misma, pero puede a su vez presentarse depresión por efectos sobre el sistema nervioso central.

De igual manera, Campo et al., (2005), varios estudios han encontrado que la identificación temprana de este trastorno no sólo minimizaría la posibilidad de fracaso académico, sino que también reduciría en forma substancial otras conductas de riesgo para la salud, como el consumo de cigarrillo o de alcohol o las conductas alimentarias desadaptativas asociadas con la presencia de trastornos depresivos. Por su parte, Cassaretto (2003), encontró en una muestra de estudiantes de psicología que dentro de los generadores de estrés se encuentran aquellos relacionados con el futuro, es decir el desempleo, la destrucción del medio ambiente y la percepción de falta de éxito, los cuales se evidencian en altas puntuaciones en ansiedad.

Por otro lado al analizar datos epidemiológicos el Ministerio de Protección Social (2003), se observó que la ansiedad y la depresión constituyen en Colombia un importante problema de salud, ocupando los primeros renglones en cuanto a los motivos de consulta psicológica y psiquiátrica. En Bucaramanga, por su parte, se indica por ejemplo, que en la Universidad Industrial de Santander (UIS) se reportó a partir de las consultas atendidas en el Departamento de Bienestar Universitario, que en el año 2004, uno de los trastornos que más se diagnosticó fue el trastorno de ansiedad en un 9% de la población (UIS, 2005).

De igual forma en la Universidad Pontificia Bolivariana de Bucaramanga (UPB), se registró que en los meses de Junio y Julio del 2005 el 17% de la población consultante fue diagnosticada con rasgos ansiosos, de la cual el 75% correspondía a estudiantes de Psicología; asimismo en los meses de Junio a Septiembre de 2005 el 17% de la población consultante fue diagnosticada con rasgos ansiosos, y el 12% con rasgos depresivos, de la cual el 58% correspondía a estudiantes de Psicología (UPB, 2005).

En el año 2003, en el estudio: Características sociodemográficas y niveles de depresión en estudiantes ingresantes a la UNMSM a través de la escala CES-D, realizado por Marcelino Riveros Quiroz, se encontró que de una muestra 382 alumnos el 40% está propenso a desarrollar un cuadro depresivo, de los cuales 37 casos obtuvieron puntajes elevados de depresión y 118 casos con puntajes intermedios o propensos a desarrollar cuadros depresivos.

En el año 2003, Amézquita Medina, María; González Pérez, Rosa; Zuluaga Mejía, Diego, ya mencionados anteriormente evaluaron una muestra de 625 estudiantes de los diferentes programas académicos seleccionados al azar, con los inventarios de ansiedad y depresión de Beck y una encuesta semiestructurada. Fue una investigación cuantitativa y transversal con un diseño descriptivo. Las variables dependientes fueron depresión, ansiedad y comportamiento suicida. Las variables independientes fueron: edad, sexo, estado civil, facultad, programa, nivel académico y socioeconómico, actividad laboral, procedencia, residencia actual, pérdidas y satisfacción con la carrera.
También, según Manelic RH y Ortega-Soto HA (1995), en los estudiantes universitarios la depresión puede constituir un problema importante, pues al malestar psicológico del individuo se agrega la imposibilidad de obtener un rendimiento académico satisfactorio ya que, como se sabe, las funciones cognoscitivas se alteran sensiblemente cuando se presenta esta entidad nosológica.

Además, diferentes estudios indican que la frecuencia de los cuadros depresivos es mayor en la población estudiantil que en la general, y que en ese primer grupo predominan las mujeres y los estudiantes de licenciaturas «difíciles» (vg ingeniería, medicina, etc.).

Entre los factores que generan depresión entre universitarios se encuentra al elevado costo de los estudios y un mercado laboral muy limitado, es decir, primero un gran esfuerzo y luego la frustración; como se puede concluir de la información proporcionada por la agencia de prensa Elmundo.es, según la cual un 25% de los estudiantes universitarios de Beijing sufre depresión y muchos tratan de suicidarse, constituyendo este un incremento relativamente reciente debido a la presión financiera, la competición académica feroz y un ajustado mercado de trabajo para graduados. Al menos 100 000 estudiantes universitarios sufren depresión mayor y 19 000 han cometido suicidio en 2004, según el departamento oficial de salud. Asimismo, «El desconocimiento sobre la enfermedad resulta en una falta de comprensión y antipatía hacia las personas que padecen depresión», señala el departamento.

En México, María Guadalupe Rosete Mohedano (2003) investigó la relación entre salud mental y rendimiento académico en estudiantes universitarios, en las carreras de medicina, psicología y odontología, bajo la premisa de que «Los problemas de salud mental en las últimas décadas representan un reto para la Salud Pública». Sin precisar cifras, es por todos conocidos el incremento en las tasas de depresión, suicidios, hogares desintegrados, violencia intrafamiliar, drogadicción en sus diferentes modalidades e incluso de psicosis.

Es sabido que toda persona, evidentemente, reacciona ante cualquier cambio importante de la vida; pero cuando estas reacciones alcanzan determinado grado de impacto y no son resueltas por los canales adecuados, propios de una personalidad madura, pueden considerarse como trastornos emocionales y, por consiguiente, de salud mental.

Existen grupos de personas que son más vulnerables, entre ellos se encuentran los adolescentes, en quienes aparecen otras formas de conducta y se expresan como problemas de relaciones familiares, sexuales, escolares, de trabajo; muchas veces se canalizan hacia hábitos inadecuados como las adicciones, y en los adolescentes estudiantes el problema principalmente se localiza en el rendimiento escolar. Cita que «Es importante resaltar que de 576 alumnos reportados como positivos, el 32,6% correspondieron a la carrera de Enfermería, el segundo lugar lo ocupó la carrera de Psicología, con un 21,8%; el tercer lugar, fue ocupado por la carrera de Odontología, con un 12%, seguido de Medicina, 9,4% y QFB, 9,0%, ocupando los últimos sitios: Ingeniería Química, 6% y Biología, 2,9%. Estas tres últimas carreras tuvieron los índices más altos de reprobación y de abandono de la carrera.

Llama la atención que sólo el 16% de los alumnos que resultaron positivos en la prueba de Goldberg durante los años reportados, hayan concluido la carrera, por lo que cinco de cada seis alumnos eran irregulares y cerca del 35% de esta población había abandonado la carrera.
En su propia investigación en la Fes Zaragoza, con estudios de Medicina, Odontología y Psicología, encontró como un dato de sumo interés que existen otros datos cualitativos que son más reveladores, a más del 60% de los alumnos positivos en Goldberg de las generaciones estudiadas se les aplicó EPM, donde se encontró en su psicodinamia un alto porcentaje de dificultades emocionales, sobre todo, depresivas y de angustia y con un alto índice de ideas suicidas, con elevados índices de bajo desempeño intelectual, atribuibles a las perturbaciones emocionales y a una deficiente maduración de la personalidad, que implica poca capacidad para las tareas por deficiencia en la integración psicomotriz, así como en la correlación del pensamiento abstracto con hechos reales, pobre autoobservación y fundamentación del proceso de identidad, no solamente sexual sino también como sujetos sociales, existiendo en muchos casos factores que limitaron el desempeño al estar ocupados en atender su inestabilidad emocional y lo que menos les preocupaba es estudiar. El miedo a la soledad y al ostracismo en muchos de ellos no les facilitaba una integración a su comunidad estudiantil, no sólo con su carrera, sino también con las otras carreras.

Se detectó, además, en los alumnos que acudieron al servicio una frecuencia alta de pertenecer a hogares desintegrados, de alcoholismo en alguno o ambos padres, baja autoestima, poca o nula estimulación para actividades socioculturales, deficientes hábitos de estudio, escasos recursos económicos para satisfacer las necesidades básicas, de educación y aún menos de recreación y esparcimiento. El ambiente de estos estudiantes se hace propicio para adherirse a algún tipo de droga, siendo las más frecuentes el alcohol y el tabaco, sin dejar de estar ausente la marihuana, los solventes, algún fármaco y la cocaína.

Los factores psicosociales son determinantes para el amor a la vida, la condición de abundancia contra la insuficiencia, tanto económica como cultural o emocional; facilitan o no el desarrollo que permite trascender la vida. En la medida en que el hombre gasta su energía luchando contra la escasez, para obtener los recursos mínimos necesarios para sobrevivir, insuficiente tiempo le quedará para realizar actividades de recreación y esparcimiento, no tendrá energía para satisfacer sus necesidades emocionales, provocando resentimientos, malestar, inconformidad, hostilidad a la vida. Cuando se crece en sistemas enajenantes, limitado en educación, con poca estimulación sociocultural, sin conocer otras formas de vida, se transitará con una pobreza espiritual, sin fe y esperanza, sin libertad para crear, construir, admirar y aventurarse, se negará el amor que es la preocupación activa por la vida y el crecimiento de lo que amamos, con sus elementos básicos como son el cuidado, responsabilidad, respeto y conocimiento (Fromm 1956).

Como datos cuantitativos encuentra que en medicina: Los alumnos de medicina clasificados como positivos presentaron el mayor número de módulos no acreditados, el 23% no había aprobado uno solo de los módulos; es decir, para las fechas en que se hizo el estudio estos sujetos habían ya abandonado la carrera, el 13% de ellos tenían menos del 25% de los módulos cubiertos y solamente el 4,3% habían acreditado completo el plan de estudios. El porcentaje de alumnos que abandonaron la carrera fue de 37%.

La calificación con la que egresaron la mayoría de los estudiantes fue de 7,3, que sugiere la imposibilidad del ingreso a una especialidad. Los alumnos de medicina son los que presentan el mayor número de exámenes extraordinarios, que oscila de cinco a diez exámenes por modulo.
1   2   3   4   5   6   7

similar:

Descripcion de caracteristicas del estado de animo y variables sociodemograficas en estudiantes de pregrado primer semestre de la universidad del quindio modalidad presencial diurno en el periodo academico agosto-noviembre del añO 2014 iconPrograma por materia para el estudiante primer período de trabajo...

Descripcion de caracteristicas del estado de animo y variables sociodemograficas en estudiantes de pregrado primer semestre de la universidad del quindio modalidad presencial diurno en el periodo academico agosto-noviembre del añO 2014 iconPrimer periodo academico-2014

Descripcion de caracteristicas del estado de animo y variables sociodemograficas en estudiantes de pregrado primer semestre de la universidad del quindio modalidad presencial diurno en el periodo academico agosto-noviembre del añO 2014 icon¿Cómo influye la bulimia y la anorexia en la salud bucal, en jóvenes...

Descripcion de caracteristicas del estado de animo y variables sociodemograficas en estudiantes de pregrado primer semestre de la universidad del quindio modalidad presencial diurno en el periodo academico agosto-noviembre del añO 2014 iconLicenciatura en biologia. Grupo lb111. Periodo agosto-diciembre del 2014

Descripcion de caracteristicas del estado de animo y variables sociodemograficas en estudiantes de pregrado primer semestre de la universidad del quindio modalidad presencial diurno en el periodo academico agosto-noviembre del añO 2014 iconPrimero. Se modifican los anexos 10 y 11 de la Orden de 31 de marzo...
«Boletín Oficial del Estado» de 13 de enero de 1986), 28 de octubre de 1991 («Boletín Oficial del Estado» de 13 de noviembre de 1991),...

Descripcion de caracteristicas del estado de animo y variables sociodemograficas en estudiantes de pregrado primer semestre de la universidad del quindio modalidad presencial diurno en el periodo academico agosto-noviembre del añO 2014 iconElaboración de arequipe a base de stevia para el primer semestre...

Descripcion de caracteristicas del estado de animo y variables sociodemograficas en estudiantes de pregrado primer semestre de la universidad del quindio modalidad presencial diurno en el periodo academico agosto-noviembre del añO 2014 iconOmi en la Ciudad de Hermosillo, Capital del Estado de Sonora, del...

Descripcion de caracteristicas del estado de animo y variables sociodemograficas en estudiantes de pregrado primer semestre de la universidad del quindio modalidad presencial diurno en el periodo academico agosto-noviembre del añO 2014 iconTesis estrategias metacognitivas para la comprensión lectora y el...

Descripcion de caracteristicas del estado de animo y variables sociodemograficas en estudiantes de pregrado primer semestre de la universidad del quindio modalidad presencial diurno en el periodo academico agosto-noviembre del añO 2014 iconGuía para la elaboración del informe del Análisis de Situación de...

Descripcion de caracteristicas del estado de animo y variables sociodemograficas en estudiantes de pregrado primer semestre de la universidad del quindio modalidad presencial diurno en el periodo academico agosto-noviembre del añO 2014 iconLa Finca Sabana Grande de la Universidad de San Carlos de Guatemala,...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com