En busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996




descargar 1.27 Mb.
títuloEn busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996
página14/73
fecha de publicación08.01.2016
tamaño1.27 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   73

CAPÍTULO 3


INTUICIÓN - LAS IMÁGENES DEL CAMINO

"Me cargaba de energía, por ejemplo, discernía la cuestión más importante en mi vida, y en general tenía un presentimiento claro respecto de qué hacer o adónde ir para buscar la respuesta; no obstante, después de hacer algo relacionado con la situación eran muchísimas las veces en que no ocurría nada importante... En apariencia había olvidado alguna parte vital del conocimiento... o tal vez aún no la había descubierto."
LA DÉCIMA REVELACIÓN:

EN BUSCA DE LA LUZ INTERIOR


APRENDER A TOMAR LAS INTUICIONES EN SERIO



Cuando el teléfono suena, respondemos y recibimos un mensaje. Cuando llama la intuición, "respondemos" tomándola en serio. Un principio fundamental de La Décima Revelación es que, para poder producir nuestra Visión del Nacimiento, debemos mantener las intuiciones que surgen en nuestra mente.

El personaje de La Décima Revelación recuerda, de las Nueve Revelaciones, que "experimentamos las intuiciones como corazonadas fugaces o presentimientos vagos. Pero a medida que nos familiarizamos con estos fenómenos podemos captar con mayor claridad la naturaleza de estas intuiciones... Aquí, en el valle, ha estado pasando lo mismo. Recibiste una imagen mental de un hecho potencial: dar con las cascadas y encontrarte con alguien. Y pudiste vivirlo, provocando la coincidencia de descubrir de veras el lugar y encontrarme. Si hubieras ahuyentado la imagen o perdido la fe en buscar las cascadas, habrías perdido la sincronicidad y tu vida habría seguido siendo chata. Pero tomaste en serio la imagen; la mantuviste en tu mente".

Al desarrollar nuestro destino y ser desarrollados por nuestro destino, debemos no sólo reconocer las intuiciones fugaces, sino mantenerlas para que puedan acumular suficiente energía para manifestarse. Las intuiciones son guías y fuerzas de atracción. Como guías, nos dan claves para manejar situaciones nuevas o difíciles. Como fuerzas de atracción, a veces nos muestran un modelo ejemplar o nos permiten vislumbrar una posibilidad estimulante de avanzar velozmente en nuestro camino. Podemos recibir una imagen completa, un ensueño recurrente, un sueño nocturno o una simple afirmación. Una mujer comentó: "Un día supe que debía irme de Santa Fe, Nueva México, y regresar a California. Una voz interior me decía: `Es hora de que vuelvas a la facultad'. Pero no tenía la más mínima idea de lo que debía estudiar". Siguiendo su intuición, se mudó de nuevo a California. Una sincronicidad tras otra fueron llevándola a una facultad que acababa de inaugurar una carrera sobre psicología transpersonal. "En cuanto me enteré, supe que era lo que había estado buscando, aunque sin saberlo."

Del mismo modo, Sandra Fry, de Wayne, Pensilvania, escribió a The Celestine Journal que, siguiendo una visión, había llegado a un don. "Tuve la experiencia de una imagen que aparecía mientras me

sometía a un masaje... He aprendido a confiar en este proceso. Estaba surnergida en el análisis de mi pasado y, al mismo tiempo, le pedía al Espíritu una experiencia mística que me ayudara a encontrara¡ nuevo ser dentro de mí. Fue entonces cuando empecé a ver esa capilla con una campana, y supe que se hallaba en el sudoeste... por la misma época, me enteré de que la Asociación Estadounidense de Terapias con Masaje realizaba una convención en Albuquerque... a la que asistí. Las montañas que se veían desde la ventana de mi hotel generaron en mí la urgencia de subirme a un auto e ir a explorarlas. Esperé el momento oportuno... Hice un tour visitando museos de cultura e historia americana nativa y un hombre me dijo que siguiera el Turquoise Trail hasta las montañas. La huella de tierra que me había indicado me llevó hasta Cerrillos, un viejo pueblo minero anidado en la montaña. Fue allí donde vi la capilla de mi visión." Dentro de ella, recibió un mensaje interior que decía: "Sé tu futuro yo". Sandra continúa: "Siento que la Séptima Revelación es el lugar en que me encuentro ahora, apreciando el flujo, trabajando mucho para estar presente y dejar que las cosas pasen... mi experiencia en la capilla fue como cerrar un círculo, como sentir que había completado un trabajo muy grande. Me permitió ver el pasado como maestro... Antes de ir a Nueva México, había estado atrapada en un proceso de olvido/ transformación... olvido/transformación. En la capilla, por un instante en el tiempo, el Espíritu me permitió detenerme, sentirme una con Dios, saber que... lo interior se vuelve exterior. Me sentí unida a mi Fuente. Ese momento fue un don al que siempre puedo recurrir".

Las sensaciones, los ensueños y la imaginación a menudo son tildados de pérdidas de tiempo o irrealidades. Nada más alejado de la verdad. La imaginación es la clave del trabajo con la mente; nos permite entrar en el ámbito espiritual pa­ra recobrar la antigua sabiduría. La imagina­ción es el poder de las visiones y las profecías más elevadas.

Si nuestras sen­saciones y nuestros presentimientos constituyen fuentes de información tan válidas como nuestros sentidos físicos, ¿siempre son correctos? En el preciso instante en que estába­mos escribiendo esta pregunta, sonó el teléfono. Era Blair Steelman, que llamaba por otro asunto pero parecía tener un mensaje para nosotros sobre la validez de las intuiciones. Blair, ex piloto de la fuer­za aérea y empresario que en la actualidad dirige talleres sobre mitología y rendimiento personal en Miami, Florida, comentó que alguien le había contado en una oportunidad la siguiente anécdota, que ahora él utiliza para describir la intuición. "Al final de la película Doctor Zhivago, el camarada General habla con una chiquilla. Le pregunta cómo fue que se separó del padre en medio de la revolución. Ella le contesta: `Oh, había mucha gente y una gran conmoción, y me perdí'. Él vuelve a preguntarle: "¿Cómo fue que te separaste realmen­te de tu padre?". Ella no quiere contestarle, pero él le pregunta una vez más, y por último la nena dice: `Mi padre me soltó la mano'. El camarada General contesta: `Pero eso es lo que trato de decirte. Ése no era tu verdadero padre. Tu verdadero padre es el doctor Zhivago, y él nunca habría soltado tu mano'." Blair comentó que a sus estudiantes les dice: "Cada uno de nosotros tiene un `padre' o `familiar' en su interior que nunca suelta su mano, con independencia de cuál sea la situación. El padre o familiar es la vocecita de nuestra intuición. Esa voz nunca nos abandonará, pase lo que pasare en nuestra vida". ¿Y si nos descarriamos? "Es porque nos aferramos a nuestro falso padre, el padre de nuestros sentidos, nuestro yo -afirma Blair-. Nos aferra­mos a las posiciones, las formas y los papeles que representamos en nuestra vida, que son menos que nuestro verdadero yo."

¿Cómo se prueba una intuición? "Para mí, en los resultados -responde Blair-. Si tengo una idea y actúo en base a ella y lo único que obtengo es resistencia, eso me dice que es probable que esté haciendo algo que creo necesitar, cuando en realidad no es lo que tengo que hacer. Por ejemplo, cada vez que hago algo sólo por el dinero, las cosas se complican. Cuando me mantengo dentro de mi propio ser y hago cosas que armonizan conmigo, el dinero siempre aparece de manera natural. Me recuerdo a mí mismo que debo ser quien soy. Entonces, confío en que lo que necesite para facilitarlo va a aparecer." Blair nos recuerda que la secuencia natural en que se manifiesta una visión es: 1) ser; 2) hacer; y 3) tener. "En general nos enseñan lo contrario: 1) tener; 2) hacer; 3) ser -afirma-. Queremos tener un auto, una carrera, una relación, lo que fuere. Entonces tratamos de imaginar qué hacer para obtenerlo. Buscamos los trabajos sensacionales y después tratamos de hacer aquello que somos." Tarde o temprano, las cosas comienzan a desplegarse. Si uno encuentra su verdadero ser y le es fiel, no pueda equivocarse.
"Durante años, Ernest Hilgard, de la Universidad de Stanford, investigó un aspecto enigmático de la personalidad que define como el 'observador oculto'. Sea cual fuere nuestro estado consciente, ya sea que estemos dormidos, anestesiados, bajo hipnosis o drogados, tenemos otro aspecto del self que siempre está alerta y consciente de todo lo que pasa y que responde en forma inteligente... El observador oculto exhibe una inteligencia no emocional y desapegada, más fuerte y cohesiva que nuestro propio yo... Me parece que somos uno con este observador oculto hasta los siete años aproximadamente, cuando nuestro intelecto empieza a formarse y se produce una escisión:'

Joseph Chilton Pearce, “Evolution's End”

1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   73

similar:

En busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996 iconEn busca de la luz interior

En busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996 iconEl sabio busca la luz y los locos se la dan

En busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996 iconDecreto 153/1996, de 30 de abril de 1996, por el que se aprueba el...

En busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996 iconResumen el presente proyecto es una iniciativa que busca la inclusión...

En busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996 iconLa Bombilla de Luz Incandescente ¡y se hizo la luz!

En busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996 iconLas ondas de luz son una forma de energía electromagnética y la idea...

En busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996 iconTensión superficial james blish

En busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996 iconHistoria de la Psicología (James F. Brennan)

En busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996 iconNombre Michael James Way Lee

En busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996 iconLas edades de gaia james lovelock


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com