En busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996




descargar 1.27 Mb.
títuloEn busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996
página9/73
fecha de publicación08.01.2016
tamaño1.27 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   73

EL MIEDO SURGE CUANDO NOS SENTIMOS DIVIDIDOS E INDEFENSOS



En Occidente, la mayoría fuimos educados para ver el mundo como circunstancias que existen "afuera" y que nos ocurren al azar. Por ejemplo, vemos los problemas en términos de categorías, como el desempleo, el crimen, la contaminación o la guerra. Creemos que estamos a merced de estos hechos, y sin una visión nos sentimos divididos e indefensos. En el intento de volver a sentir que tenemos el control, ignoramos o negamos que los problemas existen o adoptamos posturas como si pudiéramos frenar estos hechos teniendo la opinión “correcta". Para sentir la energía proveniente de personas mentalmente parecidas y para simplificar algo que parece caótico, adoptamos una posición polarizada. Desde el punto de vista político, podemos decir que somos izquierdistas o conservadores, profundamente convencidos de que la verdad se encuentra en una sola postura.

En nuestro esfuerzo por controlar nuestro miedo, tendemos a transformar a alguien o a algo en nuestro enemigo y poner allí la culpa. Estereotipar a todas las prostitutas, a todos los adolescentes delincuentes, a todos los políticos, tiene un efecto deshumanizador. Una vez que deshumanizamos a alguien, queda poco espacio para verlo como un alma, tal vez doliente, que necesita ayuda y amor. En la política, este comportamiento se utiliza para "demonizar" ciertos conflictos, tomando un tema central como el problema y erigiéndose uno mismo, o al propio partido, en salvador. Las creencias basales de este comporta­miento son que el mundo es un campo de batalla, y la vida, algo que habrá de corregir, controlar y capturar, y que otra persona recibi­rá lo que merecemos nosotros, a menos que luchemos por ello. ¿Qué sucedería si pa­sáramos una tarde de domingo en un círculo de personas totalmente alejadas de nuestro círculo normal? ¿Qué sucedería si habláramos unos con otros y escucháramos historias referidas a lo que es la vida para cada uno de nosotros?
"Según demostró el sociólogo Fred Polak en su estudio sobre 1.500 años de historia europea, The Image of the Future, si toda una cultura tiene una imagen muy pesimista del futuro, esa imagen es una profecía que se cumple. Las predicciones sobre la decadencia no tienen por qué ser acertadas o hacerse realidad: los comportamientos patológicos liberados pueden bastar perfectamente para producir la decadencia. Es una enfermedad de la fe. Y lo contrario también es cierto. Cuando una cultura tiene imágenes positivas del futuro, es posible que éstas no sean correctas, pero la inversión en nuevas oportunidades y la disposición a construir una sociedad buena bastan para generar una forma decente de vida, aunque no sea el mejor de los mundos:
Paul H. Ray, “The Rise of the Integral Culture”


Mientras nuestros niños se encaminan hacia su futuro, debemos enseñarles qué es la intuición: que tienen un lugar interior en el que pueden confiar para tomar decisiones. (Por supuesto, es posible que para entonces sean ellos los que nos enseñen.) Podríamos hablarles sobre dramas de control y permitir que toda la familia empiece a crecer y note los hábitos en que cayó.

Según el psicólogo Walter Mischel, que en la década de los 60 dirigió una investigación en la Universidad de Stanford, la capacidad para la gratificación postergada es uno de los tests más elocuentes respecto de cómo saldrá adelante un chico cuando sea adulto. Daniel Goleman, autor de La inteligencia artificial: Por qué puede ser más importante que el coeficiente intelectual, considera que "en esta época, el tejido de la sociedad parece deshacerse a una velocidad cada vez mayor, el egoísmo, la violencia y la mezquindad de espíritu parecen estar arruinando la bondad de nuestras vidas en comunidad. La capacidad para controlar las pulsiones es la base de la voluntad y el carácter. Asimismo, la raíz del altruismo se halla en la empatía, la capacidad para interpretar las emociones en los demás; no existiendo un sentido de la necesidad o la desesperación del otro, no hay afecto. Y si hay dos posturas morales que nuestra época requiere, ésas son precisamente la automoderación y la compasión". En las próximas décadas, el desarrollo del control de las pulsiones, la compasión, la sensibilidad, la responsabilidad personal y la conexión espiritual será más importante que todos los avances que hemos hecho hasta el momento. En caso contrario, estaremos a merced de nuestra tecnología. Ya' hemos puesto armas automáticas en manos de niños.

1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   73

similar:

En busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996 iconEn busca de la luz interior

En busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996 iconEl sabio busca la luz y los locos se la dan

En busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996 iconDecreto 153/1996, de 30 de abril de 1996, por el que se aprueba el...

En busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996 iconResumen el presente proyecto es una iniciativa que busca la inclusión...

En busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996 iconLa Bombilla de Luz Incandescente ¡y se hizo la luz!

En busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996 iconLas ondas de luz son una forma de energía electromagnética y la idea...

En busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996 iconTensión superficial james blish

En busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996 iconHistoria de la Psicología (James F. Brennan)

En busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996 iconNombre Michael James Way Lee

En busca de la luz interior james redfield & carol adrienne 1996 iconLas edades de gaia james lovelock


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com