Bibliografía




descargar 40.16 Kb.
títuloBibliografía
fecha de publicación12.01.2016
tamaño40.16 Kb.
tipoBibliografía
med.se-todo.com > Derecho > Bibliografía
UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO
FACULTAD DE CIENCIAS POLÍTICAS Y SOCIALES
FILOSOFÍA Y TEORÍA POLÍTICA II
CARRERA: CIENCIAS POLÍTICAS Y ADMINISTRACIÓN PÚBLICA
PROFESORA: Dra. Rosa María Lince Campillo
PROFESORA ADJUNTA: Lic. Andrea Gallardo Ocampo
NOMBRES:
Bellmunt Espíndola Yordi
Gómez Bernal Irais Alejandra

Mejía Díaz Jesús Gabriel
TEORÍA Y FILOSOFÍA POLÍTICA

INDICE


Biografía…………………………………………….3


Obras y filosofía positivista..………………………4


Sociología…………………………………………...6


Conclusiones……………………………………...10


Bibliografía………………………………………...11

Augusto Comte



Biografía
Isidore Marie Auguste François Xavier Comte mejor conocido como Augusto Comte nació el 18 de enero en Montpellier. Perteneciente a una familia burguesa, monárquica y católica Comte desarrollo su pensamiento en función a lo que vivió dentro de su núcleo familiar y social. La revolución francesa y “las fallidas tentativas napoleónicas por imponer un nuevo orden imperial a toda Europa”1 provocaron que Comte, así como diversos filósofos de su época, centralizaran su pensamiento en la búsqueda del progreso del ser humano por la grave crisis de identidad que estaba sufriendo los habitantes de Francia. Para Comte era necesario que la sociedad estuviera organizada y esto podría ser posible gracias al mando de “una élite de científicos”2.
Comte desde muy pequeño tenía ciertas características en su personalidad que mostraban a un hombre serio y responsable. Ingresó a la escuela a la edad de nueve años y su capacidad de retención memorial era sumamente notable, se dice que podía recitar poemas muy largos con sólo escucharlos una vez. Su capacidad de aprendizaje y dedicación escolar hicieron que por sí solo, aprendiera: italiano, español, alemán e inglés. Es importante rescatar que para Comte la ciencia no estaba peleada con la filosofía por lo que su afición a las matemáticas provocó que tuviera gran influencia en su pensamiento social y filosófico asumiendo que toda problemática social podía resolverse utilizando una respectiva ley anteriormente analizada a la que llamó ley fundamental que también utilizarían científicos como Darwin o Marx.
En 1814 Comte ingresa a la Escuela Politécnica en París para dedicarse a la física y a las matemáticas pero comenzó a involucrarse con temas políticos que hacían que pasara bastante tiempo leyendo obras de este tema. Como muchos otros filósofos destacados su carácter era de un hombre recto y retraído pero su afición por la lectura hizo que sus colegas le concedieran el apodo de “El filósofo” el cual dictaba su destino inminente.
Los problemas sociales que se estaban presentando en Francia provocaron que en 1816 fuera expulsado de la Escuela Politécnica (posteriormente esta sería clausurada)
pero su permanencia en París continuo, dedicándose a estudiar a diversos ideólogos para ampliar sus criterios, posturas e ideologías.

En 1817 se volvió secretario de Saint-Simon del que aprendería y sobre todo afianzaría su pensamiento pues los dos compartían la idea de que era necesario “reorganizar la sociedad valiéndose de una nueva ciencia del comportamiento humano y de las relaciones sociales del hombre”3 que más tarde sería conocida como Sociología. Aunque existió una buena relación entre ellos mientras que Comte fungió como secretario, una discordia terminaría con su relación pues además del surgimiento de conflictos de pensamiento se dice que Comte tenía pruebas para acusar a Saint-Simon de tratar de publicar una obra suya en su nombre.
Después de esto, aproximadamente por 1826, Comte comenzó a dar lecciones a algunos estudiantes de la Escuela Politécnica en un auditorio privado donde enseñaría su filosofía positivista pero su destitución en la Escuela y la confrontación que vivió con algunos profesores que lo acusaron por “las amargas protestas que escribió en el prólogo del tomo IV de su Filosofía positiva”4 donde afirmo que la elección de profesores se hacía por medio de criterios muy mediocres, hicieron que cayera en una crisis tanto económica como psicológica.
Este fue uno de los episodios más destacables en la vida privada de Comte. Casi nada se menciona sobre su vida amorosa aunque varios autores rescatan la idea de que vivía una terrible relación con su esposa Carolina Massin que provocó serios problemas entre ellos y que sin duda afecto sentimental y psicológicamente a Comte pues provocó en él hasta un intento frustrado de suicidio que terminaría con su reclusión en un manicomnio del que su esposa lo sacó y lo ayudó hasta que recuperar su lucidez, posteriormente se divorciaría de él. Económicamente Comte pudo sobrepasar esta horrible etapa gracias a la ayuda que le brindaban sus colaboradores y admiradores en Inglaterra con la atribución de Stuart Mill.
En 1829, después de sus incipientes problemas, reanudó las lecciones privadas que fueron el principal cimiento de su obra más conocida: Cours de philosophie positive desarrollada en seis volúmenes y que le llevaría de los años 1830 a 1842. Aunque su esposa no fue de gran influencia para las obras de Comte quien sí lo sería fue Clotilde de Vaux a quién conoció en 1844 y se enamoraría profundamente pues aunque haya sido por poco tiempo, su compañía le sería de gran ayuda para darle sentido a su existencia en sus últimos años de vida.


Obras y filosofía positivista

Los años más importantes de publicación para Comte serían:

-Sin duda, Curso de filosofía positiva.
-De 1851 a 1854 publicaría su obra de cuatro volúmenes Sistema de Política Positiva.
-En 1852 Catecismo positivista.
-En 1856 publicaría el primer volumen de su Síntesis subjetiva o sistema universal de las concepciones propias del estado normal de la humanidad pero dicho trabajo se vería interrumpido con su muerte en 1857.

-Escribiría también Consideraciones filosóficas sobre las ciencias y los sabios.
-Consideraciones sobre el poder espiritual
-Sistema de política positiva,
entre otras obras.
La obra de Comte se basa en la necesidad por la búsqueda de un orden social que ayude a mejorar y progresar a una sociedad lastimada en cuál se logren llevar acabo sus actividades, con lo cual concibió la Filosofía positivista. Citando a René Hubert, esta filosofía se basaba en tres objetivos principales:



  1. Proporcionar a las mentalidades individuales un sistema de creencias para unificar el espíritu colectivo.

  2. Establecer un conjunto de reglas coordinadas sobre las creencias comunes del sistema aludido.

  3. Determinar una organización política que sería aceptada por todos los hombres, en virtud de que respondería a sus aspiraciones intelectuales y a sus tendencias morales.


Como mencionamos anteriormente, las bases científicas y la exclusión de “todo saber apriorístico y toda especulación metafísica”5 serían el cimiento de su pensamiento. Para entender las obras de Comte es importante definir ciertos conceptos que serán de suma importancia para su filosofía positivista. La palabra positivo para Comte definía lo real con lo que buscaba el progreso. Entendía que “las teorías tiene por finalidad coordinar los hechos observados”6. Es decir, Comte buscaba encontrar una solución a los problemas sociales (sobre todo los que vivía Francia) por medio de leyes basadas en la contemplación de la realidad comprobada científicamente y definía filosofía como “el sistema general de conceptos humanos”7. Con las definiciones anteriores Comte entiende la filosofía positiva como el conocimiento a partir de los hechos o fenómenos observados que derivaran leyes que coordinen y describan los hechos sociales. Estas leyes se formalizaran únicamente cuando sean verificables con base en la experiencia a partir de lo que Comte considera de vital importancia que son los hechos generales que surgirán a partir de hechos particulares.
Estos cimentos serán los que darán origen a la disciplina indispensable para él que será la Sociología. Como crítica podemos decir que aunque Comte se aferraba a la idea de una reforma social que estuviera cimentada en leyes totalmente calculadas con base en la ciencias para mejorar las condiciones del hombre con respecto a sí mismo como con sus semejantes y procurar una mejor convivencia, esto es y será imposible pues el estudio del hombre y sobre todo su comportamiento con otros no es algo que sea repetible por lo que no se puede plasmar en leyes. Aunque claro, el velar por una convivencia mejor no es algo que se reproche, sin duda el establecimiento de principios permanentes en las ciencias sociales no es algo que se pueda lograr.

Sociología

Aben Jaldum en el siglo XIV y Juan Bautista Vico en el siglo XVIII, ya habían expuesto sus ideas acerca de la necesidad de crear una ciencia que tuviera por objeto de estudio la sociedad y los fenómenos provenientes de la misma. A finales del siglo XIX, Saint-Simon expone nuevamente la necesidad de crear dicha ciencia de la sociedad, pero esta vez con el objetivo de orientar la reorganización de la industria, a la cual denominaría ciencia política; sin embargo, no tiene éxito.

Es entonces que siguiendo estas líneas, Augusto Comte aparece para llamar a esta nueva disciplina física social, esto con la intención de hacer notorio su carácter positivo científico (como se ha explicado anteriormente). A partir del surgimiento de dicho nombre para una nueva ciencia que estudiaría a profundidad los fenómenos de la sociedad, diversos escritores como el belga Quetelet, comenzaron a apropiarse del término por lo cual Comte “se decide a formar con el vocablo latino (societas) y otro griego (logos) la palabra Sociología”8 que utilizaría por primera vez en el año de 1838, en su libro titulado Curso de filosofía positiva.

Comte define a la sociología de varias maneras, entre las cuales destacan las dos siguientes: la primera es una ciencia que tiene por objeto “el estudio de los fenómenos humanos superiores, o sea, los que presentan los hombres reunidos en sociedad”9 y la segunda definición concibe a la Sociología como la “ciencia del orden y del progreso social.”10

Como toda ciencia que debe seguir una metodología, Comte reconocerá en la Sociología los mismos principios y métodos de la filosofía positivista, los cuales incluyen la observación, experimentación y comparación; sin embargo, Comte le adjudica a la sociología un método propio que es el histórico basado en la observación del pasado para ser utilizado como método especulativo pero sin dejar a un lado su criterio abstracto. Por lo que lo deja como un elemento secundario.

Para una mejor comprensión de la sociología, Augusto Comte divide a esta disciplina en dos grandes campos que son: la estática y la dinámica que explicaremos a continuación.

La estática en el campo de la sociología se ocupa del estudio de la sociedad en reposo y de su estructura, comenzando por el individuo para seguir, con la primera célula de la sociedad que es la familia, cuya función consiste históricamente en la aportación de los elementos necesarios para la creación y constitución del Estado.

Por su parte la dinámica social, tiene como objetivo la compresión del progreso que rige a la humanidad, para esto Comte se apoya en una de sus más famosas teorías llamada “la teoría de los tres estados” o fases por las cuales atraviesa el pensamiento humano, estos tres tipos de estado son: el estado teológico, el metafísico y el positivo.

Como ya hemos visto el pensamiento del hombre influye sobre la organización de la sociedad, por lo que dicha organización atraviesa por los tres estados ya mencionados y que en breve explicaremos.

El estado teológico puede ser dividido en tres partes fundamentales para su explicación, estas son: el fetichismo, en el cual se personifican las cosas y se les atribuye a un poder mágico o divino; el politeísmo que es un segundo componente del estado teológico en donde la animación es reiterada de las cosas materiales para trasladarla a una serie de divinidades, cada una de las cuales presenta un tipo de poderes y por último tenemos al monoteísmo, considerado como la fase superior de este estado, en donde todos los poderes divinos quedan reunidos y concentrados en un solo Dios. El papel histórico del estado teológico es irremplazable.

El segundo estado para Comte es el metafísico, en el cual se siguen buscando conocimientos absolutos y para ello la metafísica intenta explicar la naturaleza de los seres, su esencia y sus causas; sin involucrar a agentes sobrenaturales, sino a entidades abstractas que le confieren su nombre a la ontología. La mente que se lanzaba tras lo lejano, se va acercando poco a poco a las cosas y así como en el estado teológico los poderes se resumían en el concepto de Dios, aquí la gran entidad general que lo sustituye es la naturaleza. Sin embargo, el carácter del estado metafísico es sobre todo crítico y negativo, de preparación para dar paso al estado positivo.

Por su parte en el estado positivo la imaginación queda completamente subordinada a la observación, el positivismo busca sólo hechos además de leyes y no causas ni principios de las esencias o sustancias, es decir, el positivismo se atiene a lo definitivo, o sea a lo que está puesto o dado. Renuncia a lo que es vano intentar conocer y busca sólo las leyes de los fenómenos donde prevalecerá la racionalidad.

Otro punto importante de Comte, que engloba a la sociología es la clasificación dadas a las ciencias. En dicha jerarquía las disciplinas científicas se clasifican por su grado de abstracción y de generalidad; por lo cual van de la más abstracta y general a la más concreta y menos general, quedando la clasificación de la siguiente manera:

-Matemáticas
-Astronomía
-Física
-Química
-Biología
-Sociología

“Según esta clasificación cada ciencia apoya en la que le antecede y, en consecuencia, la Sociología utiliza todo lo aportado por las otras disciplinas, con el fin de estudiar la realidad social y de hallar las leyes que la rigen”11 con lo que se materializarían las leyes por las que tanto apelaba.

En toda esta concepción positivista de Comte la reorganización social era objeto de estudio de la Sociología pero para que se llevara acabo se necesitaba de la Política positiva que coordinaría el progreso de la humanidad.

A pesar de todo lo anterior Comte se decide a imaginar una sociedad ideal, que esperaríamos estuviera basada en todos y cada uno de sus pensamientos, sin embargo una de las acusaciones que se la hecho es que abandona el terreno positivista y nos dice que “para coordinar el orden con el progreso en la sociedad es necesaria la religión, porque la religión regula y enlaza las voluntades individuales”12 pero ante la diversidad de religiones que separan a la humanidad, resulta indispensable organizar una nueva religión fundada en el espíritu positivo, a fin de que sea aceptada por todos.

Es entonces cuando propone sustituir toda religión existente por la que Comte denomina como la religión de la humanidad “porque mientras los credos religiosos existentes se basan en dogmas incomprobables, la humanidad es una idea perfectamente positiva, y analizada por la historia”13

Comte llegó incluso a formular el catecismo y el calendario positivista en el que los santos fueron sustituidos por sabios además de que toma en cuenta a la mujer y la humanidad será el Gran Ser. Algunos autores afirman que la introducción de la religión y de la mujer en su pensamiento era inevitable pues el gran empuje que tuvo su entorno familiar en la formación de su desarrollo hizo que no pasara desapercibida la religiosidad en su mentalidad y su gran amor, Cleothilde de Vaux, terminó por tener influencia al darle al hombre la cualidad de ser con alma que busca creer en algo superior a él sin dejar de tomar en cuenta al amor.

Conclusiones

Aunque para algunos autores Comte no fue el creador de la Sociología, argumentando que únicamente se dedicó a recopilar ideas que filósofos anteriores a él ya habían dado a conocer sin duda, su aportación es indispensable para las ciencias sociales. La influencia que tuvo el contexto histórico en el que vivió fue de vital importancia para el desarrollo de su pensamiento pues gracias a esto fue que pudo desarrollar su filosofía positivista buscando la armonía en la sociedad. Si bien, en la actualidad podríamos criticar severamente sus postulados no cabe duda que su intervención ofreciéndonos la Sociología fue y será reconocida por los científicos sociales ya que esta disciplina (actualmente con muchos cambios) es indispensable para analizar al ser humano y sobre todo, aunque no planteando leyes únicas como lo planteaba Comte, nos ayuda a buscar los mejores criterios que permitan la preservación de la mejor calidad de vida entre los hombres.

Bibliografía


*GANE Mike, Auguste Comte, Ed. Peter Hamilton, Estados Unidos, 2006.


*COPLESTON Frederick, Historia de la filosofía, Ed. Ariel, Vol. IX, México, 1983.


*MENDIETA Y NÚÑEZ Lucio, Tres ensayos sociológicos, Ed. UNAM, 1979, México.

*XIRAU Ramón, Introducción a la historia de la filosofía, Ed. UNAM, México.

*HUBERT René, Comte, Ed. Suramericana, Buenos Aires.

-http://elpositivismo.blogspot.mx/2005/04/auguste-comte-1798-1875.html

-http://www.webquest.es/webquest/unidad-2-211-augusto-comte-positivismo

1 Xirau, Ramón, Introducción a la historia de la filosofía, México, Universidad Nacional Autónoma de México, 353 p.

2 Copleston, Frederick, Historia de la filosofía, México, Ed. Ariel, Vol. IX, 1983, 86 p.

3 Copleston, Frederick, Historia de la filosofía, México, Ed. Ariel, Vol. IX, 1983, P. 86.

4 Mendieta y Núñez Lucio, Tres ensayos sociológicos, Universidad Nacional Autónoma de México, 1979, México, P. 8.

5 Mendieta y Núñez Lucio, Tres ensayos sociológicos, Universidad Nacional Autónoma de México, 1979, México, P. 9.

6 Gane, Mike, Auguste Comte, Estados Unidos, Peter Hamilton, 2006, P. 158.

7 Ibídem.

8 Mendieta y Núñez Lucio, Tres ensayos sociológicos, Universidad Nacional Autónoma de México, 1979, México, P. 12.

9 Ibíd, P. 13.

10 Ibídem

11 Op. Cit. Mendieta, P. 14.

12 Ibídem, P. 15.

13 Ibídem.

similar:

Bibliografía iconBibliografíA 46

Bibliografía iconBibliografía

Bibliografía iconBibliografía

Bibliografía iconBibliografía

Bibliografía iconBibliografía

Bibliografía iconBibliografía

Bibliografía iconBibliografía: 18

Bibliografía iconBibliografía

Bibliografía iconBibliografía

Bibliografía iconBibliografía


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com