Manual de trabajo es una expresión que impone respeto, y somos muchos los que sentimos que para erradicar viejas pautas de pensamiento, profundamente arraigadas, lo que se debe hacer es precisamente trabajar, y mucho.




descargar 492.68 Kb.
títuloManual de trabajo es una expresión que impone respeto, y somos muchos los que sentimos que para erradicar viejas pautas de pensamiento, profundamente arraigadas, lo que se debe hacer es precisamente trabajar, y mucho.
página4/10
fecha de publicación03.02.2016
tamaño492.68 Kb.
tipoManual
med.se-todo.com > Derecho > Manual
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10
«Me doy permiso para relajarme.»
LOS PUNTOS DE PODER
1. Cada uno de nosotros es responsable de sus experiencias.

2. Todo lo que pensamos va creando nuestro futuro.

3. Todos nos enfrentamos con las pautas dañinas del resentimiento, la crítica, la culpa y el odio a nosotros mismos.

4. Éstos no son más que pensamientos, y los pensamientos se pueden cambiar.

5. Necesitamos liberarnos del pasado y perdonar a todo el mundo, incluso a nosotros mismos.

6. Aprobarse y aceptarse a uno mismo en el «ahora» es la clave de los cambios positivos.

7. El punto de poder está siempre en el momento presente.


5

LOS MIEDOS Y LAS FOBIAS

«Los miedos no son más que pensamientos, y podemos liberarnos de los pensamientos.»

Enunciados

  • Tengo miedo de salir de casa.

  • Eso a mí no me daría resultado.

  • Me aterra envejecer.

  • Me da miedo volar. d La gente me asusta.

  • ¿Y si me quedara sin casa?

  • Conducir un coche me da claustrofobia.

  • ¿Y si me espera una muerte dolorosa?

  • Tengo miedo de estar solo.


¿Cuántos de estos enunciados te suenan familiares?

Vamos a examinar los mecanismos subyacentes en el miedo.

En cualquier situación dada, creo que tenemos una opción entre el amor y el miedo. Tenemos miedo al cambio, miedo de no cambiar, miedo del futuro y miedo de correr riesgos. Tememos a la intimidad y nos aterra estar solos. Nos asusta dejar que la gente sepa lo que necesitamos y quiénes somos, y nos da miedo desprendernos del pasado.

En el otro extremo del espectro tenemos el amor. El amor es el milagro en cuya busca andamos todos. Amarnos a nosotros mismos opera milagros en nuestra vida. No estoy hablando de vanidad ni de arrogancia, porque eso no es amor: es miedo. Hablo de tener un gran respeto por nosotros mismos y de estar agradecidos por el milagro de nuestro cuerpo y de nuestra mente.

Cuando estés asustado, recuérdate a ti mismo que en ese momento no estás amándote ni confiando en ti. Sentir que uno «no sirve» interfiere en el proceso de toma de decisiones. ¿Cómo puede uno tomar una buena decisión cuando no está seguro de sí mismo?

Susan Jeffers, en su maravilloso libro Feel the fear and do it anyway (Siente miedo, pero de todos modos hazlo), dice: «Si todo el mundo siente miedo cuando se aproxima a algo totalmente nuevo en su vida, y sin embargo hay tantos que andan por ahí "haciéndolo" a pesar del miedo, entonces debemos llegar a la conclusión de que el problema no es el miedo.» Y sigue diciendo que el verdadero problema es la forma en que abordamos el miedo. Podemos abordarlo desde una posición de poder o de desvali4miento. El hecho de que tengamos miedo ya no viene al caso.

Vemos lo que creemos que es el problema, y después descubrimos lo que es el verdadero problema. El verdadero problema es sentir que uno «no sirve», y no amarse a sí mismo.

Todos somos siempre perfectos, siempre hermosos y eternamente cambiantes. Estamos haciendo lo mejor que podemos hacer con el entendimiento, los conocimientos y la conciencia de que disponemos. Y a medida que vamos creciendo y cambiando, «lo mejor» seguirá mejorando más y más.

EJERCICIO: Aflojar la tensión

Mientras lees este ejercicio, haz una inspiración profunda y, mientras ex-halas, deja que la tensión desaparezca de tu cuerpo. Deja que el cuero cabelludo, la frente y la cara se relajen. Para leer no necesitas mantener la cabeza tensa. Deja que la lengua, la garganta y los hombros se relajen. El libro se puede sostener con las manos y los brazos relajados: hazlo así. Deja que se relajen la espalda, el abdomen y la pelvis. Deja que la respiración se tranquilice al relajar los pies y las piernas.

¿Sientes un cambio notable en el cuerpo desde que empezaste a leer el párrafo anterior? Observa cuánto se tensa. Y si está tensándose el cuerpo, también está tensándose la mente.

En esta posición cómoda y relajada, di: «Estoy dispuesto a aflojar la tensión. Me libero. Me dejo ir. Me libero de todas las tensiones, de todos los miedos. Me libero de todo enojo y de toda culpa. Renuncio a todas las tristezas y a todas las viejas limitaciones. Me relajo y estoy en paz. Estoy en paz conmigo mismo. Estoy en paz con el proceso de la vida. Estoy a salvo.»

Repite este ejercicio dos o tres veces. Siente el placer de aflojar la tensión, de relajarte. Repítelo cada vez que te encuentres pensando en dificultades. Necesitarás cierta práctica para que esta rutina acabe formando parte de tu vida. Una vez que estés familiarizado con este ejercicio, puedes hacerlo en cualquier parte y en cualquier momento. Y serás capaz de relajarte completamente en cualquier situación.
EJERCICIO: Los miedos y las afirmaciones

Después de cada una de las categorías que se enumeran más abajo, anota cuál es tu mayor miedo en cada ámbito, y después piensa en una afirmación positiva que le corresponda.
1. La carrera

Ejemplo:

Me temo que nadie se fijará nunca en mi valor.

TU MIEDO:


Afirmación de muestra:

En el trabajo todo el mundo me aprecia.

TU AFIRMACIÓN:


2. La situación vital

Ejemplo:

Yo jamás tendré casa propia.

TU MIEDO:


Afirmación de muestra:

Hay un hogar perfecto para mí y lo acepto ahora.

TU AFIRMACIÓN:


3. Las relaciones familiares

Ejemplo:

Mis padres no me aceptan tal como soy.

TU MIEDO:


Afirmación de muestra:

Acepto a mis padres, y ellos a su vez me aceptan y me aman.

TU AFIRMACIÓN:


4. El dinero

Ejemplo:

Tengo miedo de ser pobre.

TU MIEDO:


Afirmación de muestra:

Confío en que todas mis necesidades se verán satisfechas.

TU AFIRMACIÓN:


5. La apariencia física

Ejemplo:

Creo que soy gordo y nada atractivo.

TU MIEDO:

Afirmación de muestra:

Me libero de la necesidad de criticar mi cuerpo.

TU AFIRMACIÓN:


6. El sexo

Ejemplo:

Tengo miedo de no estar a la altura.

TU MIEDO:


Afirmación de muestra:

Estoy relajado y fluyo con la vida, fácilmente y sin esfuerzo.

TU AFIRMACIÓN:


7. La salud

Ejemplo:

Tengo miedo de ponerme enfermo y ser incapaz de valerme solo.

TU MIEDO:


Afirmación de muestra:

Conseguiré siempre toda la ayuda que necesite.

TU AFIRMACIÓN:


8. Las relaciones

Ejemplo:

No creo que nadie llegue jamás a amarme.

TU MIEDO:


Afirmación de muestra:

El amor y la aceptación son míos. Me amo a mí mismo.

TU AFIRMACIÓN:


9. La vejez

Ejemplo:

Tengo miedo de envejecer.

TU MIEDO:


Afirmación de muestra:

Cada edad tiene infinitas posibilidades.

TU AFIRMACIÓN:


10. La muerte:

Ejemplo:

¿Y si no hubiera vida después de la muerte?

TU MIEDO:


Afirmación de muestra:

Confío en el proceso de la vida. Estoy embarcado en un viaje infinito a través de la eternidad. TU AFIRMACIÓN:

EJERCICIO: Afirmaciones positivas

Del último ejercicio elige un motivo de miedo, el que sea más inmediato para ti. Válete de la visualización para verte superando el miedo, con un resultado positivo. Visualízate sintiéndote libre y en paz. Escribe veinticinco veces una afirmación positiva, y ¡recuerda cuál es el poder al que estás recurriendo!

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
Revisa la siguiente lista de creencias, reproducida ya al principio del capítulo, y estudia después las afirmaciones correspondientes a cada creencia Convierte esas afirmaciones en parte de tu rutina diaria. Dilas a menudo en el coche, en el trabajo, frente al espejo o en cualquier momento en que sientas aflorar tus creencias negativas.
Si tu creencia es:
Tu afirmación es:Tengo miedo de salir de casa. Estoy siempre a salvo y protegido. Eso a mí no me daría resultado. Mis decisiones son siempre perfectas para mí.

Me aterra envejecer. Mi edad es perfecta y disfruto de cada momento nuevo. Me da miedo volar Estoy centrado en la seguridad y acepto la perfección de mi vida.La gente me asusta. Dondequiera que vaya, me quieren y estoy seguro.¿Y si me quedara sin casa? Mi hogar es el universo.Conducir un coche me da Claustrofobia Me relajo y me muevo con, comodidad y júbilo.¿Y si me espera una muerte dolorosa?Cuando sea el momento, moriré cómodamente y en paz.Tengo miedo de estar solo. Expreso amor, y siempre atraigo amor dondequiera que vaya.«Me doy permiso para estar en paz.»

LOS PUNTOS DE PODER

1. Cada uno de nosotros es responsable de sus experiencias.

2. Todo lo que pensamos va creando nuestro futuro.

3. Todos nos enfrentamos con las pautas dañinas del resentimiento, la crítica, la culpa y los odios a nosotros mismos

4. Estos no son más que pensamientos, y los pensamientos se pueden cambiar.

5. Necesitamos liberarnos del pasado y perdonar a todo el mundo, incluso a nosotros mismos.

6. Aprobarse y aceptarse a uno mismo en el «ahora» es la clave de los cambios positivos.

7. El punto de poder está siempre en el momento presente.

6

EL ENOJO

«Acepto con amor todas mis emociones.»

Enunciados

  • Tengo miedo de enojarme.

  • Si me enojo, perderé el control.

  • No tengo derecho a enojarme.

  • El enojo es algo malo.

  • Cuando alguien se enoja, me da miedo.

  • Enojarse es peligroso.

  • Mis padres no me permitían expresar mi enojo.

  • Si me enojo, nadie me querrá.

  • Tengo que ocultar mi enojo.

  • Cuando me trago el enojo, me siento mal.

  • Yo nunca me he enojado.

  • Si me enojo, haré daño a alguien.

¿Reconoce usted alguno de estos sentimientos? Quizás el enojo sea una de sus grandes barreras.

El enojo es una emoción normal y natural. Los bebés se ponen furiosos, expresan su furia y asunto terminado. Pero muchos hemos aprendido que no está bien, que no es de buena educación o no es aceptable que nos enojemos. Y aprendemos a tragarnos nuestros sentimientos coléricos, que se nos sedimentan en el cuerpo, en las articulaciones y los músculos. Se acumulan y se convierten en resentimiento. Capas y capas de enojos enterrados y convertidos en resentimiento pueden contribuir a la aparición de enfermedades como la artritis (con los dolores que la acompañan) e incluso como el cáncer.

Es necesario que reconozcamos y admitamos todos nuestros sentimientos, incluido el enojo, y que encontremos formas positivas de expresarlos. No es necesario que andemos repartiendo golpes ni desquitándonos con la gente, pero podemos decir de forma simple y clara: «Esa actitud tuya me molesta», o «Estoy enojado por lo que has hecho». Y si no nos es posible hacer esto, todavía nos quedan muchas opciones: podemos protestar sofocando los gritos contra una almohada, aporrear la cama, patear cojines, correr, vociferar en el coche con las ventanillas cerradas, jugar al tenis... todas estas posibles canalizaciones son una descarga saludable.

1. En tu familia, ¿cuál era la pauta del enojo?

2. ¿Qué hacía tu padre con su enojo?

3. ¿Qué hacía tu madre con su enojo?

4. Tus hermanos y hermanas, ¿cómo expresaban su enojo?

5. ¿Había un chivo expiatorio en la familia?

6. De niño, ¿qué hacías con tu enojo?

7. ¿Expresabas tu enojo o te lo tragabas?

8. ¿De qué método te valías para reprimirlo?


9. ¿Solías

Comer en exceso? ................................   Sí   No

Estar siempre enfermo? ...........................   Sí   No

Mostrar tendencia a sufrir accidentes? .............   Sí   No

Meterte en peleas? ...............................   Sí   No

Ser mal alumno? .................................   Sí   No

Llorar continuamente? ............................   Sí   No

10. ¿Cómo manejas ahora tu enojo?

11. ¿Reconoces alguna pauta familiar?

12. ¿A qué miembro de la familia te pareces cuando se trata de expresar enojo?

13. ¿Tienes «derecho» a enojarte?

14. ¿Por qué no? ¿Quién dijo eso?

15. ¿Puedes darte permiso para expresar tus sentimientos de la manera más adecuada?

Algo rápido y fácil de hacer cuando tus sentimientos te abrumen es saltar repetidas veces, gritando: « ¡Basta! ¡Basta! ¡Déjame en paz! ¡Basta! ¡Basta! ¡Déjame en paz!» Inténtalo. Como descarga rápida, funciona de maravilla.

Si tienes mucho enojo reprimido, es probable que seas una persona que anda por el mundo continuamente enfadada. El enojo es como un rescoldo apenas cubierto de cenizas, que a la menor provocación vuelve a encenderse. Quizá no llegues a expresarlo, pero estarás mascullando por lo bajo, rebosante de resentimiento y de ideas condenatorias. Tal vez seas una persona de esas que critican a todo el mundo, y en este caso, también te auto-criticarás, sin duda, de manera que podrías preguntarte:

1. ¿Qué consigo al estar todo el tiempo enojado?

2. ¿Qué pasa si renuncio a enojarme?

3. ¿Estoy dispuesto a perdonar y liberarme?

EJERCICIO: Escribe una carta

Piensa en alguien con quien estés todavía enojado. Quizá sea un enojo antiguo. Escribe una carta a esa persona, habiéndole de todos tus agravios y diciéndole cómo te sientes. No te reprimas; expresa lo que sientes, y usa más papel si lo necesitas.
Cuando hayas terminado la carta, vuelve a leerla. Después dóblala, y del lado de afuera escribe: «Lo que realmente quiero es tu amor y tu aprobación.» Después quema la carta y deshazte de las cenizas.
EL TRABAJO CON EL ESPEJO
Elige a otra persona con quien estés enojado, o la misma. Siéntate frente a un espejo, y no te olvides de tener a mano unos cuantos pañuelos de papel. Mírate a los ojos y ve a la otra persona. Dile por qué estás tan enojado.

Cuando hayas terminado, dile: «Lo que realmente quiero es tu amor y tu aprobación.» Todos andamos en busca de amor y aprobación. Eso es lo que queremos de todo el mundo, y eso es lo que todo el mundo quiere de nosotros. El amor y la aprobación aportan armonía a nuestra vida.

Para ser libres, tenemos que desatar los viejos nudos que nos ligan. Entonces, vuelve a mirarte en el espejo y di: «Estoy dispuesto a liberarme de la necesidad de ser una persona colérica.» Observa si realmente estás dispuesto a hacerlo, o si aún quieres seguir aterrándote al pasado.

Revisa la siguiente lista de creencias, reproducida ya al principio del capítulo. Frente a cada una están las correspondientes afirmaciones. Repítelas cuando vas en el coche, al limpiarte los dientes por la mañana, frente al espejo, o en cualquier momento en que sientas aflorar tus creencias negativas.

1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

similar:

Manual de trabajo es una expresión que impone respeto, y somos muchos los que sentimos que para erradicar viejas pautas de pensamiento, profundamente arraigadas, lo que se debe hacer es precisamente trabajar, y mucho. iconRecuerden que esto se debe hacer con mucho

Manual de trabajo es una expresión que impone respeto, y somos muchos los que sentimos que para erradicar viejas pautas de pensamiento, profundamente arraigadas, lo que se debe hacer es precisamente trabajar, y mucho. iconNota: de esta práctica se debe hacer reporte formal. En la wiki hay...

Manual de trabajo es una expresión que impone respeto, y somos muchos los que sentimos que para erradicar viejas pautas de pensamiento, profundamente arraigadas, lo que se debe hacer es precisamente trabajar, y mucho. iconUna cultura nacional de prevención en materia de seguridad y salud...

Manual de trabajo es una expresión que impone respeto, y somos muchos los que sentimos que para erradicar viejas pautas de pensamiento, profundamente arraigadas, lo que se debe hacer es precisamente trabajar, y mucho. iconPara esta actividad usted debe investigar y hacer un informe de los siguientes términos

Manual de trabajo es una expresión que impone respeto, y somos muchos los que sentimos que para erradicar viejas pautas de pensamiento, profundamente arraigadas, lo que se debe hacer es precisamente trabajar, y mucho. iconLa célula es la unidad fundamental de la vida. Todos los seres vivos...

Manual de trabajo es una expresión que impone respeto, y somos muchos los que sentimos que para erradicar viejas pautas de pensamiento, profundamente arraigadas, lo que se debe hacer es precisamente trabajar, y mucho. icon2. Utilice su poder psicotrónico para hacer realidad sus deseos
«atascos» en sus señales psicotrónicas. —Cómo hacer que los demás vean las cosas como usted.—Haga resonar cada célula de su cuerpo...

Manual de trabajo es una expresión que impone respeto, y somos muchos los que sentimos que para erradicar viejas pautas de pensamiento, profundamente arraigadas, lo que se debe hacer es precisamente trabajar, y mucho. iconExponga con detalle los pasos del Modelo de Bohr para el átomo de...

Manual de trabajo es una expresión que impone respeto, y somos muchos los que sentimos que para erradicar viejas pautas de pensamiento, profundamente arraigadas, lo que se debe hacer es precisamente trabajar, y mucho. iconLo anterior es contrario a todas las expresiones y decisiones que...

Manual de trabajo es una expresión que impone respeto, y somos muchos los que sentimos que para erradicar viejas pautas de pensamiento, profundamente arraigadas, lo que se debe hacer es precisamente trabajar, y mucho. iconResumen Los profesores de química somos, por naturaleza, profesionales...

Manual de trabajo es una expresión que impone respeto, y somos muchos los que sentimos que para erradicar viejas pautas de pensamiento, profundamente arraigadas, lo que se debe hacer es precisamente trabajar, y mucho. iconEl pensamiento espacial es esencial para el pensamiento científico,...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com