Bibliografía Cuadros, Gráficas, Mapas




descargar 98.86 Kb.
títuloBibliografía Cuadros, Gráficas, Mapas
página3/3
fecha de publicación03.03.2016
tamaño98.86 Kb.
tipoBibliografía
med.se-todo.com > Derecho > Bibliografía
1   2   3

11.¿Qué prácticas de responsabilidad social y derechos sindicales llevan a cabo las multinacionales?

Las empresas transnacionales movilizan importantes cantidades de capital como inversión extranjera directa en la economía mundial. Es a través de la responsabilidad social que las MNCs pueden aportar al crecimiento económico, la competitividad, la justicia social y el desarrollo sostenido. Sin embargo, la valoración y control de las empresas, bajo criterios de responsabilidad social puede ser pasajera, dado que se ha convertido en un icono de moda para la mayoría de las ellas.
La responsabilidad social de las empresas no solo es el cumplimiento de las normas legales, también implica invertir en capital humano, en medio ambiente y en un marco de sostenibilidad y buen gobierno. Las medidas correctoras que adoptan las empresas son los denominados códigos de conducta con las que tratan de paliar los efectos negativos de determinadas acciones, en algunos casos destructivos sobre la vida humana y normas básicas de convivencia, producto del actual modelo económico y de producción (Vázquez, 2006).
Entre los compromisos que asumen mayor número de códigos de conducta se encuentra la erradicación de la discriminación (igualdad de oportunidades para ascensos o igualdad de retribuciones por un trabajo del mismo valor), junto a los temas de seguridad y salud laboral, trabajo infantil, trabajo forzoso, niveles salariales, teniendo los concernientes a la libertad de asociación y negociación colectiva.
Un estudio realizado por la consultora Expok, a partir de identificar qué empresas de las 500 más importantes publicadas en 2009 por la revista Expansión contaban con certificación ESR (Empresa dee Responsabilidad Social), obtuvo el resultado, por sectores específicos, que se muestra en el Cuadro 15. Es sugerente que ninguna de las 500 pertenecientes a los medios (como Televisa, TV Azteca, Cablevisión, El Universal, etc.) tenga tal certificación. Ni tampoco las que están identificadas en la lista como empresas de alimentos (Bafar, Chata, Mead Johnson México y otras). Por el contrario, excepto Alpura, las restantes 500 que producen lácteos (Grupo Industrial LALA, Nestlé México y Danone México), si cuentan con tal certificación.
Al revisar los datos de nuestra encuesta, resalta en primer lugar, el reconocimiento al sindicato por parte de las MNCs. La mayoría de las empresas multinacionales en México si tienen un sindicato reconocido. La relación con los sindicatos es usualmente de naturaleza difícil para las empresas. Con toda seguridad preferirían que los vínculos con sus empleados fuera directo, y no influidos por alguna instancia de intermediación. A pesar de ello, las dos terceras (63%) partes de las MNCs cuentan con sindicato reconocido por ellas mismas. Sólo poco más de la tercera parte de todas (37%), no cuenta con sindicato. Aparecen entre los diferentes segmentos importantes diferencias (Cuadro 16). En cuanto al sector principal de actividad, llama la atención que las multinacionales de los servicios son las que menos reconocen la existencia de sindicatos, lo cual es congruente con su acusada oposición a que sus unidades productivas decidan por sí solas, de manera independiente, sobre esta materia. Y contrasta con las empresas del sector primario, en las que la totalidad reconoce la existencia de este tipo de organizaciones. Por otra parte, por el número de empleados se puede observar que las compañías de tamaño más grande tienen una mayor inclinación a aceptar que opere un sindicato (71%), que aquellas más chicas, en las que sólo la mitad tiene sindicato reconocido. Por último, al tomar en cuenta el origen del capital, se advierte que las empresas mexicanas son las que menor oposición muestran al reconocimiento de los sindicatos (23%), mientras que las americanas, por el contrario, son las que exhiben una menor tasa de reconocimiento de los mismos (55%).
En sentido general, puede admitirse que las MNCs mexicanas grandes son las más proclives a aceptar en sus empresas la existencia de los sindicatos, mientras que las empresas más pequeñas del sector de los servicios son, por el contrario, las más renuentes en el reconocimiento de los mismos.
La responsabilidad social de las empresas no es auto-contenida, es decir, no se ciñe a sus dominios internos, en cuyos terrenos puede ejercer directamente su autoridad, para hacer cumplir las normas que permiten alcanzar los valores que las rigen. Por el contrario, y aunque de forma indirecta, se desborda a toda la sociedad; pero de manera más inmediata y natural, a las otras empresas que, o bien se ubican en el primer escalón de la red de proveeduría, o bien son subcontratadas para realizar subprocesos específicos, y que en conjunto configuran eso que se suele llamar “la empresa externa”. Dentro de esta lógica, uno de los aspectos frente a los cuales las MNCs no deberían permanecer ajenas, es el respeto a los derechos laborales que se practican dentro de los confines de sus respectivas “empresas externas”.
Con el fin de obtener información sobre esta cuestión, se le pidió a los encuestados que emitieran su opinión acerca de si las empresas que representaban mantenían una vigilancia sobre el respeto a los derechos laborales que tienen sus proveedores. El Cuadro 17 muestra los resultados del alto grado de desacuerdo con esta proposición. Es notorio, en particular, el alto nivel de coincidencia obtenido en las respuestas, que se manifiesta en dos aspectos. Primero, la vigilancia y respecto a lo largo de la cadena constituye una cuestión sobre la que apenas existen dudas. Sólo el 11% dijo no tener opinión al respecto. Y, segundo, la inmensa mayoría (72%) planteó estar total o parcialmente de acuerdo con la proposición. Un consenso general que únicamente es quebrantado por las empresas del sector primario, las cuales no están interesadas en el comportamiento que sus proveedoras o subcontratadas puedan adoptar en materia de derechos laborales. Resaltan las empresas mexicanas y de mayor tamaño por estar de acuerdo con la vigilancia de los derechos laborales de sus empresas proveedoras.
Uno de los aspectos en que se expresan los complejos vínculos entre las empresas y los sindicatos tiene que ver con la actitud comprometida por parte de los representantes de estas organizaciones. Independientemente de cómo se haya construido la misma, esta actitud, de acuerdo a su dirección, constituye un indicador importante de situaciones, reales o potenciales, de conflictividad o de cooperación entre las dos partes. En el caso de las MNCs que operan en México, y a juicio de los encuestados, los representantes sindicales parecen favorecer, en sentido general, posturas colaborativas. La información recogida en los Cuadros 18 y 19 abunda sobre esta idea.
Otra opinión relevante es que existe un fuerte nivel de desacuerdo con el enunciado de que los representantes sindicales mantienen una posición contraria a la administración de las empresas (Cuadro 18). Globalmente, apenas el 8% convino en ratificar esta visión parcial o totalmente. Un punto de vista al cual todos los segmentos se adhieren. Las diferencias más importantes son dos: que todas las empresas mexicanas no ratifican esta opinión. Y que las empresas americanas son las más propensas a aceptar el antagonismo de los representantes sindicales, y al mismo tiempo las menos entusiastas en rechazar tal aseveración.
Consecuentemente, existe un acuerdo ampliamente compartido de que los representantes sindicales contribuyen a resolver los problemas enfrentados y a alcanzar los objetivos de la empresa (Cuadro 19). En esta dirección se manifiesta el 70% de los encuestados, al estar de acuerdo, ya sea total o parcialmente, con esta aseveración.
El análisis de las diferencias por segmentos muestra una elevada correspondencia con los resultados examinados en el Cuadro 19. Por una parte, ninguno de los subgrupos de empresas altera totalmente la inclinación observada para el conjunto de MNCs. Por otra, sí existen variaciones interesantes, aunque relativamente menores, que se pueden sintetizar en los siguientes aspectos. En primer término, las empresas mexicanas son las que más altamente concuerdan con la idea de representantes sindicales son colaboradores y están interesados en alcanzar los mismos objetivos que las empresas. El 88% sostiene esta percepción y el índice promedio fue el más alto (4.30). Y, lo que es más notorio aún, es que es el único grupo que está absolutamente de acuerdo, ya sea parcial o plenamente, con la idea de que los representantes sindicales coadyuvan en el logro de los planes empresariales. En segundo término, las que menos profundamente participan de la norma general, son las empresas pequeñas.
12. A manera de conclusión

El impacto de las multinacionales dentro de la literatura especializada continúa en debate. Sin embargo, el rol de las corporaciones y sus efectos sobre creación de empleos y transferencia de tecnologías, en el marco de una feroz competencia global por atraer IED, han brindado cierta madurez en el análisis.

Quizás la conclusión más importante de la literatura reciente es que existe una amplia gama de situaciones y posibilidades que muestra distintas trayectorias de las multinacionales. Los estudios sobre modelos productivos en la industria automotriz (Boyer y Freysenet, 2002), sobre cadenas globales de valor en la industria del vestido (Gereffi, 1999), sobre innovación en el software (Malerba, XXX), sobre la adaptación de las mejores prácticas organizacionales provenientes del Japón (Abo, 2007) o sobre estrategias de éxito basadas en el outsourcing (Berger, 2006), e incluso sobre estrategias de inversión en las empresas translatinas (Mortimore, 2006), evidencian diferentes patrones evolutivos. En otras palabras, sector de actividad, país de origen o nicho de producto está asociado con el comportamiento diverso de las corporaciones multinacionales. Más aún las subsidiarias, filiales y unidades de negocio localizadas en los países receptores tienen comportamientos autónomos y distintos a los de sus propios corporativos (Quintanilla, 2008).
Si bien hay una amplio conocimiento en México sobre las compañías extranjeras, y en menor medida sobre las empresas mexicanas, no se tiene un panorama general sobre el comportamiento de las corporaciones multinacionales que atraviese los sectores de actividad, el país de origen, la región de localización y el tamaño en el empleo.
Los estudios más generales se han centrado en la inversión extranjera directa (Dussel-Peters, 2007), en industrias de manufactura según tamaño (Domínguez y Brown, 2004; De la Garza, 2005) y región (Ruiz-Duran, 2008). Otros de alcance medio se han centrado en el análisis de sectores de actividad especifico como la electrónica (Dussel-Peters, 2005), el software (Hualde y Gomis, 2008), la industria automotriz (Juarez, Lara y Bueno, 2008) o aeroespacial (Hualde y Carrillo, 2007). Y algunos más se han orientado a un nivel micro para analizar casos de firma como por ejemplo Lear (Lara et al. 2005), Delphi (Carrillo y Lara, 2007; Dutrenit, et al, 2007), Thomson (Dutrenit, et al., 2007), o las empresas del Grupo Monterrey (Pozas, 20007). De igual manera, estos estudios muestran una diversidad de desempeños.

La segunda conclusión más importante a partir de los casos de éxito económico y tecnológico, bien se trate de sendas o trayectorias evolutivas de industrias, productos o firmas, no parecen estar asociados con un mejoramiento en el empleo, aunque al respecto existen muy pocos estudios en México. La hipótesis de la paradoja innovación-responsabilidad social se vuelve crítica en el contexto actual. Por un lado, las multinacionales promueven el enriquecimiento en el trabajo en sus empresas y en sus proveedores (vía la incorporación de nuevas tecnologías, mejores prácticas y procesos de innovación). Pero, por otro lado, promueven el empobrecimiento en el empleo (reducción de ingresos económicos, flexibilidad en los mercados de trabajo y desincorporación de actividades). Esto es, eficiencia y competitividad de las empresas por una parte, frente a la precariedad laboral, por otra parte.
En este contexto, consideramos fundamental conocer más a detalle el perfil socio-económico de las empresas multinacionales en México con el fin de tratar de dar respuesta a la anterior interrogante.
Las MNCs tienen una gran importancia en el desarrollo de los países donde se localizan. Esto se debe a que más del 50% de la I+D mundial y el 69% de la empresarial privada está realizada por estas empresas. El 75% de los flujos mundiales de IED son responsabilidad de las multinacionales, así como el 67% de las exportaciones (Mortimore, 2006). Además, gracias a la búsqueda de eficiencia y de elementos estratégicos de las MNCs se presentan spillovers positivos, aunque poco difundidos. Pero su impacto laboral en las prácticas orientadas al trabajo decente y la responsabilidad social de manera generalizada se desconocen. De acuerdo con Bensusán (2009) los Códigos de Conducta constituyen un instrumento privado de protección de los derechos laborales para hacer frente al debilitamiento de las capacidades de los Estados y los sindicatos, pero con el inconveniente de que son voluntarios. Consecuentemente, han surgido ONGs que intentan monitorear el cumplimiento de estos “códigos”, pero se hace bajo la ausencia de un régimen internacional laboral de obligatorio cumplimiento. En este contexto, las responsabilidades sociales de las MNCs son mayores, tomando en cuenta la importancia que éstas adquieren.
Finalmente, cabe recordar que este reporte buscó realizar un primer mapeo sobre las corporaciones multinacionales en México. Esperamos que la información e interpretación brindada permita abundar su discusión, ya que el conocimiento profundo de las Multinacionales en este país es un tema ineludible.

13. Bibliografía

Abo, Tetsuo (ed.), 2007 (ed.) Japanese Hybrid Factories. A Comparison of Global Production Strategies, Palgrave, London.,

Altenburg, Tilman (2000). “Linkages and Spillovers between Transnational Corporations and Small and Medium-Sized Enterprises in Developing Countries –Oportunities and Policies”. UNCTAD (2000) TNC – SME Linkages for Development. United Nations, Bangkok.

Behrman, Jack (1972), “Industrial Integration and the Multinational Enterprise” The ANNALS of the American Academy of Political and Social Science, 403: 46-57

Bensusán, Graciela (2009), La globalización y los derechos de los trabajadores en México: instrumentos públicos y privados de protección en dos casos de estudio, Ponencia, International Seminar “Work and Inequality in Global Economy: Mexico-China-USA” UCLA, Los Angeles, October 7-9.

Berger, Suzanne (2006) How to compete?, New York: MIT.

Boyer, R. and Freyssenet, M. (2002), The Productive Models, Ed. Palgrave Macmillan Lumien, & Gerpisa, Great Britain.

Carrillo, Jorge y Lara, Arturo (2006), "Maquiladoras de cuarta generación y coordinación centralizada", Centro De Ciencias Administrativas, BRA, Vol.2, 2005, pp.161-171.

CEPAL (Comisión Económica para América Latina) (2005) La Inversión Extranjera en América Latina y el Caribe 2004. Naciones Unidas, Santiago de Chile.

CEPAL (Comisión Económica para América Latina) (2008) La Inversión Extranjera en América Latina y el Caribe 2007. Naciones Unidas, Santiago de Chile.

CEPAL (Comisión Económica para América Latina) (2009) La Inversión Extranjera en América Latina y el Caribe 2008. Naciones Unidas, Santiago de Chile.

Cuesta, Martha y Valor, Carmen (2003), Responsabilidad social de la empresa. Concepto, medición y desarrollo en España.Boletín Económico del ICE No 2755.

Dicken, Peter (1998) Global Shift. Transforming the World Economy. Third edition, The Guilford Press. New York & London.

Domínguez, L., Brown, F. (2004). Medición de las capacidades tecnológicas en la industria mexicana. Revista de la CEPAL, 83(August), 135-151.

Dunning, John H. (1993), Multinational Enterprises and the Global Economy, Reading, Mass., and Wokingham, England: Addison Wesley.

Dussel-Peters, Enrique, et al (2007) La Inversión Extranjera Directa en México: Desempeño y Potencial. Una Perspectiva Macro, Meso, Micro y Territorial. Centro de Estudios China-México, Universidad Nacional Autónoma de México, Secretaría de Economía, Siglo XXI editores.

Dutrenit, G., Vera-Cruz, A., Arias, A., Sampedro, J. L., & Uriostegui, A. (2006). Acumulación de capacidades tecnológicas en subsidiarias de empresas globales en México. El caso de la industria maquiladora de exportación. México: Ed. Miguel Angel Porrua/UAM.

Gereffi, Gary (1999) “International trade and industrial upgrading in the appareal commodity chain”, Journal of Inter national Economics, 48, pp. 37-70.

Intrepid, (2006) Investigation on Transnational Employment Practices and Innovation, London, Montreal (document de investigacion).

Kosacoff, Bernardo y Bezchinsky, Gabriel (1993) “De la Sustitución de Importaciones a la Globalización. Las Empresas Transnacionales en la Industria Argentina”. En CEPAL. Documento de trabajo No. 52.

Lall, Sanjaya (1993) Transnational Corporations and Economic Development. The United Library on Transnational Corporations. Routledge Publisher, London & New York.

Lara, A., Trujado, G., & García, A. (2005) “Producción modular y coordinación en el sector de autopartes en México. El caso de la Red de Plantas de Lear Corporation” Región y Sociedad, 17(32), Colegio de Sonora, Sonora, México.

Mortimore, Michael (2006) “Globalización y Empresas Transnacionales: ¿Oportunidades para el desarrollo?”. Naciones Unidas, CEPAL. Santiago de Chile.

Mortimore, Michael y Barrón, Faustino (2005) “Informe sobre la Industria Automotriz Mexicana”. Serie Desarrollo Productivo 162. CEPAL, Santiago de Chile.

Ohmae, Kenichi (2005), The Next Global Stage: Challenges and Opportunities in Our Borderless World, Wharton School Pub.

Ornelas, Sergio (2006). “Maquiladora Industry. Ideas for Innovation” MexicoNow , Vol 4, No. 24 (Sept.-Oct), pp.:13-26.

Sklair, Leslie (2001) The Transnational Capitalist Class. Blackwell, Publishers. Massachusetts, USA.

UNCTAD (2000) The Competitiveness Challenge: Transnational Corporations and Industrial Restructuring in Developing Countries. United Nations Conference on Trade and Development. UN New York & Geneva.

UNCTAD (2000) TNC – SME Linkages for Development. Issues – experiences – best practices. United Nations Conference on Trade and Development. UN New York & Geneva.

UNCTAD (2009), World Investment Report 2008: Transnational Corporations, and the Infrastructure Challenge.

Vázquez, Orencio (2006), Responsabilidad Social Empresarial: Matices conceptuales in Revista de relaciones laborales Lan Harremanak Número 14, Universidad del País Vasco.

WIR (2009) United Nations, Word Investment Report 2008: Transnational Corporations and the Infraestructure Challenge, Geneva and New York, 2008

Fuentes Adicionales

Revistas:

. CNN-Expansión, "Las 500 empresas más importantes de México", Revista Expansión, años 2005-2009.

Sitios Web:

. www.electronicos.com

. www.fdimagazine.com

Bases de datos:

. El Censo de Firmas Multinacionales (2008-2009) elaborado por el Proyecto Firmas Multinacionales en México: Un estudio sobre la estructura organizacional, la innovación y las prácticas de empleo”.

. La Encuesta (2008-2009) a Firmas Multinacionales elaborado por el Proyecto Firmas Multinacionales en México: Un estudio sobre la estructura organizacional, la innovación y las prácticas de empleo”

. Listado de empresas con inversión extranjera de la Dirección General de Inversión Extranjera, Secretaría de Economía.


1 Para saber más del proyecto dirigirse a la Página Web: www.colef.mx/jorgecarrillo/multinacionales

2 El 60% de los casos de dicho listado fue fallido debido a las siguientes razones: no proporcionan información; registros fallidos; empresas cerradas, fusionadas o vendidas; se tiene el nombre de un contacto y no se localiza o no responden en RH; no contestan o entra buzón de grabadora, y rregistros duplicados.

3 Cabe mencionar que se intentó tener una muestra más grande de empresas encuestadas. Pero la crisis económica que inició en el 2008 y se agudizó en el 2009, la creciente inseguridad pública en varios estados de la Republica Mexicana, e incluso la influenza, hicieron que fuera extremadamente difícil conseguir las entrevistas.

4 Para una revisión sistemática de este sobre-registro consúltese Dussel-Peters, 2007.

5 Con excepción de los años 2001 a 2003 en que la mayoría de los ingresos fueron a los servicios debido a las adquisiciones y fusiones de los bancos comerciales; y luego del 2007 al 2008.

6 El GOG se refiere al grupo más numeroso que emplea cada corporación multinacional. Por ejemplo, mientras que en una empresa tradicional de manufactura el GOG se refiere a los operadores de producción, en un banco se trata de los empleados que atienden al público en general.

1   2   3

similar:

Bibliografía Cuadros, Gráficas, Mapas iconContenido Introducción 3 Desarrollo 4 Gráficas 5 Anexos 6 Conclusión 7 Bibliografía 8

Bibliografía Cuadros, Gráficas, Mapas iconContenido Introducción 3 Desarrollo 4 Gráficas 5 Anexos 6 Conclusión 7 Bibliografía 8

Bibliografía Cuadros, Gráficas, Mapas iconSegunda parte mapas del viaje interior capítulo Lecciones espirituales...

Bibliografía Cuadros, Gráficas, Mapas iconPropuesta pedagogica mapas semanticos docente

Bibliografía Cuadros, Gráficas, Mapas iconSociales: Entrega de maquetas (mapas) y exposición. 12pts

Bibliografía Cuadros, Gráficas, Mapas iconCuadros de amor y humor, al fresco

Bibliografía Cuadros, Gráficas, Mapas iconCartografías viajeras. Mapas y representaciones durante el Segundo Imperio

Bibliografía Cuadros, Gráficas, Mapas iconPresentado por: silvia sther cuadros

Bibliografía Cuadros, Gráficas, Mapas iconEstudio de gráficas de movimientos

Bibliografía Cuadros, Gráficas, Mapas iconManual de Cuadros Plásticos para La Experiencia Alvernia


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com