Capitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos




descargar 1.78 Mb.
títuloCapitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos
página9/45
fecha de publicación13.08.2016
tamaño1.78 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   45

EPIDEMIA Y PREVALENCIA NO EPIDEMICA.
La American Public Health Association, define la epidemia como "la aparición de un grupo de enfermedades de naturaleza similar, en número claramente por encima de lo que normalmente se espera de una colectividad". Esta presencia de enfermedad es usualmente dependiendo de una fuente común. Esta definición abarca no solo las entidades infecciosas sino cualquiera otra de naturaleza distinta. Para poder definir la existencia de una epidemia en una región se requiere conocer el índice endémico o patrón endémico o Nivel de endemia o prevalencia no epidémica, que es la presencia usual de la enfermedad en la región, para de esta manera identificar que existe con exactitud casos de la enfermedad en exceso.
Este concepto presume que al estudio de una epidemia se debe conocer previamente, la prevalencia no epidémica, es decir la prevalencia usual de una enfermedad, su tendencia y su comportamiento en una región en un lapso de tiempo determinado. No se puede saber o conocer la aparición de una epidemia si no se conoce el nivel de endemia, este valor de base es indispensable para su estudio.
Sin el conocimiento del nivel de endemia no se puede saber si existe o no una epidemia, porque no se puede saber si la frecuencia de una enfermedad en una población esta por encima de lo que normalmente se espera. Por lo tanto, el conocimiento de la frecuencia esperada es fundamental, incluso se puede comparar con el conocimiento de la frecuencia de la enfermedad en otras poblaciones y en épocas diferentes en la misma comunidad, en búsqueda de una tendencia de comportamiento, dado que algunas enfermedades se comportan cíclicamente, con aumentos y bajas normales, sin que los períodos de aumento identifiquen una epidemia.
Generalmente la existencia de epidemias cursa con aumentos obvios de la enfermedad, afectando un número grande de personas y durante un corto tiempo, existiendo poca dificultad para identificar este tipo de epidemias, como fueron los de cólera, las influenzas o las infecciones infantiles. En estos casos la frecuencia se aumenta en corto tiempo.
La curva epidémica es la representación gráfica de los casos desde el momento del comienzo de la enfermedad o la presentación de los primeros síntomas. La curva epidémica, es decir, su comportamiento depende del tipo de fuente, común o propagada, de la unidad de tiempo y de la incidencia de la enfermedad. En las epidemias por fuente común, el agente etiológico se propaga a través de una sola fuente, usualmente es el agua, el aire e inoculación, un grupo de personas pueden haberse expuesto al mismo tiempo, o haberse dado exposiciones repetidas o por exposiciones a lo largo de un periodo. En cambio las epidemias propagadas son aquellas trasmitidas por trasferencias sucesivas de huésped a huésped, el agente se propaga por contacto entre individuos infectados a los susceptibles a través, a través de la vía respiratoria, anal, genital, oral u otras, por el polvo, o por otros vectores como los insectos.
La diferencia entre el nivel de endemia y la epidemia es grande y evidente. A diferencia de este panorama, epidemias de alguna enfermedad, particularmente las crónicas, son más difíciles de detectar a pesar de que el riesgo de morir es mucho mayor, las poblaciones no se dan cuenta de la gravedad del hecho porque el curso de presentarse la epidemia es lento, como sucede con las enfermedades coronarias en los Estados Unidos.
Similarmente, identificar ausencias o bajas desacostumbradas en la frecuencia de una enfermedad, en un tiempo determinado, es muy importante para comprender las causas tanto de la enfermedad como de la epidemia misma. El mejor ejemplo lo constituye la observación de John Snow (1855) cuando observó las altas tasas de morbilidad del cólera transmitido por el agua, en una población y las bajas tasas en otra que dependía de otro suministro de agua. En las enfermedades crónicas para establecer el nivel de endemia generalmente hay que seleccionar un período de tiempo durante el cual se va a establecer el nivel de endemia, que generalmente es arbitrario, se apoya en las evidencias clínicas, para obtener así el nivel que permitirá establecer una posible epidemia.
En las enfermedades crónicas para establecer el nivel de endemia generalmente hay que seleccionar un periodo de tiempo en el cual se va a establecer el nivel de endemia, que generalmente es arbitrario, se apoya en evidencias clínicas para establecer así el nivel que permitirá establecer una posible epidemia. A manera de resumen algunas características del término epidemia hacen referencia a los siguientes puntos:



  • Abarca cualquier clase de enfermedad o lesión.

  • Existe una epidemia cuando el número de casos excede al esperado, sin importarle el número en que se exceda. Así por ejemplo, dos casos de rabia humana en Bogotá durante febrero de 1978, constituyó una epidemia, dado que en los últimos cinco años no se presentaba ningún caso de tal enfermedad. Un caso de viruela en el mundo constituiría una epidemia mundial ya que esta entidad se considera erradicada de la humanidad.

  • No existe delimitación geográfica específica; una epidemia puede afectar a un barrio de una ciudad o a la ciudad o a un país, incluso han existido Pandemias, que son epidemias generalizadas que alcanzan grandes extensiones geográficas, en forma simultanea o con rápido desplazamiento de un continente a otro, afecta a grandes masas humanas y dan la impresión de que todos están enfermos (PAN = todo, DEMOS = gente), los ejemplos clásicos lo constituyen las pandemias de influenza.

  • Una epidemia puede abarcar cualquier período de tiempo, puede durar pocas horas, (intoxicaciones por alimentos) semanas (hepatitis) ó varios años (cáncer de pulmón en los Estados Unidos).

La epidemiología estudia la frecuencia con que ocurren las enfermedades en grupos de personas. La información epidemiológica también se utiliza en la Salud Pública para la planeación de las acciones preventivas o curativas de las enfermedades. Al igual que de los hallazgos clínicos de una enfermedad, los epidemiológicos constituyen una parte integral de su descripción básica.

Una característica de la epidemiología es que mide el comportamiento de una enfermedad en relación con una población en riesgo, considerando ‘Población en riesgo’ como el grupo de personas que tienen la probabilidad de llegar a tener o tienen la enfermedad en el tiempo estudiado. Si se estudia el comportamiento de los embarazos en una comunidad, la población a riesgo no puede ser la sumatoria de hombre y mujeres de la comunidad, o de las personas mayores de 60 años, sino que solo estaría referida a las mujeres en edad fértil o a las mujeres embarazadas.

Una gran diferencia entre la epidemiología y las observaciones clínicas es que la primera orienta sus observaciones preferentemente a las comunidades y agregados de personas, mientras que la clínica la orienta a los individuos, aunque algunas veces la epidemiología también hace conclusiones acerca de los individuos. La medicina es, en el pensamiento hipocrático, una técnica y el clínico es quien practica esa técnica en el sujeto de estudio (individuo), mientras que la epidemiología se ocupa de individuos cuyas características los reúnen en un grupo identificable y estudia el comportamiento de la enfermedad en esos individuos.

En general el médico clínico centra su atención en el individuo, particularmente en su condición de enfermo, y estudia las manifestaciones corporales que le permiten identificar la enfermedad que lo aqueja para establecer un diagnóstico y diseñar una estrategia de tratamiento para curar, detener o demorar el avance de la enfermedad.

La epidemiología basa sus conclusiones de la etiología de una enfermedad al comparar las tasas de enfermedad en diversos grupos con diferentes exposiciones porque supone heterogeneidad en los grupos y en las personas. De tal manera que si se estudia la relación cáncer de pulmón y fumar cigarrillo, se supone que existen grupos que fuman y otros que no fuman para poder encontrar sus diferencias con respecto a la presencia de Cáncer pulmonar, si no existiera esas diferencias y todos los sujetos fumaran, no se podría obtenerse desde el punto de vista epidemiológico, un resultado que relacionara una asociación.

Con el objeto de identificar problemas de manera temprana y evaluar las medidas tomadas para el control de las enfermedades, la epidemiología vigila “las tendencias de las enfermedades”, sus curvas de presentación a través del tiempo, para detectar cuáles aumenta o disminuye su incidencia y cuáles presentan cambios en su distribución. Ha sido frecuente que un cambio en la manera de realizar un diagnóstico porque cambian los estándares, produzca un incremento o una disminución de los casos de la enfermedad, es necesario revisar con cuidado como se comportan los casos de la el diagnóstico en el tiempo.

Los datos que la epidemiología usa para obtener sus conclusiones son casi siempre recolectados por más de una persona, con frecuencia desde diferentes países. La estandarización rigurosa y el control de calidad de los métodos de investigación son esenciales en epidemiología.
OBJETO DE LA EPIDEMIOLÓGIA.


Se ha precisado que el sujeto de interés de la epidemiología es el colectivo humano y el propósito es aportar información científica sobre su proceso de salud- enfermedad. Este propósito se traduce en varios objetivos (objetos de la epidemiología):

  • Identificar la frecuencia y la distribución de las enfermedades. (Epidemiología descriptiva)

  • Identificar causas de enfermedades o determinantes de su prevalencia, (Epidemiología analítica)

  • Identificar grupos de riesgo de enfermar y las estrategias de intervenir para su control. (Salud Pública)

El estudio de la causalidad en epidemiología tiene una herramienta metodológica en los estudios experimentales o ensayos clínicos y tiene especial importancia en aquellas enfermedades en las que se supone un agente único capaz de desencadenar el proceso mórbido. El esfuerzo de la epidemiología, en estos casos, es identificar ese agente señalándolo como causa. El objeto epidemiológico del riesgo ha encontrado expresión metodológica en los estudios de casos y Controles y los de Cohorte. Su importancia radica en la contribución que el enfoque de riesgo ha tenido en la explicación de la historia natural de algunas enfermedades en cuya génesis se supone la participación de una constelación de factores, cada uno de los cuales no representa por sí mismo una causa (los llamados factores de riesgo). En esta categoría se identifican enfermedades como las cardiovasculares, los traumatismos y violencias y algunas enfermedades tumorales.
USOS DE LA EPIDEMIOLOGIA.
La epidemiología tiene varios usos que se ubican dentro de su definición, algunos de mayor interés que otros como se mencionan a continuación.
Estudios históricos: Busca realizar estudios epidemiológicos de la frecuencia de las enfermedades en las poblaciones a través de los años o de distintas épocas. Identifica como las enfermedades avanzan, retroceden o cambian como la tuberculosis u otras como el Sida. Se han descrito algunas enfermedades que se encuentran en declive como el cólera, la sífilis o la peste o los cambios que han ocurrido en algunos tratamientos. Es llamativo identificar como en Inglaterra en el año de 1941 murieron cerca de 2400 niños por difteria de un total de 50.000 afectados cuando en la actualidad es una enfermedad casi en extinción.
La cardiopatía reumática se encuentra en declive en los países industrializados a partir de los años treinta al perder virulencia la infección por el estreptococo b hemolítico y el uso de la penicilina como terapia y como profilaxis. Otras enfermedades han incrementado su aparición como las infecciones por salmonelosis, los accidentes por automotor o porque los diagnósticos se han hecho más refinados.
Algunos autores han señalado el fenómeno llamado principio de la cebolla como aquel que se presenta cuando una enfermedad se hace menos frecuente pero destapa otras que se hacen de mayor presencia. Esto es en gran medida el aspecto dinámico de la salud y la enfermedad.
Describir la historia Natural de la enfermedad: Las enfermedades aparecen y desaparecen y varían en gravedad de un periodo a otro, se presentan en diferentes grupos etéreos y sitios. La epidemiología permite completar en las enfermedades desconocidas, la historia natural de la enfermedad de su desarrollo, cambios y consecuencias.
Establecer diagnósticos comunitarios de salud: Utilizando los métodos epidemiológicos se describe el estado de salud de una población. Para ello se elaboran indicadores de salud y se registra el carácter y dimensión de las enfermedades. Se realizan perfiles de salud con respecto a sus riesgos de morir o de enfermar.
Estudio de probabilidad de riesgos individuales: La incidencia de una enfermedad le indica el número de casos nuevos y el riesgo indica la probabilidad media de contraerla. Todas las patologías que se presentan en una comunidad tienen diferentes riesgos o probabilidades individuales que se pueden predecir a partir del análisis de la experiencia colectiva de grandes números de individuos representativos que poseen las características consideradas. La epidemiología es el apoyo metodológico para calcular estos riesgos individuales.
Perfeccionamiento del cuadro clínico: La complejidad de los cuadros clínicos y sus múltiples relaciones con diferentes variables, hacen que su manifestación también sea variada. Es probable que la visión clínica sea incompleta, especialmente si se trata de enfermedades poco conocidas en donde existen pocos casos. La epidemiología y su método permiten aclarar o completar el cuadro clínico.
Medir el tratamiento de fármacos: Con frecuencia la práctica médica y las medidas terapéuticas se realizan con esquemas empíricos. Las medidas terapéuticas y procedimientos son asumidos como ciertos por la experiencia, sin que medie una valoración crítica de sus beneficios. La epidemiología es la herramienta fundamental para evaluar estas técnicas o procedimientos, especialmente si se trata de medir el efecto de un fármaco. También se emplea para la evaluación de diferentes tratamientos médicos, su eficacia comparada con otros, como sucede con frecuencia en los procedimientos quirúrgicos.
Estudio de las causas de la enfermedad: Este es el uso más frecuente de la epidemiología desde que John Show realizó sus observaciones etiológicas con respecto al cólera. Varios ejemplos muestran la importancia de la epidemiología para el estudio de las causas de las enfermedades que se realizan a través de los diferentes diseños de investigación, que se verán más adelante en otro capitulo de este libro.
Evaluación de los servicios médicos: Este es un uso de aparición frecuente en donde la epidemiología realiza evolución de los servicios de salud de un hospital o de un área de este o del impacto de algunas medidas de salud pública sobre la comunidad.
Administración de los servicios de salud: La epidemiología se ha constituido en un apoyo a la labor administrativa de los servicios de salud o de seguridad social de los países, en donde sus aspectos metodológicos son importantes y se combinan con las modernas teorías de administración y mercadeo de servicios.

CAPITULO VI

LA MEDICIÓN EN EPIDEMIOLOGIA

Concepto de medición

Uno de los objetivos de la epidemiología es medir la frecuencia de las enfermedades y el conocimiento de la distribución de éstas. Esta es una de sus diferencias con el manejo clínico clásico que estudia el manejo individual de las enfermedades. Galileo Galilei afirmaba en este sentido "mide lo que sea medible y haz medible lo que no lo sea".

En una población, la frecuencia de una enfermedad o la mortalidad, se puede medir en la totalidad de la población o en solo parte de ella. Por ejemplo, es posible conocer el número de casos de cólera del Perú en un año con respecto a su población del mismo año como una cifra que nos muestra la gravedad del ataque de la enfermedad. También se puede identificar el número de casos de enfermos del cólera de la ciudad de Lima con respecto a sus habitantes o el número de enfermos de esa misma entidad de un hospital con respecto al total de enfermos del mismo. Cada uno de estos datos nos señala la magnitud del problema, sin embargo en muchas oportunidades es imposible conocer con exactitud el número de casos en la población total, para lo cual se puede tomar parte de esta que la represente y así extrapolar los datos a la totalidad de la población.

La medición constituye uno de los aspectos más importantes de la metodología epidemiológica y de la medicina científica. La observación es la base de la medición, de la metodología científica y por lo tanto de la epidemiología.

Cuando se realizan investigaciones es necesario medir para comparar y obtener resultados, para este proceso se requiere de la utilización de escalas o instrumentos de medición que evalúen las variables de interés. Es frecuente utilizar instrumentos no elaborados para el país o comunidad objeto del estudio, lo cual no asegura su confiabilidad.

Los objetos se observan y se clasifican para medir, este proceso tiene niveles de complejidad que son las etapas de observación:

  • Clasificación de los objetos según la presencia o ausencia de un atributo.

  • Ordenación de la intensidad del atributo: Se valora la intensidad del atributo con el fin de identificar su gradualidad y ordenar los que poseen el atributo.

  • Cuantificación del atributo. Se cuantifica numéricamente el valor y la intensidad del atributo.

Este proceso describe los pasos de la medición desde la identificación del atributo en un individuo que lo posee y otro que no lo tenga, o lo tenga con diferente intensidad, para poder medir, si se tiene, esa intensidad y calificar la diferencia.

El área de la salud ha desarrollado un gran esfuerzo por cuantificar todos los fenómenos de su área. Algunos autores llaman la atención del avance de algunos campos de la salud con respecto a otros y lo asignan al interés de medición. Y que han logrado cuantificar sus avances y resultados de su proceso, tratamientos, fármacos o explicaciones etiológicas. Campos como la cirugía que mide sus tratamientos y procedimientos ha avanzado considerablemente más que la Psiquiatría que es un campo de mayor dificultad para la medición.

La medición consiste en asignar un valor cualitativo o cuantitativo a una variable específica de un individuo, una población o un evento. La medición es un proceso de abstracción. En términos estrictos no se mide al individuo sino cierta característica suya, abstrayéndola de otras propiedades. Se mide la talla de un sujeto para estar informado de su estatura y poder comparar el dato consigo mismo, con otros o con estándares según sea el objetivo de la medición.

En general, los pasos que se siguen durante la medición son los siguientes:

  • Se determina que atributo se va a medir

  • Se selecciona la escala de medición

  • Se compara el atributo medido con la escala

  • Se emite un juicio de valor acerca de los resultados de la comparación.

Por ejemplo, para medir el crecimiento de un menor con el objeto de conocer su desarrollo y estado nutricional, primero se selecciona la variable a medir (la edad, el peso, la talla); luego se seleccionan las escalas de medición (meses cumplidos, centímetros, gramos); después se comparan los atributos con los parámetros de peso y talla para la edad y se emite un juicio de valor, que resume la comparación entre los valores como resultado, se califica como bien nutrido, desnutrido o sobrepeso.
Las variables
Las variables pueden definirse como aquellos atributos o características de los eventos, de las personas o de los grupos de estudio que cambian de una situación a otra o de un tiempo a otro y que, por lo tanto, pueden tomar diversos valores. Un ejemplo de variable es la estatura o el peso que puede tomar diferentes valores en centímetros o en kilos.

De acuerdo con la relación que guardan unas con otras, las variables se clasifican en independientes (o variables explicativas) y dependientes (o variables respuesta). Cuando se supone que una variable produce un cambio en otra, se considera a la primera como independiente (o causa) y a la segunda como dependiente (o efecto).

En los estudios epidemiológicos la enfermedad o evento es por lo general la variable dependiente y los factores que determinan su aparición, magnitud y distribución son las variables independientes, o exposición. No obstante, el concepto de dependencia e independencia es contextual, es decir, obedece al modelo teórico planteado. Una vez que se han identificado las variables el investigador debe definirlas de manera operativa, especificando el método y la escala con las cuales llevará a cabo su medición.

LAS ESCALAS DE MEDICIÓN

Las escalas de medición es un instrumento de medición, encaminadas a determinar las características de una variable o categoría.. Las escalas se clasifican en cualitativas (nominal y ordinal) y cuantitativas (de intervalo y de razón). Un requisito indispensable en todas las escalas es que las categorías deben ser exhaustivas y mutuamente excluyentes. En otras palabras, debe existir una categoría para cada caso que se presente y cada caso debe poder colocarse en una sola categoría. La complejidad de las escalas de medición corresponde a los niveles de observación.

  • Escala nominal o categorial.

  • Escala ordinal.

  • Escala de razón y de intervalo.


Escala nominal
La medición de carácter nominal consiste simplemente en clasificar las observaciones en categorías diferentes con base en la presencia o ausencia de cierta cualidad o variable. De acuerdo con el número de categorías resultantes, las variables se clasifican en dicotómicas (dos categorías) o politómicas (más de dos categorías). En las escalas nominales no es posible establecer un orden de grado como mejor o peor, superior o inferior, o más o menos. La asignación de códigos numéricos a las categorías se hace con el único fin de diferenciar unas de otras y no tienen interpretación en lo que se refiere al orden o magnitud del atributo.
Como ejemplos de este tipo de medición en la investigación epidemiológica se pueden mencionar el sexo (masculino, femenino), el estado civil (soltero, casado, viudo, divorciado), la exposición o no a un factor (Expuesto o no expuesto) y el lugar de nacimiento.

Escalas politómicas. Cuando existen varias posibilidades como el grupo sanguíneo que puede ser A, B, 0, AB, el color de los ojos en azul, negro y miel. Una característica de la escala nominal es que una vez qu4e un individuo queda ubicado en uno de los grupos no puede pertenecer a otro, por lo tanto, son excluyentes.
Escala ordinal

Corresponde al segundo nivel de observación, por lo tanto establece una intensidad del atributo en estudio y expresa categorías ordenadas por rango. Estos rangos no establecen distancias cuantitativas entre ello, aunque algunas veces se expresen numéricamente. En contraste con las escalas nominales, en este tipo de medición las observaciones se clasifican y ordenan por categorías según el grado en que los objetos o eventos poseen una determinada característica. Por ejemplo, se puede clasificar a las personas con respecto al grado de una enfermedad en leve, moderado o severo, sabemos que existe una diferencia de grado entre leve y severo, pero no es posible establecer con exactitud la magnitud de la diferencia en las enfermedades de una u otra persona. Si se llega a utilizar números en este tipo de escalas su única significación consiste en indicar la posición de las distintas categorías de la serie y no la magnitud de la diferencia entre las categorías.

Por ejemplo si se refiere al sexo masculino podría existir una escala de muy hombre, poco hombre y hombrecillo. Si se refiere al tratamiento alivio completo, algún alivio, ningún alivio, empeoramiento.

Es frecuente emplear en salud las escalas de medición ordinales, especialmente si se quiere medir el éxito de un tratamiento, además para definir las variables permite apoyarse en datos muy confiables como los resultados de laboratorio u otras mediciones. Así la variable alivio completo en un tratamiento de anemia ferropénica, el nivel de hemoglobina, el hematocrito y el recuento de glóbulos rojos pueden ser indicadores de mejoría.

Algunas veces a los datos de la escala ordinal se le asigna un número, tratando de dar la impresión de mayor exactitud y se puede cometer un error al manejarla estadísticamente por que se expresa en un valor numérico y es un error. Un ejemplo es el índice apgar utilizado en la valoración del recién nacido, este se expresa en un valor numérico de 1 a 10. Este valor subjetivo del pediatra es la suma de todas las variables y no puede ser manejado estadísticamente. No se puede obtener promedio de varios índices apgar, ni decir que el promedio de nacimientos de un hospital presentaron un apgar promedio de 8. No puede sumarse un apgar de 8 de un niño con otro de 3 para concluir que tienen en promedio 6 de apgar.
Escala de intervalo
Corresponde al nivel de observación más avanzado y constituye la escala de medición más refinada. Esta es una escala de tipo cuantitativo en la que, además de ordenar las observaciones por categorías del atributo, se puede medir la magnitud de la distancia relativa entre las categorías y permite medir la distancia entre un valor y otro expresado en unidades estandarizadas de medida, como centímetros, gramos, kilos, minutos o similares. La gran diferencia con las otras escalas es que permite conocer la distancia que separa un valor de otro.

Esta escala, sin embargo, no proporciona información sobre la magnitud absoluta del atributo medido. Por ejemplo, se puede obtener una escala de intervalo para la altura de las personas de un grupo si, en lugar de medirlas directamente, se mide la altura de cada persona con respecto a la altura promedio. En este caso, el valor cero es arbitrario y los valores asignados a la altura no expresan su magnitud absoluta. Esta es la característica distintiva de las escalas de intervalo en comparación con las de razón.

El ejemplo más conocido de las escalas de intervalo es la escala de Celsius para medir la temperatura, en la que por convención el grado cero corresponde al punto de congelación del agua y donde, por lo tanto, la razón entre dos objetos con temperaturas de 10 y 20 grados no indica que uno de ellos sea realmente dos veces más caliente (o más frío) que el otro. En ciencias de la salud, un buen ejemplo de este tipo de escalas es la utilizada para medir el coeficiente intelectual.

Escalas de razón

En esta escala el cero sí indica la ausencia del atributo y, por lo tanto, la razón entre dos números de la escala es igual a la relación real existente entre las características de los objetos medidos. En otras palabras, cuando decimos que un objeto mide 50 centímetros sabemos con exactitud que si otro mide 100 centímetros mide el doble que el primero y que si un automóvil viaja a 60 kilómetros por hora, otro que viaje a 180 kilómetros por hora viaja tres veces más rápido y si la carretera fuera recta, gastaría la tercera parte de tiempo en llegar a su destino. Las escalas de razón también son llamadas numéricas por la manera de expresar sus valores que son números.

Dentro de las escalas numéricas se pueden diferenciar dos clases:

Escalas numéricas discretas: Cuando la variable no presenta continuidad entre un valor y el siguiente. El número de patos es un ejemplo de escala numérica discreta ya que su valor solo puede ser un parto, dos partos, tres partos y así sucesivamente, siempre en números enteros. No puede existir un parto y medio (1,5 partos), de similar manera el número de dientes solo pueden ser enteros.

Escala numérica continúa: cuando es posible establecer una continuidad entre un valor y el otro de tal manera que puede tomar valores intermedios infinitos. La estatura es un buen ejemplo de escala numérica continua porque esta se expresa en centímetros y puede ser 170 centímetros, 170,1, 170,11 al infinito. Los valores de tensión arterial son continuos pero la costumbre los ha convertido en escalas discretas. Se informa 180/90 y muy pocas veces 181/91 porque se supone que las diferencias no son importantes. Los optómetras miden con prisma los defectos de refracción y los identifican cada 25 dioptrías, nunca informan + 1,23, sino +1,25, porque han determinado que el ojo no discrimina la diferencia y sería interminable una caja de prismas. Sin embargo estas dos medidas son numéricas continuas y pueden ser manipulad estadísticamente.

CARACTERISTICAS DE LA MEDICIÓN.

Todo proceso o instrumento de medición, entre los que se encuentran las escalas, deben tener las siguientes características:
Validez de la medición
Se refiere a que la escala o la medición mida lo que pretendió medir. Es decir, que el resultado obtenido en la medición corresponda al fenómeno real y no a otro. “Validez es el grado en el cual un resultado (o una medida o un estudio) se acerca probablemente a la verdad y está libre de sesgos (errores sistemáticos).
La validez tiene algunos otros significados, habitualmente va acompañada por una palabra que la califica, o por una frase; por ejemplo, en el contexto de hacer una medición, se utilizan expresiones tales como validez de constructo), validez de contenido (content validity) y validez de criterio (criterion validity). La expresión validez interna se utiliza a veces para distinguir este tipo de validez (el grado en el que los efectos observados son verdaderos para las personas del estudio) de la validez externa o generabilidad (el grado en el que los efectos observados en un estudio reflejan realmente lo que se espera encontrar en una población diana más amplia)” (Biblioteca Cochrane). Diferentes autores distinguen otros tipos de validez de las escalas e instrumentos:


  • Validez de apariencia: Se obtiene por el consenso de expertos quienes definen que si en su concepto el instrumento o la medida si mide lo que pretendió medir.

  • Validez de contenido: Un grupo de experto conceptúa si el instrumento empleado explora todas las dimensiones del estudio o la medición.

  • Validez de criterio: Cuando al examinar el patrón de referencia el instrumento produce los resultados esperados ( Validez concurrente) y se puede correlacionar el resultado con un desenlace futuro( Validez Predictiva)

  • Validez de constructo( Validez interna): Cuando corrobora modelos, teoría o hipótesis acerca de modelos no observables que requieren de un constructo como la inteligencia o el estrés.

  • Validez externa: el grado de extrapolación de los resultados a la población general.


Confiabilidad de la medición (Consistencia interna)
Consiste en la capacidad de la medición o de la escala para proveer los mismos resultados en mediciones sucesivas en las mismas características.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   45

similar:

Capitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos iconCapítulo I. El problema del espacio en el estudio de los fenómenos de conciencia

Capitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos iconBuscando vivir en la ciudad: trayectorias de inmigrantes franceses en los siglos XVII y XVIII ”*

Capitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos iconManual de instrucciones, presentación en ppt, cd con la información...

Capitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos icon1. Proponga un tema de interés (propio) sobre un área de estudio...

Capitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos iconResumen La enseñanza por medio del estudio o análisis de casos es...

Capitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos iconÁrea Ginecoobstetricia Capítulo 7-18. Casos clínicos

Capitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos iconResumen se realizó un estudio de tipo descriptivo en el Municipio...

Capitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos iconSegunda parte mapas del viaje interior capítulo Lecciones espirituales...

Capitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos iconLa biología (del griego «βίος» bíos, vida, y «-λογία» -logía, tratado,...

Capitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos iconEstudio de casos de desarrollo económico local en América Latina


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com