Pertenece a las nubes de altura media, puesto que la encontramos entre los 000 y los 000 metros de altura. Esta nube consiste en una capa en forma de




descargar 30.53 Kb.
títuloPertenece a las nubes de altura media, puesto que la encontramos entre los 000 y los 000 metros de altura. Esta nube consiste en una capa en forma de
fecha de publicación13.08.2016
tamaño30.53 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
ALTOSTRATUS
Altostratus (As)
DEFINICIÓN / Descripción
Pertenece a las nubes de altura media, puesto que la encontramos entre los 2.000 y los 7.000 metros de altura. Esta nube consiste en una capa en forma de lámina, blanquecina, grisácea o azulada, de aspecto en general uniforme, y a veces estriado y fibroso , que cubre gran parte del cielo o incluso en ocasiones todo el cielo visible, es decir: suele ser una nube de gran extensión. Normalmente es lo bastante delgada como para que permita distinguir vagamente el Sol (o la luna si es de noche) como a través de un vidrio semi-opaco. En ocasiones los oculta casi por completo en algunas zonas. Una de las características principales de estas nubes, sobre la que mas tarde volveremos, es que no producen halos; a diferencia del Cirrostratus que sí los produce.
Aunque este género de nube estaba mas o menos claro desde 1877 gracias al meteorólogo francés Émilien Renou, hacia 1908 el meteorólogo suizo De Quervain se desmarcó de la idea muy extendida todavía de que el Altostratus era la porción más baja del Cirrostratus, dando a nuestra nube carta de identidad.
ESPECIES

Debido a la uniformidad que caracteriza su apariencia el Altostratus no se subdivide en especies. Precisamente esa uniformidad y su extensión es lo que distingue a esta nube. Sin embargo eso no quiere decir que sea una nube aburrida, o sin formas ni variantes como ahora veremos.
VARIEDADES
Altostratus translucidus (As tr)

Establecidos por la Comisión Internacional para el Estudio de las Nubes (CEN) en 1926. Se trata de Altostratus, la mayor parte de los cuales son suficientemente translúcidos como para indicar la posición del Sol o la Luna. Nótese que se indica “la mayor parte de los cuales”, es decir que en muchas ocasiones puede haber zonas concretas en las que pueda ocultarse la luna o el sol, pero esas zonas no afectarán a la percepción de la nube en general.
Altostratus opacus (As op)

Variedad establecida por primera vez por el francés L. Besson en 1921 en su obra Aperçu Historique sur la Classification des Nuages . Son Altostratus suficientemente opacos como para ocultar completamente el Sol o la Luna. Esto puede parecer contradictorio con la descripción esencial de esta nube, pero hemos de recordar que lo sustancial de esta ella es su manto extenso y uniforme en cuanto a estructura y color, y en menor medida el hecho de mostrar levemente dónde se encuentran la luna o el sol.
Altostratus duplicatus (As du)

Recogido por L’Abbe Maze en 1889 en las Memoires du Congrès Meteorologique International y luego por el meteorólogo suizo M. de Quervain. Más tarde la Comisión Internacional para el Estudio de las Nube (CEN) incluiría esta variedad definitivamente en su clasificación. Es un Altostratus compuesto de dos o más capas superpuestas, a niveles ligeramente distintos, a veces mezcladas parcialmente. Obviamente en ocasiones -si cubren casi todo el cielo- son difíciles de distinguir esas capas desde tierra y su existencia se vio confirmada -como algunas otras variedades- por el desarrollo de la aviación y de los vuelos aerostáticos. Si su extensión es menor es más fácil de identificar.


Altostratus undulatus (As un)

Altostratus que muestra ondulaciones. En ocasiones, estas ondulaciones hacen que se rompa su aspecto continuo de extensa tela, entonces la nube presenta un ligero aspecto disgregado con zonas separadas. Sin embargo en otras ocasiones observamos cómo la capa de altostratus (casi siempre opacus) va tomando la forma de unas especies de olas muy vistosas formadas por la propia nube. Este último caso es de especial relevancia puesto que puede dar lugar a un nuevo género de nube demandado desde la Cloud Appreciation Society.
En efecto, personas como Margaret Le Mone, miembro de la  American Meteorological Society, y estudiosa de la atmósfera, y Gavin Pretor-Pinney, fundador de la británica Cloud Appreciation Society, han venido apostando en los últimos años por la creación de un nuevo género de nubes e incluso este último lo ha solicitado, según parece, a la OMM. Este nuevo género serían los Asperatus, y se distinguirían por ser un manto gris oscuro que cubre el cielo adoptando formas claramente onduladas, como si viéramos olas marinas desde abajo y con aspecto amenazador. Es ahí donde surgen las dudas, porque al ver esas grandes extensiones en el cielo de una nube grisácea, estratificada, que se muestra amenazadora, ondulante y no deja pasar el sol, enseguida podemos pensar en un Altostratus que contiene las variedades de opacus y ondulatus. Además se ha acordado en clasificar las nubes según su altura, su formación y su asociación a un tipo de tiempo, y no meramente por su forma (en este caso “áspera” ). En cualquier caso, hasta la publicación de este libro la OMM no se había pronunciado.
Altostratus radiatus (As ra )

Descritos en los trabajos de la CEN de 1926, son unos Altrostatus que muestra bandas paralelas anchas que parecen converger hacia un punto del horizonte, o bien hacia dos puntos opuestos.
RASGOS SUPLEMENTARIOS Y NUBES ACCESORIAS
El Altostratus contiene el rasgo praecipitatio (precipitación), además del rasgo Virga (la nube parece deshilacharse por precipitación que no llega al suelo). Además en ocasiones pueden observarse nubes pannus en la parte inferior del Altostratus. Además puede mostrar mammas, con frecuencia precediendo a ambientes tormentosos; este rasgo suplementario de mamma con frecuencia no puede observarse hasta que el sol comienza a descender en el horizonte y en ese momento se muestran las protuberancias que estaban mimetizadas con la gran “tela” de nubes, es por eso que los mammatus de los Altostratus aparecen frecuentemente de color anaranjado.

Además pueden presentar pannus, éstos se dan en el Altostratus cuando la capas inferiores se han humedecido por evaporación de la precipitación y comienzan a condensar en forma de “barba” o “paño”. En realidad comienzan teniendo la apariencia de estratus o estratus fractus, pero luego se van agrupando y organizando en la zona inferior de la nube. Además, en invierno, los pannus tienden a formarse en esta nube en las zonas de temperatura 0º donde el enfriamiento del aire por fusión de la nieve aumenta la inestabilidad de la capa inferior. En un primer momento de su formación, estos pannus se encuentran esparcidos y curiosamente algo alejados de la base de la nube, pero luego se van uniendo y con el descenso de la base del Altostratos se unen a la nube-madre y pueden formar una capa casi continua

A veces, los Altostratus (sobre todo en su variedad de opacus) lucen en su parte inferior una apariencia rasgada, atormentada, sinuosa y sin patrones, salvo ciertas zonas que recuerdan a las mammatus. Ello según parece es debido a pequeñas estelas de precipitación que evaporan enseguida, a corrientes de dirección variable y masas de aire de distinta estabilidad. Estos cielos se nos muestran espectaculares en ocasiones, como vemos en algunas imágenes de este capítulo.
En ocasiones la precipitación hace difícil distinguir la base del Altostratus, que en esos momentos se vuelve difusa y casi inexistente por la presencia sobre todo de nieve; pero si la cota de nieve sube, entonces se aprecia mucho mejor la base puesto que la visibilidad a través de la lluvia es algo mejor que a través de la nieve.


TIPO DE TIEMPO ASOCIADO Y NUBES DE ORIGEN
El Altostratus suele estar asociado a frentes cálidos y en ese caso puede dar lugar a débiles lluvias o nevadas. Su precipitación acostumbra a ser más débil y menos extensa que la del Nimbostratus. Efectivamente, esta nube puede producir en ocasiones precipitaciones de agua o nieve, pero éstas son mansas y continuas y no en forma de chubascos intermitentes y de intensidad diversa. El granizo no se da con esta nube, aunque sí la nieve granulada o la lluvia helada en altas latitudes. De estos meteoros y sus características hablaremos en este libro más adelante.

El Altostratus puede evolucionar desde un velo extenso de Cirrostratus que va engrosando (siendo entonces As cirrostratomutatus); o al contrario, a veces está formado por el adelgazamiento de una capa de Nimbostratus (dando lugar a un As nimbostratomutatus).

En ocasiones el Altostratus se desarrolla a partir de una capa de Altocumulus (normalmente stratiformis) ; esto sucede cuando las estelas de cristales de hielo se dispersan ampliamente y caen desde los Altocumulus (As altocumulogenitus).

A veces, particularmente en los trópicos y zonas de latitudes medias-bajas, el Altostratus es producido por extensión de la parte media o alta de un gran Cumulonimbus (As cumulonimbogenitus).
DIFERENCIAS ENTRE ALTOSTRATUS Y OTRAS NUBES SIMILARES
A veces los Altostratus pueden degenerar en grandes láminas que se pueden confundir con Cirrus densos (spissatus) de un espesor aparentemente comparable. Sin embargo, los parches de Altostratus tienen una extensión horizontal mayor y son predominantemente grises o grises azulados.
El Altostratus puede ser confundido con un Cirrostratus si se muestra como una capa alta y delgada. Pero es fácil distinguirlo porque si existe halo se trata de un Cirrostratus, y si los objetos no tienen sombra definida debido a que no deja pasar la luz directa del sol, entonces se trata de un Altostratus.
A veces el Altrostatus presenta claros, brechas o grietas; deben tomarse precauciones para no confundirlo con una lámina o capa de Altocumulus o Stratocumulus que muestre el mismo aspecto. El Altostratus es distinguible del Altocumulus y del Stratocumulus por su apariencia más uniforme.
Para complicar más las cosas, a veces, si el Altostratus es una capa delgada puede generar un fenómeno óptico peculiar que se denomina “corona” y que se trata de un disco amarillento de luz bien delimitado; este disco también lo genera a veces el Cirrostratus. En esos casos debemos observar la luz en general que deja pasar una y otra nube: el Cirrostratus deja pasar más luz y produce sombras más delimitadas.

En cuanto al Nimbostratus, la forma de distinguirlo de nuestra nube es por un lado la precipitación (normalmente más abundante) y su mayor ocultamiento del sol al constar de una capa mucho más espesa. Además el Altostratus también es de un gris más claro, y su parte inferior es normalmente menos uniforme que la del Nimbostratus. Sin embargo ¿qué ocurre si hay una noche sin luna donde no se pueden apreciar fenómenos de halo, ocultación o sombras? En ese caso consideraremos que es un Nimbostratus si existe precipitación persistente.

El Altostratus puede confundirse con el Stratus translúcidus, pero nuestra nube se comportará con el sol como un cristal esmerilado dando una visión del astro rey más difusa y emborronada. Hay observadores que indican que el Altostratus es menos blanquecino que el Stratus, pero esto no es definitorio puesto que en ocasiones observaremos stratus más oscuros dependiendo de las sombras que se proyecten sobre ellos.


CONSTITUCIÓN FÍSICA
En general el Altostratus se compone de gotitas de agua y de cristales de hielo en proporciones que varían de un lugar a otro de la nube, y de una estación a otra. Hemos de tener en cuenta que se trata de una nube muy extensa pero también con una nada desdeñable extensión vertical que puede superar el kilómetro con facilidad. Desde este último punto de vista, la OMM propone dividir el Altostratus en tres zonas o capas según su altitud dentro de la misma nube: la zona alta (zona “a”) en la que la nube se compone sobre todo de cristales de hielo, la zona intermedia (zona “b”) compuesta por una mezcla de cristales y gotitas de agua comunes o sobreenfriadas, y la zona baja (zona “c”) integrada en su mayor parte por gotitas de agua y en menor proporción gotitas de agua sobreenfriada. En condiciones ideales podemos encontrar superpuestas estas tres capas, pero en otras ocasiones sólo tenemos dos de ellas, o incluso una. Además, ante determinadas condiciones, las gotitas de agua pueden dejar paso a copos de nieve y/o mezclarse con ellos.
Pero en general podemos decir que el Altostratus se compone de una capa densa, normalmente de gotitas de agua, y que en su parte superior encontramos cristales de hielo en mayor proporción cuanto más alta es su cima. Es esa gran densidad de gotitas de agua en su parte inferior la responsable de que el Altostratus tape los contornos del sol o la luna y de que no apreciemos fenómenos de halos. En ocasiones los dos astros pueden ser totalmente ocultados y su posición en ese caso se adivina difícilmente.
En los últimos años una serie de experimentos relacionados con las capas altas de la atmósfera han venido a aportar mas datos sobre la composición y evolución de nubes como el Altostratus, el Cirrus o el Cirrostratus; todas ellas de gran influencia en el efecto albedo. Pero quizás una las más interesantes en este sentido es el Altostratus por ofrecer una superficie mayor. En 2001 se publicó el estudio dirigido por J.A. Curry y P.V. Hobbs sobre un experimento llevado a cabo en los cielos del Ártico y en el que colaboraron diversas universidades estadounidenses: el FIRE Arctic Clouds Experiment. Se trataba de estudiar el impacto que la nubes altas y medias, especialmente Cirrus, Altostratus y Cirrostratus, tienen en el intercambio de radiación entre la superficie y la atmósfera; y por otro lado su composición y formación, así como su influencia en la modelización de escenarios meteorológicos y climáticos. Entre otras conclusiones se vio la importancia de los Altostratus en las condiciones de estabilidad en latitudes altas; y se constató una zona de inversión de la humedad por encima del límite superior de estas nubes.

similar:

Pertenece a las nubes de altura media, puesto que la encontramos entre los 000 y los 000 metros de altura. Esta nube consiste en una capa en forma de icon2. El ozono se manifiesta en la atmósfera como una capa localizada...

Pertenece a las nubes de altura media, puesto que la encontramos entre los 000 y los 000 metros de altura. Esta nube consiste en una capa en forma de iconResumen: El proyecto consiste en capturar los biopotenciales que...

Pertenece a las nubes de altura media, puesto que la encontramos entre los 000 y los 000 metros de altura. Esta nube consiste en una capa en forma de iconHacia Una Política de Educación a la Altura de los Tiempos que Vivimos

Pertenece a las nubes de altura media, puesto que la encontramos entre los 000 y los 000 metros de altura. Esta nube consiste en una capa en forma de iconLa ciudad de Huarmey, es la capital de la provincia del mismo nombre,...

Pertenece a las nubes de altura media, puesto que la encontramos entre los 000 y los 000 metros de altura. Esta nube consiste en una capa en forma de iconCalcula la energía potencial que posee un libro de 500 gramos de...

Pertenece a las nubes de altura media, puesto que la encontramos entre los 000 y los 000 metros de altura. Esta nube consiste en una capa en forma de iconGelato word tour: MÁs de 140,000 personas asistieron en la segunda...

Pertenece a las nubes de altura media, puesto que la encontramos entre los 000 y los 000 metros de altura. Esta nube consiste en una capa en forma de iconVisto los expedientes N° 000-ads1dt-2008-250486-1 y N° 000-ads1dt-2009-029182-7,...

Pertenece a las nubes de altura media, puesto que la encontramos entre los 000 y los 000 metros de altura. Esta nube consiste en una capa en forma de iconIntroduccióN
«Cuando el arco iris esté entre las nubes, yo lo veré y me acordaré de la alianza eterna entre Dios y todos los seres vivos, con...

Pertenece a las nubes de altura media, puesto que la encontramos entre los 000 y los 000 metros de altura. Esta nube consiste en una capa en forma de iconLa calamina es una es una capa dura y lisa, de color gris azulado,...

Pertenece a las nubes de altura media, puesto que la encontramos entre los 000 y los 000 metros de altura. Esta nube consiste en una capa en forma de iconNota: Esta entrevista fue realizada en 989 cuando aun no se conocían...
«Julio Marial». Fue director y editor de la revista «Mundo Desconocido», prestigiada en su momento a nivel mundial como una de las...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com