Directorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos




descargar 0.72 Mb.
títuloDirectorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos
página5/21
fecha de publicación19.08.2016
tamaño0.72 Mb.
tipoDirectorio
med.se-todo.com > Derecho > Directorio
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21

Resumen

de la preparación

para proyecciones astrales
Estos capítulos introductorios pueden haber sido con­fusos para aquellos que recién se inician en los estados alte­rados de conciencia. Lo que todo esto realmente significa es que, en cuanto a proyecciones astrales se refiere, sólo son necesarias dos cosas: 1) la capacidad de reducir los ciclos de las ondas cerebrales por segundo —lo que llamamos medi­tación—, y 2) que usted cuente con un lugar tranquilo, con­fortable, privado, donde se sienta seguro.

Finalmente, lo que usted desea es condicionar su mente de tal modo que pueda proyectarse a voluntad. Cuanto me­nos ayuda externa tenga que usar, mayor será su nivel de habilidad. Muchas personas que se proyectan exitosamente no necesitan nada más que un lugar tranquilo, aunque muchas otras precisan alguna ayuda extra, y es aquí donde en­tran todas las hierbas, los aceites y otros pertrechos que estén a mano. Trate primero de proyectar sin ellos. Dése una opor­tunidad. Practique diariamente durante por lo menos un mes; si después necesita ayuda, agregue algún otro elemento. Por ejemplo, intente incluir una música suave para amortiguar el ruido externo y ayudar a que su mente esté más tranquila. Dése otro mes, y si aún así precisa otro elemento, procure agregar un elemento más, como por ejemplo, el incienso. Una vez que usted adquiera el manejo de tal arte, trate de ir quitan­do un elemento por vez, en el orden inverso en que los agre­gó. Con la práctica, podrá disciplinar su

Capítulo 3

Viajar con Seguridad y Conquistar el Miedo

La proyección astral no es apreciablemente más arries­gada que un simple sueño, y hasta considerablemente más segura que salir a la calle. No obstante, la mayoría de los prin­cipiantes están precondicionados para sentir miedo ante la idea de proyectarse. Estos sentimientos puede que sean el produc­to de las películas de horror donde se dramatizan sucesos que poco o nada tienen que ver con las prácticas ocultistas.

El sentido común y la falta de miedo son los secretos para un viaje seguro. Una de las leyes que gobiernan el mun­do astral es que las energías similares atraen a otras energías similares. El miedo sólo atraerá experiencias temerosas, de manera que este necesita ser tratado, antes de comenzar las estadías astrales.

Lo primero que debe recordarse es que usted es el que siempre tiene el control de la proyección astral, salvo que se encuentra bajo la influencia de fuertes drogas o mezclas de hierbas. Dónde vaya, con quién interactúe, así como cuándo y cómo ha de regresar a su conciencia normal, todo esto siem­pre está condicionado por su albedrío.

Aún con eso en mente, muchas personas que dicen estar desesperadas por aprender a proyectarse en el plano astral, se frenan y bloquean su propio progreso debido a una multitud de miedos que han acumulado en lo referente a hallarse en un estado proyectado. Estos miedos suelen corresponder a tres categorías, cada una de las cuales explicaremos en este capí­tulo:

  1. Miedo de encontrarse con espíritus dañinos.

  2. Miedo de que el cuerpo físico pueda perjudicarse, mientras el cuerpo astral está en otro lugar.

  3. Miedo de perderse en el plano astral o ser, de alguna forma, incapaz de volver al cuerpo físico.

Miedo de encontrarse con espíritus dañinos

Los seres que usted podría encontrar en el plano astral son, generalmente:

  1. Aquellos nativos del reino astral más elevado o,

  1. aquellos habitantes del plano astral más bajo. Es im­portante recordar que las asignaciones "más bajo" y
    "más alto" no tienen nada que ver con la ubicación real en tiempo y espacio, sino con los niveles de vi­bración.

El concepto de vibración espiritual es difícil de describir en términos físicos. Se refiere a una frecuencia inherente en cada ser astral (incluyéndonos nosotros mismos cuando esta­mos en el mundo astral) que determina su nivel espiritual. Las frecuencias más altas vibran a un ritmo más veloz que las frecuencias más bajas (o lentas) y están asociadas con seres más avanzados. En el plano astral, lo similar atrae a lo similar; los seres con más altas frecuencias atraen a otros seres con altas frecuencias, al mismo tiempo que crean una atmósfera hostil a los seres de frecuencias más bajas.

Este concepto, probablemente es mejor comprendido cuando se compara con las ondas de radio. Una frecuencia individual de radio puede ser receptada por alguien que está sintonizado en esa misma frecuencia, como cuando usted sin toniza una estación de radio determinada. Nunca captará una estación que está transmitiendo a una frecuencia menor si usted se encuentra en el otro punto del dial, sintonizando fre­cuencias más elevadas. Lo mismo sucede con las frecuencias espirituales. Las vibraciones más altas pertenecen a seres es­pirituales más desarrollados o a seres de mayor espiritualidad, y las frecuencias menores pertenecen a los menos desarrolla­dos o seres astralmente menores.

Ya que las frecuencias más altas vibran a un ritmo más rápido, los seres de vibraciones más elevadas son capaces de entrar en un espacio astral menos denso que las áreas sólo alcanzadas por seres que vibran a una frecuencia menor. Aun­que las diferencias entre los mundos astrales superiores e in­feriores no son esencialmente espaciales en su diferenciación, es verdad que los niveles astrales más bajos tiene una densi­dad que no se encuentra en las regiones superiores. Cuando algo vibra rápidamente, puede moverse a través de más at­mósferas, tal como una sierra eléctrica que se desplaza con velocidad (mayor vibración) puede cortar más cosas que una sierra más lenta (menor vibración).

Este es el motivo por el cual es tan importante entrar en el mundo astral sin el peso de un equipaje negativo o una convulsión emocional. En un sitio donde el pensamiento es acción, y donde el propio índice vibratorio determina dónde usted puede ir y con quién encontrarse, tiene su razón de ser que usted lleve a la experiencia sólo las intenciones y los pen­samientos más positivos.

Esto no significa que deba adherirse a algún conjunto arbitrario de reglas morales creadas por la sociedad en la cual vive; lo importante es que el credo por el cual usted deba vivir conserve un alto estándar de ética personal en su progreso espiritual y que no se haga daño a nadie en este proceso. La mayoría de los sistemas espirituales tiene algún tipo de ley que se refiere a esto, similar a la Regla de Oro de la Cristian­dad o al "No Dañes a Nadie", del neopaganismo. Cuando su índice de vibración es alto, las entidades con las que se en­cuentre serán también de alta vibración.

Los sentimientos negativos y las energías negativas que sobrecargan el promedio de vibraciones, en gran parte pue­den ser eliminados antes de entrar en el mundo astral. En las etapas iniciales de su proceso de meditación, cuando aún no ha empezado la proyección astral, deje que sus Tensiones ner­viosas, los pensamientos aleatorios, los enojos, el odio, los pre­juicios, etc. se queden "en la tierra". Esto significa, visualizarlos fluyendo desde usted hacia la tierra. O puede "enterrarlos" mentalmente o encajonarlos, o verlos despedazarse y caer le­jos, o cualquier otra fantasía mental que lo ayude a elevar su índice de vibración y dejar que esos pensamientos menos que positivos no se manifiesten en este mundo fluido en e! que está a punto de entrar.

Recuerde a medida que viaja que, aunque el mundo as­tral se encuentra finalmente en la mente, aun así es un lugar muy real y los seres que viven allí son también reales. Todos tienen personalidades y sentimientos que pueden ser avasa­llados, si usted no tiene consideración por ellos. Existen posi­bilidades de que usted no se encuentre excesivamente pre­ocupado por las entidades astrales inferiores, pero la ira de cualquier ser puede manifestarse, si alguien irrumpe en el jar­dín de la casa, como si acabara de organizar un golpe de Esta­do y fuera el nuevo dictador.

También descubrirá que le es posible mantener alejados a los seres inferiores, y la buena voluntad de los seres superio­res le será otorgada si tiene sólo intenciones positivas. No in­grese en el plano astral con la intención de espiar las vidas de otras personas, al leerles los registros de sus almas (véase ca­pítulo 11) o trabajar con intenciones perjudiciales respecto de un enemigo real o imaginario, Tales prácticas negativas reper­cutirán rápidamente en usted,, tanto en el mundo astral como en este mundo cotidiano.

Nadie ha podido definir adecuadamente qué es en reali­dad una entidad inferior o dónde fue creada, pero la mayoría de nosotros —que hemos proyectado mucho— hemos visto unos cuantos. Algunos los llaman ángeles caídos, otros dicen que no son más que moradores caprichosos del mundo astral a quienes conocemos como hadas. Otros, que son formas de pensamiento descontroladas o formas humanas desencarnadas (fantasmas) que todavía no pueden desplazarse hacia otras encarnaciones, de modo que hay quienes los denominan de­monios. No existe fórmula para reconocerá la mayoría de ellos, pero en el momento en que usted se sienta incómodo en la presencia de alguien que aparezca en el plano astral, o física­mente se encuentre con un ser o ese ser lo ataque físicamente, es hora de que se retire.

Para retirarse, puede alejar su cuerpo astral de este ser y desear que no lo siga. Si eso no funciona, usted puede armar­se (¡recuerde que el pensamiento es acción!) y visualice cual­quier arma que usted sienta que podrá vencer a ese ser. Funcionan muy bien aquellos elementos protectores que repre­senten el fuego, tales como espadas en llamas, cuchillos ca­lientes o iconos religiosos que tengan sentido para usted. Us­ted también puede que desee estar de inmediato en algún otro sitio del plano astral. Con frecuencia, los seres astrales infe­riores son incapaces de hacer la transición de un lugar a otro como lo hace usted y, por lo tanto, tendrán dificultades en seguirlo. Esto es particularmente verdad si se mueve hacia una región donde el índice vibracional es más elevado, y por lo tanto, incompatible con el atacante. Para realizar este traslado al nivel astral superior, visualice pensamientos espirituales positivos, a medida que voluntariamente usted se desplaza hacia estas regiones más elevadas. No ceda ante sus sentimien­tos de enojo, ya que esta es una emoción negativa que puede mantenerlo dentro del plano astral inferior.

En cualquiera de estas situaciones, conviene que no de­see regresar a casa de inmediato —a su yo físico— en caso de que el ser intente seguirlo hasta allí. Si usted termina volvien­do a casa, ya sea por elección o por accidente, visualícese rápi­damente en el portal entre el mundo astral y el físico, dando un portazo y visualice a los guardianes que necesite para sen­tir que ese portal está seguramente protegido contra quien quiera usarlo de nuevo. Las próximas veces que viaje astral-mente, asegúrese de usar un portal distinto (véanse capítulos 5 a 1O), por si acaso ese ser lo está esperando en el portal ante­rior.

Otra forma de evaluar la intención de cualquier ser astral con el que se encuentre es simplemente mirarlo fijo, con un ojo crítico, durante un momento. A medida que los pensamientos y emociones toman forma en el plano astral, lo mismo sucede con los de los otros seres. Un aura oscura, tentáculos oscuros o imágenes negativas que emanen de cualquier ser son seña­les de peligro. Una amiga mía que estaba tratando a un mari­do alcohólico, cierta noche vio esto claramente demostrado cuando estaba volviendo de un viaje astral en el que se había embarcado, con el propósito de encontrarlo, durante un fin de semana en el que él había desaparecido.

Estaba regresando de su viaje astral, mientras iba hacia su casa. Todavía ubicada en su cuerpo astral y flotando en el living del hogar, vio que él entraba, seguido por una nube oscura que tenía manos y ojos. Había una cuerda extendién­dose desde el centro de ese ser, la cual, como un perverso cordón umbilical, fluía desde él hasta el chakra raíz de su marido.

Su primer instinto fue luchar en contra de la criatura, para separarla de su marido, pero apenas ella empezó a atacarla, se dio vuelta y le "habló" (la mayoría de los seres que son nativos del plano astral no hablan en el sentido corriente del término, sino que se comunican mentalmente en imágenes que traduci­mos en palabras). Le dijo que, como su marido ya no le perte­necía, no debía molestarse en agredirlo a él. Ella ignoró la ad­vertencia y con la ayuda de su guía, pudo deshacerse de esta criatura temporalmente, pero puesto que su marido, como re­sultado de sus propias acciones, lo había invitado a unírsele, ella no pudo mantenerlo alejado permanentemente.

Otra forma de asegurarse que usted regresará de cada una de sus aventuras astrales, sin haber sido perjudicado por seres dañinos, consiste en detenerse inmediatamente antes de "reingresar" en usted y echar una mirada crítica tanto sobre el cuerpo astral como sobre el aura de energía diáfana que rodea a su cuerpo físico.

Si hubo algún intento por parte de cualquier ser astral negativo, de ligarse a su campo de energía, usted verá la evi­dencia en uno o ambos cuerpos etéricos, en forma de man­chas o lazos oscuros que se conectan con los centros de sus chakras. Estas señales indican que un ser negativo ha intenta­do unirse a usted o que ya lo ha hecho y lo está usando como fuente de energía, de la misma forma que un vampiro busca una fuente de sangre fresca.

Estas ataduras pueden manejarse de gran cantidad de for­mas (según se detalla seguidamente). La experimentación le clarificará de inmediato lo que mejor funciona para usted.

Métodos para deshacerse de seres astrales negativos

1. Use un filo astral, seleccionado en su, imaginación, para cortar los ligamentos y descartarlos en el vientre de la Madre Tierra.


  1. Mentalmente, cree un fuego purificado!" a través del cual usted pasará para purificarse y remover todos
    los desechos astrales




  1. Haga una limpieza completa de todos los chakras v equilíbrelos como se describe en el capítulo anterior



  1. Produzca mentalmente una lluvia astral de energía de luz blanca y dorada, para limpiarlo por fuera y por
    dentro, y reequilibrar su yo emocional.




  1. Hunda su cuerpo astral profundamente en la tierra debajo de sus pies, con el fin de poder dejar en esa
    tierra, eficazmente, toda la energía negativa que está ligada con usted; cuando emerja de la tierra, estar.
    limpio.




  1. Pídale a su guía espiritual (vea la próxima sección) que quite estas ligaduras o que le muestre cómo ma­
    nejarlas mejor en el futuro.

La importancia del papel de los guías espirituales

Para pedir asistencia, se pueden convocar también los guías espirituales. Estos son seres benevolentes, altamente evolucionados, cuya tarea es ayudarlo en el camino de la vida, aunque usted ni sepa que existen ni los haya encontrado cons­cientemente todavía. Algunos sienten que estos guías son los ángeles guardianes de los cuales la gente Habla tan a menudo cuando ha sido rescatada milagrosamente de una situación peligrosa, mediante una mano espiritual. Casi todos los que viajan astralmente o meditan con regularidad están conscien­tes de la existencia de al menos un guía, aunque por lo gene­ral, hay más de uno ligado con cada persona. Evidentemente. nosotros, los humanos, somos muchos y necesitaríamos más de un guía para que nos conduzca en nuestras vidas.

Sus guías espirituales son los guardianes y maestros personales del alma y se puede interactuar con ellos, cara a cara en el plano astral. También lo protegen mientras viaja en el mundo astral y lo guían hacia lugares donde usted necesita ir, a fin de que encuentre cosas que precisa ver para su progreso espiritual.

Es recomendable realizar una reunión con su guía prin­cipal, al comienzo de sus experimentos en viajes astrales. Para hacerlo, simplemente deberá ir lo más profundo posi­ble a su estado alterado de conciencia e invocarlo mental­mente para que se encuentre con usted inmediatamente después de haberse proyectado con éxito. Casi de inmedia­to, deberá aparecer un ser en una forma agradable. El ser puede resultarle vagamente familiar; lo ayudará en su salto hacia el plano astral.

Ya que: muchas de nuestras experiencias de estados alte­rados tienen una característica surrealista, algunas veces pue­de ser difícil darse cuenta de que los sucesos son reales, igual que los seres con los que nos encontramos. Al comienzo es fácil descartar al guía que se aparece, pensando que es tan sólo un producto de su imaginación. Una de las mejores for­mas de diferenciar lo real de lo irreal —si tai distinción exis­te— es medir el estado emocional. La mayor parte de los pri­meros encuentros con los guías espirituales son altamente emotivos. Los elevados niveles vibracionales y los poderes del amor incondicional son cosas que la mayor parte de nosotros nunca experimentamos hasta que acontece ese primer encuen­tro; y los sentimientos que allí se generan pueden ser sobrecogedores. El contacto físico con el guía (abrazos, cari­cias, etc.) intensificarán esas emociones.

Mí principal guía espiritual primero se me apareció en una forma andrógina, mientras me encontraba en profun­da meditación. Mi meta era proyectarme astralmente a un tiempo y lugar donde pudiera encontrar la raíz de un pro­blema físico. Me llevó muchos minutos darme cuenta de que la figura era femenina, en ropas holgadas, de una clase desconocida.

Ella estaba concentrada en mí, algo que resulta discor­dante después de vivir en un mundo donde el compromiso para con uno mismo es la norma. Me permitió dirigir nues­tras sesiones y nunca me forzó a ver algo o ir a algún sitio donde yo no quisiera, aun cuando hubiera sido lo mejor para mí. Yo tenía que tomar las decisiones acerca de dónde ir y lo que quería; sólo entonces me mostraba el mejor camino. Ella era (y aún es) infinitamente paciente, e irradia amor. Poder frenar las lágrimas en su presencia no es algo fácil.

Si el ser que se aparece frente a usted no es de una mane­ra agradable o si de alguna forma lo hace sentir incómodo, entonces puede que esté en presencia de una entidad astral inferior, que está jugando. Si lo cree necesario, ponga a prue­ba al ser que aparece. Si en verdad es su guía espiritual perso­nal, ese ser no se ofenderá. Formúlele preguntas acerca de la vida espiritual que usted tiene y que sólo su guía espiritual conoce, y hágale decir cosas que le den a usted la certeza de sus orígenes e intenciones. Esto incluye interrogantes sobre la fe y la proyección para encontrar la verdad personal. Las siguientes son señales para que usted se retire rápidamente: vacilaciones, fastidio, insultos por parte de la entidad, o cual­quier intento de coaccionarlo a que haga cosas que usted no desea.

Si aun así se encuentra inseguro acerca de aquel que dice ser su guía, recuerde que no tiene que seguir a este ser porque él así lo diga, del mismo modo que no iría con alguien que usted acabara de encontrar en el mundo físico. Tómese su tiempo. Interiorícese de este ser antes de viajar con él más profundamente en el plano astral.

Nadie concuerda respecto de cómo se originó el concep­to de los guías espirituales o cómo son seleccionados para desempeñar este rol, pero la mayoría reconoce que ellos reali­zan muy bien las tareas. Cuando existe un quiebre en la rela­ción, somos generalmente los humanos los que nos equivo­camos. Igual que con nuestras deidades, encontramos que es fácil ignorar a nuestros guías hasta que tenemos una necesi­dad y luego nos vemos forzados a buscar su apoyo, al haber­nos olvidado que si simplemente hubiéramos trabajado con ellos todo el tiempo en primer lugar, no hubiésemos estado tan mal. En esta situación soy tan culpable como cualquiera, y estoy muy agradecida de que los guías espirituales tengan, por naturaleza, paciencia, amor infinito e indulgencia.

Una de las cosas más grandes que un espíritu guía puede hacer por nosotros es guiarnos a través de ese compendio de conocimiento universal conocido como los Registros Akáshi-cos (léase en el capítulo 11 una visión completa de este con­cepto). Un guía espiritual puede mostrarle dónde buscar las respuestas a preguntas espirituales o kármicas específicamen­te, dónde encontrar los secretos del pasado de su alma y cómo interpretar lo que usted encuentra, de modo que pueda usar­lo para mejorar su vida actual. Destrabar este conocimiento es la primera razón por la cual la mayoría de la gente desea proyectarse astralmente, y su guía espiritual puede ser un con­sejero invalorable.

Una vez que conozca a su guía espiritual principal, en­contrará que la relación es una de las más satisfactorias de su existencia. Su guía puede enseñarle, protegerlo, ofrecer introspecciones a medida que explora el mundo astral, y pre­sentarlo a otros guías y maestros, seres que pueden ayudarlo a tomar decisiones sabias acerca de los temas referentes a su vida.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21

similar:

Directorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos iconDirectorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos

Directorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos iconDirectorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos
«¿Quién soy?» «¿Cuáles son las fuerzas que actúan en mí?» «¿Qué capacidades hay ocultas en mi?» «¿Cómo puedo explotar al máximo todo...

Directorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos iconConcepto y tipos de bibliotecas. Responsabilidad social de las bibliotecas

Directorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos iconAulas virtuales
«Aulas Virtuales como Modelo de Gestión de Conocimiento», y trataremos algunos conceptos sobre estas: factores influyentes, clasificación,...

Directorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos iconAulas virtuales 43

Directorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos iconAulas virtuales y videoconferecias

Directorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos iconDirección General de Bibliotecas

Directorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos iconDirección del Libro, bibliotecas y

Directorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos iconDirección del Libro, Bibliotecas y

Directorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos iconMaquinas virtuales y sistemas operativos


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com