Directorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos




descargar 0.72 Mb.
títuloDirectorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos
página6/21
fecha de publicación19.08.2016
tamaño0.72 Mb.
tipoDirectorio
med.se-todo.com > Derecho > Directorio
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21

Los niveles astrales inferiores

Algunos viajeros astrales creen que es posible caer repentinamente en reinos astrales menores con la misma facili­dad con la que se puede tropezar con una trampa disimulada en el piso, aunque seguramente hasta ahora ha estado nave­gando sin daño alguno en las partes superiores de ese plano. Es posible que esto suceda, si usted repentinamente decide actuar con pensamientos menos positivos, pero la mayor par­te del tiempo permanecerá seguro en el lado superior del bor­de entre los mundos astrales inferiores y superiores.

Recuerde que estas no son designaciones referidas a es­pacios, sino a espacios vibracionales. Los mundos astrales in­teriores y superiores se superponen e interpenetran mutua­mente, del mismo modo que el mundo astral se superpone con el nuestro y lo interpenetra. Aunque todo el tiempo se encuentra allí, saltar de uno a otro no es fácil.

Existe un borde entre los planos inferiores y superiores, que crean lugares donde la separación entre los dos es delga­da. Es verdad que, en estos lugares, los seres inferiores pue­den alcanzarlo, aunque usted en verdad no está directamente dentro de las regiones astrales menores. Sin embargo, esto no sucede tan a menudo como el "folclore" astral podría sugerir.

Ya que la atmósfera en e! plano astral inferior es notable mente más densa que en el superior, algunas personas dicen que una repentina sensación de pesadez es el indicador de que usted debe estar contactándose con un área cuestionable aun cuando no exista ninguna evidencia comprobable de que usted se encuentre en las regiones inferiores. Después de ha­blar con muchos viajeros astrales y de haber experimentado yo misma esa sensación, puedo decir con seguridad que esta es, generalmente, una sensación traspasada desde la existencia física, y que a menudo no es señal de que se incursionó en un sitio problemático.

El ciclo REM o sueño profundo es el mismo estado que el de proyección astral (véase capítulo 10) el mundo físico paraliza, como un mecanismo de defensa para evitar que salte de la cama y me desempeñe como en los sueños. Creo que esta sensación algunas veces se transfiere al consciente de. cuerpo astral y crea un sentimiento de desánimo. Si esto le sucede, trate de desear mentalmente que su ser astral sea liviano y libre, Esto debe producirse de inmediato. Si así no fuere, es mejor volverá su cuerpo e intentarlo más tarde, cuan­do su estado mental sea tal que pueda permanecer fácimente en los niveles elevados del piano astral.

Otra cosa factible e inquietante es escuchar voces humanas pidiendo ayuda desde el mundo astral inferior. Alguna veces, estos son los espíritus de seres humanos muertos que han caído en estos sitios debido a la creencia de que este era el lugar que les pertenecía después de sus muertes. Para estos seres, es un infierno que ellos mismos crearon y del cual serán rescatados solo con el tiempo y el conocimiento. Algunos chamanes tribales han podido rescatar a estas almas, pero no es una buena idea para que la lleve a cabo un novicio. Se trata de una de una practica especializada que exige un experto control del medio astral

También existe la posibilidad de que estas voces proven­gan de seres astrales inferiores que sólo desean distraerlo o atraparlo. Si escucha estos pedidos de ayuda, dígaselo a sus guías y deje que ellos manejen el problema..
Miedo de otario al cuerpo físico

El viaje astral es algunas veces definido como la separación del alma respecto del yo físico, una explicación demasia­do simple. inaceptable entre los ocultistas modernos. Varias escuelas ocultistas de pensamiento, muy antiguas, enseñan, que cada ser rumano tiene cuatro cuerpos diferentes: el cuerpo físico, el cuerpo astral o emocional, el cuerpo mental y el cuerpo-espiritual o alma. A grandes rasgos se conceptualizan como interpenetrantes y superpuestos, donde los cuerpos más livia­nos, más evolucionados espiritualmente, dominan la parte superior del cuerpo.

Cuando usted proyecta su cuerpo astral o su conciencia emocional, deja atrás no sólo el caparazón físico sino también el cuerpo mental (el aspecto analítico, intelectual) y el cuerpo espiritual (lo que pensamos que es el alma o la fuerza que da vida, la cual es más capaz de alcanzar el reino de lo divino).

Estos cuerpos —el mental y el espiritual— no dejan de funcionar mientras su yo astral explora otros lugares: quedan funcionando y pueden ofrecer protección física y psíquica al cuerpo inerte. También son los medios a través de los cuales usted retiene el hilo de la conciencia de su yo físico mientras usted se proyecta, al mismo tiempo que le permite estar in­mediatamente alerta en caso de que surja una emergencia que requiera toda su atención. Aun con estos otros dos cuerpos en estado de alerta, a muchas personas les gusta dar a su físico algún otro medio de protección para los peligros físicos y los ataques psíquicos.

Una de las mejores maneras de proteger su yo físico es emplear el mismo método que utiliza para proteger su yo as­tral de ser atacado por energías dañinas: deshacerse de pensa­mientos y sentimientos negativos, antes de iniciar el viaje. Visualícelos cómo se deshacen y se desvanecen desde su yo físico en algún lugar entre su meditación y la real proyección astral.

Existen otras dos formas para asegurarse de que su área de trabajo sea privada, que no será molestado y que sus es­fuerzos se mantendrán en la intimidad. Es cuestión de senti­do común no permitir que ingresen intrusos en el cuarto donde está su cuerpo dormido. Los ruidos inesperados que estos produjeran, lo despertarían repentinamente, dando lugar a lo que se denomina un restablecimiento rápido, donde de inmediato el cuerpo astral se reúne con los otros cuerpos, en vez de hacerlo lentamente, como es preferible que suceda. Esta condición no es dañina pero sí muy desagradable y si­milar a la sensación de ser despertado repentinamente de un sueño profundo o de un mal sueño. Hay igual cantidad de posibilidades de ser dañado físicamente por un intruso, tan­to mientras viaja astralmente como cuando duerme. Existe la posibilidad de que alguien desee dañarlo; su cuerpo men­tal lo traerá a un estado alerta de total conciencia, tan pronto como sienta el peligro.



Figura 4: Conceptualizacion de los Cuatro Cuerpos

Se suele pensar que el cuerpo mental es sinónimo de aura humana, el huevo brumoso de luces de colores que ro­dea a todo ser viviente. El aura puede ser vista por aquellos que han sido entrenados para verla, y puede fotografiarse con un equipo especial. Se trata de un barómetro del estado físico y mental; su color y condición es un indicador de la persona­lidad, la salud y el estado emocional. Cuando vigorizan men­talmente esta fuerza antes de proyectarse, aumenta la eficacia en su defensa.

Otras cosas que usted puede hacer para sentirse segura mientras proyecta es rodearse con otro tipo de huevo» protec­tor, uno de energía vibratoria alta e impenetrable. Esta es una vieja práctica que, generalmente, se enseña también a los alum­nos de meditación profunda, A medida que relaja su cuerpo y se prepara para alterar su conciencia, simplemente visualice este huevo, rodeándolo. Quizás desee verlo como ubicado allí por una deidad o guía espiritual, o puede mentalmente visua­lizarlo como extraído de la generosa energía de la tierra bajo sus pies, o que cae como un haz del cielo. Si necesita dar color a su energía a fin de que sea real para usted, trate de usar blanco o dorado, que son colores tradicionales de protección, según varios círculos ocultistas. Este huevo áurico no será visible para ningún ojo humano, al menos que la persona sea altamente psíquica, pero será real en el plano astral y podrá verlo en su lugar, si usted se provecta desde el cuarto donde usted permanece acostado. Cuanto más lo visualice en su lu­gar, más fuerte será.

Tal vez desee también tener con usted, en su cuerpo físi­co, algún objeto que simbolice protección. Por ejemplo, una pieza de joyería religiosa, un libro sagrado, un amuleto o talis­mán, o el símbolo de una deidad. Ninguno funciona mejor que otro. La eficacia del objeto que elija depende exclusiva­mente de la fuerza que usted siente respecto del objeto como fuente de energía protectora.

En ocasiones, uno escucha historias acerca de personas que se han encontrado con accidentes mientras viajaban astralmente y que, cuando despiertan, sus cuerpos físicos muestran la evidencia del encuentro astral. Tales historias son extrañas y no he visto ninguna documentación respecto de ellas, pero creo que se trata de una creación de la mente. El cuerpo astral no puede lastimarse de la misma forma que el cuerpo físico. El cuerpo astral puede traer al cuerpo físico ci­catrices emocionales o ataduras con seres negativos, corno si fueran hilos que, con el paso del tiempo, pueden afectar el yo físico, pero por ejemplo, no puede ser atropellado por un co­che y dejar al yo físico lastimado, al menos que usted crea firmemente en la posibilidad de que esto sea verdad.

Si tiene dudas acerca de que la mente es lo suficientemen­te fuerte como para lograr esto, entonces no va a lograr tanto éxito en los viajes astrales como le gustaría (o en cualquier tarea ocultista). La mayoría de la gente que está en un nivel profundo de la espiritualidad alternativa o de la filosofía de la Nueva Era de cualquier tipo, ya está consciente de que la mente puede sanar o generar enfermedades. A menudo, este conocimiento no es mas que una conciencia intelectual; el alumno no se da cuenta de que el eslabón entre la mente y el cuerpo se refuerza en el plano astral mediante la conexión emocional forjada entre ellos por el yo astral. Si a usted lo atropella un auto en el plano astral, y realmente cree que su cuerpo se ha lastimado, segura­mente se lastimará. Descanse seguro, porque la mayoría de nosotros nunca tendrá estos problemas. Son muy altas las po­sibilidades de que usted está plenamente consciente de su yo astral como cuerpo espiritual y no como cuerpo físico; al igual que la mayoría de los recién llegados, se deleitará cuando mire que las cosas materiales pasan a través de usted como si en realidad no estuviera allí.

Si usted se "lastima" en el plano astral, simplemente retí­rese de la escena del accidente y recuérdese que se encuentra allí en forma espiritual y que su yo físico está lejos y seguro. Dedique unos momentos a visualizar su yo astral curándose de todas las heridas y convirtiéndose en puro y entero, nueva­mente. Dígase que, a medida que hace esto, cualquier lastimadura en el cuerpo físico también se está sanando, y que regresará a un cuerpo sano y seguro en cuanto se haya com­pletado el viaje astral.

Miedo de perderse o ser incapaz de regresar

Ocasionalmente, alguien tendrá una experiencia de pro­yección astral en la cual surge la sensación de que algo está bloqueando el camino de regreso al cuerpo físico; o puede producirse la sensación de estar perdido en el mundo astral e incapaz de encontrar el camino de regreso. Estos sucesos son relativamente extraños, cuando se comparan con la cantidad de viajes exitosos. Las historias de horror que se han genera­do al respecto, han hecho que mucha gente tema las proyec­ciones astrales.

Cualquier estado alterado de conciencia, incluyendo el que experimentará durante la proyección astral, comparte similaridades con la hipnosis clínica. Básicamente, usted está buscando realzar y concentrar su conciencia para excluir otras distracciones. Pero aun cuando usted sea normalmente lo que se llama sujeto de nivel profundo en la hipnosis (es decir, alguien a quien le resulta difícil despertar de este estado, sin ayuda) su conciencia de proyección astral permanecerá totalmente bajo su control. Como una protección agregada, tal vez desee con­dicionarse con un botón astral de regreso automático. Esta es una palabra o frase que, al ser utilizada, lo llevará a despertarse automáticamente. Al igual que con el huevo protector, cuan­to más lo use, más poderoso se volverá. Como botón de retor­no, me gusta utilizar la frase: "Estoy de vuelta en casa". El solo acto de pensar o decir estas palabras astralmente, me despier­ta de inmediato.

Para fijar su botón de retorno propio y automático, sim­plemente recurra a una palabra o frase disparadora, y repítase a usted mismo varias veces que esa palabra o frase en particu­lar lo despertará inmediatamente. Piense en una frase corta, positiva, y en tiempo presente. Las afirmaciones en tiempo presente son una práctica ocultista común. Estas convencen a su mente de que lo que desea ya está sucediendo, que es parte de su realidad actual. Armar oraciones en tiempo futuro puede que deje la intención también para el porvenir, siempre fuera de su alcance. Por ejemplo, cuando necesita regresar a su estado despierto rápidamente, usted no quiere decir: "Iré de vuelta a casa". Su inconsciente puede simplemente res­ponderle: "Bien, claro. ¿Cuándo?" y mantenerlo en ese lugar donde usted se encuentra, hasta que despeje la confusión.

Esta programación para un regreso automático se hace mejor inmediatamente después que usted se encuentre có­modamente en un estado alterado de conciencia, pero antes de intentar la proyección astral. Dedique varios minutos a concentrarse en esta imagen verbal. Permítase ver estas palabras mentalmente, de manera que la función intencional pue­da imprimirse en las mentes consciente e inconsciente,

Este botón de regreso automático sólo debe usarse en aquellas situaciones donde se sienta asustado o tenga la im­presión de que es incapaz de regresar a su conciencia normal por otros medios. En la mayoría de las circunstancias, usted saldrá de sus proyecciones mediante el mismo método que le sirvió para ingresar. Esta es otra práctica ocultista ampliamente aceptada. No sólo es una manera suave y delicada de desper­tar sino que cuando usted deshace algo exactamente en el or­den inverso de la forma en que lo hizo, le quita a su mente crítica consciente el poder de decirle que lo que usted está haciendo no tiene sentido. De esa forma, no puede interferir con la práctica. Por ejemplo, si usted abandona el cuerpo des­de el chakra de la coronilla, esa es la ruta por la cual usted regresará. Si sigue el camino del arco iris o el camino hacia una cueva en el mundo astral, ese es el camino por el cual retornará otra vez.

Conservar el rastro de todas las marcas y elementos vi­suales que encuentre a lo largo del camino, tanto a la ida como a la vuelta de los viajes astrales, pueden ser señales para el camino de regreso. Si alguna vez comienza a perderse, regrese a su yo astral y rehaga los pasos.

Otra forma rápida para salir es el deseo de estar de regre­so a casa. Con el riesgo de parecer repetitiva, nunca se olvide de que en el plano astral, el pensamiento es acción. Que usted desee estar en algún otro lugar es la forma más simple para viajar. Hágalo inmediatamente, desplazando su enfoque des­de la experiencia astral hasta su cuerpo. Una vez que imagine que su conciencia ha retornado a su cuerpo y recobre el sen­tido de su yo físico, puede abrir los ojos.

También puede pedirle a su guía que lo ayude a volver, si pierde el rastro de las marcas anteriores o se da cuenta de que el acto de desear volver a casa está bloqueado. Esté aten­to al hecho de que estos bloqueos generalmente provienen de miedos que habitan nuestra propia psique y no de cual­quier siniestro habitante perteneciente al mundo astral. Estos bloqueos se producen ocasionalmente y nuestros guías están bien equipados para ayudarnos a superarlos. Por lo general, el guía lo ayuda a rehacer los pasos y le da la seguridad que necesita para reingresar en su estado de con­ciencia de vigilia.

Algunas personas dicen que están conscientes de un cor­dón plateado o hilo etérico luminoso que conecta el cuerpo físico con el astral. Si usted es uno de los que ve esto, simple­mente sujétese del hilo y sígalo hasta llegar a destino, en caso de sentirse perdido. Hay mucho folclore alrededor de este hilo, el cual se conoce como el que vincula el cuerpo y el alma. Muchos creen que si el hilo se daña o corta, el alma se suelta del cuerpo y el cuerpo muere. Nunca he visto este hilo ni sé personalmente de nadie que lo haya visto, aunque he leído innumerables informes describiéndolo.

Con el tiempo, he estado indecisa acerca de la naturale­za de esta línea de vida. Una de ellas es que es un constructor del subconsciente, una especie de cobertura mental de segu­ridad de la cual sostenerse mientras se viaja a lo desconocido. La otra es que el hilo puede ser una señal de un tipo diferente de proyección donde el cuerpo mental o partes del cuerpo espiritual se integran. Pero, como nadie jamás ha visto este hilo o se ha preocupado por su condición, no debe ser uno de los miedos que lo frene.

Unas cuantas personas se preocupan acerca de cómo les afectará ver sus cuerpos físicos desde una perspectiva externa. Temen que cuando vean sus propios cuerpos desde afuera, entrarán en pánico, huirán y se perderán sin posibilidad de retornar.

Habiendo experimentado la proyección astral en distin­tos escenarios, puedo decir con seguridad que no es un hecho que provoque miedo sino que para muchos de nosotros, convalida la experiencia astral. Délo por seguro, es una sensa­ción extraña; puede ser inquietante o sorprendente para al­guien que no sabe nada de viajes astrales y puede temer que acaba de morir. Pero para aquellos de nosotros que estamos informados, esto no es un problema. Por el contrario, puede ser fascinante mirar el propio cuerpo dormido, desde afuera de sus límites.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21

similar:

Directorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos iconDirectorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos

Directorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos iconDirectorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos
«¿Quién soy?» «¿Cuáles son las fuerzas que actúan en mí?» «¿Qué capacidades hay ocultas en mi?» «¿Cómo puedo explotar al máximo todo...

Directorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos iconConcepto y tipos de bibliotecas. Responsabilidad social de las bibliotecas

Directorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos iconAulas virtuales
«Aulas Virtuales como Modelo de Gestión de Conocimiento», y trataremos algunos conceptos sobre estas: factores influyentes, clasificación,...

Directorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos iconAulas virtuales 43

Directorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos iconAulas virtuales y videoconferecias

Directorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos iconDirección General de Bibliotecas

Directorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos iconDirección del Libro, bibliotecas y

Directorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos iconDirección del Libro, Bibliotecas y

Directorio de Bibliotecas Virtuales y Recursos iconMaquinas virtuales y sistemas operativos


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com