La importancia de escoger árboles adecuados para parques y avenidas y su manejo, el caso de lima




descargar 135.36 Kb.
títuloLa importancia de escoger árboles adecuados para parques y avenidas y su manejo, el caso de lima
página1/3
fecha de publicación19.08.2016
tamaño135.36 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2   3
LA IMPORTANCIA DE ESCOGER ÁRBOLES ADECUADOS PARA PARQUES Y AVENIDAS Y SU MANEJO, EL CASO DE LIMA

Odilo Duarte, Dr. Sci. Agr. M.B.A., Profesor y Consultor de CENTRUM Católica

Daniel Alomía Robles, Los Álamos, Surco, Lima. 313 3400 Ext. 7168. odiloduarte@yahoo.com

INTRODUCCION
La costa peruana, donde está Lima, presenta una situación especial, pues las ciudades en su mayoría se encuentran rodeadas de desierto o de valles agrícolas que las grandes ciudades van devorando. En el caso de Lima los valles agrícolas Rímac, Lurín y Chillón prácticamente han desaparecido, lo que unido a una descontrolada urbanización y la habilitación de zonas desérticas para viviendas la han convertido en una de las ciudades con menos área verde por habitante, estimándose que tiene menos de 1.5 m2 cuando lo razonable son alrededor de 8 m2. Un factor agravante es la ausencia de lluvia que hace que no haya vegetación en las afueras de la ciudad como ocurre en la mayoría de ciudades, si bien la cercanía al mar y su brisa compensan en algo esta situación.

.

En toda ciudad, especialmente en un caso como el de Lima, los árboles juegan un papel muy importante y hay que tratar de plantar lo más que se pueda, pero esto tiene que ser un proceso técnicamente bien hecho. La selección especies, así como su ubicación adecuada, unidos al manejo del árbol desde el vivero y durante el resto de su vida, son de suma importancia para obtener los mejores resultados y evitar muchos problemas que son difíciles y costosos de resolver. Uno de los aspectos más importantes en las calles de Lima y otras ciudades es el poco espacio que se le deja a los árboles, lo compacto del suelo, la dificultad de regar adecuadamente y, muchas veces, la poca coordinación entre la instalación de las redes de infraestructura civil y la ubicación de los árboles. También se da, en muchos casos, una falta de participación de los vecinos, que no cuidan las plantas de la berma frente a su casa y esperan que la municipalidad haga estos trabajos, lo que prácticamente es imposible.
En el caso de Lima y casi toda la costa de Perú, esta situación se complica por el hecho que no llueve, lo que se traduce en dos aspectos a tomar en cuenta: (i) un follaje cubierto de polvo y “smog” que le da un aspecto poco atractivo a los árboles y les dificulta hacer una fotosíntesis adecuada, en un clima donde de por sí casi seis meses del año no hay iluminación solar directa y (ii) la falta de agua que obliga a regar los árboles todo el año, por lo que hay que planificar la preparación del lugar de plantación de modo que se les pueda regar eficientemente y plantar especies con bajos requerimientos hídricos en los lugares donde el riego sea problemático. Un punto a favor en este caso es la alta humedad relativa de la costa que reduce la transpiración en forma notable Los propietarios de vivienda tienen que colaborar en el cuidado de sus plantas.

IMPORTANCIA DE LOS ARBOLES EN LA VIDA URBANA.
Los árboles juegan un papel muy importante en las ciudades. Burden (2006), uno de los más conocidos especialista de los Estados Unidos en desarrollo de aspectos urbanos ligados con una vida más agradable para los ciudadanos, estima que una inversión de 250 a 600 dólares por árbol, que incluye su mantenimiento durante los tres primeros años, retorna 90,000 dólares en beneficios directos a lo largo de la vida de ese árbol (sin incluir los de tipo estético, natural y social), por lo que se considera que la calle sin árboles debería ser la excepción, sobre todo en estos tiempos de calentamiento global, alta contaminación y estrés humano, por el impacto negativo de esta situación. Entre los beneficios que producen los árboles, algunos mencionados por el mismo Burden (2006) y otros que son bastante conocidos, están:
Mejoran la seguridad de tránsito. La presencia de árboles genera una mayor seguridad en el tráfico, aunque parezca lo opuesto, con una reducción de 5 a 20% de accidentes debido a su presencia (Dumbaugh, 2005). Aparentemente la presencia de un borde definido de la calle y los árboles hacen que se maneje con más cuidado. También se ha comprobado que los automovilistas tienden a manejar más despacio donde hay árboles, reduciendo su velocidad entre 5 y 20 km/hora, lo que resulta en menos accidentes en los que el carro se sale de la pista. Igualmente, hay más seguridad de peatones pues al haber un borde de calle y una barrera definida de árboles el automovilista tiene más cuidado e incluso los árboles pueden muchas veces detener un carro mal dirigido, evitando que atropelle a alguien. También la franja de la zona arbolada separa más al automovilista de los edificios y peatones.
Mejoran los negocios y la seguridad. Se ha encontrado que los negocios en calles arboladas pueden tener ventas de hasta 20% mayores que en zonas no arboladas. Igualmente, la seguridad ciudadana es mayor al mejorar el ánimo de los habitantes de estas zonas, lo que se traduce en una actitud más vigilante y más proactiva hacia su comunidad.
Protegen contra el calor y daños del sol. Se calcula que hay una diferencia de 2 a 3 grados de temperatura entre una zona con árboles y otra desprovista. Esto hace más agradable caminar por la calle o estar en la casa en épocas de calor, lo que a su vez se traduce en menos daños a la piel o menores necesidades de usar bloqueadores y una reducción de gastos en uso de aire acondicionado significativa.
Reducen la contaminación por escapes. El especialista español Jesús Castillo Segura indica que un árbol puede absorber los gases tóxicos que emiten 100 coches. Burden (2006) indica que los árboles cercanos a la pista absorben 8 a 10 veces más gases contaminantes que los que están alejados. Estos gases contienen monóxido y dióxido de carbono, compuestos orgánicos volátiles, óxidos de nitrógeno y material en partículas, que contribuyen al efecto invernadero, a la reducción de ozono y al incremento de enfermedades respiratorias como asma, etc.
Los árboles también absorben dióxido de carbono y emiten oxígeno, lo cual contribuye a mejorar el aire que nos rodea. Igualmente, la emisión de gases sobre una pista más caliente por la falta de árboles hace que mayor porcentaje de ellos se transformen en productos como el ozono y otros más tóxicos todavía para la gente y el ambiente en general.
Reducen la contaminación por ruidos. La presencia de plantas y árboles a los costados de la calle o pista o entre la calle y la zona de viviendas o negocios, tiene un efecto importante en reducir los niveles de ruido, al actuar como un amortiguador de los mismos, por lo que se logra un ambiente menos estresante. Muchas veces se plantan barreras de árboles contra los ruidos.

Mejoran la estética urbana. La presencia de árboles mejora cualquier ambiente, desde una playa de estacionamiento a una calle cualquiera. Los árboles disimulan o esconden elementos no atractivos a la vista como postes y redes de alambrados,
Mejoran el estado de ánimo. Lo que se traduce en menor presión arterial, menor agresividad en el manejo por el efecto calmante de los árboles. Incluso la percepción de lo largo que es un viaje se ve reducida cuando hay árboles.
Aumentan el valor de las propiedades. La plantación de árboles y otras plantas automáticamente mejora el aspecto de una propiedad y su valor.
Mejoran de la duración de pistas. La presencia de árboles a lo largo de una pista asfaltada hace que el asfalto no se caliente tanto y las fluctuaciones de temperatura día/noche sean menores, disminuyendo los cambios de volumen, lo que le da mayor vida a la pista.
Reducen la velocidad del viento y atrapan grandes cantidades de polvo
Favorecen la presencia de fauna (ardillas, pájaros, etc.)

PROBLEMAS QUE PUEDEN CAUSAR LOS ÁRBOLES EN CALLES Y JARDINES.
Dañar las instalaciones aéreas de alambres de electricidad, teléfono y cable

Dañar redes subterráneas de aguas o de alambres

Levantar veredas y pistas

Caer sobre vehículos o construcciones

Obstruir la vista de señales de tránsito, luces de tránsito y otras

Dañar otras plantas más pequeñas

Obstruir la visibilidad de conductores o de transeúntes
Estos problemas se minimizan con una atinada selección de especie, su adecuada instalación y mantenimiento oportuno.
SITUACION ACTUAL
Especies. Lima ha pasado por diversas etapas o modas donde se enfatizaba o se plantaba un número muy limitado de especies en vez de tener un variado abanico. Esto ha sido casi una constante. En el pasado lejano se plantó muchos Ficus retusa o nitida en el caso de muchas avenidas y parques como la avenida Venezuela, algo de moreras (Morus), seibos argentinos (Erythrina crista –galli), arce (Acer sp.) y Acacia vilca, En los 50-60s se enfatizaron las tipas (Tipuana tipu) de origen argentino, que es posiblemente el árbol que más abunda en la ciudad. Luego a finales de los 60s los ceibos o palos borrachos (Chorisia o Ceiba speciosa), el tulipán africano (Spathodea campanulata). Desde finales de los 70s se plantaron demasiadas poncianas (Delonix regia), que en Lima por la falta de calor veraniego no florecen como deberían si es que lo hacen, aparte que en bermas estrechas tienden a levantar veredas y/o pistas. En los 80 se puso de moda el Ficus benjamina y poco más tarde el molle hawaiano o brasilero (Schinus terebinthifolius) y en los últimos tiempos el molle peruano (Schinus molle) que en la actualidad parecen ser los más populares. Existe menor proporción de Jacaranda mimosifolia, cedro (Cedrella odorata), jabonaría (Sapindus saponaria), mimosa (Acacia longifolia) guaranhuay (Tecoma), cinamomo (Melia azedarach), Koelreutheria paniculata, palo verde (Parkinsonia aculeata), algarrobo europeo (Ceratonia siliqua) y algarrobo nativo (Prosopis sp), magnolia (Magnolia grandiflora), sauce (Salix humboldtiana), casuarina, algunas especies de ecucaliptos de tamaño excesivo, generalmente mal ubicadas.
En palmeras en el pasado se plantaron las falsas datileras de Canarias (Phoenix canariensis), algunas palmeras reales de Cuba (Roystonea regia) como las de la Av. Arequipa cerca al cruce con Javier Prado y luego se plantaron muchas palmeras de abanico (Washingtonia filífera) en el circuito de playas, avenidas de Surco y vías de desahogo. En los últimos años se ha visto mucha palmera hawaiana (Chrysalidocarpus lutescens) algo de Arecastrum y algunas palmeras datileras traídas de la zona de Pisco- Ica como plantas adultas.
Se puede notar que casi siempre ha habido un énfasis en una o dos especies que se ponían de moda, olvidando que hay otras tan buenas o mejores a veces y que es mejor tener más variedad. La tipa, que es el árbol que predomina en Lima, es bastante adaptado, quizás demasiado grande para algunos sitios donde se ha puesto y tiene el problema de la mielcilla que bota durante su época de floración y no es muy simétrico en su crecimiento para una poda en forma ordenada, tiende a renovar sus hojas con cierta frecuencia, aunque sin defoliarse, lo que hace que los árboles no se vean tan sucios. En el caso de los ficus, sus hojas viven más, por lo que en calles muy transitadas o polvorosas, el follaje tiende a ponerse negro y poco vistoso, lo que se ve disimulado por un corto período cuando aparece el rebrote primaveral, igual ocurre con el molle hawaiano o brasileño, que además es un árbol difícil de formar pues tiene un crecimiento desordenado, se luce cuando rebrota o cuando algunos ejemplares se cargan de frutos rojos. El molle serrano en Lima no muestra su color verde tan agradable y si bien no se le pega tanto el polvo, tiende igualmente a tornarse de color negruzco por la contaminación combinada con la humedad y la falta de lluvia como los anteriores; adicionalmente, en muchos lugares, es atacado por una plaga que le deforma las hojas que hace que la planta se vea con mal aspecto. El tulipán africano tiene una vejez menos atractiva si no está bien cuidado y también se negrea mucho con el smog, al igual que la mayoría de plantas en Lima.
Plantación de los árboles. Uno de los problemas es que en muchos casos se trasplanta árboles muy pequeños, los cuales tienen mucho menos chance de sobrevivir ante los diversos factores adversos (vandalismo, falta de riego, etc). Otras veces se planta árboles “pasados de envase” o sea que tienen las raíces deformadas por el exceso de tiempo en un envase demasiado pequeño para su tamaño y como generalmente esto no se arregla al momento del trasplante, la planta se queda tullida el resto de su vida y se le echa la culpa a todo tipo de causas, cuando normalmente ésta es la más común. Igualmente, se usan plantas con tallos principales no bien formados, lo que da lugar a árboles deformes lo que afea su aspecto. En otras ocasiones se planta muy superficialmente y luego se ve las raíces aflorando a nivel del suelo adyacente. La mayoría de veces no se hace una adecuada poda de formación y recién después de varios años se empieza a podar drásticamente, lo cual también atenta contra el buen aspecto de los árboles y se retrasa su crecimiento, aparte de aumentar los costos.
En muchos casos se está plantando especies que no se adecuan al tamaño de la berma, lo que se traduce en daños a las veredas o pistas. Por ejemplo las especies de eucaliptos y ficus que se usan y algunos otros árboles que normalmente se usan son demasiado grandes para la mayoría de situaciones, incluyendo algunas bermas centrales, desde donde malogran sólidas pistas o veredas. A esto hay que añadirle que muchas veces no se deja suficiente espacio a lo largo de la hilera entre planta y planta, lo que produce un hacinamiento y no permite que cada árbol muestre las peculiaridades de su copa.
QUE ESPECIE ESCOGER?
La decisión de qué especie escoger es algo más fácil en un parque o jardín que en una calle o avenida, ya que los espacios son más holgados y los posibles peligros son menores, ya que normalmente los sistemas de agua y desagüe, líneas subterráneas y aéreas de alambres no se encuentran presentes o están más alejadas
En un jardín o en un parque generalmente se puede plantar especies más grandes, cuidando siempre de los aspectos peligrosos como caída de ramas o daños a ciertas estructuras de servicios o paredes o baños que estas especies podrían ocasionar.
En calles con una zona estrecha de plantación hay que tener cuidado al escoger la especie, tratando que tenga el tamaño proporcionado al espacio disponible, para que la planta pueda crecer más o menos cómoda; que sus raíces no vayan a levantar veredas y/o pistas; que no sean agresivas con las líneas de conducción de aguas o de alambres y que sus ramas no vayan a tocar líneas aéreas de alambres (luz, teléfono, cable), además de los peligros de ruptura de ramas, caída de flores y frutos que pueden producir resbalones, etc.
Es importante mencionar que una especie grande se puede plantar en un lugar algo estrecho, si se poda para mantenerla de un tamaño pequeño. En ese caso se tiene que podar con frecuencia para que el árbol no aumente de tamaño. Esto tendrá un efecto en evitar el desarrollo excesivo de las raíces, pero significa más trabajo.
En el caso de Lima se presentan diversas situaciones en cuanto a los lugares donde se plantan árboles: Están las calles de los “pueblos jóvenes” que muchas veces son anchas pero carecen de bermas, veredas y una franja para plantar árboles y normalmente tienen un suelo muy marginal y hay poca disponibilidad de agua, si bien muchas veces existen buenos espacios en la misma calle para albergar árboles. Están las calles del centro donde prácticamente no hay sitio donde plantar árboles. Luego están las calles de barrios más o menos populosos como Lince, Jesús María, Breña, etc., donde en muchos casos existen espacios no muy grandes entre la vereda y la pista, pero normalmente no se riega ni cuida bien las plantas y lucen muy descuidadas o a punto de morirse. Finalmente, están las calles de los barrios más prósperos y las avenidas con un berma central ancha y donde no hay mayormente instalaciones que se puedan dañar como redes de aguas, redes de alambres, etc, y que muchas veces se riegan con agua de acequia por inundación, en estos distritos también hay calles con espacios entre la pista y la vereda donde se planta árboles, que por estar en zonas donde vive gente con mayores ingresos, se cuida más estos espacios, si bien no siempre se planta la especie adecuada.

Cada situación es diferente. En el caso de los pueblos jóvenes, dada la escasez de agua para regar y la calidad de suelos, se deben plantar árboles con gran adaptación a esas condiciones adversas, que pueden ser medianos o grandes. En el caso de las calles de los barrios populosos se debe plantar árboles pequeños o mantenerlos pequeños mediante la poda, para que se acomoden bien a lo estrecho del espacio del que disponen, a la vez que hay que buscar especies adaptadas a pocos cuidados. En el caso de los barrios más prósperos, si es en la berma central se puede plantas árboles relativamente grandes ya sea en dos hileras o una hilera central, dependiendo del tamaño del árbol y del ancho de la berma; mientras que en los espacios entre la pista y la vereda se deben plantar árboles medianos que no tengan raíces agresivas o árboles pequeños o mantenidos pequeños en base a la poda regular para que las raíces no se expandan demasiado.
  1   2   3

similar:

La importancia de escoger árboles adecuados para parques y avenidas y su manejo, el caso de lima iconLa tabla periódica es el “mapa” de la Química; sugiere nuevas avenidas...

La importancia de escoger árboles adecuados para parques y avenidas y su manejo, el caso de lima iconCondiciones especiales para participar en el congreso ser creativo...

La importancia de escoger árboles adecuados para parques y avenidas y su manejo, el caso de lima iconCompetencia: Habilidad para realizar un muestreo de acuerdo a lo...

La importancia de escoger árboles adecuados para parques y avenidas y su manejo, el caso de lima icon3 ¿realizo la investigación de los adecuados catalizadores para la...

La importancia de escoger árboles adecuados para parques y avenidas y su manejo, el caso de lima iconAmbiental social: No daña al ambiente pero tiene partes de madera...

La importancia de escoger árboles adecuados para parques y avenidas y su manejo, el caso de lima iconLeer los comentarios que se encuentran en la parte derecha del documento,...

La importancia de escoger árboles adecuados para parques y avenidas y su manejo, el caso de lima icon“Los Parques Industriales y Tecnológicos: Actores clave del Desarrollo Local”

La importancia de escoger árboles adecuados para parques y avenidas y su manejo, el caso de lima iconReglas para el manejo de la competencia 5

La importancia de escoger árboles adecuados para parques y avenidas y su manejo, el caso de lima iconPropuestas de la cámara de comercio de lima para mejorar la confianza...

La importancia de escoger árboles adecuados para parques y avenidas y su manejo, el caso de lima iconMexico: ¿El proyecto de Telecom de epn es un avance o retroceso para...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com