Jennifer Panchalo, Sebastian Prada y laura Guzman Organización Mundial de Comercio omc




descargar 68.08 Kb.
títuloJennifer Panchalo, Sebastian Prada y laura Guzman Organización Mundial de Comercio omc
fecha de publicación24.11.2015
tamaño68.08 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos

Jennifer Panchalo, Sebastian Prada Y Laura Guzman

Organización Mundial de Comercio OMC


Sede en: Ginebra, Suiza
Establecida el:1º de enero de 1995
Creada por: Las negociaciones de la Ronda Uruguay (1986-94)
Miembros: 159 países al2 de marzo de 2013 
Presupuesto: 196 millones de francos suizos (2011)
Personal de la Secretaría: 640 personas
Director General: Roberto Azevêdo

Funciones:
• Administra los acuerdos comerciales de la OMC
• Foro para negociaciones comerciales
• Trata de resolver las diferencias comerciales
• Supervisa las políticas comerciales nacionales
• Asistencia técnica y cursos de formación para los países en desarrollo
• Cooperación con otras organizaciones internacionales 

La Organización Mundial del Comercio (OMC) es la única organización internacional que se ocupa de las normas que rigen el comercio entre los países. Los pilares sobre los que descansa son los Acuerdos de la OMC, que han sido negociados y firmados por la gran mayoría de los países que participan en el comercio mundial y ratificados por sus respectivos parlamentos. El objetivo es ayudar a los productores de bienes y servicios los exportadores y los importadores a llevar adelante sus actividades.

PRINCIPIOS

Los Acuerdos de la OMC son extensos y complejos, porque se trata de textos jurídicos que abarcan una gran variedad de actividades. No obstante, todos esos documentos están inspirados en varios principios simples y fundamentales, que constituyen la base del sistema multilateral de comercio.

No discriminación. Un país no debe discriminar entre sus interlocutores comerciales y no debe discriminar entre sus propios productos, servicios o nacionales y los productos, servicios o nacionales de otros países.

Ser más abierto. La disminución de los obstáculos comerciales es una de las formas más evidentes de fomentar el comercio; esos obstáculos pueden consistir en derechos de aduana (o aranceles) o en medidas como la prohibición de las importaciones o la fijación de contingentes que restringen selectivamente las cantidades.

Ser previsible y transparente. Las empresas, los inversores y los gobiernos de otros países deben confiar en que no se establecerán arbitrariamente obstáculos comerciales. Mediante la estabilidad y la previsibilidad, se fomentan las inversiones, se crean puestos de trabajo, y los consumidores pueden disfrutar plenamente de las ventajas de la competencia: la posibilidad de elegir y unos precios más bajos.

Ser más competitivo. Desalentar, para ello, las prácticas “desleales”, como las subvenciones a la exportación y el dumping de productos a precios inferiores a su costo para obtener una mayor participación en el mercado. Las cuestiones son complejas, y las normas tratan de establecer lo que es leal o desleal y la manera en que los gobiernos pueden responder, especialmente imponiendo derechos de importación adicionales calculados para compensar los perjuicios causados por el comercio desleal.

Ser más beneficioso para los países en desarrollo. Conceder a estos más tiempo para realizar ajustes, mayor flexibilidad y privilegios especiales; más de tres cuartas partes de los Miembros de la OMC son países en desarrollo y países en transición a economías de mercado. Los Acuerdos de la OMC les conceden períodos de transición para adaptarse a las disposiciones de la OMC menos conocidas y tal vez más difíciles.

Proteger el medio ambiente. Los Acuerdos de la OMC permiten a los Miembros adoptar medidas para proteger no sólo el medio ambiente sino también la salud pública y la salud de los animales, y para preservar los vegetales. No obstante, esas medidas deben aplicarse por igual a las empresas nacionales y a las extranjeras. En otras palabras, los Miembros no deben utilizar medidas de protección del medio ambiente como medio de encubrir políticas proteccionistas.

QUÉ HACE LA OMC

La OMC está dirigida por los gobiernos de sus Miembros. Todas las decisiones importantes son adoptadas por la totalidad de los Miembros, ya sea por sus Ministros (que se reúnen por lo menos una vez cada dos años) o por sus embajadores o delegados (que se reúnen regularmente en Ginebra).

Aunque la OMC está regida por sus Estados Miembros, no podría funcionar sin su Secretaría, que coordina las actividades. En la Secretaría trabajan más de 600 funcionarios, y sus expertos — abogados, economistas, estadísticos y especialistas en comunicaciones — ayudan en el día a día a los Miembros de la OMC para asegurarse, entre otras cosas, de que las negociaciones progresen satisfactoriamente y de que las normas del comercio internacional se apliquen y se hagan cumplir correctamente.

Negociaciones comerciales.

Los Acuerdos de la OMC abarcan las mercancías, los servicios y la propiedad intelectual. En ellos se establecen los principios de la liberalización, así como las excepciones permitidas. Incluyen los compromisos contraídos por los distintos países de reducir los aranceles aduaneros y otros obstáculos al comercio y de abrir y mantener abiertos los mercados de servicios. Establecen procedimientos para la solución de diferencias. Esos Acuerdos no son estáticos; son de vez en cuando objeto de nuevas negociaciones, y pueden añadirse al conjunto nuevos acuerdos. Muchos de ellos se están negociando actualmente en el marco del Programa de Doha para el Desarrollo, iniciado por los Ministros de Comercio de los Miembros de la OMC en Doha (Qatar) en noviembre de 2001.

Aplicación y vigilancia

Los Acuerdos de la OMC obligan a los gobiernos a garantizar la transparencia de sus políticas comerciales notificando a la OMC las leyes en vigor y las medidas adoptadas. Diversos consejos y comités de la OMC tratan de asegurarse de que esas prescripciones se respeten y de que los Acuerdos de la OMC se apliquen debidamente. Todos los Miembros de la OMC están sujetos a un examen periódico de sus políticas y prácticas comerciales, y cada uno de esos exámenes contiene informes del país interesado y de la Secretaría de la OMC.

Solución de diferencias

El procedimiento de la OMC para resolver controversias comerciales en el marco del Entendimiento sobre Solución de Diferencias es vital para la observancia de las normas, y en consecuencia para velar por la fluidez de los intercambios comerciales. Los países someten sus diferencias a la OMC cuando estiman que se han infringido los derechos que les corresponden en virtud de los Acuerdos. Los dictámenes de los expertos independientes designados especialmente para el caso se basan en la interpretación de los Acuerdos y de los compromisos contraídos por cada uno de los países.

Creación de capacidad comercial

Los Acuerdos de la OMC contienen disposiciones especiales para los países en desarrollo, con inclusión de plazos más largos para aplicar los Acuerdos y los compromisos, y de medidas para aumentar sus oportunidades comerciales, con objeto de ayudarles a crear capacidad comercial, solucionar diferencias y aplicar normas técnicas. La OMC organiza anualmente centenares de misiones de cooperación técnica a países en desarrollo. También organiza cada año en Ginebra numerosos cursos para funcionarios gubernamentales. La Ayuda para el Comercio tiene por objeto ayudar a los países en desarrollo a crear la capacidad técnica y la infraestructura que necesitan para aumentar su comercio.

Proyección exterior

La OMC mantiene un diálogo regular con organizaciones no gubernamentales, parlamentarios, otras organizaciones internacionales, los medios de comunicación y el público en general sobre diversos aspectos de la Organización y las negociaciones de Doha en curso, con el fin de aumentar la cooperación y mejorar el conocimiento de las actividades de la OMC.

ANTECEDENTES

La OMC nació como consecuencia de unas negociaciones, y todo lo que hace resulta de negociaciones. El grueso del trabajo actual de la OMC proviene de las negociaciones mantenidas en el período 1986-1994, la llamada Ronda Uruguay, y de anteriores negociaciones en el marco del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT). La OMC es actualmente el foro de nuevas negociaciones en el marco del “Programa de Doha para el Desarrollo”, iniciado en 2001.

Cuando los países han tenido que hacer frente a obstáculos al comercio y han querido que se reduzcan, las negociaciones han contribuido a abrir los mercados al comercio. Sin embargo, la labor de la OMC no se circunscribe a la apertura de los mercados, y en algunos casos sus normas permiten mantener obstáculos comerciales, por ejemplo para proteger a los consumidores o para impedir la propagación de enfermedades.

Constituyen el núcleo de la OMC los denominados Acuerdos de la OMC, negociados y firmados por la mayoría de los países que mantienen intercambios comerciales. Esos documentos establecen las normas jurídicas fundamentales del comercio internacional. Son en lo esencial contratos que obligan a los gobiernos a mantener sus políticas comerciales dentro de límites convenidos. Son negociados y firmados por los gobiernos, pero su finalidad es ayudar a los productores de bienes y servicios, a los exportadores y a los importadores a desarrollar sus actividades, si bien permitiendo que los gobiernos alcancen objetivos sociales y ambientales.

El propósito primordial del sistema es contribuir a que el comercio fluya con la mayor libertad posible, sin que se produzcan efectos secundarios no deseables, porque eso es importante para el desarrollo económico y el bienestar. Esto conlleva en parte la eliminación de obstáculos. También requiere asegurarse de que los particulares, las empresas y los gobiernos conozcan cuáles son las normas que rigen el comercio en las distintas partes del mundo, de manera que puedan confiar en que las políticas no experimentarán cambios abruptos. En otras palabras, las normas tienen que ser “transparentes” y previsibles.

Las relaciones comerciales conllevan a menudo intereses contrapuestos. Los acuerdos, incluidos los negociados laboriosamente en el sistema de la OMC, tienen muchas veces que ser interpretados. La forma más armoniosa de resolver estas diferencias es mediante un procedimiento imparcial basado en un fundamento jurídico convenido. Ese es el propósito del sistema de solución de diferencias integrado en los Acuerdos de la OMC.

Ronda Uruguay El Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio, más conocido por sus siglas en inglés, GATT, fue un tratado internacional firmado el 30 de octubre de 1947. A pesar de que su texto no disponía el establecimiento de ninguna organización ni estructura institucional, de hecho se recurrió a algunas ficciones jurídicas para establecer una organización instalada en Ginebra en la que las Partes en el GATT celebraban reuniones, instituyeron órganos permanentes y formaron una estructura administrativa encabezada por un Director General.

En 1986, una reunión muy importante convocada por el GATT en Punta del Este (Uruguay) aprobó una declaración en que se dispuso la iniciación de una ronda de negociaciones comerciales multilaterales, que habría de conocerse como "Ronda Uruguay", destinada a sustituir y ampliar el conjunto de acuerdos entonces en vigor sobre diversos temas de comercio internacional.

La Ronda se prolongó hasta 1993 y culminó en una reunión celebrada ese año en Marrakech (Marruecos). Allí se firmó el "Acta Final" [5] de la Ronda y el conjunto de acuerdos sobre diversos temas, así como el "Acuerdo por el que se establece la Organización Mundial del Comercio" . A partir de entonces quedó convenido que las disposiciones originales del GATT se denominarían "GATT de 1947" mientras que las resultantes de sus modificaciones acordadas serían el "GATT de 1994".

La Ronda Uruguay incorporó por primera vez en el "sistema multilateral de comercio" varios temas que hasta entonces habían estado excluidos de él. Los principales fueron el comercio de servicios, la agricultura, los textiles y la propiedad intelectual.

COLOMBIA Y LA OMC

Colombia es Miembro de la OMC desde el 30 de abril de 1995. La Misión de Colombia ante la Organización Mundial de Comercio además de ejercer la representación permanente del país, promueve los intereses de Colombia en los asuntos comerciales y conexos que se ventilan en el Foro Multilateral de la Política Comercial. El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo define la posición de Colombia en la negociación, la que se construye en consulta con las diferentes entidades del sector público involucradas, los representantes del sector privado y de la sociedad civil.

Misión Permanente de Colombia ante la OMC

La misión fue creada en el año 1994 cuando se creó la Organización Mundial de Comercio. Anteriormente Colombia participaba como miembro del Acuerdo General de Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT). La Misión ante la Organización Mundial de Comercio promueve los intereses de Colombia en los asuntos comerciales y conexos que se ventilan en el Foro Multilateral de la Política Comercial.

La representación de los intereses de Colombia se hace participando en las negociaciones, en los procesos de solución de diferencias de nuestro interés y en las sesiones en las que se discuten los asuntos regulares de administración y cumplimiento de los acuerdos de la OMC.

Colombia expresa sus intereses directamente y a través de los grupos formales e informales con los que existe comunidad de intereses. Las coaliciones se forman dependiendo de los temas y los intereses nacionales, ello explica que no siempre estén integradas por los mismos socios.

Examen de Política Comercial de Colombia

La vigilancia de las políticas comerciales nacionales constituye una actividad de importancia fundamental en la labor de la OMC. El núcleo de esta labor es el Mecanismo de Examen de las Políticas Comerciales (MEPC). Todos los Miembros de la OMC son objeto de examen, si bien la frecuencia con que se realiza el examen de cada país depende de su nivel de participación en el comercio mundial.

Para la OMC es de fundamental importancia que los reglamentos y las políticas sean transparentes. En la OMC esto se logra de dos maneras: los gobiernos deben informar a la OMC y a los demás Miembros mediante “notificaciones” periódicas de toda medida, política o ley específica; y la OMC lleva a cabo exámenes periódicos de las políticas comerciales de los distintos países: los exámenes de las políticas comerciales.

Los exámenes forman parte de lo que se acordó en la Ronda de Uruguay, inicialmente se centraban en el comercio de mercancías, sin embargo con la creación de la OMC en 1995 se amplió a los servicios y la propiedad intelectual. Los objetivos fundamentales de este mecanismo son:

♦ Aumentar la transparencia y la compresión de las políticas y prácticas comerciales. 
♦ Mejorar la calidad de los debates públicos e intergubernamentales sobre las distintas cuestiones.
♦ Permitir una evaluación multilateral de los efectos de las políticas en el sistema de comercio mundial.

Las cuatro principales economías comerciantes en la OMC – Unión Europea, Estados Unidos y Japón- son objeto de este examen cada dos años aproximadamente. Los siguientes 16 países, cada cuatro años, y el resto de los países cada seis años; los países menos adelantados tienen la posibilidad de tener plazos más largos.

colombia-omc

http://www.mincit.gov.co/mincomercioexterior/info/mincomercioexterior/media/img23703.png

¿Qué lugar ocupa el Acuerdo sobre los ADPIC en el sistema multilateral de comercio? 

Una de las características fundamentales del Acuerdo sobre los ADPIC es que convierte la protección de los derechos de propiedad intelectual en parte integrante del sistema multilateral de comercio que encarna la OMC.

 Con frecuencia se describe el Acuerdo sobre los ADPIC como uno de los tres “pilares” de la OMC, junto con el comercio de servicios y el comercio de mercancías (la esfera de competencia tradicional del GATT).

 El hecho de que el Acuerdo sobre los ADPIC forme parte del “todo único” resultante de las negociaciones de la Ronda Uruguay implica que las disposiciones del Acuerdo quedan sujetas al mecanismo integrado para la solución de diferencias contenido en el Entendimiento sobre Solución de Diferencias (el “Entendimiento relativo a las normas y procedimientos por los que se rige la solución de diferencias”).

Marco jurídico del comercio mundial

El acuerdo general sobre el comercio De servicios:

El Acuerdo General sobre Servicios (GATS, por sus siglas en inglés), constituye el primer conjunto de normas multilaterales que regulan el comercio internacional de los servicios, es decir, es un acuerdo sin precedentes, que por la importancia actual del comercio de servicios constituye un instrumento esencial, en el sentido de que establece las normas generales que han de ser aplicables en los países miembros de la OMC en esta materia.

El acta final de la Ronda Uruguay de negociaciones (del 15 de abril de 1994) contiene varias decisiones ministeriales relacionadas con los servicios:

a) Decisión relativa a las disposiciones institucionales para el Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios.

b) Decisión relativa a determinados procedimientos de solución de diferencias para el Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios.

c) Decisión sobre el comercio de servicios y el medio ambiente.

d) Decisión relativa a las negociaciones sobre el movimiento de personas físicas.

e) Decisión relativa a los servicios financieros.

f) Decisión relativa a las negociaciones sobre servicios de transporte marítimo.

g) Decisión relativa a las negociaciones sobre telecomunicaciones básicas.

h) Decisión relativa a los servicios profesionales.

i) Decisión sobre la adhesión al Acuerdo sobre contratación pública.

j) Decisión sobre aplicación y examen del entendimiento relativo a las normas y procedimientos por los que se rige la solución de diferencias.

k) Entendimiento relativo a los compromisos en materia de servicios financieros.

El Acuerdo General del Comercio de Servicios (GATS), vigente a partir del 1o. de enero de 1995, está integrado por 29 artículos divididos en seis partes, seis anexos, dos decisiones, un entendimiento y un apéndice. A reserva de la aclaración jurídica que corresponda efectuar respecto del acuerdo en su conjunto, los participantes examinarán cuestiones técnicas relativas al artículo XXI, modificación de las listas, y XXXIV, definiciones. También se realizará una labor de carácter técnico respecto del anexo sobre telecomunicaciones y servicios de transporte aéreo.

Parte I Alcance y definición.

Artículo I Alcance y definición.

Parte II Obligaciones y disciplinas generales.

Artículo II Trato de la nación más favorecida.

Artículo III Transparencia

Artículo III bis Divulgación de la información confidencial

Artículo IV Participación creciente de los países en desarrollo

Artículo V Integración económica

Artículo V bis Acuerdos de integración de los mercados de trabajo

Artículo VI Reglamentación nacional

Artículo VII Reconocimiento

Artículo VIII Monopolios y proveedores exclusivos de servicios

Artículo IX Prácticas comerciales

Artículo X Medidas de salvaguardia urgente

Artículo XI Pagos y transferencias

Artículo XII Restricciones para proteger la balanza de pagos

Artículo XIII Contratación pública

Artículo XIV Excepciones generales

Artículo XIV bis Excepciones relativas a la seguridad

Artículo XV Subvenciones

Parte III Compromisos específicos

Artículo XVI Acceso a los mercados

Artículo XVI Trato nacional

Artículo XVIII Compromisos adicionales

Parte IV Liberalización progresiva

Artículo XIX Negociación de compromisos específicos

Artículo XX Lista de compromisos específicos

Artículo XXI Modificación de las listas

Parte V Disposiciones institucionales

Artículo XXII Consultas

Artículo XXIII Solución de diferencias y cumplimiento de las obligaciones

Artículo XXIV Consejo del Comercio de Servicios

Artículo XXV Cooperación técnica

Artículo XXVI Relaciones con otras organizaciones internacionales

Parte VI Disposiciones finales

Artículo XXVII Denegación de ventajas

Artículo XXVIII Definiciones

Artículo XXIX Anexos

Anexo sobre exenciones de las obligaciones del artículo II.

Anexo sobre el movimiento de personas físicas proveedoras de servicios en el marco del acuerdo.

Anexo sobre servicios de transporte aéreo.

Anexo sobre servicios financieros.

Segundo anexo sobre servicios financieros.

Anexo relativo a las negociaciones sobre servicios de transporte marítimo.

Anexo sobre telecomunicaciones.

Anexo relativo a las negociaciones sobre telecomunicaciones básicas.

Este Acuerdo, al igual que los acuerdos sobre mercancías, consta de tres partes: el texto principal, los anexos, y los compromisos específicos de otorgar acceso a sus mercados contraídos por los distintos países. Sin embargo, a diferencia de dichos acuerdos, el AGCS tiene un cuarto elemento: las listas en las que se indican las esferas en las que temporalmente los países no aplican el principio de no discriminación: el “principio de la nación más favorecida”. La aplicación de este Acuerdo está a cargo del Consejo del Comercio de Servicios de la OMC.14 Después de la Ronda Uruguay se han celebrado negociaciones con respecto a los compromisos en cuatro esferas. En este acuerdo no se da ninguna definición sobre servicios, sin embargo establece su ámbito de aplicación:

1. El presente acuerdo se aplica a las medidas adoptadas por las partes que afecten al comercio de servicios.

2. A los efectos del presente acuerdo, se define el comercio de servicios como el suministro de un servicio:

a) del territorio de un Miembro al territorio de cualquier otro Miembro;

b) en el territorio de un Miembro a un consumidor de servicios de cualquier otro Miembro;

c) por un proveedor de servicios de un Miembro mediante la presencia comercial en el territorio de cualquier otro Miembro;

d) por un proveedor de servicios de un Miembro mediante la presencia de personas físicas de un Miembro en el territorio de cualquier otro miembro.

Retomando lo anterior, trataremos de explicarlo de forma más sencilla. El acuerdo abarca todos los servicios objeto de comercio internacional. Ello incluye todos los distintos modos de suministro de un servicio: en el AGCS se definen cuatro:

a) Servicios suministrados de un país a otro (por ejemplo, conferencias telefónicas internacionales), modo denominado oficialmente “suministro transfronterizo”.

b) Consumidores o empresas que hacen uso de un servicio en otro país (por ejemplo turismo), oficialmente “consumo en el extranjero”.

c) Empresas extranjeras que establecen filiales o sucursales para suministrar servicios en otro país (por ejemplo, bancos extranjeros que se establezcan en un país para realizar operaciones en él), oficialmente “presencia comercial”.

d) Particulares que se desplacen de su país para suministrar servicios en otro país (por ejemplo, modelos o consultores), oficialmente “presencia de personas físicas”.

En este Acuerdo, el término “servicios” comprende todo servicio de cualquier sector, excepto los servicios suministrados en ejercicio de las funciones gubernamentales.

Medidas no arancelarias

¿Qué son las medidas no arancelarias?

Una medida no arancelaria es (MNA) es una media de política pública, distinta a los aranceles comerciales, que potencialmente puede tener un efecto económico en el comercio internacional de bienes, modificando las cantidades transadas, los precios, o ambas a la vez (UNCTAD 2010).





El comercio internacional ha crecido de forma espectacular durante los últimos 30 años, lo que ha contribuido a un aumento del producto interno bruto (PIB), incluso en los países en desarrollo. Los acuerdos MSF y OTC de la OMC establecen los criterios para distinguir los obstáculos al comercio justificados de los injustificados. La proliferación de MNA en los últimos 20 años, particularmente en los países desarrollados, y la aplicación de distintas normas por los distintos socios comerciales han provocado un aumento del número de notificaciones de medidas técnicas al GATT/OMC (véanse las Figuras 1 y 2).

http://www.fao.org/docrep/005/y4852s/y4852s16.gif

http://www.fao.org/docrep/005/y4852s/y4852s17.gif

Las repercusiones potenciales son grandes

Las MNA afectan a muchos productos agrícolas y alimentarios y tienen importantes repercusiones en los ingresos provenientes de las exportaciones. En 1996, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos de América (USDA) estimó que las MNA redujeron el valor de las exportaciones de su país en casi 5 000 millones de dólares EE.UU. Expresados como porcentaje del PIB nacional, los efectos de las MNA en los países en desarrollo podrían ser aún mayores.

Tomemos otro ejemplo. De acuerdo con un estudio del Banco Mundial, se estima que una norma estricta de la Unión Europea (UE) que sólo permite un total de 4 ppb de aflatoxinas en los cereales, frutos secos y nueces para el consumo humano directo reduce las exportaciones africanas de estos productos en un 64 por ciento, es decir, en 670 millones de dólares EE.UU., a diferencia de la norma menos severa (que permite un nivel de 15 ppb de aflatoxinas en total) establecida por el Codex Alimentarius. En comparación con la norma del Codex, se estima que la de la UE permite reducir anualmente las muertes por cáncer asociado a la ingestión de aflatoxinas en tan sólo 1,4 por cada mil millones.

Algunos datos fundamentales

  • Entre junio de 1996 y junio de 1997, los Estados Unidos de América tuvieron que rechazar el 3 por ciento, en promedio, del total de las importaciones de alimentos de los países en desarrollo debido a la presencia de niveles inaceptables de aditivos alimentarios.

  • El costo del cumplimiento de las obligaciones relacionadas con las medidas sanitarias y fitosanitarias (MSF) en algunos de los países menos adelantados puede exceder el total de los presupuestos gubernamentales para el desarrollo, por todos los conceptos.

  • El 81 por ciento de los que respondieron a una encuesta del año 2000 para países en desarrollo miembros del Codex y/o de la Organización Internacional de Normalización (ISO) consideraron que su participación en los organismos internacionales encargados del establecimiento de normas era inferior a lo necesario para poder satisfacer las necesidades de su país u organización.

  • Se han debatido 105 cuestiones comerciales específicas en las reuniones ordinarias del Comité de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias: 27 de ellas relacionadas con la inocuidad de los alimentos, 38 con la sanidad animal, 37 con la sanidad vegetal y 3 con otras cuestiones atinentes a las MSF.

  • Más de dos tercios del total de las notificaciones sobre MSF provienen de países de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y más de la mitad están relacionadas con la inocuidad de los alimentos.

Clasificación de las medidas no arancelarias:



CLAUSULAS

Cláusula de Habilitación

La Cláusula de Habilitación, denominada oficialmente la “Decisión sobre el trato diferenciado y más favorable, reciprocidad y mayor participación de los países en desarrollo” fue adoptada en el marco del GATT en 1979 y permite a los Miembros desarrollados otorgar un trato diferenciado y más favorable a los países en desarrollo.

Consiste en la Decisión de las Partes Contratantes del Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT), adoptada en ocasión de la Ronda Tokio (1979), mediante la cual se permite concertar acuerdos regionales o generales entre países en desarrollo con el fin de reducir o eliminar mutuamente las trabas a su comercio recíproco, exceptuándose de la aplicación del Principio consagrado en el Artículo I del GATT, sobre el Trato de la Nación Más Favorecida.

La Cláusula de Habilitación es el fundamento jurídico del Sistema Generalizado de Preferencias (SGP), en cuyo marco los países desarrollados ofrecen un trato preferencial sin reciprocidad a los productos originarios de países en desarrollo (como la aplicación de derechos nulos o bajos a las importaciones). Los países que conceden la preferencia determinan de forma unilateral los países y los productos que incluirán en sus programas.

La Cláusula de Habilitación es asimismo el fundamento jurídico de los acuerdos regionales entre los países en desarrollo y del Sistema Global de Preferencias Comerciales (SGPC), en cuyo marco una serie de países en desarrollo intercambian entre sí concesiones comerciales.

Cláusulas de salvaguardia

Medidas de defensa comercial que pueden adoptarse cuando la evolución de las importaciones de un producto provoque, o amenace provocar, un grave perjuicio a los productos comunitarios. Supone, generalmente, la imposición de restricciones cuantitativas a la importación. En estos casos, el despacho de las mercancías estará sujeto a la presentación de una Licencia de Importación.

Un Miembro de la OMC puede restringir temporalmente las importaciones de un producto (adoptar medidas de “salvaguardia”) si las importaciones de ese producto han aumentado en tal cantidad que causan o amenazan causar daño a una rama de producción nacional. El daño causado ha de ser grave. Siempre se pudo recurrir a estas medidas en el marco del GATT (artículo 19). No obstante, no se utilizaron con frecuencia, al preferir algunos gobiernos proteger a las ramas de producción nacionales mediante medidas de “zona gris”; es decir, valiéndose de negociaciones bilaterales celebradas al margen del GATT, convencían a los países exportadores para que limitaran “voluntariamente” las exportaciones o aceptaran otras fórmulas de reparto de los mercados. Se llegó a acuerdos de este tipo con respecto a una amplia gama de productos: por ejemplo, automóviles, acero y semiconductores.

El Comité de Salvaguardias de la OMC supervisa la aplicación del Acuerdo y es responsable de la vigilancia del cumplimiento de las obligaciones por parte de los Miembros. Los gobiernos han de informar de cada etapa de las investigaciones en materia de medidas de salvaguardia y de la correspondiente adopción de decisiones, y el Comité ha de examinar esos informes.

Cláusulas de salvaguardia

Salvaguardias: protección frente a las importaciones en casos de urgencia

Medidas de defensa comercial que pueden adoptarse cuando la evolución de las importaciones de un producto provoque, o amenace provocar, un grave perjuicio a los productos comunitarios. Supone, generalmente, la imposición de restricciones cuantitativas a la importación. En estos casos, el despacho de las mercancías estará sujeto a la presentación de una Licencia de Importación.

Un Miembro de la OMC puede restringir temporalmente las importaciones de un producto (adoptar medidas de “salvaguardia”) si las importaciones de ese producto han aumentado en tal cantidad que causan o amenazan causar daño a una rama de producción nacional. El daño causado ha de ser grave. Siempre se pudo recurrir a estas medidas en el marco del GATT (artículo 19). No obstante, no se utilizaron con frecuencia, al preferir algunos gobiernos proteger a las ramas de producción nacionales mediante medidas de “zona gris”; es decir, valiéndose de negociaciones bilaterales celebradas al margen del GATT, convencían a los países exportadores para que limitaran “voluntariamente” las exportaciones o aceptaran otras fórmulas de reparto de los mercados. Se llegó a acuerdos de este tipo con respecto a una amplia gama de productos: por ejemplo, automóviles, acero y semiconductores.

El Comité de Salvaguardias de la OMC supervisa la aplicación del Acuerdo y es responsable de la vigilancia del cumplimiento de las obligaciones por parte de los Miembros. Los gobiernos han de informar de cada etapa de las investigaciones en materia de medidas de salvaguardia y de la correspondiente adopción de decisiones, y el Comité ha de examinar esos informes.

¿Qué es el dumping?

Venta precios deslealmente bajos.

El dumping es, en general, una situación de discriminación internacional de precios: el precio de un producto, cuando se vende en el país importador, es inferior al precio a que se vende ese producto en el mercado del país exportador. Así pues, en el más sencillo de los casos, el dumping se determina simplemente comparando los precios en dos mercados. Ahora bien, en raras ocasiones es tan simple la situación, si es que lo es alguna vez, y en la mayoría de los casos es necesario emprender una serie de análisis complejos para determinar el precio apropiado en el mercado del país exportador (al que se llama “valor normal”) y el precio apropiado en el mercado del país importador (al que se llama “precio de exportación”) con el fin de poder realizar una comparación adecuada.

Clausulas antidumping:

El acuerdo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) autoriza a los gobiernos a adoptar medidas contra el dumping

El Acuerdo de la OMC autoriza a los gobiernos a adoptar medidas contra el dumping Cuando se ocasione un daño genuino (“importante”) a la rama de producción nacional competidora. Para poder adoptar esas medidas, el gobierno debe estar en la capacidad de demostrar la existencia del dumping, calcular su magnitud (cuánto más bajo es el precio de exportación en comparación con el precio en el mercado del país del exportador), y demostrar que está causando daño o amenaza causarlo. Por regla general, la medida antidumping consiste en aplicar un derecho de importación adicional a un producto determinado de un país exportador determinado para lograr que el precio de dicho producto se aproxime al “valor normal” o para suprimir el daño causado a la rama de producción nacional en el país importador. (OMC, 2007)

El cálculo de la magnitud del dumping de un producto no es suficiente. Las medidas antidumping sólo se pueden aplicar si el dumping perjudica a la rama de producción del país importador. Por lo tanto, ha de realizarse en primer lugar una investigación minuciosa conforme a determinadas reglas. En la investigación deben evaluarse todos los factores económicos que guardan relación con la situación de la rama de producción en cuestión. Si la investigación demuestra que existe dumping y que la rama de producción nacional sufre un daño, la empresa exportadora puede comprometerse a elevar su precio a un nivel convenido a fin de evitar la aplicación de un derecho de importación antidumping.

Se establecen procedimientos detallados sobre cómo han de iniciarse los casos antidumping y cómo deben llevarse a cabo las investigaciones y sobre las condiciones para lograr que todas las partes interesadas tengan oportunidad de presentar pruebas. Las medidas antidumping deben expirar transcurridos cinco años a partir de la fecha de su imposición, salvo que una investigación demuestre que la supresión de la medida ocasionaría un daño.

Las investigaciones antidumping han de darse inmediatamente por terminadas en los casos en que las autoridades determinen que el margen de dumping es insignificante (lo que se define como inferior al 2 por ciento del precio de exportación del producto). Se establecen asimismo otras condiciones. Por ejemplo, las investigaciones tienen también que terminar si el volumen de las importaciones objeto de dumping es insignificante (es decir, si el volumen procedente de un país es inferior al 3 por ciento de las importaciones totales de ese producto, aunque las investigaciones pueden continuar si varios países que suministren en individualmente menos del 3 por ciento de las importaciones representan en conjunto el 7 por ciento o más de las importaciones totales).

El Acuerdo establece que los países Miembros deben informar al Comité de Prácticas Antidumping acerca de todas las medidas antidumping preliminares o definitivas, pronta y detalladamente. También deben informar semestralmente de todas las investigaciones. Cuando surjan diferencias, se aconseja a los Miembros que celebren consultas entre sí. También pueden recurrir al procedimiento de solución de diferencias de la OMC.

similar:

Jennifer Panchalo, Sebastian Prada y laura Guzman Organización Mundial de Comercio omc iconEl comercio de fármacos falsificados también abarca a los medicamentos...

Jennifer Panchalo, Sebastian Prada y laura Guzman Organización Mundial de Comercio omc iconSegún la Organización Mundial de la Salud, alrededor de 1,7 millones...

Jennifer Panchalo, Sebastian Prada y laura Guzman Organización Mundial de Comercio omc iconOrganización Mundial de la Salud

Jennifer Panchalo, Sebastian Prada y laura Guzman Organización Mundial de Comercio omc iconOrganización mundial de la propiedad intelectual

Jennifer Panchalo, Sebastian Prada y laura Guzman Organización Mundial de Comercio omc iconOrganización mundial de la propiedad intelectual

Jennifer Panchalo, Sebastian Prada y laura Guzman Organización Mundial de Comercio omc iconOrganización Mundial de la Salud (oms) (1946)

Jennifer Panchalo, Sebastian Prada y laura Guzman Organización Mundial de Comercio omc iconEs una enfermedad física y psicoemocional, según la Organización Mundial de la Salud. En el

Jennifer Panchalo, Sebastian Prada y laura Guzman Organización Mundial de Comercio omc iconSegún la Organización Mundial de la Salud, 80% de las enfermedades...

Jennifer Panchalo, Sebastian Prada y laura Guzman Organización Mundial de Comercio omc iconPRÓlogo
«sociedad del riesgo mundial». Lo que hace veinte años parecía exagerado es hoy el guión de la realidad: «Estamos todos en una zona...

Jennifer Panchalo, Sebastian Prada y laura Guzman Organización Mundial de Comercio omc iconJennifer Fernández Bustos


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com