Instrucción Fiscalía General del Estado núm. 2/2006, de 15 marzo (jur 2006\94040)




descargar 1.5 Mb.
títuloInstrucción Fiscalía General del Estado núm. 2/2006, de 15 marzo (jur 2006\94040)
página14/58
fecha de publicación25.08.2016
tamaño1.5 Mb.
tipoInstrucción
med.se-todo.com > Derecho > Instrucción
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   58
41 El 8 de agosto de 1995, el Treasury Solicitor (Procurador General de su Majestad) envió una copia de este certificado a los representantes del demandante.
3 El Comité de recursos de pensiones (Pensions Appeals Tribunal «el PAT»)
42 Tras la Sentencia del Tribunal de Derechos Humanos en el asunto McGinLey y Egan contra Reino Unido (Sentencia de 9 junio 1998, Repertorio de sentencias y resoluciones 1998-III) y de la divulgación de algunos documentos por el Gobierno en su escrito de alegaciones de 9 de marzo de 1998 relativo al caso, el demandante solicitó el aplazamiento de la presente demanda al objeto de poder ejercitar un recurso ante el PAT y, concretamente, solicitar la comunicación de documentos en virtud del artículo 6 del Reglamento del Comité de recursos de pensiones adoptado en 1980 para Inglaterra y el País de Gales («Reglamento del PAT»). La presente demanda fue pues aplazada.
43 El 1 de junio de 1998, el señor Roche presentó un recurso ante el PAT. Como la Agencia de pensiones de guerra ( War Pensions Agency - «WPA», órgano especializado del Ministerio de Asuntos Sociales) precisó que era necesario un formulario complementario, el interesado volvió a presentar su recurso el 8 de noviembre del mismo año.
44 En febrero de 1999, el demandante recibió el informe del asunto. Obtuvo dos prórrogas del plazo que le había sido impuesto para la presentación de su réplica a este informe (al objeto de obtener el dictamen de un experto en patología química sobre los documentos ya divulgados y sobre aquellos que procedería asimismo solicitar en el marco del recurso ante el PAT, y examinar las nuevas alegaciones del Gobierno presentadas en la presente demanda) y precisó que iba a formular una solicitud en virtud del artículo 6.1 del Reglamento del PAT.
45 El 30 de julio de 1999, la WPA recibió su respuesta, así como una carta que señalaba que esta respuesta incluía una solicitud de divulgación de documentos fundamentada en el artículo 6.1 del Reglamento del PAT: el párrafo 18 de la respuesta presentaba una lista de diecisiete categorías de documentos reclamados por el interesado en virtud de la disposición en cuestión.
46 El 10 de agosto de 1999, la WPA respondió que se estaban efectuando investigaciones al objeto de obtener el conjunto de informaciones requeridas en virtud del artículo 6.1 del Reglamento del PAT. En cuanto recibiese estas informaciones, la WPA solicitaría al presidente del PAT autorización para divulgarlas.
47 Ese mismo día, la WPA escribió a Porton Down adjuntando copia de la solicitud del señor Roche fundamentada en el artículo 6 y solicitando que se le facilitasen las informaciones lo antes posible para que el presidente del PAT pudiese dar su conformidad.
48 El 14 de marzo y el 13 de abril de 2000, la WPA transmitió al interesado y al PAT, respectivamente, la cláusula adicional al informe del asunto (que incluía elementos médicos complementarios).
49 El 3 de agosto de 2000, el presidente del PAT respondió a una pregunta del demandante indicando que su asunto no había sido inscrito en el turno de causas porque se estaba a la espera de otras pruebas escritas así como de la respuesta del Ministro. Señalaba, no obstante, que como la solicitud fundamentada en el artículo 6 del Reglamento del PAT no debía haber sido formulada en la réplica del demandante al informe del asunto, la solicitud en cuestión acababa de descubrirse. El señor Roche era invitado a confirmar que deseaba que se considerase el apartado 18 de su réplica como solicitud en virtud del artículo 6; si este fuese el caso, el presidente le rogaba que facilitase todas las alegaciones que pudiesen ayudarle a estudiar la pertinencia de los documentos para las cuestiones a examinar en el marco del recurso. El demandante debía asimismo designar el servicio administrativo que debía ser objeto de un mandamiento en virtud del artículo 6.
50 El 9 de noviembre de 2000, el señor Roche confirmó al presidente del PAT que el apartado 18 de su réplica constituía su demanda fundada en el artículo 6, presentando unas alegaciones detalladas sobre los puntos indicados por el presidente.
51 En una carta de 13 de noviembre de 2000, el presidente del PAT rogaba al demandante que presentase un proyecto de mandamiento y compareciese en la vista consagrada a esta cuestión; temía en efecto que el texto de algunos pasajes de la solicitud fundamentada en el artículo 6 pudiese parecer ambiguo y poco claro. El interesado presentó un proyecto de mandamiento (enumerando en esencia los documentos ya mencionados en el apartado 18 de su réplica).
52 Por decisión de 1 de febrero de 2001, el presidente de el PAT requirió al Ministro, en aplicación del artículo 6.1 del Reglamento del PAT, que divulgara los documentos que figuraban en la lista, debido a que «probablemente presenta[ban] un interés para las cuestiones a resolver en el marco del recurso».
53 El 6 de julio de 2001, el Ministro respondió al mandamiento del presidente del PAT. Su respuesta llevaba la mención de «secreto médico» y hacía referencia a los documentos que el Gobierno ya había presentado al Tribunal (apartados 34-36 supra). El Ministro no estaba en condiciones de dar una respuesta definitiva a la solicitud relativa a la quinta categoría de documentos requeridos (a saber «todo informe científico o médico, publicado o redactado para uso interno en Porton Down, el MOD u otros servicios u órganos administrativos, y referentes a estudios o experimentos realizados a voluntarios en Porton Down entre 1957 y 1968 y que son similares o están relacionados con estudios o experimentos en los que participó [el demandante]»). Se emprendió un estudio exhaustivo y minucioso pero que constituía un largo proceso. Numerosos documentos identificados como potencialmente pertinentes para la solicitud estaban clasificados de secretos. El Ministro había solicitado que se examinase de urgencia la posibilidad de desclasificar estos documentos; una vez regulada la cuestión, daría al PAT una respuesta completa. Asimismo, facilitaría diversas explicaciones en cuanto a las piezas que el Gobierno ya había presentado ante el Tribunal, así como precisiones sobre las fechas en las que el señor Roche había aparentemente participado en las pruebas, los niveles de exposición al gas y diversos títulos y abreviaturas que figuran en los documentos divulgados. Al margen de las presentadas ante el Tribunal, las únicas piezas comunicadas al PAT eran las hojas de servicio del demandante así como extractos del salario que mostraban que se había pagado una cantidad al señor Roche por su presencia en Porton Down durante una semana de julio de 1963.
54 El 25 de julio de 2001, se transmitió la carta del MOD al demandante. El 19 de julio de 2002, este último escribió al PAT una carta en la que presentaba sus excusas por no haber respondido y explicaba las razones de este retraso.
55 El 23 de agosto de 2002, el MOD comunicó bajo pliego unos documentos pertenecientes a la quinta categoría (descrita anteriormente), a saber dos informes titulados respectivamente «Factibilidad del estudio de seguimiento de la salud de los voluntarios de [Porton Down]» y «La exposición al GB por inspiración única». Se había expurgado de estos dos documentos algunos nombres de personas. El primer informe reconocía que los archivos conservados en Porton Down hasta finales de los años 70 consistían generalmente en la mención del nombre, la matrícula y la edad de los participantes en la fecha de los ensayos, y que estos archivos no eran «suficientes para permitir la realización de un estudio de carácter mórbido o de mortalidad completo». Era posible un estudio sobre las personas que habían participado en las pruebas después de 1976, pero «su utilidad era muy limitada y no [podía] servir sino para mostrar el interés de [Porton Down] en los eventuales problemas de salud de los voluntarios a largo plazo». Este informe concluía que un estudio de seguimiento completo sobre el conjunto de voluntarios era «irrealizable». El catálogo de la biblioteca de Porton Down mencionaba también un documento titulado «Informes exclusivos sobre la exposición precoz de voluntarios al GD [metilfluorofosfonato de pinacolina, conocido como «soman»] así como al GF y al DM [difenilcloroarsina, conocida como «adamsite»]»; sin embargo, no había podido encontrarse ningún ejemplar de este documento. El MOD adjuntaba igualmente una carta de 20 de agosto de 2002 que certificaba que nueve documentos requeridos se presentaban en «forma de informes o notas de servicio» y que, en consecuencia, no serían divulgados (artículo 6.1 del Reglamento del PAT).
56 Se fijó una vista para el 3 de octubre de 2002. El 27 de septiembre, el demandante se vio obligado a solicitar un aplazamiento, ya que su abogado le había informado de que debían hacerse más preguntas al doctor H. El 30 de septiembre de 2002, el PAT rechazó la solicitud de aplazamiento considerando poco probable que el doctor H. pudiera o quisiera establecer un informe.
57 El 2 de octubre de 2002, el MOD escribió al PAT y al señor Roche. Si bien había certificado anteriormente que nueve documentos no eran divulgables (en la carta de 23 de agosto de 2002 - apartado 55 supra), siete de ellos sí eran a partir de ahora accesibles. El MOD había «tenido la ocasión de volver a examinar los documentos (...) al objeto de determinar si podían ser objeto de una divulgación voluntaria (...), y para verificar que todo aquello que pueda divulgarse lo ha sido y garantizar al [ PAT] una apertura y una asistencia óptimas». Algunos documentos divulgados habían sido censurados con el fin de proteger la identidad de los miembros del personal afectados y suprimir la información no pertinente. Dos documentos seguían sin ser divulgables: el primero parecía «no contener ningún elemento relativo» a las pruebas a las que se sometió el demandante y, en todo caso, «contenía informaciones que por razones de seguridad seguían siendo sensibles y no se prestaban a una divulgación voluntaria»; en cuanto al segundo, su comunicación era tributaria de la autorización de los Estados Unidos de América.
58 La vista tuvo lugar el 3 de octubre de 2002. Apoyado por la Oficina de veteranos ( Veterans' Agency - la «VA», órgano que sucedió a la WPA), el demandante solicitó un aplazamiento. En su decisión, pronunciada el 7 de octubre de 2002, el PAT se expresó así:
«El [ PAT] considera muy lamentable que esta solicitud haya resultado necesaria debido a que los abogados [del demandante] no han examinado a tiempo unos documentos divulgados hace más de un año.
Sin embargo, puesto que parece que la [ VA] carece de documentación y el demandante está confuso sobre la cuestión de si desea también invocar la hipertensión en su recurso, hemos decidido finalmente conceder el aplazamiento.
Es de lamentar que se desperdicien así los recursos de una jurisdicción. Para evitar que esto vuelva a producirse, el Comité ejercerá cierto control sobre la progresión del recurso».
El PAT debía verificar ante el MOD el estatus de ciertos documentos clasificados como secretos y los límites dentro de los que podían hacerse públicos, y requerir al MOD que asegurase, para el 21 de octubre de 2002, la divulgación de nuevos documentos. El MOD, la VA y el demandante debían, para el 18 de noviembre de 2002, indicar al PAT las cuestiones y los documentos que deseaban fuesen estudiados por el doctor H. El PAT añadiría sus propias preguntas y sometería un cuestionario compuesto al doctor H., el cual en respuesta informaría de ello al PAT. Asimismo, el demandante debía aclarar antes del 28 de octubre de 2002 su postura en cuanto a la eventual invocación de su problema de hipertensión.
59 El 21 de octubre de 2002, el MOD comunicó al PAT tres documentos excluidos de la lista de documentos secretos. En una carta de 8 de noviembre de 2002, el PAT transmitió al demandante las piezas en cuestión, acompañadas de la advertencia de que el MOD había divulgado estos documentos a efectos del recurso y que ninguna información contenida en los mismos debía utilizarse para otros fines sin el aval del MOD. Por carta de 25 de octubre de 2002, el señor Roche confirmó que iba a incluir la hipertensión en su recurso, explicó las razones de su confusión y solicitó una prórroga del plazo al objeto de presentar su recurso en este sentido. El 5 de diciembre de 2002, se presentó en el PAT un formulario de recurso «por hipertensión».
60 El 3 de diciembre de 2002, el PAT envió al doctor H. una carta a la que se figuraban adjuntos los documentos hasta entonces comunicados por el MOD, así como dos series de preguntas (preparadas por el demandante y el médico miembro del PAT). El 19 de febrero de 2003, el doctor H. envió su informe al PAT. Como el demandante señaló que el doctor H. había omitido las preguntas del PAT, este último respondió a las mismas en un informe complementario de 14 de mayo de 2003 dirigido bajo pliego al PAT.
61 A través de un documento fechado el 14 de octubre de 2003, el MOD presentó sus comentarios sobre los informes del doctor H. El 16 de octubre de 2003, la VA añadió una cláusula al informe del asunto.
62 La vista consagrada al examen del recurso ante el PAT se celebró el 23 de octubre de 2003. Pese a la tardanza de su presentación, el PAT aceptó conocer de la queja relativa a la hipertensión, pero cuando resultó que la VA no había analizado los documentos presentados por el demandante en apoyo de su recurso, concedió al MOD, no sin reticencia, un aplazamiento para dar a la VA el tiempo «de estudiar convenientemente todos los elementos de prueba y redactar un dictamen médico motivado». Rechazó, por el contrario, el aspecto del recurso relativo a la BPCO.
63 El 14 de enero de 2004, el PAT emitió su decisión escrita. En cuanto a los hechos, admitía que el señor Roche había sido sometido a unas pruebas con gas mostaza «en un momento dado en 1962, así como a los ensayos -comprobados- de julio de 1963», incluso si las hojas de servicio del demandante y los informes de investigación no hacían constar las pruebas de 1962. Consideró «inquietantes» las «dificultades» halladas por el interesado en obtener los documentos presentados ante él. Añadía lo siguiente:
«1. Consideramos probado que, tras las pruebas llevadas a cabo en 1962 y en 1963, el contacto cutáneo con el gas mostaza no ha tenido ningún efecto duradero en el sistema respiratorio [del demandante].
2. Consideramos probado que al [demandante] no se le administraron sino dosis bajas de gas mostaza y de gas GF, que no podían entrañar sino una exposición mínima, por escape gaseoso, al gas mostaza y una reacción limitada y transitoria al gas GF. Aunque no haya documentos sobre las dosis, se sabe que las pruebas con gas mostaza perseguían probar la eficacia de las ropas militares en caso de exposición a dicho gas; no se trataba realmente de pruebas sobre el gas. Además, tras la muerte accidental de una persona en Porton Down, en 1953, se habían establecido unas garantías para que los voluntarios no fuesen expuestos sino a dosis exentas de riesgo.
3. Se desprende claramente de los elementos de prueba que al [demandante] no se le administraron en ninguna de las dos pruebas unas dosis que pudiesen tener unos efectos duraderos similares a los descritos en los trabajos de investigación. El [perito del PAT], por ejemplo, admitiendo que puede descubrirse un vínculo favorable a nuevas investigaciones que pasen por un estudio de seguimiento a largo plazo, concluye que nada permite establecer una relación entre la exposición [del demandante] a uno u otro de los gases y su estado de salud actual. Aprobamos su conclusión según la cual, vista la liviandad de las dosis y de las reacciones inmediatamente observadas en [el demandante], se descarta la hipótesis de una relación entre las pruebas y las afecciones invocadas.
4. Nos apoyamos muy particularmente en el dictamen pericial [del doctor H.]. El especialista ha analizado los datos específicos a tener en cuenta en el caso [del demandante] y cotejado estos datos con las afecciones invocadas. Si los trabajos de investigación en los que se basa [el demandante] presentan cierto interés en el plano probatorio, tienen sin embargo un carácter muy general y especulativo. Es por ello que concedemos preferencia a las pruebas y conclusiones formuladas en los informes [del doctor H.]».
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   58

similar:

Instrucción Fiscalía General del Estado núm. 2/2006, de 15 marzo (jur 2006\\94040) iconBoe núm. 74,Martes 28 marzo 2006
«db-hs salubridad» especifica parámetros objetivos y procedimientos cuyo cumplimiento asegura la satisfacción de las exigencias básicas...

Instrucción Fiscalía General del Estado núm. 2/2006, de 15 marzo (jur 2006\\94040) icon4 D. L. N° 21, del 15 de junio del 2006, publicado en el D. O. N°...

Instrucción Fiscalía General del Estado núm. 2/2006, de 15 marzo (jur 2006\\94040) iconBoe núm. 106 Jueves 4 mayo 2006

Instrucción Fiscalía General del Estado núm. 2/2006, de 15 marzo (jur 2006\\94040) iconInvestigacióN : «El Teatro Comunitario y su incidencia en la escena...
«Taller de Investigación acerca de las relaciones entre teatro callejero, comparsa, palabra y fiesta (2006 )»; «El significado del...

Instrucción Fiscalía General del Estado núm. 2/2006, de 15 marzo (jur 2006\\94040) iconOficio-circular núM. 42/2006, de 26 de octubre, de la dirección de...

Instrucción Fiscalía General del Estado núm. 2/2006, de 15 marzo (jur 2006\\94040) iconPerguntas enviadas à seção “Oráculo” entre 20/10/2006 e 23/03/2006

Instrucción Fiscalía General del Estado núm. 2/2006, de 15 marzo (jur 2006\\94040) iconPrimero. Se modifican los anexos 10 y 11 de la Orden de 31 de marzo...
«Boletín Oficial del Estado» de 13 de enero de 1986), 28 de octubre de 1991 («Boletín Oficial del Estado» de 13 de noviembre de 1991),...

Instrucción Fiscalía General del Estado núm. 2/2006, de 15 marzo (jur 2006\\94040) iconInstrucción num. 2 de Ávila sentencia núM. 145/2012

Instrucción Fiscalía General del Estado núm. 2/2006, de 15 marzo (jur 2006\\94040) iconRovira M. Lámparas de fotopolimerización: Estado actual. Rev Oper Dent Endod 2006;5: 29

Instrucción Fiscalía General del Estado núm. 2/2006, de 15 marzo (jur 2006\\94040) iconResolución de Integración No. 006991 del 05 de Diciembre de 2006


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com