Institucion educativa francisco maria cardona




descargar 268.46 Kb.
títuloInstitucion educativa francisco maria cardona
página1/7
fecha de publicación20.03.2017
tamaño268.46 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7
GEOGRAFIA HUMANA, ARTES Y EROTISMO

BOTERO TOBON ANA MARIA

MARULANDA OSORIO YESICA

PATIÑO OSPINA YENNY PAOLA

TOBON BOTERO NORBEY

TOBON TOBON WILFER

INSTITUCION EDUCATIVA FRANCISCO MARIA CARDONA

LA CEJA DEL TAMBO

SAN JOSE

2012

GEOGRAFIA HUMANA, ARTES Y EROTISMO

BOTERO TOBON ANA MARIA

MARULANDA OSORIO YESICA

PATIÑO OSPINA YENNY PAOLA

TOBON BOTERO NORBEY

TOBON TOBON WILFER

PRESENTADO A

ARLES ANGEL CASTRO

INSTITUCION EDUCATIVA FRANCISCO MARIA CARDONA

LA CEJA DEL TAMBO

SAN JOSE

2012

Tema: geografía humana artes y erotismo

¿QUE ELEMENTOS DE LA GEOGRAFIA HUMANA Y EL EROTISMO HAN INFLUENCIADO EN EL ARTE?

OBJETIVO GENERAL

  • Identificar los factores de la geografía humana y el erotismo que más han influenciado en el arte.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

  • construir un marco teórico en el cual se tenga definida clara y objetivamente el tema a desarrollar durante la investigación



  • establecer la relación entre geografía humana-cuerpo-erotismo-arte para lograr mas objetividad en la investigación



  • recolectar las distintas concepciones de distintos autores reconocidos en todo el mundo acerca del cuerpo humano

MARCO TEORICO


  1. Principio del formulario

  1. INTRODUCCIÓN

“La geografía humana constituye la segunda gran división de la geografía. Como disciplina se encarga de estudiar las sociedades humanas desde una óptica espacial, la relación entre estas sociedades y el medio físico en el que habitan, así como los paisajes culturales que éstas construyen. Según esta idea, la Geografía humana podría considerarse como una cronología de las sociedades humanas, un estudio de las actividades humanas desde un punto de vista espacial, una ecología humana y una ciencia de los paisajes culturales.

Parte de la premisa de que el ser humano siempre forma parte de agrupaciones sociales amplias. Estas sociedades crean un entorno social y físico mediante procesos de transformación de sus propias estructuras sociales y de la superficie terrestre en la que se asientan. Su accionar modifica ambos aspectos en función de las necesidades e intereses que los agentes sociales que las forman, especialmente de los agentes sociales dominantes. Estas transformaciones se deben a procesos económicos, políticos, culturales, demográficos etc.

La Geografía de la Población surgió en los años cincuenta, a partir de la aparición en 1951 del libro Introduction a l´etude géographique de la population du monde, de Pierre George, y de las obras de Trewartha. Influyeron en ello los problemas poblacionales de la posguerra, el desarrollo metodológico de la Demografía y la mejora de la información estadística.

La Geografía de la Población comparte con la Demografía métodos y contenidos, aunque el enfoque da prioridad a los aspectos espaciales de los fenómenos y fragmenta el espacio en territorios de distinta naturaleza y escala.

  • El primer problema de la Geografía humana consiste en dilucidar las relaciones entre el hombre y el medio consideradas desde un ángulo espacial.

  • En buena parte, la Geografía humana se nos presenta como una Ecología del Hombre.

  • La Geografía humana es la descripción científica de los paisajes humanos y de su distribución en el globo.

La Geografía es también la disciplina de los espacios terrestres; entre todas las ciencias de la Naturaleza y del Hombre, ninguna otra sitúa en primer plano la localización de los fenómenos.” (1)

  1. LAS FUENTES DEMOGRÁFICAS

“Los países más avanzados disponen de datos fiables desde comienzos del siglo XIX. La época anterior, o pre censal, dispuso de datos cada vez más fiables conforme se aproximaba a la era contemporánea.

La aparición de censos modernos o de registros civiles no siempre garantiza una información adecuada; a veces, las fuentes son incompletas, erróneas o deformadas interesadamente. Por ello, deben usarse con mucha precaución y espíritu crítico.

1.- Fuentes pre censales y métodos para su estudio

El estudio de las poblaciones del pasado corresponde a la Demografía Histórica. Pero también la Geografía analiza el pasado cercano, primando la dimensión espacial de los hechos al analizar asuntos como la fecundidad, la mortalidad o las migraciones.

Las fuentes de la demografía histórica pueden ser directas e indirectas.

Las fuentes indirectas no son demográficas pero proporcionan información utilizables en estudios de la población: volumen de impuestos, repartos (de la sal, del médico, del equivalente...), efectos de una epidemia o listados de la misma. Están sujetas a una fuerte posibilidad de error.

Las fuentes directas son principalmente los recuentos generales, los padrones municipales o listas de vecinos y los registros parroquiales.

2.- Censos, padrones y registros de población

Reúnen, resumen, analizan y publican datos de tipo demográfico, cultural económico y social de los habitantes de un país y de sus unidades político-administrativas, referidos a un instante o período concreto.

En España es el Instituto Nacional de Estadística quien lo realiza cada 10 años desde 1857 (desde 1900, en los años acabados en O; desde 1981, en los acabados en 1).

Los censos se diferencian de los anteriores recuentos porque:

- su finalidad es estrictamente demográfica;

- la enumeración es individual, no por vecinos;

- es universal, sin excepciones ni duplicaciones;

- los datos son simultáneos y su periodicidad determinada.

Los censos se inician en la Europa nórdica a mediados del siglo XVIII.

La realización de un censo es muy gravosa. Requiere previamente:

- la preparación de mapas y listas de lugares,

- la determinación de los datos necesarios,

- la elección de preguntas y tabulaciones,

- la forma de enumeración,

- el diseño del cuestionario,

- la elección del procedimiento de proceso de datos y

- la formación de los agentes censales.

Después viene la propia ejecución del censo, mediante entrevista con el agente o autoenumeración, en la que los cabezas de familia (o persona principal) rellenan los datos; las preguntas deben ser claras, hay obligación de contestar, pero los datos son confidenciales.

La principal ventaja del censo es que es la fuente demográfica que suministra una información más detallada con gran número de variables.

Son imprescindibles (según las recomendaciones de la ONU):

- el lugar de residencia habitual o en el momento censal,

- el lugar de nacimiento,

- la antigüedad de la residencia actual,

- el lugar de residencia en fecha anterior,

- la relación con la persona de referencia,

- el sexo, la edad, el estado civil,

- la nacionalidad,

- el número de hijos nacidos con vida,

- el nivel de instrucción, la instrucción elemental,

- los estudios en curso,

- la relación con la actividad, la profesión, la rama de actividad y la situación profesional.

Algunos países incluyen aspectos étnicos, lingüísticos, religiosos o socioeconómicos.

Otras ventajas son la amplitud de la muestra (teóricamente, toda la población), la existencia de pocos apartados no contestados y el carácter periódico de su realización.

Las limitaciones principales son:

- la fiabilidad varía según países, (el nivel de preparación de los agentes censales es muy diferente, las dificultades económicas o políticas condicionan los censos en algunos países)

- la falta de sincronismo en la realización,

- no se adoptan las mismas definiciones de variable;

- las formas de agregación son sólo las unidades administrativas.

Muchas veces, el Censo utiliza dos conceptos para definir el número de habitantes:

a) La población de derecho, o residente en el municipio, aunque esté ausente en el momento en que se realiza la inscripción (por viajes laborales, de estudio o de ocio). Se halla sumando presentes y ausentes.

b) La población de hecho, aquella que efectivamente está en el municipio en el momento del recuento aunque resida habitualmente en otro lugar. Se halla sumando a los presentes los transeúntes.

El Padrón contiene la relación de personas de los términos municipales, con expresión de algunas características.

Son realizados por los ayuntamientos cada cinco años, pero cada año se realiza una Revisión del Padrón, que contabiliza las altas y bajas producidas (por nacimiento e inmigración y defunción y emigración, respectivamente), para conocer el total de efectivos del municipio en cada año del período intercensal.

4.- Estadísticas de movilidad espacial

La movilidad espacial es más difícil de analizar que el movimiento natural de la población, tanto por la definición de migrante como por las numerosas fuentes existentes.

Las primeras estadísticas disponibles fueron las de los movimientos internacionales. No eran completas, ni exactas, ni comparables entre sí.

Recientemente ha mejorado mucho el conocimiento sobre trabajadores extranjeros, debido al fuerte control.

Los criterios son diferentes según épocas y países (temporeros, permanentes, definitivos...)

Las estadísticas sobre migraciones interiores son escasas. Los censos proporcionan informaciones útiles pero escasas e indirectas. Las fuentes directas se extraen de los cambios de residencia cuando es obligatorio declararlos y, aunque subestiman el número de migrantes, proporcionan datos útiles sobre las direcciones y características de estos fenómenos.

Las migraciones pendulares o habituales son todavía peor conocidas, por reducirse a encuestas o a métodos de estimación indirecta.

7.- Fuentes secundarias

Entre las fuentes demográficas secundarias se incluyen una variedad de diarios, informes, atlas, revistas periódicas, hojas de datos, etc.

La O.N.U. y sus organismos son los principales impulsores y productores de estas estadísticas. Entre sus publicaciones destaca, desde 1948, el Anuario Demográfico, con datos generales y estadísticas vitales; además, cada Anuario analiza detalladamente algún aspecto demográfico concreto. Sus datos proceden de la última operación estadística importante de cada país. La calidad varía en función de la naturaleza de los datos y de la antigüedad de los datos básicos; a escala global, el conocimiento es mediocre, porque la mayoría de los países del Tercer Mundo -que incluyen a tres cuartas partes de la población mundial- cuentan con estadísticas poco seguras o incompletas.

Otras publicaciones importantes son el Calendario Atlante de Agostini (desde 1904) y las Images economiques du monde, aunque frecuentemente utilizan como fuente las estadísticas procedentes de la O.N.U.

  1. DISTRIBUCIÓN ESPACIAL DE LA POBLACIÓN

La distribución de la población, y los factores de que depende, son un tema que ha interesado desde siempre a los geógrafos para la ordenación del territorio y la planificación regional.

1.- Conceptos básicos

La densidad de población es la relación entre habitantes de un territorio y superficie de éste. Es un elemento descriptivo e impreciso, pero sencillo y práctico sobre la ocupación del espacio por la población. Al establecer comparaciones, ni los espacios son homogéneos, ni están uniformemente ocupados, ni las necesidades o niveles de vida son semejantes: establecer conclusiones sobre la superpoblación o no de un área a partir de la densidad bruta es arriesgado.

Para solucionar esos inconvenientes se ha ideado el concepto de densidad corregida. La población total se sustituye por una categoría de ella y la superficie sólo por una parte.

Ejemplos:

Población rural

Densidad rural:

Superficie

Población que vive de la agricultura

Densidad agrícola:

Superficie

Población que vive de la agricultura

Densidad agrícola específica:

Superficie cultivada

El concepto de densidad crítica de población (C.D.P.), definido por W.Allan en 1965, mide la capacidad poblacional de un área en relación a un determinado sistema de utilización del suelo, expresado en términos de habitante por unidad de superficie.

C.D.P.= 100 b . –

Donde: a= porcentaje de tierra cultivada por métodos tradicionales.

b= factor de uso del suelo, o relación entre la duración de los cultivos y el barbecho.

c= factor de cultivo o superficie plantada cada año por persona.

2.-Métodos cartográficos de la distribución espacial de la población y el poblamiento

Los mapas coropléticos indican cantidades calculadas a partir de valores medios por unidad de superficie, que generalmente son unidades administrativas, por medio de tonos de color, sombreados, rayados, punteados o signos convencionales. Este tipo de mapas requiere observar una serie de precauciones generales y otras específicas cuando se usan en trabajos de población:

- sólo tienen algún sentido cuando se utilizan unidades espaciales pequeñas;

- los marcos administrativos son de fácil manejo cartográfico y estadístico, pero las variaciones de sus límites y la existencia en su interior de zonas deshabitadas les restan significación;

- exigen la elección de una buena escala de valor (pocos y bien contrastados) y una adecuada gama de sombreados.

Los mapas de puntos representan la población mediante puntos de igual o diferente tamaño, según el valor que se les asigne, los cuales se sitúan de la forma más precisa posible sobre los lugares correspondientes. Los puntos iguales son útiles para el poblamiento disperso y los territorios poco urbanizados. Para las zonas más concentradas y urbanizadas se utilizan círculos proporcionados (u otras figuras geométricas).

Los mapas de líneas isopletas son aquellos en los que las cantidades vienen indicadas por líneas de valores iguales; responden a una representación continua. Tienen ventajas e inconvenientes:

mitigan las variaciones bruscas y casi siempre irreales de la densidad en torno a una línea administrativa o convencional;

presuponen un gradiente que no siempre se da en la población, porque se puede pasar de sectores con fuerte concentración humana a zonas casi vacías.

La representación en tres dimensiones, pese a su expresividad, plantea problemas de lectura e interpretación: la identificación exacta es difícil; las porciones ocultan zonas deprimidas; la lectura exacta en dimensión vertical no es fácil.

3.- Las grandes desigualdades del reparto

La distribución de los habitantes sobre el planeta muestra un fuerte desequilibrio ante cualquier gran unidad geográfica de clasificación (hemisferios, continentes, altitud, países). Ejemplos de ello son que:

- casi el 90% de la población vive en el hemisferio norte, donde se sitúa la mayoría de las tierras emergidas;

- por continentes, las diferencias son aún mayores: Asia concentra el 58% de la población; Oceanía, sólo el 0,5% El Viejo Mundo sigue siendo la principal zona de asentamiento humano;

- en cuanto a latitudes, en el hemisferio norte, la mitad de la población vive entre los 20º y los 40º, mientras que sólo el 1,5% vive por encima de los 60º;

- en casi todos los continentes la mayoría de la población tiene una localización periférica y se sitúa por debajo de los 500 m de altura;

- los países desarrollados sólo cuentan con alrededor del 25% de la población.

Existen cuatro grandes focos de concentración:

Asia Oriental, que concentra la cuarta parte de la población del mundo con sólo el 3% de las tierras emergidas. Ahí se encuentran China y Japón.

Asia meridional, con un quinto de la población en menos del 2% de las tierras. Allí se encuentran India y algunos países musulmanes como Indonesia, Bengala Oriental o Paquistán.

Europa, con concentraciones importantes como la zona del cuadrilátero con vértices en París, Hamburgo, Londres y Milán.

El sector nororiental de Norteamérica, con la fachada atlántica y la zona de los Grandes Lagos, en la que se localiza la megalópolis norteamericana.

Existen, también, tres grandes vacíos demográficos:

Las zonas frías de ambos hemisferios.

Los grandes desiertos.

Algunas zonas cálidas y húmedas cercanas al ecuador.

El resto de la población se sitúa casi siempre en zonas favorecidas por algún factor físico o humano: franjas litorales, oasis, lagos interiores, cursos fluviales, recursos minerales...

Existen grandes contrastes a nivel continental, nacional o regional.

Los factores explicativos de la desigual distribución de la población, tanto físicos como humanos, son muchos y variados; pero actúan combinadamente y es difícil medir la influencia de cada uno.

Los hechos físicos ejercen gran influencia sobre la distribución especialmente en los vacíos demográficos: ciertos aspectos del clima (bajas temperaturas y oscuridad, fuerte aridez o calor húmedo y constante) explican los grandes desiertos humanos.

El efecto de la altitud es más complejo. Hay hechos evidentes: a partir de cierta altura, la presencia humana no es posible (por eso, en zonas cálidas existen asentamientos a mayores alturas que en las templadas y frías); la población absoluta disminuye con la distancia a la costa y la altitud media.

En cuanto a la proximidad al mar, en 1950 el 27,6% de la población vivía a menos de 50 kms del mar (frente a un 24,6% un siglo antes), 50,3% a menos de 200 kms y 73,8% a menos de 500 kms. Sólo algo más del 8,5% vivía a más de 1.000 kms de las costas.

También las formas topográficas o la orientación de las vertientes, por su influencia sobre los cultivos, son factores explicativos. La montaña crea condiciones especiales en torno a ella, que favorecen la ocupación; los piedemontes aprovechan ciertos recursos (reservas de agua, acumulación de tierras fértiles); los valles favorecen el desarrollo de las actividades agrarias, industriales y comerciales.

También cabe destacar la naturaleza del suelo, por su mayor o menor aptitud para los cultivos.

Si los hechos físicos explican los vacíos demográficos, los hechos humanos (económicos, sociales, políticos...), combinados a lo largo del tiempo, explican los grandes focos de concentración y las diferencias de densidad.

El proceso de ocupación responde a tres factores básicos:

- la mayor o menor antigüedad de la ocupación inicial.

- el nivel de crecimiento interno de la población (influido en cada etapa histórica por el balance entre la vida y la muerte).

- los movimientos migratorios.

La ocupación más antigua suele coincidir con efectivos numerosos. Los grandes focos de concentración humana (Europa y los dos asiáticos) tuvieron un poblamiento temprano, al menos desde el mesolítico. A final del paleolítico se calcula un habitante por cada 10 km2. Asia fue el polo difusor de las primeras migraciones importantes: hacia Europa, ocupación de América y hacia el mundo mediterráneo. Luego sería Europa quien se extendería hacia América y algunos enclaves de Asia y Africa. Las migraciones intercontinentales fueron las más decisivas sobre el poblamiento, especialmente las oleadas de emigrantes ultramarinos hacia América. Respecto a la intensidad del crecimiento natural ha habido etapas clave, definidas por importantes revoluciones técnicas y económicas; por ejemplo, el Neolítico, con la agricultura sedentaria y la domesticación de animales que aumentaron la disponibilidad de alimentos. También la revolución industrial (y técnica, urbana y demográfica, a la vez) determinó cambios decisivos en el crecimiento y en el reparto, especialmente porque favoreció la lucha contra la mortalidad y desencadenó migraciones transoceánicas en dirección a ambas Américas y Oceanía; al mismo tiempo, acentuó el vacío rural y el crecimiento urbano.

En Asia, la civilización rural permitió la concentración de efectivos humanos en ciertas áreas; la revolución industrial apenas contribuyó al crecimiento. Sólo tras la II Guerra Mundial, con la difusión de las técnicas de lucha contra las enfermedades y la muerte, se volvió a crecer, manteniendo niveles de fecundidad muy elevados y un alto porcentaje de población rural.

En Europa la revolución industrial provocó el mayor crecimiento, además de fuerte éxodo externo y urbanización, pero después la reducción de la natalidad ha ralentizado el proceso.

El foco norteamericano está ligado a la expansión europea, que también se centró en Latinoamérica; por eso existe oposición entre centro-periferia y mayor poblamiento en la fachada oriental. Hoy, en América del Norte se ha ralentizado el crecimiento por la caída de la natalidad; en el sur, el crecimiento vegetativo es más firme y la tasa de urbanización menor.

En Australia y Nueva Zelanda la población es también de origen europeo, su crecimiento natural moderado, su localización periférica y su tasa de urbanización muy alta.

África, pese a ser la cuna de la humanidad, nunca ha sido un gran foco demográfico. La civilización agrícola no alcanzó el nivel de Asia; la revolución industrial apenas existió; las migraciones del XIX acudieron poco allí, mitigando apenas la trata de esclavos. Sólo los fuertes crecimientos de la revolución demográfica reciente han iniciado un crecimiento rapidísimo. Las concentraciones corresponden a las zonas de agricultura rica, las áreas mineras y las escasas ciudades.

4.- Políticas y programas de redistribución de la población

Los desequilibrios existen a escalas planetaria, continental, nacional, regional e incluso local, dificultando una adecuada ordenación del espacio.

Muchos países, sobre todo del Tercer Mundo, tratan de corregir los desequilibrios mediante programas y políticas. Según un informe de la ONU sólo 19 de 158 países consideraban adecuado su reparto poblacional, 73 proponían medidas rápidas y radicales para corregirlo y 66 no lo creen aceptable y piensan que convendría alguna corrección.

Los programas de redistribución pretenden:

- reducir la presión demográfica sobre territorios de gran fragilidad ecológica;

- asentar a la población nómada o rural para facilitar la prestación de servicios (sanitarios, educativos...);

- repoblar áreas fronterizas por motivos de seguridad; favorecer la integración nacional, redistribuyendo grupos étnicos;

- reducir los desequilibrios económicos entre regiones y favorecer el acceso al trabajo y los servicios;

- evitar la inestabilidad propia de la fuerte concentración y rápido crecimiento en las ciudades.

Las medidas específicas se pueden agrupar en:

- Programas para reducir el crecimiento metropolitano, frenando la inmigración, mediante concesión de permisos de residencia o creación de nuevas empresas.

- Programas para trasladar poblaciones urbanas a zonas rurales mediante medidas coercitivas, como asignación obligatoria de lugares de trabajo y residencia o entrega de cupones de racionamiento sólo válidos en las áreas autorizadas.

- Programas de corrección de los efectos del crecimiento urbano: mejora del hábitat y las condiciones de vida de zonas deterioradas. También descentralizando el crecimiento: áreas metropolitanas con ciudades dormitorio o satélite.

- Programas de dispersión mediante la promoción de ciudades medias o capitales regionales, mediante la creación de infraestructuras o incentivos a empresarios.

- Programas de retención de la población rural, mediante la promoción integral de zonas agrarias.

- Programas de traslado de población rural hacia áreas infrapobladas con grandes disponibilidades de tierra.

Todos estos programas pretenden:

- modificar la tendencia de éxodo rural;

- cambiar la distribución demográfica a escala rural o regional y

- controlar el crecimiento urbano mediante la promoción de ciudades medias.

La eficacia de esa política ha sido limitada, aunque dependiendo de países; a veces las medidas adoptadas han sido costosas e impopulares y han generado resultados indeseables.

Para mejorar estos programas, algunos expertos recomiendan integrar mejor la planificación espacial de la población y la economía, valorar de forma meditada los efectos espaciales y conocer mejor las actitudes, comportamiento, deseos y aspiraciones de los migrantes.

  1   2   3   4   5   6   7

similar:

Institucion educativa francisco maria cardona iconInstitucion educativa deogracias cardona- pereira

Institucion educativa francisco maria cardona iconInstitución educativa pablo emilio cardona

Institucion educativa francisco maria cardona iconInstitución educativa san francisco del rayo

Institucion educativa francisco maria cardona iconInstitución educativa juan maría céspedes

Institucion educativa francisco maria cardona iconInstitución educativa juan maría céspedes

Institucion educativa francisco maria cardona iconInstitucion educativa jose maria cordoba

Institucion educativa francisco maria cardona iconInstitución educativa juan maría céspedes

Institucion educativa francisco maria cardona iconInstitución educativa juan maría céspedes

Institucion educativa francisco maria cardona iconInstitucion educativa jose maria cordoba

Institucion educativa francisco maria cardona iconInstitución educativa juan maría céspedes


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com