Las mujeres viven mas que los hombres en todas las sociedades; consecuentemente entre los mas mayores el ratio de mujeres / hombres es 2: 1 La discapacidad y la doble carga de la enfermedad




descargar 133 Kb.
títuloLas mujeres viven mas que los hombres en todas las sociedades; consecuentemente entre los mas mayores el ratio de mujeres / hombres es 2: 1 La discapacidad y la doble carga de la enfermedad
página4/5
fecha de publicación25.08.2017
tamaño133 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5

Eficacia y efectividad de la intervención

Los métodos que han demostrado ser efectivos en disminuir la polifarmacia han sido: la formación de los médicos, contactos grupales o individuales con expertos en farmacoterapia, el uso de hojas de perfiles de prescripción, una legislación que impida la utilización de fármacos inapropiados y la educación de los pacientes . Algunos ensayos clínicos desarrollados para evaluar diversas actividades preventivas, entre ellas cuantificar el número de fármacos, y estudios de valoración geriátrica, han puesto de manifiesto una disminución del consumo de fármacos en el grupo de intervención frente al control



Recomendación Papps

Revisar de forma periódica y regular los fármacos (prescritos o no) y los regímenes terapéuticos en los ancianos, especialmente en los mayores de 75 años.




INCONTINENCIA URINARIA

La incontinencia urinaria (IU) se define como la pérdida involuntaria de orina a través de la uretra en una cantidad o frecuencia suficiente para suponer un problema para el individuo o sus cuidadores, que condiciona un problema higiénico y/o social y que se puede demostrar objetivamente. Afecta tanto a hombres como a mujeres siendo más frecuente en estas últimas(1:2). Puede aparecer a cualquier edad, aumentando su prevalencia y severidad a medida que aumenta la misma. A partir de los 40 años la incidencia va incrementándose, de forma que el grupo que la padece con mayor frecuencia son las personas mayores de 65 años. Aunque frecuente, en modo alguno debe afrontarse como parte del envejecimiento o como patología inevitable en el anciano de ambos sexos Constituye uno de los síndromes geriátricos más frecuentes y sin embargo más olvidado, a pesar de sus repercusiones médicas, psicológicas, sociales y económicas. Suele ser un problema infrarreferido por los pacientes( aproximadamente un tercio de los ancianos incontinentes consultan por este problema)e infradiagnosticado por los médicos.

Magnitud del problema

La prevalencia es difícil de estimar por la reticencia de las personas a admitir que sufren IU y porque es diferente en función del tipo de población estudiada, ámbito y tipo de IU. En mayores de 65 años la prevalencia se sitúa sobre el 15% con pérdidas de orina de forma regular, si se incluyen las pérdidas transitorias puede llegar hasta el 36% en población comunitaria , hasta el 62% en institucionalizados y el 75% en personas con deterioro mental severo. En una encuesta dónde se valoran las patologías más frecuentes, la IU estaba en el puesto 7 de importancia, entre los 10 más frecuentes en consulta, con una frecuencia del 29,7%. En estudios realizados en el ámbito de la atención primaria en mayores de 65 años, la prevalencia se sitúa en el 15,5%, de los que el 34,3% no habían consultado nunca, y usaban absorbentes el 20,2%. En otro estudio la prevalencia va desde el 31,7% a los 60 años hasta el 53,3% en mayores de 80 años. En el estudio realizado por el INSERSO en residencias, publicado en 1998, la IU ocupaba el primer lugar con una prevalencia del 39,2%. En el medio hospitalario la prevalencia puede ser de hasta un 30-40% en pacientes ingresados por un proceso agudo En las valoraciones realizadas, el uso de absorbentes se sitúa entre el 8 y el 20% de las personas afectas, y en determinados estudios sobre ancianos comunitarios este porcentaje sube hasta el 63%. En España, el gasto por absorbentes, en 1996 representó el 3, 2% del total de la prestación farmacéutica, y en 1997 hubo un coste de 25000 millones de pesetas.



Factores de riesgo

Se tiene evidencia de varios factores de riesgo que intervienen en la IU y de que la intervención en ellos es efectiva para la desaparición o mejoría de la IU .



Efectividad y eficacia de las intervenciones

La efectividad de la detección de la incontinencia urinaria, según la evidencia científica, es considerable, y es en la atención primaria (AP)dónde mejor puede llevarse a cabo. En razón de la alta prevalencia, el hecho de que aumente con la edad y la disponibilidad de tratamiento, incluso en ancianos frágiles, hace que se incluya en los programas de valoración del anciano. Es probablemente más efectivo en los mayores de 75 años y se considera una intervención de bajo esfuerzo. En la actualidad están pendientes de validarse unos cuestionarios que evalúan el impacto de la IU sobre la calidad de vida . En AP donde se carece de la posibilidad de realizar pruebas de urodinamia se puede emplear un cuestionario (IU-4 autoadministrado, que puede constituir una buena herramienta orientativa en la clasificación de la IU . Existe una razonable evidencia para el estudio y el tratamiento de la IU en AP. En el abordaje de la IU se debe incluir la identificación de los factores de riesgo, la clasificación según el tipo de IU, la realización de una exploración física y la solicitud de las exploraciones complementarias que permitan detectar causas reversibles, iniciar tratamiento y derivar al especialista si fuera oportuno. El establecimiento de un tratamiento por parte de los profesionales de AP tiene un aceptable soporte científico y se basa fundamentalmente en medidas de modificación del comportamiento como es el caso de la reeducación vesical y la rehabilitación de los músculos del suelo pelviano, así como en el empleo de fármacos . Existe evidencia de que lo primero que se debe recomendar en el tratamiento de la IU es el tratamiento conservador no farmacológico y esta evidencia es fuerte con los programas de ejercicios de la musculatura pélvica ya que son efectivas en la reducción de los síntomas. Estos resultados son mejores en la IU de personas más jóvenes y en la IU de poca intensidad ya que se requiere un alto grado de motivación y tiempo de seguimiento.



Recomendación Papps

Se recomienda el interrogatorio sobre la presencia de pérdidas de orina para la detección de IU, especialmente en los mayores de 75 años, así como el estudio básico de la IU.




VALORACIÓN GERIÁTRICA GLOBAL (VGG) EN ATENCIÓN PRIMARIA

La VGG es un proceso diagnóstico estructurado (con unas instrucciones de uso), dinámico (continuado en el tiempo), multidimensional ( distintos aspectos), y multidisciplinar (varios profesionales implicados) que permite identificar las capacidades, problemas y necesidades de los ancianos. Constituye una herramienta que integra fundamentalmente actividades de prevención terciaria, y también actividades de promoción y prevención primaria y secundaria recomendadas en este sector de población. Está orientada básicamente al mantenimiento de la funcionalidad y/o retraso o enlentecimiento en su pérdida. Debe acompañarse de un plan racional e integrado de tratamiento y seguimiento. También se conoce con los términos de valoración comprensiva, multidimensional o exhaustiva.

Los aspectos más representativos que la componen son cuatro:

  1. 1. Valoración clínico-física. Incluye una recopilación de los problemas médicos relevantes y medicación consumida, las actividades de promoción y prevención recomendadas en esta población (inmunización, nutrición, hábitos tóxicos, evaluación sensorial, presión arterial)y a veces la valoración de la autopercepción de salud.

  2. 2. Valoración funcional de las actividades básicas e instrumentales de la vida diaria. El deterioro funcional puede ser resultado de una alteración física, mental, o socioambiental. La valoración de la capacidad funcional puede llevarse a cabo mediante la observación del paciente en la consulta o domicilio, interrogando de manera dirigida al paciente y/o familia, o usando cuestionarios estructurados.

  3. 3. Valoración mental: cognitiva y afectiva.

  4. 4. Valoración social: recoge principalmente la interacción con los recursos sociales (cuidador, convivencia, asistencia “reglada”, relaciones y actividad social) y con el entorno (barreras arquitectónicas, seguridad en el domicilio). La escala OARS es de las más utilizadas para esta valoración.


.

Efectividad de la valoración geriátrica en la comunidad

Existen diferencias metodológicas entre los estudios (criterios de selección los ancianos, profesionales implicados, intensidad y contenido de las intervenciones, seguimiento y control del cumplimiento)que a la vez que definen diversas estrategias de aplicación de la VGG, dificultan la comparación de sus resultados. Pero tal vez sean las diferencias sanitarias en los diferentes países lo que juegue un papel más relevante al comparar resultados y efectividad de las intervenciones.

En general, los resultados parecen demostrar un aumento de la supervivencia ,disminución de las admisiones y estancia media hospitalarias y en sus urgencia, de la institucionalización definitiva , mejor funcionalidad y retraso de la incapacidad, satisfacción con la intervención, disminución de los costes económicos globales o beneficio coste-efectividad . Algunos estudios refieren resultados más específicos, según su contenido, como son aumento en la cobertura de inmunizaciones , y disminución en el consumo de medicamentos, de caídas , o en la percepción de sobrecarga por parte de los cuidadores . En contraposición parece haber un incremento en la utilización de consultas de atención primaria, y recursos sociales y domiciliarios.

.



Recomendación Papps

Aunque parece haber efectos beneficiosos, todavía no existe suficiente evidencia para recomendar la aplicación sistemática de la VGG en nuestro medio a la población general anciana o a un subgrupo predefinido de la misma.

En la medida de lo posible debemos priorizar su utilización en los ancianos frágiles. Parecen beneficiarse más los mayores de 75 años, aquellos con incapacidades leves o moderadas (sobretodo recientes y con razonable posibilidad de reversión), y los que tienen un mal soporte social.

En la actualidad, su aplicación debe individualizarse, en base a la finalidad y tipo de pacientes en quienes la aplicamos. Es conveniente aplicar estrategias de seguimiento y de cumplimiento de las medidas terapéuticas y planes desencadenados. En la Tabla 1 se puede ver un resumen de las Actividades preventivas y de Promoción de la salud recomendadas por el PAPPS en Atención Primaria.

Tabla 1 Actividades de promoción de la salud y prevención en la población mayor

MAYORES DE 65 AÑOS Promoción de la salud

Tabaco: detección y consejo para cese.
Alcohol: detección y consejo para cese.
Ejercicio físico: consejo de su práctica regular.
Nutrición: valoración en grupos de riesgo y consejo. Medición periódica de peso y tener
su talla.
Vacunación antigripal.
Vacunación antitetánica-diftérica.
Vacunación antineumocócica.
Osteoporosis: ingestión de 800-1500 mg de calcio al día.







Cribado y actividades de prevención terciaria

HTA: medición. Si >140/90, incluir en programas de control y seguimiento.
Hipercolesterolemia: determinación hasta los 75 años.
Cáncer de mama: mamografía periódica hasta 70-75 años.
Cáncer de cérvix: si no citologías previas, dos citologías con intervalo anual.
Hipoacusia: cribado mediante interrogatorio o audioscopio, derivando si hay
alteraciones.







MAYORES DE 75 AÑOS

Déficit visual: cribado con métodos sencillos (optotipos o anamnesis), y derivar al oftalmólogo si hay alteración.

Caídas: medidas para reducir el riesgo, e intervención multifactorial individualizada y
en domicilio en los que se han caído recientemente.
Demencia: permanecer alerta ante datos de posible deterioro cognitivo o funcional.
Polifarmacia: revisión periódica y regular de fármacos.
Incontinencia urinaria: interrogatorio para su detección y estudio básico en los casos






2. ACTIVIDADES DE PROMOCIÓN DE LA SALUD EN LOS MAYORES

La OMS dice que la Promoción de la Salud (PS), se ha convertido en elemento común para aquellos que admiten la necesidad de un cambio en nuestro modo de vida y en nuestro hábitos, incrementando el control sobre los determinantes de la salud, con la finalidad de mejorar nuestro estado de salud. Así mismo, el Glosario de PS, de 1998, la define como:

Proceso que permite a las personas incrementar el control sobre su salud para mejorarla.

Principios de la Promoción de la Salud.

Implica a la población en su conjunto más que centrarse en las personas en riesgo de enfermedad específica. Requiere acceso pleno y continuado a la información sobre la salud. Se centra en la comunidad local. Resalta la dimensión positiva de la salud. Se orienta hacia medidas que modifiquen las causas o factores que determinan la salud. Requiere intersectorialidad. Equilibra el interés por el individuo y por el medio. Combina métodos y enfoques distintos pero complementarios: información y comunicación; EpS; medidas políticas, económicas y reguladoras, técnico­administrativas; acción comunitaria. Trabaja con la gente y no sobre la gente. Pretende esencialmente una participación pública eficaz y concreta.

Es básicamente una actividad de los ámbitos sanitario y social y no un servicio médico. Sin embargo, los profesionales de la salud, particularmente los de Atención Primaria, tienen un importante papel en fomentar y hacer posible la PS.



Métodos de la PS.

Los requisitos básicos son el trabajo multidisciplinar, la colaboración intersectorial y la
participación activa de la población.
-Método de la Información / Comunicación. Son las actuaciones tendentes a



proporcionar a la gente información accesible y adecuada y promover procesos de comunicación que posibiliten el diálogo e intercambio de ideas entre individuos y grupos. Existen diferentes clasificaciones de sus métodos, técnicas e instrumentos. Cabe destacar los Medios de Comunicación Social (MCS), televisión, radio, periódicos, etc., con el papel en PS de: ofrecer información respecto de la salud; posibilitar la participación de la comunidad; concienciación a través de la creación de un clima social favorable a la salud; actuar como palanca para la acción; combinación con otros métodos.

-Método de medidas políticas, económicas, reguladores y técnico – administrativas. Constituyen un conjunto de actuaciones dirigidas a conseguir un medio ambiente que promueva la salud y a ampliar las opciones de salud de las personas, grupos y comunidades, tanto desde el sector sanitario como desde aquellos otros que afectan a la salud: agricultura, educación, transporte, obras públicas.

-Método de Acción Comunitaria. Referido a los esfuerzos colectivos de las comunidades para incrementar su control sobre los determinantes de salud y en consecuencia para mejorar la salud. Los individuos y organizaciones aplican sus habilidades y recursos en esfuerzos colectivos destinados a abordar las prioridades sanitarias y a satisfacer sus necesidades sanitarias respectivas. (OMS.1997)

-Método de Educación para la Salud. Comprende las oportunidades de aprendizaje creadas conscientemente que suponen una forma de comunicación destinada a mejorar la educación sobre salud, incluido el conocimiento de la población en relación a las habilidades personales que conduzcan a la salud individual y de la comunidad.



1   2   3   4   5

similar:

Las mujeres viven mas que los hombres en todas las sociedades; consecuentemente entre los mas mayores el ratio de mujeres / hombres es 2: 1 La discapacidad y la doble carga de la enfermedad iconMientras los hombres de las cavernas cazaba, sus mujeres buscaban...

Las mujeres viven mas que los hombres en todas las sociedades; consecuentemente entre los mas mayores el ratio de mujeres / hombres es 2: 1 La discapacidad y la doble carga de la enfermedad icon02,23 pl de refugiados españoles, pp de rostros de niñOS, de mujeres...

Las mujeres viven mas que los hombres en todas las sociedades; consecuentemente entre los mas mayores el ratio de mujeres / hombres es 2: 1 La discapacidad y la doble carga de la enfermedad iconA) Indique si el carácter mostrado en la genealogía por los símbolos...

Las mujeres viven mas que los hombres en todas las sociedades; consecuentemente entre los mas mayores el ratio de mujeres / hombres es 2: 1 La discapacidad y la doble carga de la enfermedad iconNecesitamos hombres y mujeres con

Las mujeres viven mas que los hombres en todas las sociedades; consecuentemente entre los mas mayores el ratio de mujeres / hombres es 2: 1 La discapacidad y la doble carga de la enfermedad iconIntroduccióN
«Cuando el arco iris esté entre las nubes, yo lo veré y me acordaré de la alianza eterna entre Dios y todos los seres vivos, con...

Las mujeres viven mas que los hombres en todas las sociedades; consecuentemente entre los mas mayores el ratio de mujeres / hombres es 2: 1 La discapacidad y la doble carga de la enfermedad iconPaul Felix Lazarsfeld La campaña electoral ha terminado
«no sabe», inmediatamente antes de las elecciones, son mujeres que acaban por no votar o que acuden a las urnas bajo la in­fluencia...

Las mujeres viven mas que los hombres en todas las sociedades; consecuentemente entre los mas mayores el ratio de mujeres / hombres es 2: 1 La discapacidad y la doble carga de la enfermedad iconResumen Cuando se analiza la Historia de la Ciencia en general y...

Las mujeres viven mas que los hombres en todas las sociedades; consecuentemente entre los mas mayores el ratio de mujeres / hombres es 2: 1 La discapacidad y la doble carga de la enfermedad iconResumen la endometriosis es una enfermedad progresiva, que afecta...

Las mujeres viven mas que los hombres en todas las sociedades; consecuentemente entre los mas mayores el ratio de mujeres / hombres es 2: 1 La discapacidad y la doble carga de la enfermedad iconEnsayos Michel de Montaigne
«libro ingenuo y de buena fe», útil a todos los hombres,- figurase el nombre de un español ilustre, consagrándola así a la patria...

Las mujeres viven mas que los hombres en todas las sociedades; consecuentemente entre los mas mayores el ratio de mujeres / hombres es 2: 1 La discapacidad y la doble carga de la enfermedad iconLa materia se encuentra organizada en diferentes estructuras, desde...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com