Buenos Aires a los veintiocho días del mes de agosto del año dos mil dos, se hizo comparecer ante S. S. una persona citándola, a la que se le hizo saber que se




descargar 148.35 Kb.
títuloBuenos Aires a los veintiocho días del mes de agosto del año dos mil dos, se hizo comparecer ante S. S. una persona citándola, a la que se le hizo saber que se
página6/6
fecha de publicación26.11.2015
tamaño148.35 Kb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6
798/95-02 del B.C.R.A y un diskette marca BASF con una etiqueta roja en la cual consta ´´DAFOREL S.A base de datos´´; Anexo 380: Documentación aportada por el periodista Sergio Elguezábal; documentación con carátula que reza IWG international Waste Group, un videocassette marca maxxell con su correspondiente estuche y un videocassette color negro en un estuche transparente; Anexo 381: ´´doc.aportada por el Sr. Fiscal´´; Anexo 382: Informe de dominio del inmueble sito en Talcahuano 833 de Capital Federal aportado por el Registro de la Propiedad Inmueble; Anexo 384: Informes de los escribanos de la Prov. del Chubut; Anexo 385: Elementos secuestrados en ´´Mi campito´´, leloir, Ituzaingo, Pcia de Buenos Aires´´ y tres folios con documentación varia; Anexo 386: Informes telefónicos recabados por La División Operaciones Técnicas de La P.F.A; Anexo 387: Documentación aportada por Lourdes Di Natale mediante una nota dirigida al Sr. Fiscal; Anexo 388: Documentación secuestrada en allanamiento de Florida 716,2K; Anexo 389: Manuscritos atribuidos a Angel Ramini remitidos por Gendarmería Nacional; Anexo 390: Decretos originales del P.E.N nros. 103/95, 1633/92, 2283/91 y 1697/91, junto con un memorandum del ministerio de Defensa de fecha 28/8/1991; Anexo 391: Testimonios del escribano baraldo y el escribano Balassanian, índices telefónicos y demas documentación; Anexo 392: Una carpeta que reza ´´balances´´ y una carpeta que reza ´´Reforma estatuaria...´´ con documentación varia, carpeta del Reg. de contratos públicos, Esc.Dr. Israel Jabaz y un resumen de tarjeta Visa y cuatro pagares; Anexo 393: Libro de deposito de acciones y registro de asistencia, asambleas generales, facturas de crédito, documentación varia, sobres dirigidos al Sr.Ramini, formulario de solicitud de Visa de Angel Ramini, y documentación varia; Anexo 394: 3 videocassettes de ´´Reunión con Ramini´´; Anexo 395: Documentación varia; Anexo 396: Agenda telefónica color marrón con la leyenda ´´direcciones y teléfonos´´con anotaciones varias; Anexo 397: Un videocassette aportado por el Sr. Fiscal, ´´Reunión Hotel Rollo´´; Anexo 398: Detalle de movimientos de cuenta del Bco. Río del Sr.Claudio Alberto y Elio Jose Burbarella; Anexo 399: Documentación del perito Hraste; Anexo 400: Documentación aportada por la Presidencia De La Nación; Anexo 401: documentación varia; Anexo 402: D ocumentación de F.M ; Anexo 403: 169 cassettes pertenecientes a escuchas telefónicas de distintos abonados, legajo de escuchas varias, legajo de escuchas del abonado 02320495590, detalle uso de línea 495590 y 4628-0875, listado de llamados remitido por Observaciones Judiciales, Anexo 404: Copia del legajo BUYK111, CMY372, BHW 333, BO936770,fotocopias dominio C1366115, fotocopias legajo C1522969, copias dominio RQ0586 y dominio RDY 621 y copias de documentación del Registro de Propiedad Automotor; Anexo 405: Documentación de la AFIP; Anexo 406: Documentación aportada por el Sr.Sarwuer; Anexo 407: Carpeta del Colegio de Escribanos de la Pcia. de Neuquén; Anexo 408:
Documentación de la AFIP. Acto seguido el compareciente manifiesta que conoce la totalidad de las pruebas de cargo en su contra y comprende cuanto se le ha explicado.-----------------------
En este estado se hace saber al compareciente el derecho que le asiste de negarse a declarar sin que ello implique presunción alguna en su contra, quien expresó no tener inconveniente en declarar y MANIFESTÓ:
Exhibido que le fueran el escrito a tenor del art.73 del CPP de fs.5824/36 la declaración indagatoria prestada ante este Tribunal y las restantes glosadas en el sumario Nro. 798 instruido por el Juzgado Criminal y Correccional Federal Nro.8, a saber:declaración indagatoria de Carlos S. Menem de fs.8065/75 y vta.; recursos presentados por la Defensa de Menem contra la resolución de Sala “”anteriormente mencionada de fs.9036/9130; recusación presentada por la Defensa de Menem contra la Sala B del fuero de fs.9161/67 y a fs.9584/5 escrito defensa de Menem, respondió: que ratifica todas íntegramente. Preguntado por S.S. con respecto al Decreto 103/95, si se cumplió con lo dispuesto por el art. 2do. de la Ley 20.010 modificatorio del art. 34 de la Ley 12.709 Que dice: "La exportación de armas...será autorizada por el Poder Ejecutivo Nacional. Cuando el valor de los materiales exportados a un mismo país por año supere... el Poder Ejecutivo dará cuenta de la exportación al Congreso de la Nación de la operación autorizada” respondió: que si bien entiende que la presente declaración se encuentra enmarcada dentro del ámbito de los sucesos acaecidos en torno a las exportaciones relacionadas con el Decreto 103/95, para este caso particular, la respuesta del declarante se adecúa perfectamente dentro del marco de lo depuesto en su anterior declaración; por ello, desea hacer parte de la presente aquellas manifestaciones de fs. 8065/ 8075 y vta. . Pese a ello, y teniendo a la vista el folio N? 9 del Anexo N? 15, de autos, desea destacar que en el mismo, existe un dictamen de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Defensa que guarda similitud con el elaborado a los efectos de la tramitación de los Decretos labrados en el Año 1991, con la única diferencia de que en este último, no se hace expresa referencia a lo dispuesto por el art. 2? de la ley 20.010, modificatoria del art. 34 de la ley 12.709. Que entiende que para el caso debió ser también de aplicación. Sobre quien debió cumplir con los extremos reseñados en la ley 12.709, el dicente manifiesta que se remite a lo oportunamente declarado en las presentes actuaciones, en cuanto hace referencia que el dictamen en cuestión, no se encuentra dirigido a la persona del declarante. Preguntado por S.S. cómo fue el trámite de la firma del decretos 103/95, cuyo original se encuentra reservado en Secretaría en el Anexo 390 de la ex.causa N? 798/95, que en este acto se le exhibe. Que el compareciente manifiesta que para este caso particular, entiende que la tramitación del Decreto de marras, ha sido la común y ordinaria; sujeto al plexo normativo y al contralor exigido puntualmente para la confección y firma de este tipo de documento. En tal entendimiento desea nuevamente remitirse a las manifestaciones vertidas ante V.S. en su indagatoria de fs. 8065/8075 y vta. Para el caso desea destacar que en este oportunidad, es decir en el Año 1995, ya no existía más la Comisión Tripartita, sino que se había conformado una nueva Comisión -mucho más estrcita a los efectos del control-, denominada. “omisión Nacional de Control de Exportaciones Sensitivas y Material bélico” Preguntado por S.S. si estando vigente el correspondiente embargo firmado por la Argentina respecto de la exportación a países en conflicto desde el año 1994, para este caso en particular, si no se debieron extremar los recaudos a los efectos de que eventos como los acreditados en autos no acaecieran, respondió: que conoce perfectamente que luego del año 1991, es decir las primeras exportaciones relacionadas con los hechos ventilados en autos, fue modificada una parte importante de la forma de control, respecto de las exportaciones de material bélico, tanto es así que en el año 1992, se creó por intermedio del Decreto 603, esa nueva Comisión, a la cual ya ha hecho referencia. Por otra parte, el dicente manifiesta que ha tomado conocimiento de las eventualidades ocurridas con estas exportaciones, en el año 1996; por lo tanto, para la segunda tanda de exportaciones acontecidas en el año 1995, desconocía, las hipótesis delictuales ocurridas en el año 1991. Si con relación al decreto 103/95, recuerda el momento en que lo firmó, manifestó que puntualmente no recuerda el momento en que firmó dicho decreto; y que justamente tal referencia indica claramente la normalidad en el trámite de ese decreto; ya que caso contrario.recordaría la suscrpción del mismo. Que el compareciente desea manifestar al Tribunal como ya lo hiciera en su anterior declaración indagatoria del dicente, que en este tipo de decretos, más que en ningún otro, al momento de la firma presidencial, se encontraba sustentado y avalado, por una enorme cantidad de normas, íntimamente relacionado con la confección de los decretos, Por lo que la tranquilidad del dicente al momento de firmar el mismo ha sido evidente. Que en lo demás se remite a su anterior declaración indagatoria. Preguntado por S.S. si tuvo algún tipo de charla o conversación previa a la firma del decreto, relacionada con la necesidad de confeccionar este Decreto, el dicente respondió que no, y que además se remite a lo ya oportunamente declarado en autos al respecto. Preguntado por S.S. quién era el Ministerio de Defensa, al momento del trámite y confección del Decreto 103/95, y para el caso, quién lo designó y cuáles eran las cualidades personales para su nombramiento; manifestó que designó a Oscar Camilión, teniendo en cuenta sus antecedentes, considerando que Camilión es una persona que había tenido una actuación destacada en las Naciones Unidas. Que sabía que Camilión conocía muy bien el tema relativo al área que tenía que conducir -el Ministerio de Defensa- y que además es un hombre extrapartidario, es decir, que no era del partido justicialista. Preguntado por S.S. si no le llamó la atención la firma de un nuevo decreto después de la firma de los otros anteriores en 1991 y 1992, respondió: que no, en lo más mínimo, máxime teniendo en cuenta como se dijera, las cantidad de rigurosos controles que existían respecto del trámite y confección de estos decretos; los cuales a criterio del dicente no hacían plausible la comisión de algún tipo de irregularidad o delito. Preguntado por S.S. por qué motivo no se expidió Legal y Técnica en dichos decretos, respondió: que se remite en un todo a la respuesta brindada en su anterior declaración indagatoria.. Preguntado por S.S. , quién era el Secretario de legal y técnica de la Presidencia de la Nación para ese período (enero de 1995), respondió: que cree recordar que era el Dr. Jorge Luis Maiorano. Preguntado por S.S. cómo es posible que se avalara el pago de reintegros si el material fue declarado secreto y se le impidió la verificación a los agentes de la ANA, respondió: que es una cuestión eminentemente técnica y que se manejó a través del Ministerio de Economía. Igualmente, el compareciente manifiesta que se remite a lo oportunamente declarado en su anterior declaración indagatoria. Que asimismo, el carácter de secreto impartido en el decreto de referencia, simplemente hacía referencia a que el común denominador de la gente, no tomara conocimiento del material a exportar, porque evidentemente no era interés de la Nación, que tales extremos fueran de carácter público. Esto de ninguna manera quiere decir, que ningún órgano, ministerio, comisión y/o dirección, pudiera dejar de controlar el material a exportar; tal y como ha ocurrido en autos, y surge de la normativa creada a sus efectos para la tramitación de estas exportaciones. Preguntado por S.S. cuál es la delegación de competencia y de responsabilidades que efectuó como Presidente con relación a la exportación de Material Bélico, respondió: que en lo particular se remite a lo ya oportunamente declarado en su anterior declaración indagatoria; sin embargo en lo que se refiere a la delegación de competencia, no ha existido ninguna orden presidencial en ese sentido; en virtud de que no había nada que delegar, sino que más bien, terceras personas debían de cumplir, con un ordenamiento específico a tales efectos, a partir de 1985.
Preguntado por S.S. si alguien le solicitó efectuar una venta de material bélico a Ecuador, Croacia o Venezuela a Ud. en persona, respondió: que no. Preguntado por S.S. si Intentó averiguar si los embarques efectuados por los decretos firmados a raíz del dictamen de la comisión, tuvieron el destino autorizado, respondió: que se remite a lo ya oportunamente declarado en su anterior declaración indagatoria de autos. Preguntado por S.S. si tuvo alguna reunión con los integrantes de la correspondiente comisión controladora o con los Ministros, por alguna exportación de material bélico, respondió: que no, remitiéndose en todo sus dichos a la mentada anterior declaración indagatoria. Preguntado por S.S. si al firmar el decreto cuestionado depositó la confianza en los Ministros intervinientes o en alguna otra persona, manifestó: que cuando un presidente firma un decreto, cualquier decreto, lo hace en función de la confianza en el deber hacer que posee en sus ministros. Es decir que mucho más allá de la confianza y con independencia de esta, se debió de cumplir con todos los pasos obligatorios que por orden de ley se imponían . Preguntado por S.S. si para el año 1994/5, tenía conocimiento de la existencia del Decreto 603/92, respondió:que si, y que se remite a lo ya declarado en su anterior declaración indagatoria. Preguntado por S.S.si sabe cuál era la función y la responsabilidad que conllevan el dictámenes de la Comisión Nacional de Control de Exportaciones Sensitivas y Material Bélico, respondió: que es la de controlar todo lo relacionado directa o indirectamente con la venta de material bélico. Preguntado por S.S. si asesoró, autorizó y/o influyó en la iniciación y conclusión de alguna representación o designación de algún representante para la comercialización de material bélico relacionado con este Decreto, respondió: que no. Preguntado por S.S. al momento de firmar un Decreto como el de marras, cuál es su criterio respecto del valor, esencia y alcances de ese documento, respondió: que si bien, tiene bien en claro la importancia de la firma del presidente de la Nación en los decretos de referencia, desea destacar que la rúbrica presidencial, no hace más que a la existencia del documento, debido a que sin la firma presidencial el mismo no existiría como tal. Que puntualmente respecto del mandato inserto dentro del texto del decreto, han de ser los ministros los que se encuentran íntimamente relacionados con esas mandas. Para el caso y en este acto desea traer a colación las recientes consideraciones vertidas por la C.S.J.N. al 20/11/2001., las que se relacionan con las presentes actuaciones. En la que se destacó “ue no se comprende” cómo puede constituir delito los decretos firmados por el presidente de la República, en virtud de que son órdenes dictadas en el ejercicio de las atribuciones que le confiere la Constitución Nacional;: concluyendo dicho Tribunal Superior, -esto es lo más importante-. “n que el decreto no está destinado a demostrar nada más que la existencia de la orden misma” Que el compareciente desea agregar que claramente se desprende de los decretos de mención, que las exportaciones deberían ser remitidas a Panamá y Venezuela; y así entendió el dicente que debió ocurrir. Para el caso, quien debió controlar el cumplimiento de las ordenes emanadas de los decretos rubricados, respondió que las pertinentes personas que por mandato de ley debían hacerlo. A mayor abundamiento con relación a este tema, el dicente desea remitirse a sus anteriores manifestaciones. Preguntado por S.S. a los efectos de que exprese si para el período comprendido entre los años 1990/1995 abrió alguna cuenta en el exterior y en caso afirmativo cual fue el movimiento de la misma, respondió: Que no abrió ninguna cuenta en ningún país extranjero, durante el período mencionado. Preguntado por S.S. si de poseer una cuenta en el exterior, anterior al período mencionado, dentro del periodo 1990/1995, efectuó algún depósito, giro o transferencias de divisas hacia la o las mismas, respondió: Que no. Se deja constancia de que en este acto, en momento de estarse efectuando el pertinente interrogatorio al dicente, es recepcionado un oficio de la Sra. Fiscal, Dra. Alicia Sustaita, junto con un pliego de preguntas, contando el mimso de diez preguntas, las cuales por orden de S.S. son agregadas a las presentes actuaciones y las cuales serán efectuadas a continuación por orden de S.S.: A la pregunta propuesta bajo el número uno, el dicente respondió: que no conoce a Pedro Stier, Eduardo Vitale, Jean Bernard Lasnaud y Juan Carlos Iglesias. Con respecto a los restantes manifiesta que los conoce a todos. Que respecto a Luis E. A. Sarlenga, Dr. Juan Ferreira Pinho, Dr. Guillermo F. Etchechoury, Norberto Osvaldo Emanuel y Horacio Calderón, los vínculos con respecto a los nombrados son sólo protocolares, sin existir ninguna relación de índole amistosa o similar. Que con respecto a Lourdes Di Natale, la nombrada fue secretaria del ex. cuñado del dicente, que sólo la conoce a ese nivel, y no lo une ningún tipo de amistad. A la segunda pregunta, el dicente manifestó. Que Emir Yoma fue asesor presidencial durante el período 1989/1990, sin ninguna facultad para representar y/o negociar en nombre del gobierno nacional. Que duró menos de un año en sus funciones. A la tercer pregunta propuesta por la Sra. Fiscal, respondió: que a la fecha de los acontecimientos ventilados en este sumario, sabe que ambos se conocían, sin tener la certeza el deponente si existía también un vínculo de amistad o similar; por ende no se puede pronunciar respecto del alcance del mismo. A la cuarta pregunta, manifestó: que en este acto, se le exhibe y lee por Secretaría, la declararción indagatoria prestada por Oscar Héctor Camilión a fs. 8646/8665, el deponente destaca que los términos vertidos por el nombrado Camilión, guardan completa identidad con los sucesos acaecidos a este respecto. Ello con relación a la llamada telefónica reseñada en dicha declaración. Que para el caso, no tuvo ninguna conversación o información proveniente del nombrado, con relación a las exportaciones investigadas en autos. A la quinta pregunta, el compareciente manifestó: que se remite a lo ya declarado al respecto en autos. Que para el caso en concreto no le fue directamente requerida su opinión, a los efectos de la confección de estos decretos; máxime teniendo en cuenta como se dijera que estos decretos más que ningún otro, venían acompañados de un extenso pelxo normativo, que debía, si se lo aplicaba servir de un preciso control en todo lo atinente a las presentes exportaciones. Destacando en ese contexto el dicente, que los mismos ya venían rubricados por los ministros pertinentes y con el dictamen de la pertinente comisión, tal y como lo manda la ley creada a tales efectos. Agregando además el dicente, que nada tenía que opinar por el simple hecho de que los decretos de marras, no eran opinables, sino sujetos a una normativa legal. A la sexta pregunta, respondió: que en principio se remite a lo ya extensamente manifestado en sus anteriores declaraciones, y que respecto de la pregunta en concreto, reitera que no tuvo ningún contacto, conversación o similar, con países extranjeros o sus mandatarios al respecto. A la séptima pregunta, el compareciente manifestó: que se remite a lo oportunamente declarado en su anterior declaración indagatoria. Que a lo ya manifestado, el compareciente manifiesta que no tiene nada más que agregar. A la octava, respondió: que lo único que pudo realizar desde su función de Presidente de la Nación al haber tomado conocimiento de los hechos investigados en autos, fue efectuar la denuncia ante el organismo correspondiente, así como levantar el carácter de secreto de los decretos; a los efectos de que por la vía correspondiente, se investigue la responsabilidad que le cupo a cada uno de los funcionarios intervinientes. Agregando que sin los resultados de la investigación en cuestión, no corresponde tomar medida alguna contra alguno de los involucrados. A la novena, manifestó: que se remite a lo dicho en la presente declaración y en su anterior declaración indagatoria, respecto a la firma de los decretos..Aclarando que si bien el deponente es una persona ilustrada, en cuanto al contexto mundial existente, que le tocó vivir durante su gestión; no es ni debió ser un experto con relación a la situación institucional o similar de la República de Panamá. Por otra parte, con independencia de su conocimiento o no respecto de la materia, destaca que atento la normativa regulatoria del proceder de estos decretos, tales extremos debieron de ser verificados por terceras personas, en cumplimiento con los presupuestos exigidos por la ley. A la décima pregunta, manifestó: que la responsabilidad de Domingo F. Cavallo, fue la correpondiente a sus funciones como Ministro de Economía. Con relación a la responsabilidad respecto del aspecto económico de las exportaciones investigadas en autos, el dicente manifiesta que no le corresponde a él, determinar el grado de responsabilidad, si la hubiere. Que para el caso concreto, la responsabilidad del declarante, se agota en la denuncia a la que hiciera referencia “t supra” Que nunca habló con Cavallo respecto de las exportaciones de autos, ni le hizo comentarios. Que en este acto se le exhibe al compareciente un listado con los nombres de los encartados de autos, y preguntado por S.S. a quien conoce, manifestó: Emir Fuad YOMA, Carlos Eduardo SÁNCHEZ, Juan Carlos OLIMA, Carlos Alberto CARBALLO, Domingo Felipe CAVALLO, Antonio Erman GONZÁLEZ, Jorge Luis MAIORANO, Luis Eustaquio Agustín SARLENGA, Norberto Osvaldo EMANUEL, Antonio Ángel VICARIO, Jorge Antonio CORNEJO TORINO, Edberto GONZÁLEZ de la VEGA, Manuel CORNEJO TORINO, Martín Antonio BALZA, Oscar Héctor CAMILIÓN, Néstor Edgardo STANCANELLI, Mauricio MUZI, Juan Daniel PAULIK, Guillermo Federico ETCHECOURY, Jorge PEREYRA DE OLAZABAL, Raúl Julio GÓMEZ SABAINI, Nicolás Abraham Ignacio GRANILLO OCAMPO, Jean Charles Joseph Igance URANGA, Fernando Enrique PETRELLA, Guillermo Enrique GONZÁLEZ y Alberto Artemio ROSSI. Que con respecto a los restantes, el compareciente manifiesta que no los conoce. Que no tiene nada más que agregar a lo manifestado, por lo que se dá por terminado el acto, previa lectura que en alta voz dio el Actuario de la presente, y ratificación de lo actuado, firmaron los comparecientes, después de S.S. por ante mí, entregándose copia de la misma y se lo informa del contenido de lo que prescribe el art.300 del C.P.P.N., de todo lo que doy fe.-------------------------------------------------------------------------------------------
1   2   3   4   5   6

similar:

Buenos Aires a los veintiocho días del mes de agosto del año dos mil dos, se hizo comparecer ante S. S. una persona citándola, a la que se le hizo saber que se iconEn la ciudad de La Plata, a los veintiocho días del mes de agosto...

Buenos Aires a los veintiocho días del mes de agosto del año dos mil dos, se hizo comparecer ante S. S. una persona citándola, a la que se le hizo saber que se iconEn la ciudad de San Justo, Provincia de Buenos Aires, a los 28 días...

Buenos Aires a los veintiocho días del mes de agosto del año dos mil dos, se hizo comparecer ante S. S. una persona citándola, a la que se le hizo saber que se iconEn la ciudad de La Plata, a los treinta y un días del mes de Agosto...

Buenos Aires a los veintiocho días del mes de agosto del año dos mil dos, se hizo comparecer ante S. S. una persona citándola, a la que se le hizo saber que se iconEn la ciudad de La Plata, a los veinte días del mes de Noviembre...

Buenos Aires a los veintiocho días del mes de agosto del año dos mil dos, se hizo comparecer ante S. S. una persona citándola, a la que se le hizo saber que se iconEn la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 9 días del mes de Agosto...

Buenos Aires a los veintiocho días del mes de agosto del año dos mil dos, se hizo comparecer ante S. S. una persona citándola, a la que se le hizo saber que se iconEn Mendoza, a los trece días del mes de mayo de dos mil once reunidos...

Buenos Aires a los veintiocho días del mes de agosto del año dos mil dos, se hizo comparecer ante S. S. una persona citándola, a la que se le hizo saber que se iconEn la ciudad de Córdoba, a catorce días del mes de octubre de dos...

Buenos Aires a los veintiocho días del mes de agosto del año dos mil dos, se hizo comparecer ante S. S. una persona citándola, a la que se le hizo saber que se iconNeiva, veintiocho (28) de julio de dos mil once (2011)

Buenos Aires a los veintiocho días del mes de agosto del año dos mil dos, se hizo comparecer ante S. S. una persona citándola, a la que se le hizo saber que se iconSantiago, veintiocho de enero de dos mil cinco. Vistos

Buenos Aires a los veintiocho días del mes de agosto del año dos mil dos, se hizo comparecer ante S. S. una persona citándola, a la que se le hizo saber que se iconEn los dos primeros volúmenes de mis cuentos completos (éste es el...
«El hombre bicentena­rio». Poco antes de iniciarse el año 1976, el del bicentenario de Esta­dos Unidos, una revista me pidió que...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com