8. Pruebas de Eficiencia a Sistemas de Protección




descargar 1 Mb.
título8. Pruebas de Eficiencia a Sistemas de Protección
página1/13
fecha de publicación27.11.2015
tamaño1 Mb.
tipoPruebas
med.se-todo.com > Derecho > Pruebas
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13

PROTECCIÓN LABORAL SEGURO – PLAN Y BRIGADAS DE EMERGENCIA – DOCUMENTO INTERNO DE TRABJO

_____________________________________________________________________________________________________________


ADMINISTRADORA DE RIESGOS PROFESIONALES PROTECCIÓN LABORAL SEGURO

VICEPRESIDENCIA PROTECCION RIESGOS LABORALES

GERENCIA NACIONAL DE SALUD OCUPACIONAL


PLAN Y BRIGADA DE EMERGENCIAS
Grupo Experto ARP

Sergio Mantilla Bautista - Abog. Ing. Esp. , S.O., Mag. A.P.

Exfuncionario

Ramón Elías Gómez Mina, Ing. Esp. H.S.I. Exfuncionario

Martha Luz Jaramillo, Enf. Esp. S.O.

José Iván Olaya Rios, Tecnólogo H.S.I.

Héctor Mendoza, Técnico H.S.I.

Bogotá, D.C., Marzo de 2001

CONTENIDO
INTRODUCCION

  1. GENERALIDADES EN EMERGENCIAS

1.1 CONCEPTOS BASICOS

1.2 LEGISLACION

1.3 RESEÑA HISTORICA

1.4 FASES DE LA EMERGENCIA

1.5 EFECTOS

1.6 NIVELES Y ACCIONES DE RESPUESTA

1.7 CICLO

1.8 CLASIFICACION DE AMENAZAS

2. DIAGNOSTICO DE VULNERABILIDAD Y PLAN DE

EMERGENCIAS

3. ORGANIZACION EN LA PREVENCION Y ATENCION

DE EMERGENCIAS

4. UNIDAD CONTRA INCENDIOS

5. UNIDAD DE EVACUACION

6. UNIDAD DE PRIMEROS AUXILIOS

  1. UNIDAD HAZMAT

    1. IDENTIFICACION DE PRODUCTOS PELIGROSOS

    2. ATENCION DE EMERGENCIAS CON MATERIALES PELIGROSOS

8. PLAN DE AYUDA MUTUA

9. EMERGENCIAS HOSPITALARIAS

10. SALUD MENTAL POST SINIESTRO

BIBLIOGRAFIA

ANEXO 1: Determinación grado de peligrosidad.

ANEXO 2: Hoja de material peligroso.


LISTA DE FORMATOS
1. Identificación de Empresa.
2. Inventario de Amenazas.
3. Inspecciones de Higiene y Seguridad Industrial.
4. Panorama de Amenazas y Factores de Riesgo

(Interno y externo).
5. Inventario de Recursos (internos y externos).
6. Listado de Organismos de Ayuda.
7. Listado de Asesoría Externa.
8. Pruebas de Eficiencia a Sistemas de Protección

Contra Incendios:
Sistema Automático de Detección.

Sistema de Alarma.

Sistemas Fijos.

Rociadores Automáticos.



9. Lista de Chequeo para el Control de Extintores.
10. Lista de Chequeo para el Control de Gabinetes.
11. Carga Ocupacional.
12. Análisis y Tasación de Eventos.
13. Funciones de los Grupos de Apoyo y de las

Unidades de la Brigada de Emergencias.
14. Conformación del Comité de Emergencias,

Grupos de Apoyo y unidades de la Brigada de

Emergencias.
15. Formación y perfil del Comité de Emergencias,

Grupos de Apoyo y unidades de la Brigada de

Emergencias.
16. Evaluación del Plan de Emergencias.
17. Convenciones: Planos Arquitectónico y Externo.

INTRODUCCION

El presente documento “PLAN Y BRIGADA DE EMERGENCIA” es una respuesta a la necesidad de prestar a las empresas afiliadas a Protección Laboral Seguro, los servicios preventivos contemplados en el Plan Básico al que hace referencia el Artículo 35 del Decreto 1295 de 1994, en virtud del cual toda empresa que cotiza a la administradora de Riesgos Profesionales como contraprestación a sus aportes tiene el derecho de recibir por parte de ésta servicios consistentes en la asesoría para el diseño del Programa de Salud Ocupacional, además de Capacitación a sus trabajadores para el Fomento de estilos de vida y de trabajo saludables; Capacitación del Comité Paritario de Salud Ocupacional o en su defecto, al Vigía Ocupacional y; Capacitación de la Brigada de Primeros Auxilios.
Por corresponder el anterior precepto de Brigada de Primeros Auxilios a un enfoque reduccionista de la misma, se presenta en éste documento los componentes considerados para el análisis diagnóstico de vulnerabilidad ante eventos de Emergencia que pueden presentarse en un centro de trabajo, la estructuración del Plan de Emergencias y la conformación de la Brigada de Emergencia empresarial, brindando con ello la ARP, PROTECCIÓN LABORAL SEGURO, una asesoría y capacitación integral en la materia.
La aplicación de la secuencia de actividades propuestas permitirá a la empresa afiliada identificar las amenazas propias de su entorno y centro de trabajo, valorando el potencial de pérdida que pudiera impactar en su infraestructura física y económica, así como en la integridad de los trabajadores y visitantes.
La evaluación de eficiencia y el mejoramiento de los controles y protecciones existentes, además de la preparación de la comunidad empresarial en el qué hacer antes, durante y después de la emergencia, permite reducir la vulnerabilidad estructural, técnica y social de la población expuesta, así como los daños presentes desde la fase de impacto.
La cabal organización y el óptimo funcionamiento de la Brigada de Emergencia se constituye en el apoyo básico del Plan de Emergencia Empresarial. La Brigada básica o incipiente conformada por tres unidades consistentes en Contra Incendio, Evacuación y Primeros Auxilios. La unidad HAZMAT, que se orienta a la preparación y atención frente a materiales peligrosos, complementariamente a las anteriores integra la Brigada estructural o especializada en las empresas donde la peligrosidad y repercusión de amenazas así lo exige.
Los Planes de Emergencia, Evacuación y de Contingencia, éste último a diseñarse para una amenaza prioritaria, a través de su práctica, mediante simulacros, se convierten en un componente fundamental que acrecen al conjunto de acciones positivas de los programas de Salud Ocupacional y Control Total de Pérdidas, los que tienen por justificación el mejoramiento de las condiciones de trabajo, salud, bienestar y de vida de la población trabajadora y la protección del patrimonio de la empresa.
Teniendo en cuenta la sentida necesidad en las empresas para estructurar los planes y conformar la Brigada de Emergencia, el presente documento busca contextualizar en la materia a las empresas afiliadas a la ARP, su aplicación permitirá el logro de los siguientes objetivos:


  • Orientar a la alta dirección y la coordinación de salud ocupacional de la empresa afiliada para que estructure un Plan y una Brigada de Emergencias acorde con la vulnerabilidad y tipo de protecciones existentes en el centro de trabajo.




  • Asesorar a la empresa para el mejoramiento continuo de las protecciones contra incendio, reducción de los tiempos de salida en procesos de evacuación, manejo seguro de materiales peligrosos y, prestación interna del servicio de Primeros auxilios.



  • Capacitar de manera teórico práctica las brigadas básicas ó incipientes conformadas por las empresas atendidas y asesorar el desarrollo de las mismas y del plan de emergencia.


Las recomendaciones aquí contenidas, le permitirán alcanzar los resultados deseados del plan y brigada de emergencia empresarial. De igual manera, contribuye a la promoción de una cultura preventiva, fundamentada en la necesidad disminuir la vulnerabilidad, protegerse frente a las amenazas y ejercer un control total a las pérdidas asociadas con emergencias.
1. GENERALIDADES EN EMERGENCIAS

Desde el presente siglo se ha logrado un amplio conocimiento en relación con el control y manejo de la categoría de factor de riesgo tradicionalmente conocida por inseguridad industrial.
Todas las industrias cuentan con riesgos operativos inherentes a la actividad económica a la cual pertenecen. Si las pérdidas y repercusiones económicas son potencialmente altas, los riesgos generalmente están bien controlados. Otras industrias pueden creer que se encuentran relativamente exentas de la posibilidad de una catástrofe paralizadora porque no emplean materiales altamente inflamables o sus operaciones no producen compuestos explosivos ni manufacturan productos peligrosos. La idea, que sólo aquellas empresas que tienen riesgos operativos altos, son las que necesitan preocuparse por los sucesos desastrosos, es completamente errónea.
Es posible que cualquier edificio o instalación que albergue personas, se convierta en un sitio de desastre en el evento en que se produzca una emergencia repentina que adolezca de la oportuna y óptima intervención. La emergencia puede agravarse con el pánico que usualmente se despierta cuando se adolece de la preparación adecuada para afrontar un evento.
Prever las situaciones de emergencia y cómo hacerles frente, es la forma más apropiada para disminuir el impacto lesivo a las personas y a la economía. Sin embargo, parece que la costumbre es dar atención a peligros o situaciones inesperadas solamente cuando la amenaza ya ha afectado personas y bienes, lo que lleva a pensar que la idea del común de las personas, es que los accidentes y los desastres ocurren sólo a los demás y por cuestiones del azar.
Una ventaja de identificar y valorar los peligros amenazadores y saber cómo minimizarlos y controlarlos, antes que se produzca la emergencia, consiste en la posibilidad de reducir sus efectos.
Mostrar las consecuencias de la omisión en seguridad industrial y en prevención de emergencias y desastres, es cruel pero necesario.
Ningún procedimiento representa un estímulo tan eficaz y perdurable en la imaginación como éste, para mantener presente en la mente de los individuos, la necesidad de actuar con seguridad y en forma organizada en todas las actividades que desarrolla.
No es posible lograr una efectiva disminución o control de las consecuencias sobre la salud, integridad y vida de las personas o sobre los bienes en caso de emergencias, a menos que se cuente con una organización en emergencias; la cual requiere del completo apoyo e interés de la alta dirección de la empresa y de la colaboración íntegra del personal, para adoptar, aplicar y mantener el programa de salud ocupacional y el plan de emergencia empresarial.
Toda empresa, sea ésta pequeña, mediana o grande y de cualquier clase de riesgo, requiere de una mínima pero confiable preparación ante los eventos de emergencia, ya que ninguna empresa ni trabajador de la misma se encuentra inmune a los efectos no deseables de las mismas.
Por tal motivo el plan de emergencia diseñado y la brigada de emergencia que operativamente asistan a la empresa, estará dimensionado a la medida de las necesidades propias de sus usuarios, inclusive, como apoyo a la comunidad donde geográficamente se encuentre, en aplicación al precepto constitucional de la solidaridad social. No olvidemos que pensar en función de bienestar, salud, integridad y seguridad, es la respuesta a una educación adquirida como complemento lógico del instinto de conservación y conciencia cívica.

1.1 CONCEPTOS BASICOS

A continuación se precisan algunos conceptos básicos de obligatorio conocimiento dentro de la teoría y práctica en el manejo fiable de las emergencias.
Amenaza: Factor externo de origen natural, tecnológico o social que puede afectar a la comunidad y a las empresas, provocando lesiones y/o muerte a las personas o daños a la infraestructura física y económica.
Desastre: Daño o alteración grave de las condiciones normales de vida, causadas por fenómenos naturales o por la acción del hombre en forma accidental o premeditada.
Riesgo: Posibilidad de ocurrencia de un desastre o emergencia en un lugar determinado. Sus efectos están relacionados con las amenazas existentes y la vulnerabilidad de personas o por desprotección técnica y de la estructura. Puede ser conocido o no y afectar a un individuo o un grupo de personas y presentarse de forma súbita o progresiva.
Impacto: Acción directa de una amenaza sobre un grupo de personas, sobre sus bienes, infraestructura y el medio ambiente. Deriva en un desastre o emergencia de determinadas proporciones, dependiendo de las características del evento y de la vulnerabilidad de la población afectada.
Emergencia: Situación que implica el estado de perturbación parcial o total de una empresa, generalmente ocasionado por la posibilidad o real ocurrencia de un evento no deseado. Por su magnitud, puede requerir de ayuda superior y de la adopción de procedimientos especiales.

1.2 LEGISLACION

El título tercero del Código Sanitario Nacional Colombiano (Ley 9 de 1979), relativo a la salud ocupacional, establece para los empleadores las siguientes exigencias relacionadas con emergencias:
Art. 93 - Areas de Circulación: Claramente demarcadas, deben tener amplitud suficiente para el tránsito seguro de las personas y provistas de señalización adecuada.
Art. 96 - Puertas de Salida: En número suficiente y de características apropiadas para facilitar la evacuación del personal en caso de emergencia, las cuales no podrán mantenerse obstruidas o con seguro durante la jornada de trabajo.
Art. 114 - Prevención y Extinción de Incendios: Se debe disponer de personal capacitado, métodos, equipos y materiales adecuados y suficientes.
Art. 116 - Equipos y dispositivos para la Extinción de Incendios: Con diseño, construcción y mantenimiento que permita su uso inmediato con la máxima eficiencia.
Art. 117 - Equipos, herramientas, instalaciones y redes eléctricas: Diseñados, construidos, instalados, mantenidos, accionados y señalizados de manera que prevenga los riesgos de incendio ó contacto con elementos sometidos a tensión.
Por su parte, el Estatuto de Seguridad Industrial (Resolución 2400 de 1979 expedida por el Ministerio del Trabajo), también contempla los siguientes requisitos para los centros de trabajo:
Art. 4 - Edificios y Locales: Construcción segura y firme; techos ó cerchas con suficiente resistencia a los efectos del viento y su propia carga; cimiento ó piso sin sobrecarga; factor de seguridad acero estructural (4 para cargas estáticas y 6 en dinámicas).
Art. 14 - Escaleras de Comunicación entre plantas del edificio: Espaciosas, con condiciones de solidez, estabilidad y seguridad, preferiblemente de materiales incombustibles.
Art. 205 - Peligro de incendio o explosión en centros de trabajo: Provistos de tomas de agua con sus correspondientes mangueras, tanques de reserva y extintores.
Art. 206 - Construcciones bajo riesgo de Incendio y Explosión: Dotadas de muros corta - fuegos para impedir la propagación del incendio entre un local de trabajo y otro.
Art. 207 - Salidas de Emergencia: Suficientes, libres de obstáculos y convenientemente distribuidas.
Art. 220 - Extintores: Adecuados según combustible utilizado y clase de incendio.
Art. 223 - Brigada Contra Incendio: Debidamente entrenada y preparada.
Con base en el Decreto 614 de 1984 (Arts. 28 a 30) y la Resolución 1016 de 1989 (Art. 11) se establece a toda empresa la obligación de ejecutar de manera permanente el programa de salud ocupacional, del cual se hace expresa la necesidad de organizar y desarrollar un plan de emergencia teniendo en cuenta las ramas preventiva, pasiva o estructural y activa o de control.
La Rama Preventiva: está relacionada con la aplicación de normas legales y técnicas sobre combustibles, equipos eléctricos, fuentes de calor y sustancias peligrosas propias de la actividad económica de la empresa.
La Rama Pasiva o Estructural: con el diseño y construcción de edificaciones con materiales resistentes, vías de salida suficientes y adecuadas para la evacuación, de acuerdo con los riesgos existentes y el número de trabajadores.
La Rama Activa o de Control: con la organización en emergencias y la conformación de la brigada. Así mismo, con la instalación de protecciones relacionadas con los sistemas de detección, alarma, comunicación, selección y distribución de equipos de control fijos o portátiles, automáticos o manuales. De igual manera, con la inspección y prueba de eficiencia, demarcación, señalización y mantenimiento de los sistemas de control y de protección utilizados.
Otras disposiciones reglamentan sectores específicos, por ejemplo, la Resolución 04445 de 1996 del Ministerio de Salud establece las condiciones que las instituciones prestadoras de servicios de salud han de cumplir en la materia. La Resolución 1802 de 1989 del Minsalud crea los Comités Hospitalarios de Emergencia.
El Decreto 1400 de 1984 y disposiciones reglamentarias conforman el Código Colombiano de Construcciones Sismo Resistentes.
El Decreto 919 de 1989 organiza el Sistema Nacional para Prevención y Atención de Desastres.
Instituto Colombiano de normas técnicas (ICONTEC), ha emitido algunas recomendaciones relacionadas. Por ejemplo, orienta sobre la organización, entrenamiento y equipos para las unidades de contra incendio de las brigadas de emergencia.
1.3 RESEÑA HISTORICA
A través del tiempo es bien conocido que los desastres alteran no solamente las estructuras físicas de edificaciones o plantas, sino también la integridad y seguridad física social y mental de las personas involucradas.
Es importante conocer algunas emergencias ocurridas, de tal forma que nos sirvan como marco de referencia para tomar los correctivos necesarios que permitan prevenir o estabilizar una situación en caso que se nos presente.
En el gran terremoto de Tokio de 1.923 una tormenta de fuego mató a más personas que el temblor mismo 40.000 sobrevivientes del sismo, se habían reunido en un parque. Pero una tormenta de fuego arrasó el parque, quedando únicamente 30 personas con vida.
Un efecto secundario de los terremotos son los maremotos como el ocasionado en Alaska en 1.964 matando a más personas que el mismo sismo.
El panorama que se observa después de un terremoto es de caos y destrucción, lo que algunas veces imposibilita la pronta llegada de los cuerpos de socorro.
En el terremoto de Ciudad de México, varios hospitales se desplomaron, matando por igual a pacientes y equipo médico, agravando así la situación ya que este personal se necesita con urgencia para la prestación y atención de los servicios de las personas afectadas en una emergencia.
En Loma Prieta, en 1.989 grandes tramos de vías elevadas cayeron lanzando a muchos vehículos al vacío y aplastando a muchos más. Los daños por terremotos son tan variables que a veces parecen no tener sentido.
En Sidney (Australia), el 10 de abril de 1.990 dos tanques de almacenamiento de gas licuado (20 y 100 Toneladas). Del depósito de gases Boral, generó la reacción en cadena de otros tanques. El depósito de 100 toneladas tras su explosión fue lanzado a 300 metros de distancia, destruyendo las instalaciones de una industria.
Los habitantes más cercanos estaban ubicados entre 500 y 1.000 metros de distancia. A 1.000 metros se sentía el efecto térmico. Debido a que el incidente ocurrió un domingo y no había personas en las fábricas vecinas, no hubo muertos: 10.000 personas fueron evacuadas y el tráfico aéreo del aeropuerto de Sidney, interrumpido.
Otro evento acaecido fue la conflagración ocurrida en Ciudad de México en 1.984 por gas de petróleo líquido (6.000 toneladas durante 18 horas), dejó como resultado 500 muertos, 7.197 lesionados, 39 personas sin hogar y cientos de casas destruidas hasta 300 metros a la redonda.
También la tragedia de Chernobyl (U.R.S.S.), en 1.986 a causa de un reactor nuclear ocasionó 36 muertos, 244 lesionados y 112.000 personas evacuadas por largo tiempo, además de una contaminación radioactiva severa de aproximadamente 10 Km cuadrados y pérdidas económicas de unos 2.000 billones de libras Esterlinas.
En 1.996 un terremoto en Perú, daño seriamente las edificaciones y otras cayeron porque no era construidas con especificaciones sismo resistente, sino con ladrillos y otros materiales de baja calidad y poca resistencia al igual que cemento débil.
En Tokio, otro terremoto en 1.943 se presentó arrojando a 143.000 personas fallecidas.
Parkfield, es una ciudad que se encuentra ubicada sobre la falla geológica de San Andrés, en ella se instalaron equipos sofisticados para tratar de saber cuando ocurriría un temblor. Este se esperaba para 1.993 pero aún no ha ocurrido.
En Armenia el 7 de diciembre de 1.988 el suelo se estremeció durante 40 segundos. Ciudades y pueblos completos quedaron en el suelo, 25.000 personas perecieron y 500.000 quedaron sin vivienda. La devastación fue tan grande que los sobrevivientes no podían comprender lo que había sucedido. Muchos perdieron padre, madres, hermanas e hijos. El terremoto de Ciudad de México, de 1.985, al caerse un Hospital se encontró varias semanas después entre los escombros a varios bebes enterrados, aún estaban vivos pues ellos colocan los fluidos en suspensión por efectos del susto, lo cual hace que duren vivos el mayor tiempo posible.
Muchas personas tienen aún la creencia de que los desastres son castigo de Dios como lo ocurrido en la ciudad de Popayán (Cauca), a las 7 de la mañana de un Jueves Santo, cuando se originó un terremoto que prácticamente arrasó la ciudad. Mucha gente atribuyó esto a una leyenda que existía respecto a que si una Cruz de Piedra que se encuentra ubicada en la parte externa de la Iglesia del Ecce Homo, en un cerro cercano a la ciudad se caía, ese día la ciudad desaparecería.
Otros atribuían este fenómeno a que la población había perdido el sentido religioso de recogimiento y oración de la Semana Santa y que Dios, en castigo por ello, había mandado este terremoto para que la gente retomara nuevamente el sentido de fervor y religiosidad que se tenía antes.
Existen otros casos en los que se muestra muy poco interés o se les presta poca importancia y se hace caso omiso a las advertencias e informes técnicos dados como resultados de inspecciones y estudios previos. Como lo ocurrido en la ciudad de Armero (Tolima), donde se presentó una avalancha de lodo y agua que ocasionó un gran desastre, dando como resultado la desaparición total del pueblo y afectando seriamente a algunos municipios aledaños. Las pérdidas Humanas fueron incalculables al igual que las económicas y dejó a los pocos sobrevivientes con traumas y daños físicos y mentales de los cuales aun muchos no se han podido recuperar.
Este evento ocasionó además de la desintegración familiar la pérdida parcial o total de la memoria. Muchos aún no han podido recuperar a sus familiares, los cuales encuentran vivos en otras regiones del país porque simplemente no lo saben o no los reconocen.
La tragedia más reciente ocurrió en el año de 1.999 en el mes de Febrero cuando las Ciudades de Armenia, Pereira y otros municipios (eje cafetero) circundantes tuvieron que soportar un terremoto que prácticamente devastó la región y afectó a muchas familias dejando caos, tristeza, desolación y pobreza absoluta.
Otra de las situaciones críticas de emergencia se ha podido ver a nivel del sistema hospitalario los cuales en su gran mayoría carecen de planes de manejo y procedimientos adecuados para el momento en que se origina o presenta una emergencia, para poder atender a las personas que en determinado momento puedan ser remitidas hacia esos centros y aun menos sobre el manejo eficiente del personal interno ante la presencia de las mismas (Reacción- Respuesta- Manejo).
Recordemos como Henry Dunant, posterior a la Batalla de Solferino (Italia), siglos atrás había gestado lo que hoy se conoce como Cruz Roja Internacional y gobernantes como Benjamín Franklin, organizaron hace menos de 200 años el primer grupo de bomberos en los Estados Unidos de América, con el objeto de prepararse para combatir incendios.
Por todo lo anterior a nivel nacional se deben tomar medidas aceleradas y adecuadas para corregir y brindar métodos prácticos y reacciones adecuadas para atender interna y externamente situaciones de Emergencia, con una planeación previa buscando optimizar los recursos y habilidades con que se cuenta actualmente y adquiriendo un compromiso serio ante la comunidad y las instituciones, con el ánimo de mitigar y corregir todas las fallas existentes y encontradas hasta hoy.

1.4 FASES DE LA EMERGENCIA

Se han identificado tres fases en toda Emergencia. Estas son:

Incubación: Periodo de tiempo previo en donde inciden condiciones y circunstancias internas y externas, dando lugar al inicio del evento o detonador que desencadena la situación de emergencia.
Impacto: Tiempo durante el cual actúa el evento inicial que origina la perturbación.
Pos- siniestro: Se extiende hasta el momento en que se supera la perturbación y restablecen las condiciones a la normalidad.


1.5 EFECTOS DE LA EMERGENCIA

Al identificar los daños y las pérdidas asociadas a un evento amenazador, comúnmente en la emergencia deben afrontarse y mitigarse efectos que pudieran denominarse como tangibles e intangibles.
Entre los primeros de manera directa se presenta la pérdida en el patrimonio de la empresa. Las pérdidas no solo afectan los materiales, productos, procesos y equipos de la misma, sino al talento humano allí presente y al ecosistema.
Indirectamente, se han encontrado pérdidas que se reflejan en la disminución de producción de la empresa con incidencia en los ingresos de los trabajadores. A nivel social, otras más pueden presentarse al perder la economía tanto en el capital como en la fuerza de trabajo disponible, sumado a la presencia de procesos inflacionarios y hasta epidemias que afectan las comunidades.

Entre los efectos intangibles asociados con emergencias se encuentran el sufrimiento y la frustración humana, el estrés postraumático e inclusive, las sensaciones de abandono e inseguridad física.
Las comunidades afectadas pueden agudizar sus crisis y generar dependencia económica durante el proceso de reconstrucción que exige su recuperación.
Es necesario tener en cuenta la salud mental post-siniestro, de la cual los primeros estudios sistemáticos de las consecuencias psicológicas y psiquiátricas de los desastres fueron emprendidos por Eduar Sterlin de Zurich, quien investigó 21 sobrevivientes de un desastre minero en 1.906 y 135 personas después del terremoto de Mesinna (Italia), en 1.908.
Los desastres generan muchas consecuencias tanto físicas, psicológicas y sociales que se manifiestan de diferentes formas y grados en las diferentes personas, comunidades o culturas.
Todo desastre provoca sufrimiento humano y hace que las personas afectadas no puedan sobreponerse a las situaciones de shock o trauma sin ayuda externa.
La pena y el duelo, son consecuencias específicas después de un desastre y hacen referencia a la acción que produce la pérdida de personas muy importantes que emocionalmente están ligadas al sobreviviente.
Generalmente cuando sucede la muerte los individuos que enfrentan la situación psicológica que genera, pasan por un proceso de cinco etapas: negación, ira, desprecio y aceptación. Ellos pueden o no ocurrir en todas las personas y no necesariamente en un orden predeterminado. Todo depende de la influencia de la personalidad y la actitud general de la persona hacia la vida.
La pena y el duelo se conocen a veces con el término de luto y abarcan términos cognoscitivos, siendo frecuente que se expresen mediante síntomas físicos y psicológicos. Inician con el reconocimiento y aceptación de la pérdida, ya que todo individuo necesita aceptar la realidad no solo intelectual sino también emocionalmente, ya que cuando solo ocurre la aceptación intelectual, las probabilidades de inadaptación son mayores.
Otras personas asumen una patología social como inherente en el consumo de alcohol y drogas, mientras que el retraimiento social, particularmente en asociación con deprivación de sensaciones y movimientos, pueden ser unas formas frecuentes de morbilidad en las relaciones interpersonales.
El estrés de las consecuencias generadoras por un desastre, el desequilibrio en la adaptación del individuo a la comunidad y el trabajo, pueden alterar en forma adversa el equilibrio de las personas surgiendo también problemas de índole familiar.
En los niños los efectos pueden ser fobias, temores, irritabilidad, trastornos del sueño, ansiedad e inquietud. Los ancianos tienen mayores problemas para enfrentar los desastres y las consecuencias generalmente son de aislamiento, viven solos, siendo este el problema más común, presentando la depresión y sensación de impotencia.
También las personas son afectadas por el estrés generado por desplazamiento a otros sitios, alojamientos temporales, la inactividad, el desempleo, la falta de posibilidades de distracción y recreación, como también la ruptura de los núcleos o conformación familiar.

1.6 NIVELES Y ACCIONES DE RESPUESTA

En caso de presentarse una emergencia es necesario que en forma oportuna sé de inicio a una respuesta que utilice los recursos suficientes y adecuados al tipo de amenaza y su tamaño, con el fin de minimizar las lesiones o muertes, daños y pérdidas y proveer la supervivencia del sistema (energía, comunicaciones, etc.).
El control inmediato del evento que origina la perturbación puede implicar la atención a cargo de los niveles de línea, grupo interno ó externo. La atención en línea es prestada por quien descubre primero la amenaza, por lo general el personal propio del proceso o áreas siniestradas en la empresa, utilizando los equipos de primeros auxilios existentes en la misma y enfrentando situaciones incipientes.
El grupo interno la atiende mediante el concurso de la unidad o totalidad de la brigada de emergencias de la empresa, enfrentando situaciones que superan lo incipiente.
Al apelarse a entidades especializadas privadas o comunitarias y cuerpos de socorro, nos encontramos ante los grupos externos, quienes brindan apoyo superior al posible internamente dentro de la empresa.
Posteriormente, con la mitigación de las consecuencias inmediatas y el restablecimiento de las condiciones de supervivencia del sistema, la empresa vuelve a condiciones de normalidad.
Las acciones preventivas a ser realizadas por una empresa en su proceso de preparación y atención de emergencias, corresponden principalmente a aquellas relacionadas con los componentes de normatividad, ingeniería, y educación. Estas acciones son prioritarias frente a las de respuesta a la misma, es decir, las inmediatas o de control del evento, intermedias o de mitigación de las consecuencias y, finales o de recuperación. La mejor respuesta se origina desde la estructuración del plan de emergencia empresarial, el cual incluirá, por lo menos, los siguientes componentes:
APLICACION NORMATIVA:


  • Uso de equipos y sistemas de protección contra incendios.

  • Disposiciones constructivas y de sismo resistencia.

  • Manejo de sustancias peligrosas.

  • Comportamiento o actuación personal acorde con la prevención y solidaridad social.


INGENIERIA:


  • Identificación de la empresa.

  • Inventario de Amenazas.

  • Inspecciones de Higiene y Seguridad Industrial.

  • Panoramas de Amenazas y factores de Riesgo (externo e interno).

  • Inventario de Recursos internos y externos.

  • Listados de los organismos de Ayuda y de

  • Asesoría externa.

  • Pruebas de eficiencia a sistemas de protección:

  • Sistemas de alarma, de detección y extinción contra incendios.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13

similar:

8. Pruebas de Eficiencia a Sistemas de Protección iconAdquisición de diseño y de materiales para el área de casa de máquinas,...

8. Pruebas de Eficiencia a Sistemas de Protección iconAdquisición de diseño y de materiales para el área de casa de máquinas,...

8. Pruebas de Eficiencia a Sistemas de Protección iconCon la finalidad de dar cumplimiento a lo establecido por las normas...

8. Pruebas de Eficiencia a Sistemas de Protección iconRespuestas a los comentarios recibidos al Proyecto de Norma Oficial...

8. Pruebas de Eficiencia a Sistemas de Protección iconConceptos elementales de sistemas enfoque de sistemas

8. Pruebas de Eficiencia a Sistemas de Protección iconAdquisicion de materiales para sistema de eficiencia en linea

8. Pruebas de Eficiencia a Sistemas de Protección iconInvestigación Legal y de la Administración, oep, Múnich
«equivalentes» a las descritas en la reivindicación. El motivo de esta extensión —más allá de lo que está claramente definido— no...

8. Pruebas de Eficiencia a Sistemas de Protección iconEficiencia en el punto de mira: el vuelo de los pájaros descifrado

8. Pruebas de Eficiencia a Sistemas de Protección iconCapitulo II: El Derecho y la Eficiencia Económica Pedro Arraztoa Ancizar

8. Pruebas de Eficiencia a Sistemas de Protección iconRealizar trabajos mecánicos con eficiencia y calidad en el ingenio


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com