“Vida después de la Muerte”




descargar 0.71 Mb.
título“Vida después de la Muerte”
página5/22
fecha de publicación02.12.2015
tamaño0.71 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22

Una explicación científica de la materialización.
El libro “El Vórtice” (1994) de David Ash y Peter Hewitt proporciona, entre otras cosas, una explicación científica de la materialización. Comienzan con la fórmula de Einstein:

E = mc2, la que muestra que la energía “E” es igual a la masa “m” multiplicada por el cuadrado de la velocidad de la luz “c”.

Pretenden que esta fórmula explica cómo actúa la materialización y desmaterialización, pues la materia se transforma en energía.

Cuando algunos científicos afirman que esa ecuación es pura teoría, la cual no puede ser demostrada, deberían recordar que menos de una onza (unos 28 grs.) de materia fue transformada en suficiente energía para destruir Hiroshima.

El vórtice es el torbellino o la forma real por la que se mueven los átomos de la que está compuesta la materia. Ash y Hewitt dicen que puesto que la materia y la luz participan del mismo movimiento, puesto que son una misma cosa en estados diferentes, la velocidad del torbellino del vórtice debe ser la velocidad de la luz.

Ellos consideran que ese es el único sentido posible para considerar la ecuación de Einstein y que debido a que el vórtice gira a la velocidad de la luz es por lo que podemos leer esta página, ver a las demás personas, a los árboles, al cielo y todo lo demás con nuestros ojos físicos.
Tan sólido como tú y yo.
Ash y Hewitt preguntan: ¿por qué debe la velocidad del vórtice limitarse a la velocidad de la luz? Suponen que si una persona o cosa pudiera hacer que la velocidad del vórtice de sus propios átomos de que está compuesta excediera la velocidad de la luz, entonces esa persona o cosa entraría en una nueva dimensión, la súper energía, un mundo nuevo.

Pero en esa nueva dimensión la persona o cosa, sería tan sólida como cualquiera de nosotros lo somos en la nuestra. La única diferencia sería que los vórtices girarían a mayor velocidad que en el plano terrestre.

El ojo humano, en el plano terrestre no puede ver nada de la nueva dimensión (a menos que sea un verdadero y bien dotado clarividente) porque nuestros ojos pueden ver solamente objetos o personas cuyos vórtices giren a la velocidad de la luz. Por esta razón, una persona o cosa en el estado súper energético podrá penetrar a través de una pared de ladrillos en esta dimensión.

Esto sería así porque los átomos de la pared de ladrillos están girando a menor velocidad, esto es, a la velocidad de la luz.
Aumentando y disminuyendo las vibraciones.
Una posible explicación científica de la materialización es que los vórtices de los átomos de los espíritus giran más rápidamente que la velocidad de la luz y no pueden ser vistos por nuestros ojos físicos. Pero ciertas energías hacen que los vórtices de los átomos del cuerpo del espíritu disminuyan su velocidad hasta la de la luz. Cuando esto sucede, el espíritu se hace visible y tangible a nuestros sentidos físicos Por otra parte, cuando el espíritu quiere desmaterializarse, la velocidad de los vórtices de sus átomos aumenta y ya no podrá ser visto por nuestros ojos físicos, desapareciendo en otra dimensión.
(1)Basado en esta hipótesis, sería razonable suponer que cuando los espíritus solo son visibles, pero no tangibles, o lo son solo parcialmente, sería a causa de una velocidad de los vórtices de los espíritus cercana a la de la luz, pero más o menos aún superior a esta). Nota del corrector.-
Ash y Hewitt, a esta materialización la llaman “transustanciación” para reflejar el cambio en la sustancia, pero no en la forma del vórtice.

La transustanciación no cambiaría la estructura atómica ni molecular del cuerpo.

A través de la transustantación una inteligencia, un cuerpo etérico, un espíritu en la vida póstuma, o un objeto, se pueden materializar o desmaterializar, pero Ash y Hewitt señalan apropiadamente que la desmaterialización no significa disolución. Son solo la aceleración o desaceleración de los vórtices de los átomos las que explican las apariciones históricas donde antes no se veía nada y la desaparición de una persona frente a nuestros ojos.

Ash y Hewitt dan muchos ejemplos de materializaciones y desmaterializaciones bien documentadas. La materialización es coincidente con el argumento de que la vida continúa después de la muerte física. En el capítulo 10º se hace un estudio más detallado de la materialización al estudiar a la médium Mirabelli, la cual tuvo lugar en presencia de científicos y de cientos de personas en general, a pleno día, en Brasil.
Capítulo 7º

Otros experimentos en los laboratorios psíquicos.
Me atacan dos sectas opuestas, la de los científicos y la de los que no saben nada. Ambas se ríen de mí llamándome el “maestro de danza de las ranas”. A pesar de eso sé que he descubierto una de las grandes fuerzas de la naturaleza”.

Galvani, el descubridor de la electricidad.
Los experimentos en laboratorio de fenómenos psíquicos han sido realizados durante más de cien años y cada día continúa aumentando la voluminosa evidencia objetiva de la existencia de vida póstuma. Los resultados más impresionantes y convincentes han sido conseguidos con experimentos controlados en los que se obtuvo la máxima cooperación entre inteligencias de esta dimensión y de la vida póstuma. Nos proponemos dar aquí los detalles de solo unos pocos experimentos.
El primero de una larga fila de científicos eminentes.
Uno de los primero científicos eminentes en llevar a cabo tales investigaciones fue Sir William Crookes quien, entre otras cosas, investigó la mediumnidad de Daniel D. Home.

Sir William Crookes es uno de los más grandes científicos que han existido, y especialmente en esta materia. Fue colmado de honores por muchos países, como Inglaterra, Estados Unidos, Escocia, Alemania, Francia, Italia, África del Sur, Holanda, México y Suecia.

La contribución a la ciencia realizada por un solo individuo no tiene paralelo en su época ni en los tiempos modernos.

Sir William era un escéptico antes de ser escogido entre los escépticos ingleses para investigar los fenómenos psíquicos, con la intención de desacreditarlos (Crookes 1871). Fue también un hombre de enorme integridad, de extremada inteligencia e independencia intelectual inquebrantable. Había afirmado que nunca permitiría que sus conclusiones se vieran afectadas por influencias mediáticas ni de sus colegas y por ello diría siempre la verdad y toda la verdad.

De acuerdo con eso, investigó a fondo los fenómenos psíquicos y, aunque obtuvo una evidencia abrumadora de la existencia de fuerzas desconocidas, se mantuvo cautelosamente escéptico respecto a la vida póstuma la mayor parte de su vida. Fue solamente cuando su esposa se materializó mediante la cooperación de una médium que se convenció de la supervivencia.

Por su independencia intelectual, por su fuerza de carácter y porque no se doblegaba ante los escépticos empedernidos, Sir William fue atacado acérrimamente por quienes le habían nombrado para que investigara los fenómenos psíquicos.
Campaña cobarde de bajo nivel para desprestigiarle.
Uno de los ataques más repugnantes fue la afirmación por parte de Walter Mann de que la investigación de Sir William Crookes acerca de las materializaciones, fue maquinada fraudulentamente porque tenía relaciones amorosas con una de las médiums que él investigaba, a la sazón, de una niña de 15 años. Por supuesto, la persona que levantó el falso testimonio no tuvo el valor de hacer su acusación en vida de Crookes.

Ese cobarde escéptico inglés esperó hasta su muerte para hacer estas acusaciones tan bajas y atacar su memoria.

Hasta la fecha, ese incidente tan desafortunado causado por una persona insignificante, enormemente celosa y también dotada de una gran envidia, permanece como uno de los ejemplos más aborrecibles de conducta asquerosa en la historia de la investigación psíquica inglesa.

Aquellos que por motivación material se han convertido en víctimas inocentes de maestros materialistas y están repitiendo la falsificación deliberada de Walter Mann contra Sir William, algún día se retractarán de su tramposa campaña de tan bajo nivel.

Sir William Crookes realizó muchas investigaciones psíquicas con Daniel Douglas Home. En uno de sus experimentos, Home, con la ayuda de sus compañeros invisibles demostró la facultad de variar el peso de objetos en presencia de Crookes. Docenas de testigos presenciales independientes dieron testimonio de dicha facultad, haciendo levitar muebles pesados.

Crookes mostró en el laboratorio que Home podía influir en el peso de una tabla descansando en una balanza, tan solo metiendo sus dedos en un vaso de agua situado sobre la tabla.
Fuerza psíquica.
Crookes llegó a la conclusión de que había descubierto una “nueva fuerza” a la que dio el nombre de psíquica. Notó que esta fuerza o poder era muy variable, y que, a veces, desaparecía totalmente; se necesitaba de una investigación paciente y esmerada. Se guardaba de especular sobre la naturaleza de esa fuerza y apeló a sus colegas científicos para que le ayudaran a investigarla (Crookes 1874:17).

En otro experimento cuidadosamente preparado, un acordeón que Crookes había comprado, tocó por si solo estando presente Home.

Durante estos experimentos, Crookes estaba dentro de una jaula de alambres electrificada, atado de pies y manos. Crookes y dos de los testigos presentes, afirmaron que vieron cómo el acordeón “flotaba” dentro de la jaula sin soporte aparente (Crookes 1874:14).

La esposa de Sir William, Lady Crookes, hablaba más llanamente sobre sus observaciones. Éste fue un ejemplo clásico en el que una inteligencia de la vida póstuma se hizo ver a medias. Ella dijo que vio como el acordeón fue tomado de las manos de Home por:

“una aparición nebulosa que pronto pareció condensarse formando una figura humana, cubierta con paños delgadísimos. Era semi transparente y yo podía ver a los presentes a través de ella. El Sr. Home permaneció cerca de las puertas corredizas. Cuando la figura se me acercó, sentí un frío intenso, el cual aumentaba a medida que se me acercaba y, cuando me ofreció el acordeón no pude por menos que gritar. La figura pareció hundirse en el piso hasta la cintura, dejando visible solamente la cabeza y los hombros sin dejar de tocar el acordeón, el cual estaba a unos 30 cms. del suelo” (citado por Stemman 1975:129).

Sin duda, Sir William Crookes perdurará como uno de los mayores investigadores de los fenómenos psíquicos, y que sin duda aportó pruebas objetivas de la existencia de la vida póstuma.
Más experimentos de laboratorio.
El Dr. Hereward Carrington es un respetado científico muy creíble que fue Director del Instituto Psíquico Americano. En varias ocasiones investigó personalmente los fenómenos psíquicos. En su obra escrita más importante, “El Mundo de la Investigación Psíquica” (1973), relataba un número de experimentos psíquicos en el laboratorio que demuestran claramente en términos absolutos cómo las inteligencias de la vida póstuma están en posición de dar a conocer su presencia y su participación.
Los experimentos del Dr. Osty con Rudi Schneider.
El Dr. Eugene Osty, jefe del Instituto de Metafísica de París, probó, bajo condiciones de laboratorio, que un joven médium, Rudi Schneider podía producir fenómenos físicos genuinos sin fraude.

El Dr. Osty colocó los objetos que iban a ser movidos sobre una pequeña mesa, e hizo pasar por la superficie un haz de rayos infrarrojos. Por supuesto, éstos eran invisibles a los presentes, pero el aparato fue diseñado de forma tal que, si cualquier objeto sólido se interponía al paso de los rayos cortando solo el 30% de ellos, una batería de cámaras se accionarían, se encenderían luces de destello y se tomarían fotografías de la superficie de la mesa en ese instante.

Esto sucedería si cualquier cosa material, una mano humana por ejemplo, tratara de mover los objetos; entonces, una serie de fotos revelaría el fraude.

En las sesiones que siguieron, los objetos se movieron en numerosas ocasiones, los destellos se dispararon y las placas fotográficas fueron reveladas, pero ¿qué mostraron? Nada, es decir, nada anormal. Mostraron solamente la superficie de la mesa, porque los rayos infrarrojos habían sido interceptados y los objetos se habían desplazado (Carrington 1973:54). La primera etapa del experimento tuvo mucho éxito pues el médium obtuvo la cooperación de la inteligencia de la vida póstuma para que moviera los objetos y que su presencia fuera evidente por la batería de cámaras despidiendo destellos y tomando fotografías cuando se movían los objetos.

La segunda etapa consistió en localizar e identificar la presencia de la inteligencia del otro plano. Para esto, el experimentador instaló un galvanómetro el cual haría posible registrar la oscilación de la vibración de la inteligencia una vez que comenzara el experimento. Tan pronto como comenzó éste, la inteligencia empezó a mover los objetos indicando que estaba presente y entonces, sucedió algo espectacular – el galvanómetro comenzó a registrar la “pulsación” de la inteligencia invisible –

Esto es lo que describe Carrington:

¡Fue algo así como tomarle el pulso al ser invisible que estaba frente a ellos en el espacio! (Carrington 1973:54).
Evidencia corroborante.
Durante siglos, los clarividentes han asegurado que todo ser viviente posee un cuerpo invisible – un cuerpo astral o etérico – que duplica nuestro cuerpo físico y que contiene nuestra verdadera “mente”, distinta de nuestro cerebro físico. La evidencia más interesante que corrobora esa afirmación fue aportada por Sheila Ostrander y Lyn Schroeder en su revolucionario libro “Descubrimientos Psíquicos detrás de la Cortina de Hierro” (1973).

Esos autores afirman que los experimentos en Rusia, usando equipo electrónico sensible están detectando que todos los seres vivos – plantas, animales y humanos – tienen, no solo un cuerpo físico compuesto de átomos y moléculas sino también una contraparte, un cuerpo de energía que los rusos están fotografiando y que llaman “el cuerpo biológico de plasma”.

Es interesante que los rusos hayan corroborado la afirmación de los clarividentes, que si un ser humano pierde un dedo, un brazo, o una pierna, la contraparte del cuerpo permanece íntegra – un tipo de “espíritu” de la extremidad faltante (Ostrander y Shroeder 1973:223).
Midiendo la temperatura psíquica.
Otro experimento muy importante incluido en el libro de Carrington (1973) fue conseguir una evidencia objetiva que corroborara las afirmaciones de los médiums de que una “brisa fría” se sentía cada vez que ellos detectaban inteligencias en las proximidades, y cuando entran en trance. Durante mucho tiempo, esa afirmación de los médiums tuvo que ser aceptada hasta que la ciencia demostró que el cambio de temperatura podía ser medido objetivamente.

En una jaula metálica atornillada a una viga en la pared se colocó un termómetro. Antes de iniciar el experimento se inició un registro de tiempo y temperatura para medir la de la habitación. En la sesión que siguió, se anotaron varios fenómenos físicos extraordinarios, entre ellos la levitación completa de la mesa. Al mismo tiempo, el termómetro indicó caídas instantáneas de temperatura de diez, quince y hasta veinte grados Fahrenheit. Estas variaciones de temperatura se produjeron durante uno o dos segundos y coincidieron exactamente con el fenómeno psíquico que estaba sucediendo en otra parte de la misma habitación (Carrington 1973:57).

Carrington informa:

“El objetivo del experimento fue demostrar de forma concluyente que, una nueva fuerza desconocida de la ciencia se estaba manifestando en condiciones que no permitían concebir ninguna forma de fraude” (Carrington 1973:57).
Pruebas psicológicas.
En otra serie de experimentos en laboratorios, los experimentadores pasaron de pruebas físicas a psicológicas. Estas pruebas relacionan a una de las más famosas médiums americanas que han existido, la Sra. Garrett, quien de acuerdo con Carrington se sometió a todo tipo de investigación científica.

Fue investigada por varias universidades y grupos científicos punteros en Europa y América.

La Sra. Garrett dijo que como médium tenía un espíritu control que la asistía con regularidad cuyo nombre era Urvani, quién hablaría a través de ella mientras estuviera en trance. Los experimentadores decidieron usar una prueba de asociación de palabras inventada por el Dr. Carl Jung para probar si Urvani era en realidad una entidad distinta de la Sra. Garrett. Se tomó la decisión, por parte de la Sra. Garrett, de hacer la prueba de asociación de palabras cuando ella no estuviera en trance y posteriormente volver a hacer la prueba con su control Urvani cuando sí que estuviera en trance.

Los psicólogos y psiquiatras profesionales atestiguan que el sujeto, si no estuviera realmente en trance, no podría mantener el posible fraude durante un tiempo prolongado utilizando una prueba de asociación de 100 palabras, cuando las respuestas a una palabra son medidas en décimas de segundo. Cualquier titubeo o duda en contestar es anotada inmediatamente. Siendo esto así, decidieron que Urvani hiciera la prueba y que trajese a otras siete inteligencias de la vida póstuma para participar también en la prueba.

Los resultados probaron de forma concluyente que la respuesta a las asociaciones de palabras de la Sra. Garrett cuando no estaba en trance y las de Urvani y las otras siete entidades cuando sí que lo estaba eran radicalmente diferentes, y que no era posible que la información transmitida viniera de una sola persona, de una sola mente (Carrington 1973:59).

Estos resultados corresponden a la evidencia de que sobrevivimos a la muerte física y que nuestra personalidad, nuestra mente y nuestro carácter sobreviven con nosotros.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22

similar:

“Vida después de la Muerte” iconRosario – Argentina
«entes espirituales» altamente evolucionados y, a través de ellos, reveló muchos secretos de la vida y de la muerte. En pocos y breves...

“Vida después de la Muerte” iconEs un personaje muy conocido y famoso, fue una mujer historiadora...

“Vida después de la Muerte” iconMuchas vidas, muchos maestros
«entes espirituales» altamente evolucionados y, a través de ellos, reveló muchos secretos de la vida y de la muerte. En pocos y breves...

“Vida después de la Muerte” iconLa Vida escupe, la Muerte invita ©2000 por

“Vida después de la Muerte” icon1988 Muchas Vidas, Muchos Maestros
«entes espirituales» altamente evolucionados y, a través de ellos, reveló muchos secretos de la vida y de la muerte. En pocos y breves...

“Vida después de la Muerte” iconPara que se produzca la muerte de la célula, tiene que haber injuria...

“Vida después de la Muerte” iconLos magos Aztecas conocieron a fondo los misterios de la vida y de...

“Vida después de la Muerte” iconSi bien la biología es el estudio de la vida, en la práctica, es...

“Vida después de la Muerte” iconResumen El café es un cultivo permanente, se siembra y empieza a...

“Vida después de la Muerte” iconTÍtulo de la práctica: película “una verdad incomoda” y relación...


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com