Capitulo II imagen, valores e identidad la auto critica la auto imagen la auto adoracion el auto juicio la auto – idea capitulo III




descargar 0.6 Mb.
títuloCapitulo II imagen, valores e identidad la auto critica la auto imagen la auto adoracion el auto juicio la auto – idea capitulo III
página1/17
fecha de publicación20.12.2015
tamaño0.6 Mb.
tipoDocumentos
med.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17

Revolución de la Dialéctica Samael Aun Weor

LA REVOLUCIÓN DE LA DIALÉCTICA




Samael Aun Weor

INDICE

PROLOGO

REFLEXION

LA REVOLUCION DE LA DIALÉCTICA

LA ENSEÑANZA

CAPITULO I

LA DIDACTICA DE LA DISOLUCION DEL YO

LA LUCHA DE LOS OPUESTOS

EL K –H

LA RESISTENCIA

LA PRACTICA

EL REQUISITO

EL DERROTISMO

LA PSICO ASTROLOGIA

LA RETORICA DEL EGO

EL CENTRO PERMANENTE DE CONCIENCIA

SOBRE INDIVIDUALIDAD

I.  EL BIENESTAR INTEGRAL

II.  LA AUTO REFLEXION

Ill.  EL PSICOANALISIS

IV.  LA DINAMICA MENTAL

V.  LA ACCION LACONICA DEL SER

EL AMOR PROPIO

A HIMSA, LA NO VIOLENCIA

CONDUCTA GREGARIA

LA DEFORMACION DE LA PALABRA

EL SABER ESCUCHAR

LA EXACTITUD DEL TERMINO

EL ROBOT PSICOLOGICO

LA COLERA

LA PERSONALIDAD

CATEXIS

LA MUERTE MISTICA

DISOLVIENDO LA CATEXIS SUELTA

LA NEGLIGENCIA

LAS TRANSACCIONES

EL RASGO PSICOLOGICO CARACTERISTICO PARTICULAR

METODOLOGIA DEL TRABAJO

LOS SOFISMAS DE DISTRACCION

LA FALACIA DEL EGO

EL ESFUERZO

LA ESCLAVITUD PSICOLOGICA

LA PERSONALIDAD KALKIANA

CONTUMACIA

LOS ESTADOS DEL EGO

"BLUE TIME" O TERAPEUTICA DEL REPOSO

LOS CADAVERES DEL EGO

PSICOGENESIS

LA TRANSFORMACION DE LAS IMPRESIONES

EL ESTOMAGO MENTAL

SISTEMA PARA TRANSFORMAR LAS IMPRESIONES DEL DIA.

CAPITULO II


IMAGEN, VALORES E IDENTIDAD

LA AUTO   CRITICA

LA AUTO   IMAGEN

LA AUTO   ADORACION

EL AUTO   JUICIO

LA AUTO – IDEA

CAPITULO III


MO-CHAO

MENTE DISPERSA Y MENTE INTEGRAL

LA REVOLUCION DE LA MEDITACION

LA ASOCIACION MECANICA

EL DOMINIO DE LA MENTE

PROBISTMO

CAPITULO IV


EL INTELECTO

LA INTELIGENCIA

INTELECCION ILUMINADA

EL TIEMPO

CAPITULO V


LA COMPRENSION

IMAGINACION

INSPIRACION

INTUICION

LOS PROBLEMAS HUMANOS

CAPITULO VI


UNA APUESTA CON EL DIABLO

LA SUPER   DINAMICA SEXUAL

EL MERCURIO

CAPITULO VII


EDUCACION FUNDAMENTAL

LA PRENSA

LA TELEVISION

LA MUSICA ULTRAMODERNA

SOLIOONENSIUS

LOS PRINCIPIOS RELIGIOSOS

LA CUARTA UNIDAD DEL RAZONAMIENTO

EL ARTE

LA CIENCIA MATERIALISTA

CAPITULO VIII


LA EXPERSONALIDAD Y LA TEORIA DE LOS CUANTAS

LA SUPERDISCIPLINA

LA AUTORREFLEXION EVIDENTE

EL MISTERIO

EL AVATARA

CAPITULO IX


EL INDIVIDUO Y LA SOCIEDAD

A LA CONCIENCIA

LA ILUMINACION

REFLEXIÓN

Nuestra posición es absolutamente independiente. La Revolución de la Dialéctica no tiene más armas que la Inteligencia ni más sistemas que el de la Sabiduría.

La nueva cultura será sintética y con las bases de la Revolución de la Dialéctica.

Esta obra es eminentemente práctica, esencialmente ética y profundamente dialéctica, filosófica y científica.

Si se ríen del libro, si nos critican, si nos insultan, qué importa a la ciencia y qué a nosotros. Puesto que el que ríe de lo que desconoce, está en camino de ser idiota.

Aquí va este tratado al campo de batalla como un león terrible, para desenmascarar a los traidores y desconcertar a los tiranos ante el veredicto solemne de la conciencia pública.

LA REVOLUCIÓN DE LA DIALÉCTICA

El monoteísmo siempre conduce al antropomorfismo -idolatría-, originando, por reacción, el ateísmo materialista; por ello preferimos el politeísmo.

No nos asusta hablar sobre 108 principios inteligentes de los fenómenos mecánicos de la naturaleza, aunque nos califiquen de paganos.

Somos partidarios de un politeísmo moderno fundamentado en la Psicotrónica.

Las doctrinas monoteístas conducen, en última síntesis, a la idolatría. Es preferible hablar de los principios inteligentes que no conducen, jamás, al materialismo.

El abuso del politeísmo conduce a su vez, por reacción, al monoteísmo.

El monoteísmo moderno surgió del abuso del politeísmo.

En la Era de Acuario, en esta nueva etapa de la Revolución de la Dialéctica, el politeísmo debe ser esbozado psicológicamente en forma trascendental, y además debe ser planteado inteligentemente.

Hay que hacer un planteamiento muy sabio con un politeísmo monista, vital e integral. El politeísmo monista es la síntesis del politeísmo y del monoteísmo. La variedad es la unidad.

En la Revolución de la Dialéctica, los términos bien y mal no se emplean, como tampoco los de evolución e involución, Dios o Religión.

En estos tiempos caducos y degenerados se hacen necesarias la Revolución de la Dialéctica, la Auto dialéctica y una Nueva Educación.

En la Era de la Revolución de la Dialéctica, el arte de razonar debe ser manejado directamente por el Ser, para que sea metódico y justo. Un arte de razonar objetivo dará el cambio pedagógico e integral.

Todas las acciones de nuestra vida deben ser el resultado de una ecuación y de una fórmula exacta, para que puedan surgir las posibilidades de la mente y los funcionalismos del entendimiento.

La Revolución de la Dialéctica tiene la clave precisa para crear una mente emancipada, para formar mentes libres de condicionamientos, libres del concepto de la opción, unitotales.

La Revolución de la Dialéctica no son normas dictatoriales de la mente.

La Revolución de la Dialéctica no busca atropellar la libertad intelectual.

La Revolución de la Dialéctica quiere enseñar cómo se debe pensar.

La Revolución de la Dialéctica no quiere enjaular o encarcelar al pensamiento.

La Revolución de la Dialéctica quiere la integración de todos los valores del ser humano.

LA ENSEÑANZA

Sólo la vida intensamente vivida da una sabiduría perdurable; pero la mente, que es la que nos hace cometer los errores, nos impide llegar al anfiteatro de la Ciencia Cósmica. Los errores de la mente son esos Yoes o defectos psicológicos que carga en su interior el animal intelectual falsamente llamado hombre.

Los defectos psicológicos se encuentran en los 49 niveles del subconsciente.

Los Yoes o Egos de los 49 niveles subconscientes no los podemos reconocer y encontrarlos, pues cada uno de ellos tiene partes en nuestros diferentes cuerpos. Para ello, debemos apelar a una fuerza superior a la mente para que los desintegre con su fuego serpentino, siendo ésta nuestra Divina Madre Kundalini.

Solamente la Madre Kundalini de los misterios indostanes conoce los 49 niveles del subconsciente.

Los defectos psicológicos estudiados no forman parte de nuestro Ser. Después de haber estudiado el defecto psicológico a través de la meditación, se le suplica durante la superdinámica sexual a Ram Io (la Madre Kundalini) para que lo desintegre con la fuerza sexual.

Por medio del intelecto y la reflexión no podemos llegar a ver un defecto en la mente, allí quedan todos estancados, puesto que desconocemos los otros siete cuerpos de la mente en donde el ego tiene su guarida.

La mente, el intelecto, la razón, todas las formas más subjetivas con que trabaja el ser humano, jamás pueden llegar a los profundos niveles del subconsciente donde el Ego desarrolla continuamente sus películas que adormecen nuestra conciencia. Solamente la Kundalini, con su fuego sexual, puede llegar a esos 49 niveles para desintegrar definitivamente eso que nos causa dolor, eso que nos tiene en miseria, eso que lastimosamente aman las personas, eso que la psicología materialista ha querido endiosar, eso que se llama Ego y que la Revolución de la Dialéctica quiere destruir para siempre para lograr la Revolución Integral.

CAPÍTULO I

"Quien siente dolor o se sienta herido cuando le calumnien, le acusen o le levanten falsos testimonios, es señal de que todavía tiene vivo el yo del orgullo".

S.A.W

LA DIDÁCTICA DE LA DISOLUCIÓN DEL YO

La mejor didáctica para la disolución del Yo, se halla en la vida práctica intensamente vivida.

La convivencia es un espejo maravilloso donde el Yo se puede contemplar de cuerpo entero.

En la relación con nuestros semejantes, los defectos escondidos en el fondo sub consciente, afloran espontáneamente, saltan fuera, porque el subconsciente nos traiciona y si estamos en estado de alerta percepción, entonces, los vemos tal cual son en Sí mismos.

La mejor alegría para el gnóstico es celebrar el descubrimiento de alguno de sus defectos.

Defecto descubierto, defecto muerto. Cuando descubrimos algún defecto, debemos verlo en escena como quien está viendo cine, pero sin juzgar ni condenar.

No es suficiente comprender intelectualmente el defecto descubierto, se hace necesario sumergirnos en profunda meditación interior para atrapar al defecto en los otros niveles de la mente.

La mente tiene muchos niveles y profundidades y mientras no hayamos comprendido un defecto en todos los niveles de la mente, nada habremos hecho y éste continuará existiendo como demonio tentador en el fondo de nuestro propio subconsciente.

Cuando un defecto es íntegramente comprendido en todos los niveles de la mente, entonces, éste se desintegra, al desintegrar y reducir a polvareda cósmica el Yo que lo caracteriza.

Así es como vamos muriendo de instante en instante. Así es como vamos estableciendo dentro de nosotros un centro de conciencia permanente, un centro de gravedad permanente.

Dentro de todo ser humano que no se halle en último estado de degeneración, existe el Budhatta, el Principio budhístico interior, el material psíquico o materia prima para fabricar eso que se llama Alma.

El Yo pluralizado gasta torpemente dicho material psíquico en explosiones atómicas absurdas de envidias, codicia, odios, celos, fornicaciones, apegos, vanidades, etc.

Conforme el Yo pluralizado va muriendo de instante en instante, el material psíquico se va acumulando dentro de nosotros mismos, convirtiéndose en un centro permanente de conciencia.

Así es como vamos individualizándonos poco a poco. Desegoistizándonos nos individualizamos. Empero, aclaramos que la individualidad no es todo, con el acontecimiento de Belén debemos pasar a la sobre individualidad.

El trabajo de disolución del Yo es algo muy serio. Necesitamos estudiarnos a sí mismos, profundamente, en todos los niveles de la mente. El Yo es un libro de muchos tomos.

Necesitamos estudiar nuestra dialéctica, pensamientos, emociones, acciones de instante en instante, sin justificar ni condenar. Necesitamos comprender íntegramente en todas las profundidades de la mente, todos y cada uno de nuestros defectos.

El Yo pluralizado es el subconsciente. Cuando disolvemos el Yo, el subconsciente se convierte en consciente.

Necesitamos convertir el subconsciente en consciente y eso sólo es posible logrando la aniquilación del Yo.

Cuando el consciente pasa a ocupar el puesto del subconsciente, adquirimos eso que se llama conciencia continua.

Quien goza de conciencia continua, vive consciente en todo instante, no sólo en el mundo físico sino también en los mundos superiores.

La humanidad actual es subconsciente en un noventa y siete por ciento, y por ello, duerme profundamente, no solamente en el mundo físico, sino también en los mundos suprasensibles durante el sueño del cuerpo físico y después de la muerte.

Necesitamos la muerte del Yo, necesitamos morir de instante en instante, aquí y ahora, no solamente en el mundo físico, sino también en todos los planos de la Mente cósmica.

Debemos ser despiadados para con nosotros mismos y hacerle la disección al Yo con el tremendo bisturí de la autocrítica.

LA LUCHA DE LOS OPUESTOS

Un gran Maestro decía: "Buscad la iluminación, que todo lo demás se os dará por añadidura".

El peor enemigo de la iluminación es el Yo. Es necesario saber que el Yo es un nudo en el fluir de la existencia, una obstrucción fatal en el flujo de la vida libre en su movimiento.

Se le preguntó a un Maestro:

-¿Cual es el camino?

-¡Qué magnífica montaña!-dijo, refiriéndose a la montaña donde tenía su retiro.

-No os pregunto acerca de la montaña, sino acerca del camino.

-Mientras no puedas ir más allá de la montaña, no podrás encontrar el camino-replicó el Maestro.

Otro monje hizo la misma pregunta a ese mismo Maestro:

-¡Allá está, justo delante de tus ojos,-respondió el Maestro.

-¿Por qué no puedo verlo?

-¡Porque tienes ideas egoístas!

-¿Podré verlo, Señor?

-Mientras tengas una visión dualista y digas: Yo no puedo, y así por el estilo, tus ojos estarán obscurecidos por esa visión relativa.

-Cuando no hay ni yo, ni tú, ¿se le puede ver?

-Cuando no hay yo ni tú, ¿quién quiere ver?

El fundamento del Yo es el dualismo de la mente. El Yo se sostiene por el batallar de los opuestos.

Todo razonamiento se fundamenta en el batallar de los opuestos. Si decimos: Fulano de tal es alto; queremos decir que no es bajo. Si decimos: Estoy entrando; queremos decir que no estamos saliendo. Si decimos: Estoy alegre; afirmamos con ello que no estamos tristes, etc.

Los problemas de la vida no son sino formas mentales con dos polos: uno positivo y otro negativo. Los problemas se sostienen por la mente y son creados por la mente. Cuando dejamos de pensar en un problema, éste termina, inevitablemente.

Alegría y tristeza, placer y dolor, bien y mal, triunfo y derrota, constituyen el batallar de los opuestos en el cual se fundamenta el Yo.

Vivimos miserablemente toda la vida de un opuesto a otro: triunfo derrota, gusto disgusto, placer dolor, fracaso éxito, esto aquello, etc.

Necesitamos liberarnos de la tiranía de los opuestos. Esto sólo es posible aprendiendo a vivir de instante en instante, sin abstracciones de ninguna especie, sin sueños, sin fantasías.

¿Habéis observado cómo las piedras del camino están pálidas y puras después de un torrencial aguacero? Uno, sólo puede murmurar un ¡Oh! de admiración. Nosotros debemos comprender ese ¡Oh! de las cosas sin deformar esa exclamación divina con la batalla de los opuestos.

Joshu, preguntó al Maestro Nansen:

-¿Qué es el tao?

-¡La vida común!-respondió Nansen.

-¿Cómo se hace para vivir de acuerdo con ella?

-Si tratas de vivir de acuerdo con ella, huirá de tí. No trates de cantar esta canción, deja que ella misma se cante. ¿Acaso el humilde hipo no viene por sí solo?

Recordad esta frase: "La Gnosis se vive en los hechos, se marchita en las abstracciones, y es difícil de hallar aún en los pensamientos más nobles."

Le preguntaron al Maestro Bokujo:

-¿Tendremos que vestir y comer todos los días? ¿Cómo podríamos escapar de todo esto?

El Maestro respondió:

-Comemos, nos vestimos...

-No comprendo-dijo el discípulo.

-Entonces, vístete y come-dijo el Maestro.

Esta es, precisamente, la acción libre de los opuestos. ¿Comemos? ¿Nos vestimos? ¿Por qué hacer un problema de eso? ¿Por qué estar pensando en otras cosas mientras estamos comiendo o vistiéndonos?

Si estás comiendo, come, y si estás vistiéndote, vístete, y si estás andando por la calle, anda, anda, anda, pero no pienses en otra cosa, haz únicamente lo que estás haciendo, no huyas de lo que estás haciendo, no huyas de los hechos, no los llenes de tantos significados, símbolos, sermones y advertencias. Vívelos sin alegorías, vívelos con mente receptiva de instante en instante.

Comprended que os estoy hablando del sendero de acción libre del batallar doloroso de los opuestos.

Acción sin distracciones, sin escapatorias, sin fantasías, sin abstracciones de ninguna especie.

Cambiad vuestro carácter, amadísimos, cambiadlo a través de la acción inteligente, libre del batallar de los opuestos.

Cuando se les cierran las puertas a las fantasías, se despierta el órgano de la intuición.

La acción, libre del batallar de los opuestos, es acción intuitiva, es acción plena. Donde hay plenitud, el Yo está ausente.

La acción intuitiva nos conduce de la mano hasta el despertar de la conciencia.

Trabajemos y descansemos felices, abandonándonos al curso de la vida. Agotemos el agua turbia y podrida del pensamiento habitual y en el vacío fluirá la Gnosis, y con ella, la alegría de vivir.

Esta acción inteligente, libre del batallar de los opuestos nos eleva a un punto en el cual algo debe romperse. Cuando todo marcha bien, se rompe el techo rígido de pensar, y la luz y el poder del Íntimo, entran a raudales en la mente que ha dejado de soñar.

Entonces, en el mundo físico y fuera de él, durante el sueño del cuerpo material, vivimos totalmente conscientes e iluminados, gozando la dicha de la vida en los mundos superiores.

Esta tensión continua de la mente, esta disciplina, nos lleva al despertar de la conciencia. Si estamos comiendo y pensando en negocios, es claro que estamos soñando. Si estamos manejando un automóvil y estamos pensando en la novia, es lógico que no estamos despiertos, estamos soñando. Si estamos trabajando y estamos recordando al compadre o a la comadre, al amigo o al hermano, etcétera, es claro que estamos soñando.

La gente que vive soñando en el mundo físico, vive también soñando en los mundos internos durante aquellas horas en que el cuerDo físico está durmiendo.

Se necesita dejar de soñar en los mundos internos. Cuando dejamos de soñar en el mundo físico, despertamos aquí y ahora y ese despertar aparece en los mundos internos.

Buscad primero la iluminación que todo lo demás se os dará por añadidura.

Quien está iluminado ve el camino, quien no está iluminado no puede ver el camino y fácilmente puede extraviarse en la senda y caer en el abismo.

Son terribles el esfuerzo y la vigilancia que se necesitan de segundo en segundo, de instante en instante, para no caer en ensoñaciones. Basta un minuto de descuido y ya la mente está soñando al acordarse de algo, al pensar en algo distinto al trabajo o al hecho que estamos viviendo en el momento.

Cuando en el mundo físico aprendemos a estar despiertos de instante en instante, en los mundos internos, durante las horas del sueño del cuerpo físico y también después de la muerte, vivimos despiertos y auto conscientes de instante en instante.

Es doloroso saber que la conciencia de todos los seres humanos duerme y sueña profundamente, no solamente durante aquellas horas dé reposo del cuerpo físico, sino también durante ese estado, irónicamente llamado de vigilia.

La acción, libre de dualismo mental, produce el despertar de la conciencia.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17

similar:

Capitulo II imagen, valores e identidad la auto critica la auto imagen la auto adoracion el auto juicio la auto – idea capitulo III iconAuto de apertura a juicio oral y público (Art. 382, ultimo párrafo)

Capitulo II imagen, valores e identidad la auto critica la auto imagen la auto adoracion el auto juicio la auto – idea capitulo III iconAuto Resolviendo Cuestión Competencia Procedencia

Capitulo II imagen, valores e identidad la auto critica la auto imagen la auto adoracion el auto juicio la auto – idea capitulo III iconLiderazgo. Construye y utiliza herramientas de auto- co y heteroevaluación

Capitulo II imagen, valores e identidad la auto critica la auto imagen la auto adoracion el auto juicio la auto – idea capitulo III iconResumen congreso internacional de auto conocimiento, desarrollo humano y liderazgo

Capitulo II imagen, valores e identidad la auto critica la auto imagen la auto adoracion el auto juicio la auto – idea capitulo III iconProyecto de ley sobre produccion y auto cultivo de cañamo con fines...

Capitulo II imagen, valores e identidad la auto critica la auto imagen la auto adoracion el auto juicio la auto – idea capitulo III iconAprenderás como cada sistema en tu auto trabaja/funciona y como diagnosticar...

Capitulo II imagen, valores e identidad la auto critica la auto imagen la auto adoracion el auto juicio la auto – idea capitulo III icon¿realidad?, Es posible que nuestro cuerpo sea capaz de ser una fuente...

Capitulo II imagen, valores e identidad la auto critica la auto imagen la auto adoracion el auto juicio la auto – idea capitulo III iconPero para que se produzca un incendio hará falta además una reacción...

Capitulo II imagen, valores e identidad la auto critica la auto imagen la auto adoracion el auto juicio la auto – idea capitulo III iconNota: a pesar de realizar la auto inspección, es probable que usted...

Capitulo II imagen, valores e identidad la auto critica la auto imagen la auto adoracion el auto juicio la auto – idea capitulo III iconCapítulo III


Medicina



Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
med.se-todo.com